Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Comuna de París - Piotr Kropotkin

La Comuna de París - Piotr Kropotkin

Ratings: (0)|Views: 11|Likes:
Published by LibertadAmistad
Escrito en 1880.
Escrito en 1880.

More info:

Published by: LibertadAmistad on Jan 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/15/2014

pdf

text

original

 
PiotrKropotkin
LLaaCCoommuunnaaddeePPaarrííss
SOV Baix Llobregat, 2009
1
 
La comuna de ParísLa comuna de París
 Piotr Kropotkin Piotr Kropotkin
I
El 18 de marzo de 1871, el pueblo deParís se sublevó contra un poder detes-tado y despreciado por todos y declaró laciudad de Pas independiente, libre,dueña de sí misma.Este derribo del poder central se hizoincluso sin la puesta en escena ordinariade una revolución: ese día no hubo dis-paros de fusil, ni charcos de sangre verti-da tras la barricadas. Los gobernantes seeclipsaron ante el pueblo armado, que seechó a la calle: la tropa evacuó la ciudad,los funcionarios se apresuraron a huirhacia Versalles llevándose todo lo quepudieron llevarse. El gobierno se evapo-ró, como una charca de agua pútrida conel soplo de un viento de primavera, y el19, París, sin haber vertido apenas unagota de la sangre de sus hijos, se encon-tró libre de la contaminación que apesta- ba la gran ciudad. Y, sin embargo, la revolución que aca- baba de realizarse de este modo abríauna nueva era en la serie de revolucio-nes, por las que los pueblos marchan dela esclavitud a la libertad. Bajo el nom- bre de
Comuna de París
, nació una
idea
nueva, llamada a convertirse en el puntode partida de las revoluciones futuras.Como ocurre siempre con la grandesideas, no fue el producto de la concep-ción de un filósofo, de un individuo: na-ció en el espíritu colectivo, salió del cora-zón de un pueblo entero; pero al princi-pio fue vaga y muchos entre los mismosque la realizaron y que dieron la vida porella, no la imaginaron entonces tal comola concebimos hoy en día; no se dieroncuenta de la revolución que inaugura- ban, de la fecundidad del nuevo princi-pio que intentaban poner en práctica.Fue sólo en su aplicación práctica, cuan-do se empezó a entrever su importanciafutura; fue sólo en el trabajo del pensa-miento que ocurrió más tarde, cuandoeste nuevo principio se precisó más y más, se determinó y apareció con toda sulucidez, toda su belleza, su justicia y laimportancia de sus resultados.Desde que el socialismo tomó nuevoimpulso en los cinco o seis años que pre-cedieron a la Comuna, una cuestión so- bre todo preocupaba a los teóricos de lapróxima revolución social. Era la cues-tión de saber cual sería el modo de agru-pación política de las sociedades más fa- vorable a esta gran revolución económi-ca que el desarrollo actual de la industraimpone a nuestra generación y que debeser la abolición de la propiedad indivi-dual y la puesta en común de todo el ca-pital acumulado por las generacionesprecedentes.La Asociación Internacional de Traba- jadores dió esta respuesta. La agrupa-ción, dijo, ne debe limitarse a una solanación: debe extenderse por encima delas fronteras artificiales. Inmediatamen-te esta gran idea penetró el corazón delos pueblos, se apoderó de los espíritus.Perseguida después por la liga de todas

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->