Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Democracia Popular Revolucionaria

Democracia Popular Revolucionaria

Ratings: (0)|Views: 29|Likes:
Published by vuelolibremotor

More info:

Published by: vuelolibremotor on Dec 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/07/2013

pdf

text

original

 
DEMOCRACIA POPULAR REVOLUCIONARIADEMOCRACIA POPULAR REVOLUCIONARIA
Cultura socialista y problemas teóricos de la revolución social
-Círculos de lectura -
33 Páginas
 La diferencia fundamental entre los dirigentes burgueses y los revolucionarios es que: a unos cometer un error lescuesta el sueldo, y a los otros; habitualmente la propia vida. Por eso los lideres populares son siempre, necesariamente,destacados intelectuales revolucionarios. A los pueblos les cuesta su sangre valiente y joven; y casi invariablemente la guerra, construir sus liderazgos políticos.“El revolucionarismo vulgar no entiende que la palabra es también un acto” 
V. I. Lenin
La
contracultura
como acción política
1) “
 Autotitulados marxistas“ 
: La cultura intelectual revolucionaria
-
cita de
 
Rosa Luxemburg. 1903
2) La cultura política como vinculo entre la filosofía y el sentido común - cita de Antonio Gramsci.
De como y porqué pensar el socialismo en el siglo XXI
3) El socialismo y aquel asunto de las
Condiciones materiales -
cita de Carlos Marx
4) Holloway y la "disolución del Estado"- cita de Enrique Dussel. 2001
5) Reseña del primer tomo de
 El Capital 
de Carlos Marx - cita de F. Engels. 1868
6) Salario, precio y ganancia - cita de Carlos Marx y Federico Engels. 1864
7) Manifiesto inaugural de la
 Asociación Internacional de los Trabajadores-
cita de Carlos Marx. 1864
8) La verdad, la justicia y la moral como base de las relaciones humanas - cita de Carlos Marx.1871
Democracia socialista, Populismo y libertad
9) Marx y el sufragio universal - cita de C. Marx y F. Engels. 1847
10) De como Lenin reinterpreta a Marx - cita de V. I. Lenin. 1919
11) La comuna como base de la "Republica Social "- cita de C. Marx. 1871
12) La cascara capitalista - cita de Carlos Marx. 1872
13) La verdad concreta - cita de Lenin. 1905
14) Algunas tareas de la revolución democrática - cita de V. I. Lenin. 1902
15) La carta a Weydemeyer y la dictadura del proletariado - cita de V. I. Lenin. 1919
16) La dictadura del proletariado es la viva imagen de la comuna de París - cita de F. Engels. 1891
17)
 Acerca de la autoridad -
cita de F. Engels. 1872
18) Apuntes a
 El estado y la Anarquía
de Mijail Bakunin - cita de C. Marx. 1874
19) El socialismo y la democracia política - cita de Rosa Luxemburgo. 1920
20) Populismos latinoamericanos de entre guerras. El imperio yankee - cita de Enrique Dussel. 2007
21) Las comunas revolucionarias y la "Dictadura democrática" - cita de V. I. Lenin. 1905
22) La democracia socialista - cita de Fidel Castro. 1994
Doble poder, contrapoder, antipoder. El poder es pudiendo
23) La dualidad de poderes - cita de V. I. Lenin. 1917
24) La suerte de la democracia está atada a la lucha del movimiento obrero
-
cita de Rosa Luxemburg. 1898
25) Alianza financiero-industrial militarizada o democracia socialista - cita de Iñaki Gil de San Vicente. 2012
26) Las clases dominantes latinoamericanas socias menores del crimen organizado - cita de PCB. 2011
 
 
La
contracultura
como acción política
“El socialismo no es, precisamente, un problema de cuchillo y tenedor, sino un movimiento cultural,una grande y poderosa concepción del mundo” 
Correspondencia privada
 
Rosa Luxemburg a Franz Mehring. 1916
“... Es innegable que Marx ha ejercido una influencia un tanto restrictiva sobre el libre desarrollo teórico de muchos desus discípulos. ¡Tanto Marx como Engels se vieron obligados a negar toda responsabilidad por las perogrulladas demuchos autotitulados marxistas! Los escrupulosos esfuerzos dirigidos a mantenerse “dentro de los límites del marxismo”han resultado tan desastrosos para la integridad del proceso intelectual como el otro extremo, que repudia totalmente elenfoque marxista y manifiesta la “independencia de pensamiento a toda costa”.[...]En toda sociedad de clases,
la cultura intelectual
(arte y ciencia) es una creación de la clase dominante; y el objetivo deesta cultura es en parte asegurar la satisfacción directa de las necesidades del proceso social, y en parte satisfacer lasnecesidades intelectuales de la clase gobernante.En la historia de luchas de clase anteriores, la clase aspirante al poder (como el Tercer Estado en tiempos recientes) podíaanticipar su dominio político instaurando un dominio intelectual, en la medida en que, siendo una clase dominada, podíainstaurar una nueva ciencia y un nuevo arte contra la cultura obsoleta del periodo decadente.El proletariado se halla en situación muy distinta. En tanto que clase no poseedora, no puede
crear espontáneamente
enel curso de su lucha
una cultura intelectual propia,
 
