Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
De la Academia a la Bohemia y más allá-Bolívar Echeverría

De la Academia a la Bohemia y más allá-Bolívar Echeverría

Ratings: (0)|Views: 2|Likes:
Published by Darío Camacho Leal
Avant-garde art introduces a technical revolution in the art form. What is it the meaning of this revolution? In view of the dispersion of the interpretations, Echeverría proposes we look for the key to interpreting in the ludic and tragic representations of art in XX century.
Avant-garde art introduces a technical revolution in the art form. What is it the meaning of this revolution? In view of the dispersion of the interpretations, Echeverría proposes we look for the key to interpreting in the ludic and tragic representations of art in XX century.

More info:

Published by: Darío Camacho Leal on Jan 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/24/2013

pdf

text

original

 
Bolívar Echeverría
De la Academia a la Bohemia y más allá
El que imita hace que una cosa se vuelva presente. Pero se puede decir también que juega aser esa cosa, tocando con ello la polaridad quese encuentra en el fondo de la mímesis.
Walter Benjamin
1
El aparecimiento de las “vanguardias artísticas” del “artemoderno” introdujo toda una revolución en la manera dehacer arte que era propia de la época moderna: estaapreciación tiene un amplio consenso entre los tratadistasdel arte y de la historia del arte. Un completo desacuerdoreina, en cambio, en la interpretación de este hecho. ¿Enqué consistió propiamente esa revolución? Las ideas quepropongo a continuación pretenden contribuir a la discusiónque busca una respuesta a esta pregunta –espero que paraaclararla y no para confundirla aún más-.El hecho mismo de esta revolución ha sido objeto deinnumerables descripciones; escojo una al azar, bastanterepresentativa:“Los creadores del arte moderno, especialmente en lapintura, entendían lo siguiente por mímesis o imitación dela naturaleza: una reproducción lo más fiel posible de lascosas reales, percibidas sensorialmente. Veían en el
1
 
La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica
. Traducciónde A. E. Weikert. Ed. Itaca, México 2003, p. 123.
 
“naturalismo” el cumplimiento de este principio de unarepetición “fiel al aspecto natural” que ofrecen las cosas.Por su parte, los contemporáneos de estos artistasconsideraron inaceptable el atrevimiento de su obra cuandovieron que, al retratar los objetos, comenzaban a alterararbitrariamente sus formas y sus colores y a hacerabstracción de la realidad observable hasta el punto en quese volvía imposible reconocer qué de las cosas conocidaspor todos era lo que estaba representado en el mundo de lasimágenes. Se comenzó entonces a hablar del arte “abstracto”y se vio en él el polo contrario más extremo frente al artenaturalista.”
2
 Si examinamos la revolución del arte moderno descrita deesta manera lo que salta a la vista es el hecho de que, conella, parece haberse dado un vuelco o giro de 180 grados enla ubicación del objetivo o telos perseguido por losartistas en su trabajo: de dirigir su esfuerzo a la meta deaumentar la cercanía que el parecido o similitud de loformado en su obra guarda con el modelo exterior a ella,estos artistas pasaron a encauzarlo precisamente hacia lameta contrapuesta: hacer presente, enfatizar y exagerarincluso, la inmensa lejanía de esa similitud, aunque sindejar de suponerla en última instancia. Se diría que noestán interesados en maximizar la cercanía o minimizar lalejanía de esa similitud; que lo que persiguen no es unarepresentación del modelo capaz de producir un conocimiento“estético” del mismo, mientras más verista más gozoso,sino, por el contrario, en establecer una muy peculiarasociación mimética con él, que se despreocupa de suevidente falta de verismo, pues lo que le interesa es otra
2
 
Friedrich Tomberg,
 Mimesis der Praxis und abstrakte Kunst
, p. 7
 
cosa: producir un desquiciamiento del hecho de“representar” en cuanto tal. Más en general, son artistasque parecen rechazar la posición de poder desde la que elartista convierte al mundo en simple “modelo” de susreproducciones y hace del público un simple espectador oreceptor pasivo de las mismas. Que además parecen dudarprofundamente de que una obra de arte pueda cerrarse oconcluirse jamás mientras haya alguien –aunque sea el mismopero en otro momento- que aún no ha disfrutado de ella.Para ellos, la obra de arte se hace con el fin de vivir enel mundo de una manera especial, y no con el de dominarlo.Por esta razón ella es sobre todo algo más que un productoque el “creador” ha alcanzado y que entrega al“espectador”; salta por encima de la separación defunciones entre emisor y receptor. Está hecha para quedarsiempre “inconclusa”, pues este último, que es quien enverdad la completa, nunca termina de ser un receptordiferente.Suele reconocerse en la obra de los pintores impresionistasel comienzo de la historia de las “vanguardias” del “artemoderno”. En efecto, la rebelión ante la tarea impuesta alarte por la modernidad consiste en que, más allá de “dejara medias” la obra de arte, en estado de “mero bosquejo”,según les parecía a sus contemporáneos, lo que hacen esexplorar intencionalmente en ella su ser necesariamente un“bosquejo”, una representación que no cumple su propósitoporque duda de sí misma como tal.Al sustituir la percepción precisa, analítica, de la obrade arte por otra difusa, “en
Gestalt
”, el impresionismo seaparta de la creación/contemplación de la misma que la

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->