Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Vaticano Responde Documentadamente Los Bulos de National Geographic

El Vaticano Responde Documentadamente Los Bulos de National Geographic

Ratings: (0)|Views: 7|Likes:
Published by Jaime Pereira

More info:

Published by: Jaime Pereira on Jan 30, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/19/2013

pdf

text

original

 
1
El Vaticano responde documentadamente los bulos de National Geographic
El 17 de enero de 2013 la revista
National Geographic 
publicó en la sección de
blogs 
de suversión
on line 
un artículo titulado «Vatican Stand on Religious Use of Ivory Would Help SlowIllegal Killings of Elephants» («El apoyo del Vaticano sobre el uso religioso del marfil ayudaría afrenar matanzas ilegales de elefantes»). El texto firmado por Oliver Payne lanza algunasacusaciones graves contra la Santa Sede de quien insinúan promueve el comercio de marfil y,en consecuencia, el asesinato de elefantes.El autor del artículo invitaba a escribir directamente al portavoz de la Santa Sede para reclamar una postura. La respuesta se dio el 22 de enero mediante una amplia y documentada cartadirigida al señor Oliver Payne y que, afortunadamente, también han reproducido en la sección
de blogs de la misma revista («Vatican Responds to National Geographic’s Corresponde
nce About Religious Use of Ivory») el mismo 22 de enero.En síntesis, la carta del padre Lombardi recuerda la posición de la Iglesia sobre la violenciainjustificada a los animales, sostiene el respeto de la legalidad y responsabilidad de losgobernantes para contrarrestar el tráfico de marfil, puntualiza y corrige acusaciones absurdasrealizadas en el primer artículo, explica por qué el Vaticano no forma parte de la ConvenciónInternacional para la Protección de la Flora y la Fauna y enumera tres acciones a seguir paraapoyar la causa por la defensa de los elefantes.Quien lee loscomentariosrealizado por algunos lectores en
National Geographic 
puedeadvertir que la inmensa mayoría ha logrado captar la buena voluntad del Vaticano. Ojalá queun día también esa publicación pueda dedicar amplios espacios a la matanza de sereshumanos que también están en peligro de extinción en muchas partes del mundo oriental por elhecho de ser católicos.El texto completo de la carta es el siguiente (hemos añadido negritas a las partes queconsideramos más importantes para facilitar su lectura):***¡Querido Señor Oliver Payne, queridos amigos de los elefantes!En los últimos días mi secretaria, la señora Cristina Ravenda, y yo hemos recibidonumerosos
e-mails 
y nos hemos contagiado por muchos de vosotros a favor del movimientopor la salvación de los elefantes. Aunque algunos de los mensajes recibidos no fueranparticularmente gentiles ni profundos, muchos de ellos eran correctos y también interesantes,una verdadera invitación a la conciencia y al empeño por combatir un fenómeno grave einjustificable.En particular, nos ha tocado el testimonio de una señora, que ha sido por mucho tiempodirectora de un Parque en la República Democrática del Congo y que exhorta a hacer lo quepodamos para remediar el desastre. Por eso hemos recogido la cuestión que hacía tiempohabía planteado el señor Payne y sobre la que hemos hecho una investigación de elementos yconsideraciones en vista de una respuesta. A decir verdad, no encontramos muchos elementospara una respuesta amplia y exhaustiva, y por esto renunciamos, estando ocupados con otrosasuntos urgentes. Ahora, animados por sus
e-mail 
s, mandamos una respuesta, que
 
