Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
CDG - Cuatro lustros de cultura constitucional en el parlamento peruano (1993-2013)

CDG - Cuatro lustros de cultura constitucional en el parlamento peruano (1993-2013)

Ratings:
(0)
|Views: 44|Likes:

More info:

Published by: César Delgado-Guembes on Feb 01, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/04/2013

pdf

text

original

 
L
A
C
ONSTITUCIÓN
 
DE
1993,
 Y
 
CUATRO
 
LUSTROS
 
DE
 
CULTURA
 
CONSTITUCIONAL
 
EN
 
EL
 
PARLAMENTO
 
PERUANO
Por 
César Delgado-Guembes
1
 )
UMARIO 
:
 
Noción de Constitución y apreciación sobre el valor de su operatividad 
.
II Valoración popular del régimen parlamentario
.
III Las nuevas y las mismas (o peores) patologías del régimen parlamentario peruano
. 1. Instalación de un distinto concepto de parlamento 1.1 El concepto representativo y la participación política 1.2 El parlamento comoinstrumento de continuidad del modelo económico 2. Estructura orgánica y racionalizacióndeliberativa del nuevo parlamento 2.1 Unicameralismo 2.2 Distrito electoral en el unicameralismo 2.3 Duplicidad de órganos de coordinación y dirección 2.4 Anualidad de los puestos directivos 2.5 Racionalidad del tiempo y del debate parlamentario 2.6 La actividad representativa en la deliberación y los consensos en las Comisiones 3. Las anomalíasconductuales y la raíz de la representación.
IV Para concluir.
INoción de Constitución y apreciación sobre el valor de su operatividad
El propósito de examinar o valorar el desempeño, valor, utilidad, logros o insuficienciasadvertidos con la vigencia de la Constitución de 1993 exige una declaración deposicionamiento respecto de la noción de la que se parte para realizar tal examen ovaloración. No es metodológicamente correcto dar por sentado que todos entendemoslo mismo respecto del objeto sobre el que se practica una evaluación. Por ello esnecesario empezar por evaluar sobre qué concepto de Constitución habrá de versar elanálisis, puesto que el concepto de lo que sea una Constitución y el ordenconstitucional por ella sustentado también está en situación de enjuiciamiento.
1
El autor es abogado (1983), tiene estudios de pregrado en filosofía (1974-1975) y haconcluido el posgrado en sociología (2007) por la Pontificia Universidad Católica del Perú.En su condición de investigador de la institución parlamentaria ha publicado libros yarculos especializados sobre el estatuto, la organización, gestn, procesos y normatividadparlamentaria entre los que se cuenta Manual del Parlamento (2012);
Para la Representación de laRepública (2011)
;
Prerrogativas Parlamentarias
(2007);
Congreso: Procedimientos Internos
(1995); y
Qué Parlamento Queremos
(1992). Es profesor de derecho, gestión y procesosparlamentarios en varias universidades peruanas. Está vinculado laboralmente al Congreso desde1980, donde se ha desempeñado en posiciones asesoriales y funcionariales. Fue Sub Oficial Mayor de laCámara de Diputados (1991-1992), Oficial Mayor del Congreso (2003), y Director General Parlamentario(2003, y 2010). Para acceder a las publicaciones del autor puede llegarse a través del enlaceelectrónicohttp://www.scribd.com/people/view/5117586-delgadoguembes.
 
