Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Brevisima y la etica del otro una aproximacion Ana Feliz L.pdf

La Brevisima y la etica del otro una aproximacion Ana Feliz L.pdf

Ratings: (0)|Views: 0|Likes:
Published by nueva maria

More info:

Published by: nueva maria on Jan 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/24/2013

pdf

text

original

 
ŀ
La Brevísima y la ética del otro, una aproximación
1
 Ana Féliz L.Seminario UASD-Dominicos, Rep. Dominicana
Al remontarnos varios siglos atrás y traer a colación el texto La BrevísimaRelación de la destrucción de las Indias, escrita por Bartolomé de Las Casas en1542, e impresa en 1552 en Sevilla- España
2
, pareciera demasiado tiempopara recordar cosas. Sin embargo este relato contiene algo relevante queconecta con el presente. Las Casas no escribió este relato como una obra dehistoria propiamente dicha, su motivación principal se centró en mostrarhechos de destrucción de la vida de los otros, como una exigencia de justicia.En la primera plana del texto impreso, colocó su intencionalidad:
“Todas las cosas que han acaecido en las Indias, desde su maravillosodescubrimiento y del principio que a ellas fueron españoles para estar tiempoalguno, y después, en el proceso adelante hasta los días de agora, han sidoadmirables y tanto no creíbles en todo género a quien no las vido que parecehaber añublado y puesto silencio y bastantes a poner olvido a todas cuantas por hazañosas que fuesen en los siglos pasados se vieron y oyeron en el mundo……Entre estas son las matanzas y estragos de gente inocentes y despoblacionesde pueblos…”.
En el relato de Las Casas, como en la propuesta filosófica (contemporánea) deE. Levinas, se plantea una perspectiva
ética a partir del otro
. Denuncia lassituaciones de horror a que fueron sometidos los indígenas, describesituaciones de destrucción, muertes y despoblaciones por las armadas yexpediciones de conquistas durante la primera mitad del siglo XVI. Para LasCasas esto es inaceptable desde una perspectiva ética, que pone en primerplano, por encima de argumentos de legalidad o de los fundamentos teológicosque estaban muy en boga en esta época. Este aspecto define la originalidad ydel autor.Por otro lado resulta importante traer este texto en el presente porque planteóla responsabilidad
 por el otro
en los inicios del régimen colonial español. Tal ycomo ha propuesto Levinas en
Totalidad e Infinito,
la sociedad no se puededesentender de la responsabilidad ante
los hechos de horror o la destrucciónde la alteridad del otro,
de los rostros que en la sociedad exigen justicia. Es loque se encuentra expuesto en la Brevísima, una denuncia y presentación de
1
E
l historiador Tzvetan Todorov publicó “La conquista de América. El problema del otro”, en 1997.Su trabajo analiza la conquista de América desde la perspectiva del otro, presentando las distintasmiradas y la visión de los europeos sobre los indígenas.
2
La primera reproducción de la Brevísima que se conoció en Europa, salió en 1578, en flamenco.Pero el texto no fue difundido masivamente
en toda Europa, sino hasta la reformaprotestante y la independencia de los Países Bajos, cuando se popularizó la “Leyendanegra” contra España, llevada a cabo por Holanda, Inglaterra, Francia
 
 
ŀ
situaciones que exigen justicia. Al decir de E. Levinas: “
El otro cuya presenciaexcepcional se inscribe en la imposibilidad ética de matarlo
…” 
3
.Esta noción ética que exige justicia ante la vida destruida y amenazada seencuentra en este texto de Las Casas, como propone el estudio crítico deIsacio Pérez
4
: “
Los juicios éticos de Las Casas en el texto no son sobre las acciones de lasconquistas en si mismas, sino sobre los resultados de muertes, hechos cruelesde las conquistas
” 
5
.
Rostros y presencia del otro
Las Casas describió en su relato situaciones de la destrucción y sometimientosa partir de los rostros de mujeres, niños, hombres, ancianos. Estos son los queinterpelan éticamente y exigen justicia:
Las mujeres y el trabajo en las haciendas.
En otros pasajes describe los trabajos de las mujeres en las minas y haciendasdurante los repartimientos en la isla de Santo Domingo: “
Y la cura o cuidado que dellos tuvieron fue enviar los hombres a las minas acasar oro, que es trabajo intolerable, e las mujeres ponían en las estancias,que son granjas, a cavar las labranzas y cultivar la tierra, trabajo parahombres fuertes y recios. No daban a los unos ni a las otras de comer sinoyerbas y cosas que no tenían sustancia, secábaseles la leche de las tetas a lasmujeres paridas, e así murieron en breve todas las criaturas. Y por estar losmaridos apartados, que nunca vian (sic) a las mujeres, cesó entre ellos lageneración”. Murieron ellos en las minas de trabajo y hambre, y ellas en lasestancias o granjas de lo mesmo (sic), e así se acabaron tantas e talesmultitudines de gentes de aquella isla…
” 
6
.También narró hechos de violaciones a mujeres ocurrieron desde los inicios dela colonia en la isla de Santo Domingo:
“…E llegó esto a tanta temeridad y desvergüenza, que al mayor rey, señor, detoda la isla, un capitán cristiano le violó por fuerza su mujer.” 
 
