Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
De Lo Posible y Lo Probable

De Lo Posible y Lo Probable

Ratings: (0)|Views: 3 |Likes:

More info:

Published by: Jhonatan Arroyave Montoya on Jan 06, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/09/2014

pdf

text

original

 
texto
       3       8
mente. No importa el deseode mi interlocutor por cambiarde sitio o la impresión queel psíquico quiera dar a susalcohólicos testigos. Amboscasos contradicen todo lo quesabemos,lo que los hace imposibles.Un evento es posible sino viola las leyes queconocemos, es decir, queocurra es consistente contodas las restriccionesque impone la informacióndisponible. Nada tiene quever con la probabilidad de queocurra. Cuandola probabilidad es ceroentonces podemos anticiparque jamás ocurrirá.Empecemos por precisarla noción de probabilidadque (casi) todos tienen. Unejemplo simple es el “volado”.Los casos posibles son dos.La probabilidad de que altirar la moneda caiga la caraen la que está estampada eláguila del escudo nacional esde
1
/
2
. ¿Por qué? Lo que sehace es considerar cuántosson los casos posibles (dos) ycuántos los favorables (uno);la probabilidad es el cocientede los casos favorablesy los posibles (o totales).En el caso de un dado, laprobabilidad de que caiga uncuatro esevidentemente de
1
/
6
. Lade que en el caso antesmencionado caiga un siete escero. Ésta es la interpretaciónclá-sica de probabilidad, la defrecuencias relativas. Algoque suele olvidarse esque esta interpretación deprobabilidad nada, insisto,nada tiene que ver con elpróximo voladoque se intente, ¡el resultado deun evento de esta clase no espredecible! Una probabilidadde
1
/
2
no significa que de cadados volados que se echenuno caiga en “águila”, como
E
s posible que esta noche,cuando miremos por laventana buscando la Luna,podamos ver también unanaveextraterrestre rodeada delucecitas verdes. También loes que al dejar caer algo, elobjeto en cuestión se quedesuspendido unos minutosfrente a un rostro perplejo.Estos eventos en nadaatentarían contra lo que hoysabemos y entendemosde nuestro entorno. Nosencontraríamos presenciandoeventos poco probables.No es posible que alguienque me escuche disertarsobre alguna barbaridad sedesvanezca, para despuésmaterializarse en una isla delOcéano Índico. Tampoco loes convertir agua en un licorcartujo con el poder de la
CIENCIAS 65 ENERO MARZO 2002
de lo
 posible
 y lo
 probable
R
 AMÓN
P
ERALTA
-F
 ABI
 
bien lo saben lo merengueros.Pero con lo que sí tiene quever es que cuando se intentamuchas, muchísimas veces,el número de águilas serámuy parecido al número delo que sea que la monedatenga en la otra cara. Estainterpretación no es la única,pero es la más usual, intuitivay la que introdujeron losiniciadoresde esta rama de lasmatemáticas. Jakob Bernoulli,notable de los notablesBernoullies, entre muchasotras cosas estableció en elsiglo
XVII
elconcepto de probabilidady los primeros resultadosprecisos sobre las cosasimprecisas.Una vez me tocó ver queal caer una moneda, despuésde que rebotara unas cuantasveces, ¡se quedara de canto!De acuerdo con esto, loscasos posibles son tres:pero estoy seguro de quenadie apostaría ¡canto contracara! Ni tampoco hemosoído que la probabilidad deque caiga una cara o la otrasea de
1
/
3
debido al canto¿o sí? ¿Qué está mal? Másque estar mal, lo que sucedees que no todos los casosson igualmente probablesy la definición anterior lopresupone. Casi siemprelo suponemos de maneraimplícita. De hecho, siemprehacemos un conjunto desuposiciones en formainconsciente. Por ejemplo,no pensamos que la monedaserá tirada de canto uhorizontal, o de muy cercade la superficie o sobre unasuperficie blanda, como laplastilina; en esteúltimo caso el canto seríael más probable y habríaque hacer toda una serie deaclaraciones previas parainterpretar el resultado. Estosugiere una interpretaciónalternativa de probabilidad:la medida de nuestraincertidumbre, y en la cual
CIENCIAS 65 ENERO MARZO 2002
       3       9
 
es inevi-table que exista unelemento de subjetividad.Tiene que ver con el hechode que hay eventos en losque nuestra informacióndisponible no es suficiente,agravado con que elfenómeno en cuestión nonecesariamente sea repetible,esto último es esencialpara el otro punto de vista.Volviendo al caso de lamoneda, si sabemos cómo searroja (posición y velocidad),altura, propiedades elásticasde la moneda y el materialdonde cae, etcétera, podemospredecir el resultado (sic).Valga decir que el problemamecánicoasí propuesto tiene lo que sellama dependencia sensibleen las condiciones inicialesy que cualquiera pequeñavariación en la informaciónanterior puede dar comoresultado perder el volado (yel tiempo).Aun cuando muchosresultados importantes fuerondesarrollados a partir del siglo
XVI
, motivados principalmentepor el interés en describiraspectos diversos de los juegos de azar, no fue sinohasta el siglo
XX
cuandola probabilidad adquirió elestatus derama respetable de lasmatemáticas, cuando AndreyNikolayevich Kolmogorovla formalizó y la vinculóestrechamente con la Teoríade la Medida, la que, porcierto, nada tiene que ver conlas medidas que hacemos enla casao en los laboratorios, que esla Teoría de la Medición.Ya sea porque tenemosinformación incompleta oporque el objeto de estudioes intrínsecamente aleatorio,los conceptos probabilísticosdesempeñan un papel centralen las ciencias naturales ysociales para la descripcióncuantitativa de sistemascomplejos. Hay sistemasconstituidos por muchoselementos, como un gascon 10
23
moléculas, nuestracarga genética con más de10
9
pares de bases que noscodifican genéticamente,una galaxia con un númerosemejante de estrellas. Haysistemas cuya dinámicadetallada está fuera denuestro alcance, como elmovimiento del sistema solar,las mutaciones en los genesy hasta el tiro de una monedasimplona.Más allá de resignarsea que no se pueden hacerpredicciones precisasde sistemas con muchasvariableso con dinámica complicada,aprovechamos esta situaciónpara elaborar una descripciónsorprendentemente “sencilla”y útil. El reto es explicar el“milagro” de cómo la mayorparte de la información quees irrelevante se combina(promedia) para dar piea un comportamientocolectivo más accesiblea nuestra parafernaliaconceptual. Es decir, existeun comportamiento másprobable para el sistema ensu conjunto. Las preguntasde dónde está cada átomo enel
ADN
o qué velocidad llevacada átomo en un cilindro degas butano, se cambian porlas que integran esta infor-mación por medio depromedios convenientementedefi-nidos. Nos preguntamosentonces cuántas y qué tipode mutaciones pueden ocurriren un gen, o qué temperaturatiene y qué presión ejerceel gas sobre las paredesdel contenedor. Al dirigirla atención a los eventosmás probables, dentrode los posibles, hacemoscontacto con la realidad ycon lo que podemos medir (yaprovechar). No nos hacemosla pregunta sobre con qué
CIENCIAS 65 ENERO MARZO 2002

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->