Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Shakespeare, William - Enrique IV

Shakespeare, William - Enrique IV

Ratings: (0)|Views: 40|Likes:
Published by bruno15000

More info:

Published by: bruno15000 on Feb 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/15/2013

pdf

text

original

 
ENRIQUE IV
Shakespeare
PRIMERA PARTEDRAMATIS PERSONAEEnrique IV, REY de InglaterraEnrique, PRÍNCIPE de GalesHijos del reyEl príncipe Juan de LANCASTER Conde de WESTMORELANDSir Walter BLUNTConde de NORTHUMBERLANDEnrique Percy, de sobrenombre HOTSPUR, su hijoConde de WORCESTER, hermano de NorthumberlandLord MORTIMER Owen GLENDOWER LADY PERCY, esposa de Hotspur y hermana de Mortimer LADY MORTIMER, esposa de Mortimer e hija de Glendower Conde de DOUGLASSir Ricardo VERNONARZOBISPO de York Sir MIGUELSir Juan FALSTAFFPOINSBARDOLFOPETOGADSHILLMozo de cuadraSIRVIENTEARRIEROSVIAJEROSLa POSADERA doña PrisasFRANCisco, mozo de tabernaTABERNEROALGUACILLores, mensajeros, soldados, criados y acompañamiento.LA PRIMERA PARTE DE ENRIQUE IVI.i
 Entran el 
REY
[Enrique], el príncipe Juan de
LANCASTER,
el Conde de
WESTMORELAND,
[sir Walter 
BLUNT]
 y otros.
 
REYTurbados como estamos y pálidos del ansia,démosle respiro a la paz sobrecogiday, jadeando, anunciemos ya nuevos combatesque emprenderemos en lejanas costas. Nunca más la boca reseca de esta tierramanchará sus labios con sangre de sus hijos. Nunca más sus campos surcará la guerra,ni aplastarán sus flores los herrados cascosde cargas enemigas. Esos ojos hostilesque, cual meteoros en un cielo agitado,aun nacidos del mismo origen y sustancia,se enfrentaron hace poco en lucha internaenzarzándose en civil carnicería,marcharán ahora juntos, unidosen filas armoniosas, y ya no se opondrána conocidos, aliados ni parientes.Cual daga mal envainada, el filo de la guerraya no cortará a su dueño. Por tanto, amigos,hasta el sepulcro de Cristo llegaremos(de quien somos guerreros alistadosque han jurado combatir bajo su cruz)tras reclutar sin demora tropa inglesa,cuyos brazos se formaron en el vientre de sus madres para expulsar a los paganos de las tierras santascuyo suelo pisaron esos pies benditosque en la amarga cruz, por nuestro bien,clavaron hace ya catorce siglos.Mi propósito tiene doce meses,e inútil es deciros que allá iremos; para tratarlo no os reuní. Dime, pues,mi noble pariente Westmoreland,lo que anoche decretó el Consejo para impulsar esta ansiada expedición.WESTMORELANDMi señor, trataron esta urgencia entusiasmados,dejando las tareas repartidasdesde anoche, cuando, a destiempo, desde Galesllegó un mensajero con tristes noticias.La peor es que el noble Mortimer,cuando mandaba a hombres de Herefordshirecontra el fiero y errático Glendower,cayó en las manos crueles de ese vil galésy mil soldados suyos fueron destrozados.Fue tal el estrago que sufrieron los cadáveresy tan ruin y espantosa la desfiguraciónque infligieron los galeses, que no se puedenni decir ni contar sin sonrojarse.REYEntonces la nueva del conflictointerrumpe nuestra empresa en Tierra Santa.WESTMORELANDÉsa y otras cosas, Majestad, pues del norte ha llegado una noticia
 
más adversa e inquietante, y es ésta:el día de la Santa Cruz, el gallardo Hotspur (el joven Enrique Percy) y el gran Archibaldo(ese audaz y aguerrido escocés)se enfrentaron en Holmedon, en combatesangriento y doloroso,según cuentan atendiendo a la lluviade disparos y por las apariencias, pues el mensajero había partidoal galope en el ardor de la batallaignorando el desenlace.REYAquí está sir Walter Blunt, nuestro queridoy afanoso amigo, recién desmontado,cubierto de la tierra más variadaque hay entre Holmedon y nuestra corte,y trae noticias gratas y halagüeñas.El Conde de Douglas
 
fue vencido.Sir Walter vio a diez mil bravos escocesesy a veintidós caballeros en los llanos de Holmedonhacinados en su sangre. Hotspur apresóa Mordake, Conde de Fife y primogénitodel derrotado Douglas, y al Conde de Atholl,al de Murray, Angus y Menteith.¿Verdad que ésta es una presa honorable,un grandioso trofeo? ¿Verdad, pariente?WESTMORELANDEs triunfo del que un rey puede ufanarse.REYSí, y eso me entristece y me hace pecar de envidia, al ver que lord Northumberlandes el padre afortunado de tal hijo,un hijo que está siempre en boca del honor,el árbol más derecho en cualquier bosque,favorito y orgullo de Fortuna,mientras yo, al considerar su gloria,veo manchada la frente de mi Enrique por la deshonra y el vicio. ¡Ojalá se demostraraque algún hada nocturna había cambiadoa nuestros hijos arropados en la cuna,llamando al mío Percy, y al suyo Plantagenet!.Así tendría yo a su Enrique, y él al mío.Mas no piense yo en él. ¿Qué opinas, pariente,del orgullo de este Percy? A los hombresque captura en esta empresa los retiene para sí y manda aviso de que sóloserá mío Mordake, Conde de Fife.WESTMORELANDEso es obra de su tío, Worcester,nefasto para vos en todos los sentidos;él le ha hecho engallarse y levantar la cresta juvenil contra vuestra grandeza.REYLe he mandado llamar para explicarse.Por tal motivo hemos de aplazar nuestra santa expedición a Jerusalén.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->