Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
118421162 El Toque de Midas

118421162 El Toque de Midas

Ratings: (0)|Views: 575|Likes:

More info:

Published by: Elizabeth Egúsquiza on Jan 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/21/2014

pdf

text

original

 
EEElll tttoooqqquuueee dddeee MMMiiidddaaasssValerie ParvEl toque de Midas (1991)Título Original: That Midas man (1990)Editorial: HarmexSello / Colección: Bianca 36-91Género: ContemporáneoProtagonistas: Michael "Midas" Thorne y Jill CaseyArgumento:Atrapada entre la espada y la pared, Jill no sabía qué hacer.Si deseaba tener la custodia de su hija, necesitaba que leaumentaran el sueldo para financiar la batalla legal contrasu ex esposo. Y para conseguir ese aumento, debíaentrevistar a Michael "Midas" Thorne, un ingenieromillonario, famoso por odiar a la prensa, después de lapérdida de su esposa e hijo.El único hombre que podía comprender sus sentimientosera el mismo que no querría tener nada que ver con ella,una vez que descubriera a qué se dedicaba.
 
Valerie Parv
El toque de MidasCapítulo 1
Feliz cumpleaños a ti, feliz cumpleaños a ti, feliz cumpleaños,mamita, feliz cumpleaños a ti.Al oír la voz aguda de su hija, Jill Casey tragó saliva y apoyó la frentecontra el frío del vidrio de la caseta telefónica. Sus nudillos palidecieron alapretar el auricular, mientras luchaba por controlar sus emociones.Recuperaría a Georgina. Esa sólo era una separación temporal.
Gracias, Georgie, fue un regalo sensacional
susurró ronca por laemoción.
¿Cumples más de seis, mamá?
Sí, cariño, muchos más
veinte años más, pensó con ciertaamargura. Y una eternidad en experiencias.
¿Apagarás las velitas y comerás pastel?
preguntó Georgina.
Eso espero
a la nena le costaba trabajo imaginarse uncumpleaños sin pastel y velitas, pero Jill no sabía quién se lo daría. Desdeluego, no Bill Downey, el agrio editor del Sydney Voice, periódico en el quecolaboraba. Y tampoco su ex esposo, Terry. Él no le daría ni los buenosdías, mucho menos un pastel de cumpleaños. Así que le quedaban muypocos candidatos.
Te pinté una tarjeta de cumpleaños con flores
le confió su hija
.Kay la puso en el correo.Kay Lloyd era la institutriz de Georgina.
Dale las gracias de mi parte. Guardaré tu tarjeta siempre en unlugar muy cerca de mi corazón
le prometió Jill. El nudo que le cerraba lagarganta, amenazaba con ahogarla. ¿Cuánto tiempo más soportaría seruna madre a larga distancia?Tanto como le tomara recuperar a Georgina, contestó una vocecilladentro de ella. Se enderezó con decisión. No era muy alta en comparacióncon Terry, pero su fuerza de voluntad superaba la desventaja física. Por elmomento, no podía competir con sus recursos materiales, pero estabadispuesta a sobreponerse a ese obstáculo, costara lo que costara. Si laascendían a ayudante del editor
cuando la ascendieran, se corrigió, susalario aumentaría para compensar las responsabilidades que implicaba elpuesto. Entonces apelaría contra la orden de la corte de darle la custodiade su hija a Terry.Se obligó a prestarle atención al relato de Georgina acerca de unos"niños malos" que la molestaban en la escuela. De repente, Jill ya no pudoseguir con la conversación que sostenía. La voz de Georgina la hacíaansiar apretar su cuerpecito regordete contra ella y cubrirla de besos. Esaera la verdad. Esa farsa de las visitas de fin de semana y los telefonemasel día del cumpleaños, resultaba una pesadilla que debía terminar tanpronto como fuera posible.
 
Nº Páginas 2-101

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->