Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sts Grupo Zeta

Sts Grupo Zeta

Ratings: (0)|Views: 191|Likes:
Published by jesus_alfaro6772

More info:

Published by: jesus_alfaro6772 on Jan 09, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/01/2013

pdf

text

original

 
1
Roj:STS 4028/2002Id Cendoj:28079110012002102181Órgano:Tribunal Supremo. Sala de lo CivilSede:MadridSeccn:1Nº de Recurso:3896/1996Nº de Resolución:530/2002Procedimiento:Recurso de casaciónPonente:ANTONIO ROMERO LORENZOTipo de Resolución:SentenciaSENTENCIAEn la Villa de Madrid, a cuatro de Junio de dos mil dos.Visto por la Sala Primera del Tribunal Supremo, integrada por los Magistrados al margen indicados, elpresente recurso de casación, contra la sentencia dictada en grado de apelación, por la Sección Vigésimade la Audiencia Provincial de Madrid, como consecuencia de autos de juicio declarativo ordinario de menorcuantía, seguidos ante el Juzgado de Primera Instancia número Quince de dicha Ciudad, sobre derecho alhonor; cuyo recurso ha sido interpuesto por EDICIONES PANORAMA, S.A., GRUPO ZETA S.A. Y DON Jorge, representados por el Procurador de los Tribunales D. Eduardo Morales Price; siendo parte recurrida DOÑAÁngela , representada por la Procuradora de los Tribunales Dª Encarnación Alonso León y el MINISTERIOFISCAL.
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Ante el Juzgado de Primera Instancia número Quince de Madrid, fueron vistos los autos de juicio ordinario de menor cuantía número 754/92, a instancia de Dª Ángela representada por el ProcuradorD. Antonio Rueda López, contra D. Jorge , Estefanía , Inés , D. Tomás , D. Casimiro , EdicionesPanorama, S.A., y Grupo Zeta. sobre derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.1.- Por la representación de la parte actora, se formuló demanda en base a los hechos y fundamentosde derecho que consideró pertinentes, para terminar suplicando en su día se dicte sentencia condenandosolidariamente a los demandados a: "1.- Rectificación en la misma revista u otra de similar tirada que restituyaen lo posible el buen nombre de la demandante.- 2.- Indemnización a la demandante por los daños morales,sociales y profesionales y la utilización comercial ilegítima de su fotografía tenida en cuenta la difusión de lapublicación y el beneficio alcanzado, en una cantidad total de TREINTA MILLONES DE PESETAS.- 3.- Pagode las costas de este juicio.2.- Admitida la demanda y emplazada la demandada, se personó en autos el Procurador D. EduardoMorales Price en representación de Ediciones Panorama, S.A. y Grupo Zeta, S.A., quien contestó a lademanda, oponiendo los hechos y fundamentos de derecho que consideró pertinentes, con las excepcionesde falta de jurisdicción o incompetencia territorial, inadecuación del procedimiento de menor cuantía, falta delegitimación pasiva del grupo Zeta S.A., y falta de legitimación pasiva de Ediciones Panorama, S.A., paraterminar suplicando en su día se dicte sentencia por la que: "se estimen las excepciones formuladas sin entrara conocer el fondo; y si así no fuera desestimar la demanda en cuanto al fondo, condenando a la actora alpago de las costas ocasionadas por el presente procedimiento".No habiéndose personado los demandados D. Jorge , Doña Estefanía , Doña Inés , D. Tomásy D. Casimiro , fueron declarados en rebeldía procesal por providencia de veintitrés de Septiembre de milnovecientos noventa y tres.3.- Recibido el pleito a prueba, se practicó la que propuesta por las partes fue declarada pertinente yfigura en las respectivas piezas separadas. Unidas a los autos las pruebas practicadas, se entregaron losmismos a las partes para conclusiones.4.- El Ilmo. Sr. Magistrado-Juez de Primera Instancia, dictó sentencia en fecha veintisiete de Julio de milnovecientos noventa y cuatro, cuyo fallo es el siguiente: "Que estimando parcialmente la demanda interpuesta
 
