Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Discurso Apertura Foro Politicas Publicas Jose Angel Gurria

Discurso Apertura Foro Politicas Publicas Jose Angel Gurria

Ratings: (0)|Views: 315|Likes:
Published by hmaguey

More info:

Published by: hmaguey on Jan 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2013

pdf

text

original

 
Apertura del Foro “México: Políticas Públicas para un Desarrollo Incluyente”Palabras de Angel Gurría, Secretario General de la OCDE9 de enero de 2013, Ciudad de México
Señor Presidente Peña Nieto, Señores Secretarios, Señoras y Señores:Me da mucho gusto dar inicio al Foro “México: Políticas Públicas para un Desarrollo Incluyente”. Organizado por elCentro de la OCDE en México, en coordinación con el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y LaComisión Económica para América Latina, este foro tiene por objeto contribuir al debate sobre los cambios que Méxicorequiere implementar con urgencia para recuperar su productividad, su competitividad, las oportunidades y el tiempoperdidos.Hoy en México se está proponiendo una agenda de cambios muy ambiciosa y se están tomando decisiones valerosas ytrascendentes, pero hay que reconocer que venimos de atrás. Hay razones objetivas para el optimismo, sobre todo en elterreno de la gobernabilidad política, pero las reformas propuestas ya no son una opción: constituyen una absolutanecesidad, indispensable, inaplazable, urgente. Hoy hay una suerte de “luna de miel” en los medios, en los mercados yen la opinión pública nacional e internacional respecto de México y su nuevo liderazgo. Ha cambiado el color, el tono y latemática. Inclusive se ha logrado que se deje de vincular al país sólo con el tema la seguridad. Esto es ya de por sí ungran logro. Pero es solamente el comienzo. Por otro lado, las “lunas de miel” suelen ser de corta duración. En el mejor delos casos, en la jerga política, se habla de 100 días.El Pacto por México suscrito recientemente por los principales partidos políticos es la mejor noticia que ha tenido el paísen muchos años, al igual que la posibilidad de lograr las mayorías legislativas para concretar esta ambiciosa agenda. Por eso nuestro mensaje de hoy en la apertura de este Foro, es el de evitar la complacencia y mantener un sentido deurgencia en el proceso de reformas del país.Insisto, el atraso de Mexico es considerable. Por ello, es necesario subrayar que las decisiones que se incluyen en elPacto, congruentes en gran medida con las que la OCDE ha venido recomendando durante muchos años, son parasuperar ese atraso, para recuperar el tiempo perdido. Hay que decirlo con claridad: sin mejorar los resultados de laeducación, y crear las condiciones para la innovación, este país no marcha. Sin aumentar las capacidades de lostrabajadores en activo, este país no marcha. Sin promover una transición hacia un crecimiento verde, este país nomarcha. Sin aumentar la competencia en todos los sectores, este país no marcha. Sin mayores y mejores serviciossociales, este país no marcha, Y sin mayores ingresos fiscales para financiarlos, este país no marcha.
 
Recordemos la naturaleza y la dimensión de algunos de los principales retos que enfrentamos:El tema de la reforma fiscal. En términos relativos, México tiene el presupuesto más pequeño de la OCDE, con ingresosfiscales que representan tan sólo el 19% del PIB, en comparación con un promedio de 34% en la OCDE.
1
Estos ingresosson incluso menores que en varios países latinoamericanos, porque no se recauda lo que se requiere. Esto tiene seriasconsecuencias. Por ejemplo, el gasto social en México, exceptuando educación, es de 7.5% del PIB, en contraste con unpromedio de más del 20% en la OCDE. De los países de la OCDE, porcentualmente, somos de los que más gastamosen educación (6%), pero en montos absolutos lo que se dedica por estudiante es muy bajo y resulta claramenteinsuficiente.Y ya para qué hablar de salud, en donde el gasto público se ubica a la par de países con niveles de desarrollo muyinferiores al nuestro. Lo que está en juego es la capacidad del Estado de cumplir su mandato último y fundamental:mejorar el nivel de vida de los mexicanos. La conclusión es a la vez sencilla y brutal: sin reforma fiscal, el EstadoMexicano no puede cumplir con ese mandato.Lo hemos repetido una y otra vez hasta el cansancio desde hace 15 años: la Reforma Fiscal es la más urgente de todasporque les da viabilidad a las demás. Hoy en México muy pocos pagan impuestos y muchos de los que pagan, paganmenos de lo que debieran. Esto tiene implicaciones no sólo para el funcionamiento y el financiamiento del Estado, sinoque explica también, ante la falta de recursos para tener mejores esquemas de solidaridad social, la crecientepolarización política y social.Se habla de Grecia, de Italia, de España o inclusive de Francia o de los propios Estados Unidos, y de la necesidad deque estas economías adopten reformas estructurales y ajusten sus finanzas. Esto es cierto y la OCDE trabaja ya conmuchas de estas economías y sus líderes políticos para promover y apoyar los necesarios procesos de reforma. Pero nonos engañemos, a pesar de su crisis actual, el nivel de bienestar, la riqueza acumulada, la capacidad institucional, lacalidad de los servicios públicos, en resumen, la calidad de vida de su población, colocan a estos países en niveles muysuperiores a los de México, donde todavía enfrentamos grandes retos de pobreza, de educación, de productividad, decorrupción, de desarrollo institucional, de eficiencia, que hay que abordar sin demora.La urgencia de las reformas se manifiesta en nuestro altísimo nivel de desigualdad y su lacerante impacto en la dignidadde nuestra gente, en la capacidad de crecimiento de la economía, en la cohesión social y la seguridad del país. Ladiferencia de ingresos entre el 10% más rico y el 10% más pobre en el país es de 27 a 1 (en comparación con unarelación de 9 a 1 en el promedio de la OCDE).La urgencia de las reformas se manifiesta igualmente en el hecho que las familias más pobres gastan más de un terciode sus ingresos en mercados en los que hay muy poca o nula competencia, dado que las institucionespúblicas hastaahora han sido más débiles que los monopolios,
2
lo que incide en el precio, calidad y variedad de los bienes y serviciosque adquieren.
2
 
