Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Pánico escénico

Pánico escénico

Ratings:

2.0

(1)
|Views: 640 |Likes:
Published by nanitag827067

More info:

Published by: nanitag827067 on Feb 04, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX or read online from Scribd
See more
See less

08/12/2010

 
1 de Diciembre de 2005 por José Luis García
Foto: RoweunEl Pánico Escénico es la situación en la que la mente se ve desbordada por sensacionesque la traicionan de pronto. No sólo ocurre sobre el escenario. También puede ponernosen apuros al enfrentar una entrevista laboral, declararle los sentimientos a otra persona, pedir aumento de sueldo, rendir un examen oral o tener que proponer un brindis enfamilia…Según el médico psicoterapeuta Norberto Levy: “Por pánico escénico se entiende laexperiencia de sufrir una inhibición psicológica que perturba la posibilidad dedesempeñarme en el rol que estoy ejecutando. En sus formas más intensas, se da ensituaciones con muchos testigos u observadores de mi «performance». Pero tambiénocurre en la charla con un amigo al que le quiero comentar algo y no lo puedo hacer por temor a qué dirá”.Sea cual fuere la situación en la que se produce el pánico, destacó el doctor Levy, hayun elemento causal común: la evaluación que uno hace de sí una vez realizada la acción.“Si interiormente tengo un evaluador crítico que me abruma, descalifica y desvaloriza,esto se convierte en la causa de mi temor -explicó-. En cambio, cuando puedo producir un juicio que aún señalando mis errores me enriquece, no le temo tanto al juicio de losotros porque me apoyo y confío en mi propio juicio: sé que no a todos los va a gustar loque haga.”Es que cuando ese evaluador interior que todos tenemos dentro es excesivamentedesvalorizador, la persona recurre al juicio ajeno para neutralizar la autodescalificación.“Cuando uno es adulto, la función de evaluador que en la infancia tenían los padres,ahora la tiene dentro de sí y seguirá reproduciendo el modelo que experimentó”,comentó el doctor Levy.“El evaluador maduro es el que reconoce mi error y facilita el aprendizaje de laexperiencia. La persona autoexigente, en cambio, es la que se castiga a través decríticas, acusaciones y descalificaciones. Este es el evaluador inmaduro que genera elmiedo paralizante en una persona que está llena de inhibiciones en la vida por laamenaza del castigo interior.”Pero a no preocuparse porque no todo está perdido. Esas señales se pueden manejar si seaprende a reconocerlas. ¿Cómo? Prestándoles atención a las sensaciones displacenteras.“Pues por pequeñas que sean, son un aviso -dijo Conti, que logró manejarlas-.Ignorarlas, anestesiarlas o menospreciarlas agravará la situación. El miedo ignoradogrita cada vez más fuerte para ser escuchado y aparecerán síntomas físicos”.Básicamente el método consiste en la toma de conciencia de las sensacionesdisplacenteras asociadas con el miedo y la aceptación de las mismas como parte

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->