Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Salvador Sendra - Impacto de Krishnamurti

Salvador Sendra - Impacto de Krishnamurti

Ratings: (0)|Views: 443|Likes:
Libro sobre Jiddu Krishnamurti. Enlace para bajar la colección completa: https://docs.google.com/open?id=0ByMnvYJ1IRdKRnNRd1h5T1NHYms
Libro sobre Jiddu Krishnamurti. Enlace para bajar la colección completa: https://docs.google.com/open?id=0ByMnvYJ1IRdKRnNRd1h5T1NHYms

More info:

Published by: Knowledge for a New World on Jan 23, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/23/2013

pdf

text

original

 
SALVADOR SENDRA
IMPACTO DE KRISHNAMURTIRESPUESTAS DE ESPAÑA, PORTUGALE IBEROAMÉRICA
EDITORIAL ORIÓNMEXICO1987
 
© by the Author Primera edición 1986Distribuidora OriónApartado 20342Río Piedras, Puerto Rico 00928Editorial OriónSierra Mojada 325Lomas de Chapultepec11000 México. D.F.Printed in MexicoImpreso en México
 
ORIGEN DE ESTA OBRAA fines del año 1984 aproximadamente, sostuve una larga conversación con un buen amigo mío -que me ha pedido omitir su nombre- en relación con las muchas personas interesadas en las enseñanzas de Krishnamurti deEspaña, Portugal a Iberoamérica con quienes establecí contacto personal a través de más de medio siglo.Este amigo me sugirió que cuando estuviese completamente retirado, podía escribir un libro para dar aconocer los nombres de aquellas personas que, casi de manera anónima, dedicaron muchos años de su vidatrabajando por la difusión de las enseñanzas de K. Este amigo, me dijo también, que probablemente yo era unade las pocas personas latinas que viven aún y que podrían hacer este relato.Así es como surgió la presente obra, “Impacto de Krishnamurti”.Agradezco al buen amigo Armando Riesco Puyol la colaboración que me ha prestado para poder preparar este libro para su publicación.Por una cuestión de tiempo, él no ha podido responsabilizarse con la revisión de todo el material del libro,de modo que también le quedo muy agradecido a mi hija Vidya por haber terminado la parte que faltaba.PREFACIOLa intención al escribir este libro está claramente manifiesta, al reunir en él las muchas respuestas quehubo y la participacn valiosa de las gentes de habla espola y portuguesa, en torno al mensaje deKrishnamurti.Más de sesenta años divulgando las enseñanzas de Krishnamurti por la península Ibérica y América Latina,a la vez que encargado durante muchos años de la publicación en lengua española de sus libros, nos ha proporcionado una oportunidad de acción en la que le pusimos una pasión gustosa, casi toda una vida.Se han escrito valiosos libros sobre el mensaje, especialmente en Inglés y Francés; algunos pocos enEspañol. Los Años del Despertar, y Los Años de Plenitud, son un extraordinario documento biográfico que laautora anuncia ampliarlo. Faltaba, sin embargo, historial el amplio trabajo y la aportación que hicieron en estatarea los amigos de Krishnamurti de España, Portugal e Iberoamérica.Este trabajo, de más de medio siglo, tuvo para nosotros compensaciones de gran estima. También hubocontrariedades dolorosas e incomprensiones, celos y malos entendidos; mas las motivaciones en la tareacontaban con un empuje y una energía que arrollaron las murallas de todo impedimento. De paso quisiéramosdecir que nuestro amor por la Naturaleza y la Belleza se vieron más que compensados en nuestro peregrinaje por esta tierra hermosa. Viajar por la superficie de los mares, por entre las nubes, y el amplio espacio exterior,más de una vez, fue regocijo recreador. También lo fue la oportunidad de contemplar el vasto Cosmos desdevarios Observatorios. He buscado e interrogado de cara al infinito y el dolor humano. He conocido desde niño eldolor y la incertidumbre. Sin sentirme actualmente, ni indiferente, ni ajeno, no acierto a aceptar lasexplicaciones de ambos lados sobre el espectáculo actual del mundo lleno de violencia e interrogantes por elfuturo de la humanidad. Ninguno de los bandos está exento de responsabilidad.Dos interrogantes de importancia capital encontraron en mí inesperadas pero ricas respuestas. Conocerse así mismo, reiteradamente enfatizado por Krishnamurti, y el vasto espacio interno que abre la comunicación conlo Sagrado, que es el valor por excelencia que puede hallar el hombre. Esta gran incógnita, la descubren los queinquieren con profundidad y no dejan de ser niños.En mis andanzas por este mundo, encontré gentes por monasterios de Occidente y de Oriente, y por doquiera, que interrogaban a su manera, con habitual respeto de nuestra parte. Di por suerte con respuestasinternas y externas valiosísimas. El haber escuchado a Krishnamurti, en muchas ocasiones y Continentes, fue por supuesto de valor incalculable. Pero la investigación y el inquirir, no se paró ahí.Encontrar a un verdadero Educador o Maestro, no es cosa de poca monta. Sin embargo, puede ser tambiénalgo satisfactorio para el yoísmo y la autoimportancia. Eso sería todo lo contrario de la lucidez y la verdaderalibertad.Estudié con seriedad y sin dogmatismo las enseñanzas de Jesús, después las del Buda, Krishna, Lao-Tse,Hermes, Plotino, Platón, Pitágoras, Sankaracharya y Krishnamurti. No cabe duda que fueron todos ellos antorchas luminosas que no se apagan y de las cuales puedeaprenderse mucho. Sin que dejemos de aceptar la obra maravillosa creada por el Arte Religioso de Oriente yOccidente, y así también, los óptimos servicios humanitarios de las religiones. Vistos los resultados negativos delas organizaciones religiosas, que se inspiraron en esos hombres lúcidos, por excelencia, quisiéramos evitar yadvertir sobre el peligro de nuevos dogmatismos emocionales en torno a Krishnamurti. Ese peligro pudieradesvirtuar y retardar el despertar de la conciencia humana y la liberación del hombre. Siento que ese objetivofue el propósito primordial que heroicamente se propuso Krishnamurti, en sus sesenta años de prédica

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->