La urgencia de las reformas se manifiesta también en el hecho de que en años recientes México ha gastado más ensubsidiar el consumo de energía que en los programas para combatir la pobreza, un despropósito que es indispensableenfrentar y corregir.
3
 La urgencia de las reformas se manifiesta además en la frustración de nuestros alumnos “promedio” que después desometerse a la prueba PISA, descubren que van a salir con un retraso de 2 años en comparación con sus homólogos delos países con mejor desempeño educativo; o en el hecho de que, a pesar de que los mexicanos son los que más horastrabajan entre los países de la OCDE, son también los que tienen el nivel más bajo de productividad, ingresos ycapacitación.La urgencia de las reformas se manifiesta en una productividad laboral pobre y en una productividad multifactorialnegativa, que lastran el potencial de crecimiento.Un paso crucial para avanzar en la ambiciosa agenda de cambios que se está planteando es asegurarnos que loacordado realmente se implemente; hay que recordar que el diablo está en los detalles. Las mejores intenciones eincluso las mejores decisiones se pueden convertir en letra muerta si no se acompañan con planes precisos deimplementación rigurosa, de seguimiento y de evaluación. Y ahí también nos enfrentamos a retos muy grandes.En efecto, en primer lugar, nos enfrentamos a los intereses creados, a los poderes fácticos, que aun habiendo perdido labatalla legislativa o regulatoria, se atrincheran y utilizan todos los recursos posibles para evitar, diferir o diluir, el impactode las reformas a fin de preservar sus intereses y privilegios. El Estado Mexicano debe dejar claro, que utilizará todos losrecursos a su alcance para evitar que esto suceda.Hay también casos en que habiéndose logrado la aprobación de las reformas, se retrasan las decisiones de seguimiento.Las ambiciosas reformas de 2011 a la Ley de Competencia pusieron a México a la altura de las mejores prácticasinternacionales en materia de investigación y sanción de prácticas monopólicas. Pero sigue pendiente la tarea deasegurar una instrumentación eficaz de las reformas, así como evitar un debilitamiento de las instituciones encargadasde aplicar la ley.Lo mismo habrá que hacerse en el seguimiento de las reformas laboral y educativa, así como con todas las que hoy seproyectan como resultado del Pacto por México. También se nos pueden frustrar las mejores decisiones y las mejorespropuestas de políticas públicas por la incapacidad del aparato público para su implementación. Por esto México debefortalecer sus instituciones. En algunos rubros tiene instituciones de clase mundial y en algunos otros nuestrasinstituciones dejan mucho que desear. En materia institucional, hay que “emparejarse hacia arriba”.Finalmente, el tema de la creación de consensos y las mayorías legislativas. Es muy importante tratar de generar consensos cuandoello es posible. Pero la experiencia internacional nos señala que hay que ser cuidadoso de no diluir laambición, la sustancia y por ende el impacto de las propuestas legislativas, al tratar de ser incluyentes. Hay que proponer reformas claras y de alto impacto, aún cuando en algunas ocasiones no se logren por consenso. De otro modo, nos
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->