Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Incongruencias Farmacéuticas

Incongruencias Farmacéuticas

Ratings: (0)|Views: 7|Likes:
Published by Anunciata Guitart
Este articulo muestra el sinsentido de muchas tareas farmacéuticas y el desaprovechamiento total de nuestras facultades... merece la pena leerlo!!!
Este articulo muestra el sinsentido de muchas tareas farmacéuticas y el desaprovechamiento total de nuestras facultades... merece la pena leerlo!!!

More info:

Published by: Anunciata Guitart on Dec 11, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/23/2014

pdf

text

original

 
OPINIÓN
 
Sauté de Velasco E. Incongruencias farmacéuticas.
Farmacéuticos Comunitarios2012; 4(3): 122-123
122
FC
Imaginemos un coche que tuviera flota-dores en vez de ruedas o un microscopioque tuviera la lente puesta al revés o, peor aún, un medicamento de goma cuyo en- vase no se pudiera abrir, pero que botaraadmirablemente. Estaríamos ante una in-coherencia de la función de ese objeto.No cumple bien la función para la quesupuestamente está diseñado y, por tanto,existirán problemas.Podemos decir sin temor a equivocarnosque la moderna farmacia española del si-glo XXI adolece de estas incongruenciasen un grado inefable por motivos total-mente absurdos. Pongamos algunos ejem-plos que sonrojan a cualquiera:
PROTECCIÓN DE DATOS CLÍNICOS
Nos encontramos con un viejo caballo debatalla de la farmacia. Como profesionalfarmacéutico, si quiero informar del usoadecuado de un medicamento a un pa-ciente, necesitaré su situación clínica a finde verificar necesidad, efectividad y se-guridad. Por ejemplo, si no sé si ese pa-ciente tiene insuficiencia renal, no podré verificar si la dosis es adecuada, o si des-conozco si es alérgico a un medicamento,no podré prevenirle de su uso. Es verdadque puedo tratar de averiguarlo por micuenta, pero a menudo es una tarea com-plicada, bien porque el paciente no lo sabeo porque es poco operativo preguntar atodos los pacientes su historial clínicodesde cero. Pero claro, los farmacéuticosno podemos saber el historial clínico denuestros pacientes por una cuestión deprotección de datos. Ni siquiera con elconsentimiento del paciente. El legislador se niega a permitir nuestro acceso ya quedebe proteger los datos sanitarios del pa-ciente del ¿farmacéutico? Como si las far-macias no estuviéramos ya en el máximonivel de protección de la agencia de datos.Como si no hubiera una relación de se-creto profesional inscrito en nuestra de-ontología profesional. Como si, a fin decuentas, no fuese posible confiarnos datosde alta sensibilidad porque somos gentede poca discreción.Pero ahora supongamos que se implantaraun sistema de copago de manera apresu-rada, con urgencia, que implicara que cadapaciente está en un grupo de pago diferente y claro, tuviésemos que saber desde la far-macia dónde están porque la función derecaudador sí que parecemos saber desem-peñarla. ¿Qué manera hay de hacerlo? Nin-gún problema. Abrimos una página webcon los grupos de renta de todos los espa-ñoles. No de mis pacientes o previo con-sentimiento de los mismos o con algunafórmula que salvaguarde su intimidad fis-cal, sino los grupos de renta de todos losespañolitos de a pie, accesibles para todaslas farmacias y centros de salud.De esta manera, un humilde servidor nopodrá disponer de acceso a los datos clí-nicos de ese paciente de 85 años que lleva25 años yendo a la misma farmacia y tiene esa afección coronaria reciente quele pueda impedir tomar este medicamento,pero no tendrá ningún problema en acce-der al grupo de renta de un contribuyenteque jamás haya pasado por mi farmacia y  viva al otro lado de España. Como si, afin de cuentas, no fuéramos más que me-ros tenderos que proporcionan un objeto,el medicamento, sobre el que poco o nadatenemos que decir, pero del que nos darántodos los medios para que hagamos derecaudadores eficaces.
BLOQUEO DE DISPENSACIÓN
El último decreto de receta médica
RD1718/2010 sobre receta médica y órde-nes de dispensación,
en su artículo 9.6se capacita al farmacéutico a bloquear ladispensación de una receta en caso deapreciarse “un riesgo grave y evidentepara la salud del paciente”, comunicandoeste hecho telemáticamente al prescriptor que tendrá la última palabra. Parece queesta vez sí se le concede al farmacéuticola capacidad de actuar desde su profesiónantes que como burócrata. Pero cuál esla sorpresa cuando observamos que lacapacidad del bloqueo del farmacéuticono se limita a la cuestión farmacológica. Administrativamente, se capacita al far-macéutico al bloqueo de la dispensaciónen el supuesto de “dudas razonables” so-bre la validez de una receta descrito enel artículo 15.4. Analicemos el caso. Si yo, farmacéutico,observo algo que me impele a desaconsejar la toma de un medicamento al paciente
INCONGRUENCIAS FARMACÉUTICAS
PHARMACEUTICAL INCONGRUENCES
Continúa
Eduardo Satué de VelascoFarmacéutico comunitario en Maella(Zaragoza).
 AUTOR 
La farmacia española adolece de numerosasincoherencias que el farmacéutico comuni-tario padece en el quehacer diario. Pese atener implementado el máximo nivel deprotección de datos de carácter personal, seimpide el acceso a la historia clínica de lospacientes, mientras que accedemos libre-mente a información sobre los niveles derenta. Para bloquear una dispensación por motivos farmacoterapéuticos debe apre-ciarse “un riesgo grave y evidente para lasalud del paciente”, pero sí se debe bloquear en el supuesto de “dudas razonables” sobrela validez de una receta. Muchas otras in-congruencias del estilo dejan al farmacéu-tico sin herramientas para realizar su labor de la mejor forma posible, impidiendo sufunción de garante en el uso racional de losmedicamentos, que queda reducida a ase-gurar el uso más barato de los mismos.
RESUMEN
Pharmacies suffer from numerous incohe-rences that affect community pharmacistsin their everyday tasks. Despite having themaximum level of personal data protectionintroduced they are prevented access to pa-tients' medical records, whilst being able tofreely access information about their levelsof income. To block a dispensation for phar-macotherapeutic reasons, there must be "aserious, evident risk for the patient's health";however, it must be blocked in the case of "reasonable doubt" about the validity of aprescription. Many other incongruences of a similar nature mean that pharmacists arewithout tools to be able to carry out their task in the best way possible, impeding their function as a guarantee in the rational useof medications, which is reduced to ensuringthe cheapest use of them.
 ABSTRACT
PALABRAS CLAVE EN ESPAÑOLIncongruencias, riesgo para la salud, datospersonales, historia clínica, bloqueo, susti-tución, uso racional de los medicamentos.
PALABRAS CLAVE

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->