2
por doña Ángela , contra D. Jorge , Doña Estefanía , doña Inés don Tomás , D. Casimiro , EDICIONESPANORAMA S.A., y GRUPO ZETA S.A., debo condenar y condeno solidariamente a los demandados o a laspersonas que utilicen tales nombres si se tratase de seudónimos: -A que publiquen el texto de rectificaciónque se determine en ejecución de sentencia con arreglo a las bases fijadas en el fundamento jurídico octavode la presente resolución.- A que indemnicen a la actora por la vulneración de sus derechos al honor y a lapropia imagen en la cantidad de diez millones de pesetas todo ello con imposición a los demandados de lascostas causadas en las actuaciones".SEGUNDO.- Apelada la sentencia de primera instancia, la Sección Vigésima de la Audiencia Provincialde Madrid, dictó sentencia en fecha veintinueve de Julio de mil novecientos noventa y seis, cuya partedispositiva es del tenor literal siguiente: "Se confirma la sentencia dictada por el Magistrado-Juez del Juzgadode Primera Instancia número quince de Madrid, de fecha veintisiete de julio de mil novecientos noventa ycuatro, a excepción del pronunciamiento referente al pago de las costas, el que se deja sin efecto, y por lotanto no se hace declaración alguna sobre la imposición de las costas causadas en ambas instancias".TERCERO.- 1.- El Procurador D. Eduardo Morales Price, en nombre y representación de D. Jorge, Ediciones Panorama S.A. y Grupo Zeta S.A., interpuso recurso de casación con apoyo en los siguientesmotivos: PRIMERO.- Se articula este motivo al amparo de lo establecido en el articulo 1692, nº 3 de la Ley deEnjuiciamiento Civil (aunque en el escrito lo articula, por error, en base a lo dispuesto en el artículo 1692 nº 4 dela LEC), al incurrir las sentencias dictadas por el Juzgado de Primera Instancia nº 15 de Madrid, y la sentenciadictada por la Sección Vigésima de la Audiencia Provincial, en infracción del artículo 533.4 de la Ley deEnjuiciamiento Civil, 65.2 de la Ley 14/1966, de 18 de marzo de Prensa e Imprenta, así como la Jurisprudenciarelativa a los Grupos de Empresas aplicable para resolver la cuestión objeto de debate. SEGUNDO.- Searticula este motivo al amparo de lo establecido en el artículo 1692, nº 4, de la Ley de Enjuiciamiento Civil, alincurrir la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 15 de Madrid y por la Sección Vigésimade la Audiencia Provincial de Madrid en infracción de Ley, por infracción del artículo 9.2 y 3 de la ley Orgánica1/1982, de 5 de Mayo, y de la Jurisprudencia aplicable a este precepto.2.- Admitido el recurso y evacuado el traslado, el Ministerio Fiscal emitió el siguiente dictamen: .... "Noes de estimar el recurso interpuesto porque: a) El primer motivo, al amparo del nº 3 del art. 1692 LECivilº,denuncia la infracción del artº 533.4º LECivil y la excepción dilatoria de falta de legitimación pasiva es cuestiónde fondo y, por sí misma, no produce indefensión al hoy recurrente, requisito esencial del nº 3 del artº 1692LECivil, porque en el pleito dispuso de los recursos oportunos, además del escrito de conclusiones (artº 669LECivil).- b) El motivo segundo, que denuncia la supuesta infracción del artº 9, párrafos 2º y 3º, de la Ley1/82, de 5 de mayo, está suficientemente contradicho por el Fundamento de Derecho Segundo de la sentenciaimpugnada, en que se razonan los factores que definen la cuantía de la indemnización acordada.- Además,es de aplicar lo dispuesto en el artº 1715.3 LECivil.3.- No teniendo solicitada por todas las partes personadas la celebración de vista pública, se señalópara votación y fallo el día 17 de Mayo del año en curso, en que ha tenido lugar.Ha sido Ponente el Magistrado Excmo. Sr. D. ANTONIO ROMERO LORENZO
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El presente recurso trae causa de la demanda interpuesta por Doña Ángela contra"Ediciones Panorama S.A.", "Grupo Zeta", D. Jorge , Dª Estefanía , Dª Inés , D. Tomás y D. Casimiro ,reclamando la publicación de un texto de rectificación y una indemnización de treinta millones de pesetas, porlos daños morales, sociales y profesionales ocasionados a la actora por la publicación el 27 de Noviembre de1989 en la revista "Panorama" de un reportaje en el que se contenían frases atentatorias contra su honor yse hacía una utilización comercial ilegítima de su imagen.El Juzgado de Primera Instancia estimó parcialmente dicha pretensión, reduciendo a diez millones depesetas la indemnización solicitada y condenando a los demandados al pago de costas.Recurrida esta resolución por "Ediciones Panorama, S.A. "Grupo Zeta", D. Jorge y D. Casimiro , fuéconfirmada la misma salvo en cuanto a la imposición de las costas de primera instancia y no se hizo especialpronunciamiento respecto a las de la alzada.El presente recurso de casación ha sido interpuesto por D. Jorge , Ediciones Panorama S.A. y GrupoZeta S.A. a través de dos motivos, ambos fundamentados en el ordinal 4º del artículo 1692 de la Ley deEnjuiciamiento Civil.
 
