Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Oyuelos y Pérez, Ricardo - Legislación de medicina. Sección sexta - [1895]

Oyuelos y Pérez, Ricardo - Legislación de medicina. Sección sexta - [1895]

Ratings: (0)|Views: 7|Likes:
Legislación de medicina : estudio del derecho vigente (administrativo, civil, penal y procesal) y jurisprudencia del Tribunal Supremo referentes a la Facultad de Medicina / por Ricardo Oyuelos y Pérez. - Madrid : Imprenta de Ricardo Rojas, 1895. Sección sexta. Beneficencia.
Legislación de medicina : estudio del derecho vigente (administrativo, civil, penal y procesal) y jurisprudencia del Tribunal Supremo referentes a la Facultad de Medicina / por Ricardo Oyuelos y Pérez. - Madrid : Imprenta de Ricardo Rojas, 1895. Sección sexta. Beneficencia.

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/13/2013

pdf

text

original

 
SECCIÓN SEXTA
BENEFICENCIA
Organización administrativa de la Beneficencia.---En
la
cuarta sección expusimos el concepto técnico de la Benefi-cencia, es decir, la reglamentación de los servicios faculta-
tivos y la enumeración de los Establecimientos donde se
satisfacen estas necesidades. Al presente, nuestro objeto es
diverso; complemento de lo dicho en la organización y
funciones administrativo-profesionales, es la organización
puramente administrativa, los preceptos generales de la
función social, considerada jurídicamente en abstracto como
uno de los fines del Estado, sin tener en cuenta los órganostécnicos que la desempeñan. Con este carácter exponemos
la legislación vigente, Centros que la dirigen y Juntas que
contribuyen á su desenvolvimiento y régimen.
a)
Disposiciones generales de la Beneficencia.—La
ley, ó
mejor dicho, el decreto de las Cortes de Cádiz de 27 deDiciembre de 1821, publicado como precepto legal por
Fernando VII en 23 de Enero de 1822, es la primera dispo-
sición donde, con carácter general, se organiza la Benefi-
cencia pública. Sus disposiciones todas son de carácter
generalizados corno deben ser las de toda ley, pero contra-tiempos y vicisitudes políticas impidieron su planteamiento
y la publicación del Reglamento que hubiera desenvuelto
sus principios jurídicos en hechos prácticos. Determinaba
esta ley, de acuerdo con la Constitución de 1812, la organi-
zación de las Juntas municipales como poderosos auxiliares
 
--1028--
de los Ayuntamientos, número de vocales y condiciones de
cada uno de ellos, interviniendo por derecho propio en estas
Juntas de Beneficencia local el Facultativo de Medicina ó
Cirugía del respectivo término. Determinaba, además, sus
obligaciones, y últimamente, para las poblaciones de mucho
vecindario, establecía las Juntas parroquiales con atribu-
ciones auxiliatorias de la municipal y para el mejor desem-
peño de la Beneficencia domiciliaria.
En el tít. III enumeraba los Establecimientos y servicios
que debían estar bajo la dirección y vigilancia de las Juntas
municipales, y por este concepto, encargaba á éstas de las
Casas de Socorro y de Maternidad, hospitales de enfermos,
convalecientes y locos, y la hospitalidad pasajera y socorros.
domiciliarios, que, según la nueva legislación, exceptuandoestos dos últimos y las Casas de Socorro, hoy forman parte
de la Beneficencia general y provincial.
Minuciosamente exponía la organización, régimen y
departamentos de las Casas de Maternidad, deberes de sigilo
y prohibición de toda medida informativa sobre la conducta
privada de las acogidas, sirviendo este departamento de
escuela de obstetricia para las alumnas que quisieran dedi-
carse á esta especialidad médica.Las Casas de Socorro no tenían, según los principios de
esta ley, el carácter de las que corren hoy á cargo de los
Municipios, sino que las destinaba á Casas de acogimiento ó
Asilo de niños é impedidos para suministrarse el sustento
diario, proporcionándose en dichas casas educación y trabajo
en los talleres y fábricas que cada una de ellas debía de
sostener.
Los demás preceptos, relativos á los socorros domicilia-
rios, hospitalidades públicas, Casas de convalecencia y las
públicas para recoger y curar los locos de toda especie,
como dice la ley, no revisten particular importancia.
Esta ley nunca estuvo vigente, ni fué de aplicación in-
mediata, como lo demuestran la generalidad de sus disposi-ciones; pero, no obstante, merece recordarse con elogio, ya
que fué la primera de las dictadas en el siglo presente,
-donde se hizo palpable la necesidad de una buena organiza-
 
1029 —
ción benéfica y de Establecimientos adecuados para la per-
fecta realización de este importantísimo fin.
b) Disposiciones generales de Beneficencia.—La
ley de 20
de Junio de 1849 y el Reglamento dictado para su ejecuciónde 14 de Mayo de 1852, componen los preceptos cardinales
de la Beneficencia. La Instrucción de 22 de Abril de 1873,
derogada casi totalmente por la de 27 de Enero de 1885, v
de 27 de Abril de 1875, componen los preceptos particulares
para
ara el mejor servicio de los hospitales ó para el ejerciciodel protectorado que el Gobierno ejerce sobre las institu-
ciones benéficas.
La ley de 20 de Junio de 1849 considera la Beneficiencia
pública según los Establecimientos destinados á este objeto
y la naturaleza de los fondos con que se costean ó subvienen,
clasificándose éstos en generales, provinciales y municipales,
según la esfera administrativa ó entidad jurídica de que
dependen. Todos estos Establecimientos fueron enumerados
en la parte correspondiente á la organización y funciones
de los Médicos de Beneficencia, motivo por el que hacemos
salvedad en este punto.
La ley atribuye la dirección de la Beneficencia al Go-
bierno de la Nación, auxiliado por las Juntas provinciales ymunicipales, cuyos Presidentes son los Gobernadores y losAlcaldes: Delimita esta ley las atribuciones de estas Juntas,
y como auxiliares de las municipales, crea las subalternas ó
de cada barrio y las parroquiales, con igual organización y
competencia que se les concedía por la ley de 1822.
El Reglamento de esta ley define los Establecimientos
públicos de Beneficencia, marca sus funciones y deslinda la
naturaleza de sus servicios, determina la situación y número.
de los Establecimientos, sus obligaciones y derechos, en
armonía con los servicios y función social que desempeñan;
asimismo dicta las reglas administrativas para la admisiónde mujeres en las Casas de Maternidad, adopción de niños
expósitos, ó entrega en su caso á los padres, en virtud de
reclamación de éstos.
Este Reglamento contiene, además de los principios ge-
nerales que exponemos, las obligaciones de la Junta general

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->