Este hecho,confirmado a través de la crítica histórica, hace referencia a una violaciónejecutada por Roldan en la isla en 1594.
Niños y huérfanos en los repartimientos
Los gobernadores autorizaban por medios forzosos el repartimiento deesclavos (indios) para trabajar en las minas de oro de Perú y Panamá, ycuando no había adultos se repartían huérfanos y niños:
3
Emmanuel Levinas 1996.
Totalidad e Infinito
, p. 109
4
Isacio Pérez, p. 27
5
Ibid, p. 163
6
Isacio Pérez, p. 403 (texto original)
7
Ibid., p. 393
 
ŀ
  “
Pedía cada cuatro o cinco meses, o cada vez que cada uno alcanzaba la graciao licencia del dicho gobernador al cacique cincuenta esclavos, con amenazas(de) que, si no los daban (sic) lo habían de quemar vivo o echar a los perrosbravos. Como los indios comúnmente no tienen esclavos –cuando mucho uncacique tiene dos o tres o cuatro-, iban los señores por su pueblo e tomabanlo primero todos los huérfanos, e después pedían a quien tenía dos hijos uno, e aquien tres, dos; e desta manera cumplía el cacique el número que el tirano le pedía, con grandes alaridos e llantos del pueblo, porque son las gentes quemás parece que aman a sus hijos. Como esto se hacía Tantas veces, asolarondesde el año veinte y tres hasta el año de treinta y tres todo aquel reino, porque anduvieron seis o siete años de cinco o seis navíos al tracto (sic),llevando todas aquellas muchedumbres de indios a vender por esclavos aPanamá, e al Perú, donde todos son muertos
… ” 
8
.
Rostros fatigados de cargadores, extractores de miel y cera.
Al trabajode la extracción de oro en minas se le agregaron el de sacar cera, miel ycargadores, que incluyó a las mujeres, como relata en las conquistas enNicaragua: “
Han fatigado e opreso e sido causa de su acelerada muerte de muchas gentesen esta provincia haciéndoles llevar la tablazón e madera de treinta leguas al  puerto para hacer los navíos y enviadlos a buscar miel y cera por los montesdonde los comen los tigres, y han cargado e cargan hoy (a) las mujeres preñadas y paridas como a bestias
9
” 
Más allá de la cuestión legal
F. Isacio afirma que la Brevísima no constituye un alegato o argumento legalde Las Casas. Para Las Casas las acciones bélicas y expediciones son hechosde horror y buscó su eliminación, desde un planteo ético.Las Leyes Nuevas (noviembre de1542) se promulgaron el mismo año queescribió el primer manuscrito (1542). Varios autores afirman que por laBrevísima de (1542)
10
provocaron que fueran redactadas las Leyes Nuevas.Tenían por objeto subsanar los problemas surgidos en las colonias entregobernadores y colonos. Establecer audiencias, procedimientos derepartimientos y encomiendas-. Sin embargo opina F. Isacio que la situaciónfue al revés. En las leyes no se tocó aspecto alguno sobre abusos y atrocidadesque le ocurrían a los indios y eso significó una tarea que se propuso Las Casassacar a la luz. No tocaban los temas de las muertes, fatigas y lo que le sehacía en las expediciones con la población
11
. Mientras en la metrópoli, lascortes se ocupaban de la “regulación” del gobierno en las colonias y los colonos
8
Ibid, p. 423
9
Ibid, p. 421
10
Isacio Op. Cit.
11
Ibid, p.111

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->