2
naturalmente no pensamos que pueda resolver los problemas gravísimos de la masacre de loselefantes, si no de mostrar atención a la gravedad del problema e empeño para colaborar en loque sea posible.En primer lugar 
la posición de la Iglesia católica y de su enseñanza sobre la violenciainjustificada en relación con los animales es clara y sencilla en sus principios generales,que se resumen a continuación.La creación se ha confiado a las personas humanas para ser cultivada y custodiadacomo un don precioso recibido por el creador, y por tanto no disfruta, ni trata conviolencia o se explota, sino debe ser tratada con gran responsabilidad hacia las criaturasy hacia las generaciones futuras que tienen que seguir pudiendo disfrutar de los bienesesenciales y maravillosos. Las intervenciones de los papas sobre la responsabilidadambiental se han hecho cada vez más frecuentes en los últimos años, comoconsecuencia del aumento de la gravedad de las crisis ambientales y el aumento de laconcienciación del impacto del hombre sobre la naturaleza.
Por ejemplo en el documento
Caritas in Veritate 
(2009), el más importante entre losdocumentos recientes, firmado personalmente por el papa Benedicto XVI sobre la enseñanzade la Iglesia en el campo social y económico, hay una parte significativa dedicada a esteargumento (Capítulo IV, n. 48-52). A lo que sigue evidentemente una condena moral general delas acciones que dañan al medio ambiente, a la flora y a la fauna.En lo que respecta específicamente a los animales, las posición del pensamiento católicosiempre ha sido, que aunque no tengan ciertamente el mismo nivel de dignidad y por lo tantolos derechos de las personas humanas, son seres vivos y de una perfección más elevada quelos vegetales, y sobre todo los animales más evolucionados capaces de relaciones ysensaciones, de disfrute y de sufrimiento, por lo que merecen un trato respetuoso, no puedenmatarse y hacerles sufrir con arbitrariedad. A esto se refiere explícitamente también el "Catecismo de la Iglesia Católica" (un texto muyimportante que recoge las principales posiciones doctrinales de la Iglesia católica) en la
Sección titulada: “El respeto de la integridad de la creación” (nn. 2415
-2418).Pero también otro texto fundamental, el "Compendio de la doctrina social de la Iglesia" trataampliamente (cfr todo el Capítulo X: "Cuidar el ambiente"), de todos estos problemas, incluidala tutela de los seres vivos y de la biodiversidad.Como está claro, estos son principios generales que se aplican a las diferentes situacionesconcretas de los miembros de la Iglesia que viven en los diferentes países y se encuentran condiferentes problemas.Vosotros sabéis que las especies animales en peligro de extinción por la violencia y laagresividad humana ejercitada por diferentes motivos -sobre todo por intereses económicos,pero también por comportamientos irracionales- son muchas en diferentes lugares del mundo.
 
3
La Convención CITES, que conocéis mejor que yo, enumera algunos miles, además dealgunas decenas de miles de especies vegetales. Las autoridades eclesiásticas que sirven a laIglesia a nivel universal no pueden, por lo tanto, multiplicar las declaraciones de carácter particular por todos los casos específicos, que a menudo se refieren a diferentes regiones delmundo, pero deben afirmar los principios por los que, en las diferentes regiones, los obispos olos fieles en su responsabilidad, traten las consecuencias más urgentes y evidentes. En ciertospaíses, sobre todo en África, se tratará de los elefantes, en otros de las ballenas o de lostiburones blancos, en otros por la piel de ciertos animales, etc.
Otro principio que la Iglesia católica sostiene es el del respeto de la legalidad y de laresponsabilidad de los gobernantes en hacer buenas leyes para contrarrestar los delitosy esforzarse en que se respeten. Por tanto, se ve siempre favorablemente a quien trabajaen favor de normas eficaces para contrarrestar actividades delictivas y prácticas dañinase ilegales, como caza furtiva, contrabando, comercio ilegal, etc.
También en este campoes natural que las autoridades regionales o locales de la Iglesia y los católicos de los diferentespaíses tomen posición sobre las situaciones específicas.Por estos motivos, mantienen que las acciones más importantes y más urgentes sean las desensibilizar a las comunidades cristianas en los países interesados por fenómenos más graves,para que actúen en colaboración activa con todas las personas responsables y los otrosmiembros de las comunidades civiles en las que viven, para afrontar con decisión estosproblemas gravísimos. Esto debe hacerse, si es posible, en colaboración con los fieles de lasdiferentes confesiones, de hecho se trata de un problema grave sobre el que los cristianospueden y deben estar unidos, como en general en todas las problemáticas sobre el cuidado delcreado, sobre los que existen muchas declaraciones importantes ecuménicas internacionales.
Un segundo aspecto, sobre el que muchos de los mensajes insisten, es el del comerciodel marfil y sobre qué puede hacer el Vaticano para contrarrestar la demanda de marfil.Sobre este tema me parece que varios mensajes que hemos recibido no son objetivos yque hay confusiones que vamos a aclarar. Yo tengo 70 años y conozco bastante bien a laIglesia católica y a las autoridades que desde Roma sirven a la Iglesia en el mundo.Nunca he sentido o leído ni una palabra que animase al uso del marfil para objetos dedevoción.
Todos sabemos que existen objetos de marfil también con significado religioso, en su mayoríaantiguos, porque el marfil estaba considerado un material bonito y valioso, pero nunca hahabido un estímulo por parte de la Iglesia a usar el marfil antes que cualquier otro material.Nunca ha habido un motivo para pensar que el valor de una devoción religiosa está conectadoa la preciosidad del material de las imágenes que utiliza. Mucho menos hay ningunaorganización promovida o animada por las autoridades de la Iglesia católica para comerciar oimportar marfil. Y
en la Ciudad del Vaticano -es decir en el pequeñísimo Estado desde elque está gobernada la Iglesia católica-, no hay ninguna tienda que venda objetos demarfil a los fieles o los peregrinos.
En la investigación
Ivory Worship 
, publicada en
National Geographic 
se habla de algunos casosespecíficos que están relacionados con católicos, y sólo por este hecho se relaciona con elVaticano (es decir, las autoridades de la Iglesia que desde Roma sirven a las comunidadesmundiales de la Iglesia católica).

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->