Dependiendo de la posición que asuma un autor sobre el concepto de Constitución seenfatizará o referirá los alcances privativa y específicamente normativos, o a ladimensión material o sustantiva del carácter estatal o políticamente ordenador de losarreglos y decisiones adoptados en el marco de la Constitución efectivamentereconocida por una comunidad determinada. Habrá quienes asuman una posiciónunidimensional, y otros la dualista, y al encarar una u otra posición luego incidirán en laadopción de las premisas excluyentes o complementarias de una y otra dimensiones.En este trabajo se prefiere la posición que integra la norma con el reconocimientoefectivo de la misma por quienes interactúan con ella como una unidad de integración yorden indisolubles. Por esta razón el análisis constitucional que se propone y presenta,sobre la experiencia y el funcionamiento del Congreso dentro de la dimensnconstitutiva o existencial, no se circunscribe ni limita a la dimensn textual opropositiva, sino que se asume la constitucionalidad de aspectos no reconocidosexplícitamente en el texto positivo. En este sentido el objetivo es evaluar aspectosconstitucionales del órgano estatal por antonomasia de la representación popular,desde una perspectiva que se propone descolonizar la Constitución del conceptohegemónico impuesto por una línea preceptiva o exegética de los estudios jurídicos. Envez del fetichismo positivista o unidimensionalmente preceptivo, se opta por unaconcepción multidimensional de la Constitución en la que esn presentes, yrecíprocamente imbricados, los aspectos políticos, éticos o culturales de la experienciaconstitucional que usan como uno de sus referentes el documento constitucional.De otro lado, la Constitución ni es lo el documento o las proposiciones quepositivamente aparecen en su texto, ni es tampoco una realidad distinta en exclusióndel mismo texto. El texto es parte de la realidad constitucional. Ésta no se reduce altexto ni a las proposiciones que el texto contiene. La realidad constitucional es el textointegrado y entrelazado a los afectos, compromisos, convicciones, actitudes o interesesen la racionalidad de quienes desarrollan su vida en interacción con las proposiciones ynormas constitucionales contenidas en el texto que se integra en las deliberaciones,argumentos y visiones que comparten desde su existencia concreta los actores. Lo quede constitucional tienen los textos ocurre por el uso que ellos prestan al tejido políticode la comunidad de sujetos que conviven bajo supuestos, afectos, valores y anheloscompartidos.De modo similar, porque se opta por una lógica constitucional que trasciende el marcotradicional de carácter preceptivo, en este estudio se presta especial atención aaspectos que no son clásicamente parte de la dogmática constitucional pero que, sinembargo, son los que permiten el cumplimiento de los encargos consignados comoconstitucionales en el documento constitutivo de nuestro cuerpo político. En efecto,
 
puede tener mayor valor constitucional la revisión de aspectos no explícitamenterelevados dentro del texto de la Constitución, pero que son una condición anterior quehace posible la calidad y funcionamiento constitucional de las obligaciones previstasexpresamente en el texto positivo. Estos rasgos o aspectos materialmenteconstitucionales que hacen posible el cumplimiento de las funciones, encargos,demanda o productos constitucionales por cuya entrega se responsabiliza al Congreso,tienen mayor valor y trascendencia constitucional que lo que escoge el constituyentecomo merecedor de tratamiento y reconocimiento en el texto constitucional.Es un supuesto importante, por lo tanto, de este trabajo el examen de aquellascondiciones que permiten, dificultan o debilitan el mandato constitucional de lacorporación parlamentaria. Lo constitucional de la comunidad son las respuestasefectivamente consignadas en el acervo de reacciones frente a pruebas de relevanciaconstitucional. La prueba, desafío, o reto es lo que define la calificación de lo que deconstitucional tiene una comunidad dada. Y las pruebas no se limitan a una cuestión devigencia de los textos. Las pruebas constitucionales aparecen o irrumpen de maneraindistinta o esponnea en la dimica de las relaciones colectivas conforme sedesarrolla en la historia del país el juego de aspiraciones, intereses o distintas actitudeso racionalidades de los operadores de los procesos políticos.La realidad constitucional es una experiencia de convicciones, intereses, actitudes ycompromisos conversados con el código de las proposiciones contenidas en el textoconstitucional a través del discurso de los operadores y de los hechos de éstos en losque el discurso se concreta. Ni el texto absorbe o excluye el fenómeno empírico de susaplicaciones, ni la existencia constitucional ocurre constituye una realidadesencialmente distinta o independiente de los textos que pretenden ahormar lasrealidades a las que las proposiciones constitucionales se dirigen.Las Constituciones suelen integrar el imaginario colectivo en el que se plantean lasilusiones, los deseos, y de alguna forma también la visión, los objetivos y las másimportantes y generales estrategias con las que se aspira a estructurar oinstitucionalizar la vida colectiva y los usos del poder comunitario. La comprensión delos hechos constitucionales se realiza inevitablemente en el marco de premisas y desupuestos. Los hechos no tienen sino la voz de quien los observa y pretendeexplicárselos o comunicarlos. La intención y capacidad del observador son críticos enla elaboración del juicio sobre el funcionamiento de los fenómenos y de las ocurrencias.De ahí el carácter precario y también provisorio de toda afirmación sobre el sucesoconstitucional. Por esta razón es necesario realizar esta declaración de principiosconforme a la cual los asertos que se refieren en este texto no abrigan la pretensión deconstituir una verdad mejor calificada que otras para describir la realidad sobre la quese formulan los juicios o aseveraciones. Es sólo una propuesta que concurrirá con

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->