3
SEGUNDO.- En el primero de dichos motivos se denuncia la infracción del artículo 533-4º de la Leyde Enjuiciamiento Civil, del artículo 65.2 de la Ley 14/1966, de 18 de Marzo, de Prensa e Imprenta y de ladoctrina jurisprudencial relativa a los Grupos de Empresas.Se aduce que "Grupo Zeta S.A." es un Holding o Grupo de Comunicación que controla accionarialmenteentre otras Sociedades a Ediciones Panorama S.A." editora de la revista Panorama, pero que aunque entreaquel grupo empresarial y las sociedades que forman parte del mismo existen vinculaciones económicas, unoy otras conservan su personalidad jurídica propia e independiente.Se añade que además, la demanda se dirige no contra "Grupo Zeta S.A." sino contra "Grupo Zeta" quees una denominación o marca comercial carente de personalidad jurídica, no debiendo ser confundidas lasociedad matriz del mencionado holding y este nombre comercial que aparece junto al "staff" o
mancheta
delas publicaciones editadas por las sociedades participadas por la primera.Finalmente se manifiesta que si bien la dificultad que genera el tratamiento jurídico de los Grupos deEmpresas ha dado lugar a que se desarrolle una doctrina jurisprudencial según la cual existirá responsabilidadsolidaria entre los componentes de estos grupos cuando se halle en peligro la seguridad jurídica y se tratede evitar responsabilidades contraídas con acreedores, socios minoritarios, trabajadores, etc. tal situación noconcurre en modo alguno en el presente supuesto.Debe comenzarse el estudio del motivo rechazando la alegación relativa a que la demanda ha sidodirigida contra un nombre comercial, pues la actora se ha atenido al contenido de la
mancheta
de la revista,en la que tras la frase "Es una publicación del Grupo Zeta" se han omitido las siglas S.A., si bien resultaevidente que se alude a una sociedad mercantil perfectamente identificable, ya que a continuación se insertala relación, con nombres y apellidos de las personas que ostentan los cargos de Presidente, Vicepresidente,Consejero-Delegado y Secretario.Pasando al tema fundamental del motivo, ha de significarse, ante todo, que la nota informativa a queacabamos de referirnos da cumplimiento a lo prevenido en el artículo 11.2 de la Ley de Prensa e Imprenta,con la finalidad de que sea de público conocimiento el elenco de personas a quienes, en su caso, puedanser exigidas las responsabilidades, sin duda rigurosas, que dicha norma establece. Estas, cuando se trata deactos ilícitos no punibles alcanzan, según el artículo 65.2 no solo a los autores y directores, sino también a loseditores e impresores, y, como establece el artículo 22, se extienden, en los casos de empresas con variaspublicaciones, a la totalidad del patrimonio de las mismas las consecuencias derivadas de las infraccionescometidas por cualquiera de ellas.En el caso a que el recurso se refiere nos hallamos ante un grupo de empresas o sociedades decomunicación que editan diversas publicaciones, por lo que resulta aconsejable la aplicación del preceptoultimamente mencionado, ya que aún cuando en condiciones normales ha de respetarse la independencia jurídica de las entidades que integran los grupos, pese a la unidad de dirección económica que a éstoscaracteriza, no puede adoptarse la misma solución cuando se producen actuaciones susceptibles de causarperjuicios injustificados ya sea a los trabajadores de las empresas vinculadas, ya a sus acreedores, ya, comoaquí sucede, a personas que nada tienen que ver con las mismas.En efecto, dado que la carencia de una completa regulación legal de los grupos de sociedades propiciala existencia de las que la doctrina denomina "lagunas de protección" se impone la búsqueda de mecanismospara la adecuada defensa de los perjudicados a que nos hemos referido.En cuanto atañe a la de los intereses de los trabajadores, la Sala de lo Social de este Alto Tribunalha aplicado la doctrina del levantamiento del velo de la persona jurídica en aquellas ocasiones en que haentendido que la situación creada y los perjuicios derivados de la misma, así lo requerían.Ya en lo relativo a los acreedores, doctrinalmente se propugna la imputación de responsabilidad ala sociedad dominante, entre otros supuestos, en aquellos en que pueda entenderse que ha existido unavinculación más o menos explícita de la misma como garante, o bien cuando con sus propios actos ha creadouna apariencia generadora de confianza para los terceros que contratan con las sociedades filiales.Respecto a Dª María Milagros ha de tomarse en consideración que se le dedica un reportaje en el quese afirma, entre otras cosas, que había sido novia de un narcotraficante y se trataba de persona relacionadacon el tráfico de estupefacientes, existiendo indicaciones de ser adicta a las drogas. Estas frases, como lasdemás que recogen las sentencias de instancia constituyen graves imputaciones que afectan al honor de lapersona a que se refieren y a ellas ha de añadirse la publicación de fotografías de la demandante que habían

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->