a la vez que permanece en el marco de la sociedad burguesa
.Dentro de dicha sociedad,
mientras existan sus bases económicas, no puede haber otra cultura que la culturaburguesa.
[...]A pesar de que los obreros crean con sus manos el sustrato social de esta cultura, sólo tienen acceso a la misma en lamedida en que dicho acceso sirve a la realización satisfactoria de sus funciones en el proceso económico y social de lasociedad capitalista. La clase obrera no estará en condiciones de crear una ciencia y un arte propios hasta que se hayaemancipado de su situación actual como clase.Lo más que puede hacer hoy es
salvar a la cultura burguesa del vandalismo de la reacción burguesa
y
crear
las
condiciones sociales
que son requisitos para un desarrollo libre de la cultura. Incluso dentro de estos límites, los obreros,dentro de la sociedad actual, pueden avanzar sólo en la medida en que
creen las armas intelectuales que necesitan enla lucha por su liberación.
Pero esta reserva le impone a la clase obrera (mejor dicho, a los dirigentes intelectuales de la clase obrera) márgenes muyestrechos en el campo de la actividad intelectual. Toda su energía creadora está relegada a una rama específica de laciencia, la ciencia social.[...]Pero la creación de Marx, que como hazaña científica es una totalidad gigantesca, trasciende las meras exigencias de lalucha del proletariado para cuyos fines fue creada. Tanto en su análisis detallado y exhaustivo de la economía capitalista,como en su método de investigación histórica con su infinito campo de aplicación, Marx nos ha dejado mucho más de loque resulta directamente esencial para la realización práctica de la lucha de clases. Sólo en la proporción en que nuestromovimiento avanza y exige la solución de nuevos problemas prácticos nos internamos en el tesoro del pensamiento deMarx para extraer y utilizar nuevos fragmentos de su doctrina. Pero como nuestro movimiento, como todas las empresasde la vida real, tiende a seguir las viejas rutinas del pensamiento, y aferrarse a principios que han dejado de ser válidos,la utilización teórica del sistema marxista avanza muy lentamente.Si, pues, detectamos un estancamiento en nuestro movimiento en lo que hace a todas estas cuestiones teóricas, ello no sedebe a que la teoría marxista sobre la cual descansan sea incapaz de desarrollarse o esté perimida. Por el contrario, sedebe a que aún no hemos aprendido a utilizar correctamente las armas intelectuales más importantes que extrajimos delarsenal marxista en virtud de nuestras necesidades apremiantes en las primeras etapas de nuestra lucha. No es cierto que,en lo que hace a
nuestra lucha práctica
, Marx esté perimido o lo hayamos superado. Por el contrario, Marx, en sucreación científica, nos ha sacado distancia como partido de luchadores. No es cierto que Marx ya no satisface nuestrasnecesidades. Por el contrario, nuestras necesidades todavía no se adecuan a la utilización de las ideas de Marx.Así,
las condiciones sociales de la existencia
proletaria en la sociedad contemporánea, condiciones desentrañadas porprimera vez por Marx,
se desquitan con la suerte que le imponen a la propia teoría marxista.
Aunque esa teoría es uninstrumento sin igual para la cultura intelectual no se la utiliza porque, imposible de aplicar a la cultura burguesa,trasciende enormemente las necesidades de la clase obrera en materia de armas para la lucha diaria. Recién cuando laclase obrera se haya liberado de sus condiciones actuales de existencia, el método de investigación marxista serásocializado junto con todos los demás medios de producción para utilizarlo en beneficio de la humanidad en su conjuntoy para poder desarrollarlo en toda su capacidad funcional.
 Estancamiento y progreso del Marxismo
Rosa Luxemburg.
1903 
 
