Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
#EH2012: “Euskal Hiria transnacional”. Santi Eraso

#EH2012: “Euskal Hiria transnacional”. Santi Eraso

Ratings: (0)|Views: 478|Likes:
Published by Euskal Hiria
“Euskal Hiria transnacional” Texto de Santi Eraso para el congreso Euskal Hiria 2012 - Ciudad Región Vasca celebrado el 26 y 27 de noviembre de 2012 en el Palacio Euskalduna de Bilbao
“Euskal Hiria transnacional” Texto de Santi Eraso para el congreso Euskal Hiria 2012 - Ciudad Región Vasca celebrado el 26 y 27 de noviembre de 2012 en el Palacio Euskalduna de Bilbao

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Euskal Hiria on Dec 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/14/2014

pdf

text

original

 
EUSKAL HIRIA
 
TRANSNACIONAL
Por Santi Eraso
«Recuerdo haber parado enmedio del puente que une las dosmárgenes del río, de un lado, Douro,del otro, Duero, y haber buscado envano, o fingir que buscaba, la líneade frontera que, pareciendo separar,al final une los dos países. Penséentonces que una buena manerade comenzar el libro sería glosar elfamoso Sermón de Santo Antonioa los Peces del Padre AntonioVieira, dirigiéndome a los pecesque nadan en las aguas del Douro ypreguntarles de qué lado se sentíanellos, expresión tal vez demasiadoobvia de un ingenuo sueño deamistad, de compañerismo, demutua colaboración entre Portugaly España».José Saramago, Viaje a Portugal, 1981.
Uno de los efectos principales de la actual crisis económica es el aumento delpopulismo racista. Ante el miedo y la incertidumbre, la primera reacciónespontánea de los ciudadanos es el regreso instintivo a lo esencial, a laprotección de lo básico, a la defensa a ultranza de lo propio, de lo queentendemos como nuestro. Las últimas elecciones celebradas en Francia yGrecia, más allá de las cuestiones relacionadas con la deriva económicaactual, han mostrado que los discursos excluyentes sobre la cultura yxenófobos sobre la identidad de la extrema derecha están implantándose en elelectorado europeo. Países como Austria, Holanda, Bélgica, Hungría, Bulgariao Finlandia han visto crecer el voto ultraderechista.
 
La noción romántica de cultura, como singularidad irreductible del alma únicadel pueblo, adquiera carta de naturaleza a partir del siglo XVII, con laemergencia de los primeros Estados-nación. Entonces aparecen lasdenominadas culturas nacionales, vinculadas a geografías administrativas o amapas políticos. Como consecuencia de esta concepción territorial, sedesdibuja el carácter contingente, transfronterizo y, por tanto, universal de lossaberes y la cultura, entendidos como patrimonio común de una humanidadtrascendente que, más allá de la necesaria riqueza y diversidad de losecosistemas locales, no está basada en pensar que una cultura puede ser superior a cualquier otra. El filósofo italiano Roberto Esposito, autor entre otrasobras de
Communitas. Origen y destino de la comunidad 
y
Comunidad,inmunidad, biopolítica 
donde piensa sobre las relaciones entre violencia ycomunidad, nos recuerda que desde el momento en que se proclama que lacultura y la vida de un determinado pueblo constituyen un valor máximo yabsoluto, se le puede sacrificar la vida y la cultura de cualquier otro. Con elracismo genocida, este efecto destructivo se radicaliza hasta el extremo decausar millones de muertos.Sin embargo, frente a esta concepción, la cultura no es, en el fondo, más queuna gran corriente de experiencias que se encuentran en mutación incesante yse manifiestan en incontables narraciones, formas y figuras locales y globales.Se compone de múltiples líneas interpretativas diferentes, muchas vecesdivergentes, que siguen varias direcciones y conforman procesos creativos enconstante desequilibrio. Cada trazo franquea umbrales personales yterritoriales, puede interrumpirse o ser sometido a derivaciones. Porque lacultura nos constituye como seres complejos, pero también nos permite instituir nuevas realidades. Parafraseando a Leibniz, que explicaba de maneraejemplar la capacidad crítica de la cultura para reactivar el pensamiento,cuando uno cree que ya ha llegado a puerto, de repente, se ve lanzado denuevo a alta mar, a la búsqueda de nuevos horizontes o al encuentro de loinexplorado.
 
Por tanto, la cultura trasformadora es un conjunto de puntos de fuga queescapan a las reglas o normas precedentes y, en esa deriva innovadora,además producen subjetividades desconocidas hasta entonces. Se aparta delo eterno y lo único para dirigirse a una creatividad variable que nos permitaser, pero aceptando nuestro devenir-otro. Como decía Nietzsche, se trata deactuar contra el tiempo y contra la realidad impuesta para acercarnos a lointempestivo, lo inactual. Es decir, atender a lo desconocido que llama a lapuerta.Querer mantener la pureza de la cultura de un pueblo mediante la extirpaciónsistemática de lo extraño o las influencias externas -un pensamiento que hoyse defiende cada vez más con gran pasión por los partidarios de las doctrinasracistas- es tan antinatural como infecundo y sólo muestra que los soñadoresde la autarquía cultural piensan en una Europa excluyente, encerrada en laspropias murallas de sus viejas naciones.Porque Europa, más allá de su configuración política actual, es un territorio yuna geografía inacabada que piensa su mapa desde fronteras inestables. Laadministración democrática de esos nuevos espacios transfronterizos deconvivencia supone renovar, una y otra vez, su organización y sus modelos degobernanza. Mi pueblo Tolosa, Donostia-San Sebastián, Bilbao, Gipuzkoa,Euskadi/País Vasco, Euskal Herria y España están en el centro de esa mismacomplejidad territorial. Vivimos a medio camino entre Madrid, Barcelona o Parísy Londres, y a otro tanto de Lisboa, estamos en las mismas puertas de África.Si Europa quiere seguir jugando un papel importante en este mundoglobalizado, debe comenzar por entenderlo bien y comprendernos mejor entrenosotros mismos. Más allá de nuestra memoria colonial, podemos replantear nuestras relaciones económicas y socioculturales con el hemisferio sur, donde África y Latinoamérica deben jugar un papel central en la configuración delfuturo mapa internacional y donde emerja, por fin, nuevo internacionalismo justo y solidario

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->