Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
P. 1
AMIA: DE LA PISTA IRANI A LA PISTA ISRAELI por Alejandro Olmos Gaona

AMIA: DE LA PISTA IRANI A LA PISTA ISRAELI por Alejandro Olmos Gaona

Ratings: (0)|Views: 14 |Likes:
Published by Ramón Rodolfo Copa

Olmos Gaona:-Quizás la llamada pista siria, sea una muestra relevante de pistas falsas que se hicieron circular para obstruir la investigación y liberar de sospecha a los culpables.



Pude darme cuenta del desconocimiento del periodismo y la gente, del significado de la pista siria.

Olmos Gaona:-Quizás la llamada pista siria, sea una muestra relevante de pistas falsas que se hicieron circular para obstruir la investigación y liberar de sospecha a los culpables.



Pude darme cuenta del desconocimiento del periodismo y la gente, del significado de la pista siria.

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Ramón Rodolfo Copa on Feb 01, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/17/2013

pdf

text

original

 
por Alejandro Olmos Gaona
Olmos Gaona:-Quizás la llamada pista siria, sea una muestra relevante de pistas falsas quese hicieron circular para obstruir la investigación y liberar de sospecha a los culpables.Pude darme cuenta del desconocimiento del periodismo y la gente, del significado de lapista siria.
 
 
DE LA PISTA SIRIA A LA PISTA ISRAELI
 
Por 
 Alejandro Olmos Gaona
(*)
 En el transcurso de las complejas indagaciones llevadas a cabo, con motivo del atentado ala AMIA, así como se investigaron pistas verdaderamente descabelladas, se omitió lainvestigación de otras, en las que podía haber elementos de juicio para llegar a unesclarecimiento del tema, o por lo menos disipar las dudas, que en forma persistente, hanrodeado, todo lo que estuviera relacionado con aquél.Dentro del entramado complejo de cuestiones relacionadas con el atentado, la llamada pistasiria es la que ha sido esgrimida reiteradamente por los dirigentes de la comunidad judía ypor cierto periodismo, como una de las vías posibles para el esclarecimiento del atentado yla ubicación de sus responsables.El cabecilla de esa pista sería Alberto Jacinto Kanoore Edul, a quien todas las publicacionesle atribuyen nacionalidad siria, demostrando así la innegable superficialidad con la que semaneja el periodismo, que no duda en atribuir responsabilidades a cualquier persona,basándose en trascendidos de dudosa procedencia, o en versiones interesadas que divulganaquellos que quieren desviar cualquier investigación.Las constantes imputaciones efectuadas a Alberto Kanoore Edul, a quien se ha sindicadocomo uno de los responsables de la llamada pista siria, fueron reiteradas en numerosasoportunidades, desde el mismo comienzo del atentado; renovándose cada año cuando surgíaalgún nuevo elemento de juicio que se incorporaba a la causa.Sus supuestas vinculaciones con elementos fundamentalistas; su sospechada relación con lainteligencia iraní o libia, son algunas de las tantas versiones que se han hecho correr, comouna forma de acreditar la posibilidad de que participara activamente en el atentado.
 
 En el mes de octubre de 2003, con motivo de las declaraciones formuladas por el Directorde Operaciones de la Secretaria de Inteligencia del Estado, Ing. Antonio Jaime Stiuso, elJuez Federal Juan José Galeano prohibió la salida del país de Kanoore Edul, y de su primo,el Subcomisario de la Policía Bonaerense, Víctor Chaban.Los argumentos de Galeano en su resolución fueron inexistentes, y solo hizo referencia enla misma a posibles novedades que podía eventualmente aportar el Ingeniero Stiuso,novedades que nunca se concretaron en los hechos. Esta fue la última actuación queprodujo el Juzgado Federal respecto de Kanoore.El caso de Kanoore Edul es singularmente paradigmático, de cómo se llevó adelante lainvestigación, de cómo se le ha dado trascendencia a cuestiones carentes de la menorrelevancia, de cómo se han creado pistas fantasiosas, investigándose las mismas, mientrasse dejaban de lado otras posibilidades mucho más razonables.Antes de seguir, es necesario que aclare que mi interés en la causa AMIA se debe a queconocí a Alberto Kanoore Edul hace mucho tiempo, ya que uno de mis hijos era compañerode su hijo en el Colegio del Salvador.Lo volví a ver hace unos pocos años, y me contó de sus problemas relacionados con lacausa, y todo lo que le había ocurrido a él y a su familia, con motivo de la imputación dehaber participado en el atentado.Aunque sus palabras me parecieron, en principio, muy convincentes, lo interroguélargamente sobre los hechos en los que supuestamente había participado.Como a veces algunos de sus relatos me parecían confusos, le pedí precisiones, y me costóalgún trabajo lograr que recordara todo lo relacionado con las imputaciones que se lehabían hecho.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->