 2)
“...
Crear una nueva cultura
no significa sólo hacer individualmente descubrimientos “originales” sino que significatambién y especialmente
difundir críticamente verdades ya descubiertas, “socializarlas”
por así decir y, porconsiguiente,
convertirlas en
base de
acciones vitales
, en elemento de
coordinación
y de orden intelectual y moral.Llevar a una masa de hombres a pensar coherentemente y de modo unitario el presente real y efectivo es un hecho“filosófico” mucho más importante y “original” que el descubrimiento por parte de un “genio” filosófico de una nuevaverdad que se convierte en patrimonio exclusivo de pequeños grupos intelectuales [...]La religión y el sentido común no pueden constituir un orden intelectual porque no se pueden reducir a unidad ycoherencia ni siquiera en la conciencia individual -y no digamos en la conciencia colectiva. No se pueden reducir aunidad y coherencia “libremente”, porque “autoritativamente” sí pueden serlo, como ha ocurrido de hecho en el pasado,dentro de ciertos límites.
El problema de la religión entendido no en el sentido confesional sino en el laico de unidadde fe, entre una concepción del mundo y una norma de conducta conforme. Pero, ¿por qué llamar a esta unidadde fe “religión”. y no “ideología” o francamente “política”?
[...]¿un movimiento filosófico sólo lo es realmente cuando se dedica a desarrollar una
cultura especializada
para gruposrestringidos de intelectuales o,
al contrario
, cuando en la labor de elaboración de un pensamiento superior al sentidocomún y científicamente coherente nunca olvida permanecer en contacto con las “gentes sencillas” antes al contrario,encuentra en este contacto la fuente de los problemas a estudiar y resolver?.Sólo con este contacto una filosofía se hace “histórica”, se depura de los elementos intelectualistas de carácter individualy se convierte en «vida». (quizá sea útil, “prácticamente”, diferenciar la filosofía, del sentido común, para indicar mejorel paso de un momento al otro; en la filosofía destacan especialmente los rasgos de elaboración individual delpensamiento; en el sentido común, en cambio, destacan los rasgos difusos y dispersos de un pensamiento genérico de unacierta época en un cierto ambiente popular. Pero toda filosofía tiende a convertirse en sentido común de un ambiente,aunque sea limitado (de todos los intelectuales). Se trata, por consiguiente, de elaborar una filosofía que teniendo ya unadifusión o una difusividad porque está ligada a la vida práctica y está implícita en ésta, se convierta en un renovado
sentido común
, con la coherencia y el nervio de las filosofías individuales: esto no puede ocurrir si no se sienteconstantemente la exigencia del contacto cultural con las “gentes sencillas”.)Una filosofía de la praxis no puede dejar de presentarse inicialmente con una actitud polémica y crítica, como superacióndel modo de pensar precedente y del pensamiento concreto existente (o del mundo cultural existente). Es decir, debepresentarse ante todo como crítica del “sentido común” (después de haberse basado en el sentido común para demostrarque “todos” son filósofos y que no se trata de introducir
ex novo
una ciencia en la vida individual de «todos», sino deinnovar y hacer “crítica” una actividad ya existente) y, por tanto, de la filosofía de los intelectuales, que ha dado lugar ala historia de la filosofía ya que, en el plano individual (y de hecho, se desarrolla esencialmente en la actividad deindividuos aislados, particularmente dotados) se puede considerar como la “punta” del progreso del sentido común, porlo menos del sentido común de los estratos más cultos de la sociedad y, a través de éstos, también del sentido comúnpopular. […] cabe decir, sin embargo, que ante la falta de una historia del sentido común (imposible de hacer por lacarencia del material documental) ésta sigue siendo la fuente máxima de referencia -para criticarla, demostrar su valorreal (si todavía lo tiene) o el significado que han tenido los diversos sistemas como eslabones superados de una cadena yfijar los nuevos problemas y el planteamiento actual de los antiguos.
La relación entre filosofía “superior” y sentido común es asegurada por la “política”
, del mismo modo que lapolítica asegura la relación entre el catolicismo de los intelectuales y el de las “gentes sencillas”. Pero las diferenciasentre ambos casos son fundamentales. Que la Iglesia tenga que enfrentarse con un problema de las “gentes sencillas”significa precisamente que ha habido una ruptura en la comunidad de los “fieles”,[o adherentes, simpatizantes, activistas,etc] ruptura que no puede soldarse elevando a las “gentes sencillas” al nivel de los intelectuales (la Iglesia no se planteani siquiera esta tarea, teórica y económicamente desproporcionada a sus fuerzas actuales) sino imponiendo a losintelectuales una disciplina de hierro para que no pasen de ciertos límites en la distinción y no la conviertan encatastrófica e irreparable. En el pasado, estas “rupturas” en la comunidad de los fieles se resolvían con fuertesmovimientos de masas que determinaban (o eran reabsorbidos en) la formación de nuevas órdenes religiosas en torno afuertes personalidades (Domingo, Francisco)
(*) Los movimientos heréticos de la Edad media, como reacción simultánea contra el politiquerismo de la Iglesia y contra lafilosofía escolástica que fue su expresión, sobre la base de los conflictos sociales determinados por el nacimiento de losMunicipios, fueron una ruptura entre la masa y los intelectuales en la Iglesia, ruptura “cicatrizada” por el nacimiento demovimientos populares religiosos reabsorbidos por la Iglesia con la formación de las órdenes mendicantes y con la creaciónde una nueva unidad religiosa.)
Pero la
Contrarreforma
esterilizó este hervor de fuerzas populares: la
Compañía de Jesús
[o “santa” inquisición]
 
es laúltima gran orden religiosa,
de origen reaccionario y autoritario
, con
carácter represivo
y «diplomático», que señalócon su aparición el endurecimiento del organismo católico. Las nuevas órdenes surgidas con posterioridad tienen unescasísimo significado “religioso” y tienen, en cambio, un gran significado “disciplinario”, sobre la masa; sonramificaciones o tentáculos de la
Compañía de Jesús
o se han convertido en tales; son instrumentos de “resistencia”
paraconservar las posiciones políticas adquiridas
, no fuerzas renovadoras de desarrollo. El catolicismo se ha convertido en“jesuitismo”. El modernismo no ha creado “órdenes religiosas” sino un partido político [...]

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->