Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Metabolismo Rural

Metabolismo Rural

Ratings: (0)|Views: 2 |Likes:

More info:

Published by: Ruben Sanchez Caceres on Feb 05, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/08/2014

pdf

text

original

 
Copyright © 2008 de los autores. Publicado bajo licencia de RedibecURL: http://www.redibec.org/IVO/rev7_01.pdfToledo 2008. Revista Iberoamericana de Economía Ecológica Vol. 7: 1-26
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
 __________________________________________________________________________________________
ISSN 13902776 REVISTA DE LA RED IBEROAMERICANA DE ECONOMÍA ECOLÓGICA1 
Metabolismos rurales: hacia una teoría económico-ecológicade la apropiación de la naturaleza
Víctor M. Toledo
 Centro de Investigaciones en Ecosistemas, Universidad Nacional Autónoma de México, CampusMorelia, Méxicovtoledo@oikos.unam.mx
Fecha de recepción: 09/08/2007. Fecha de aceptación:
 
16/01/2008
Resumen
Poco menos de la mitad de la población humana (2,600 millones en 2004 de acuerdo a la FAO) está involucrada en el
metabolismo rural 
, definido éste como el conjunto de actos por medio de los cuales la sociedad se apropia bienes yservicios de la naturaleza. No obstante lo anterior, el fenómeno de apropiación corrientemente identificado como “uso”,“aprovechamiento”, “usufructo”, “explotación” o “manejo” de los “recursos naturales”, “ecosistemas”, “ambientes”,“paisajes”, permanece aún sin ser analizado en toda su complejidad como un proceso que es esencialmente ecológico yeconómico. El presente ensayo propone y desarrolla una interpretación del fenómeno de apropiación de la naturalezacon base en el concepto de
metabolismo social 
. Este abordaje permite una doble comprensión del proceso delintercambio material: ecológica y económica, y facilita la indagación de su génesis, su historicidad y su dinámica. A partirde éste abordaje, se propone un marco conceptual para el análisis económico y ecológico del fenómeno de apropiaciónque permite la construcción de una metodología interdisciplinaria y multi-escalar y de un modelo que integra flujosmonetarios, de trabajo, materia, energía, bienes y servicios, y que los ubica dentro de espacios naturales y sociales biendefinidos y concretos. La revisión de los principales factores y variables que afectan el equilibrio dinámico del proceso deapropiación, sugieren el desarrollo de una teoría económico-ecológica dirigida a entender las dinámicas, los patrones ylos conflictos de las áreas rurales.
Palabras clave:
Metabolismo social, Metabolismo rural, Economía-ecológica, Apropiación de la naturaleza, ÁreasRurales.
Abstract
Almost half of the human population (2,600 millions in 2004 according to the FAO statistics) is involved in the
rural metabolism 
, here defined as the ensemble of actions through which human societies carry out the appropriation of nature´s elements, functions and services. Despite the above, the phenomenon of appropriation of nature actually defined as“use”, “exploitation”, or “management” of “natural resources”, “ecosystems”, “environments” or “landscapes” remains withno analysis about its complexity as an ecological and economic process. This paper proposes and develops aninterpretation of the phenomenon of human appropriation of nature based on the concept of
societal metabolism 
. Theadopted approach allows a double comprehension of the phenomenon (ecological and economic), and provide the surveyof its genesis, history and dynamics. Derived of the adopted approach a conceptual framework is developed, whichinduce a interdisciplinary and multi-scale methodology that allows the integration of flows of labor, money, materials,energy, goods and services. The obtained model identifies the flows within well-defined and concrete social and naturalspaces. A brief review of the factors affecting the dynamic equilibrium of the process of appropriation of nature, suggestthe construction of an ecological-economic theory, which can be useful in the understanding of rural dynamics, patternsand conflicts.
Key words:
Social metabolism; Rural metabolism; Ecological-economics; Appropriation of Nature; Rural Areas.
Introducción
Los
intercambios materiales 
que realizan losseres humanos con la naturaleza y entre ellosmismos, han venido siendo estudiados desdeángulos distintos por dos disciplinas: laecología y la economía. Mientras que laecología realiza el estudio de los intercambiosconsiderando al ser humano como unaespecie biológica, es decir, formando parte dela naturaleza, la economía lo hace sobre elreconocimiento implícito de que el hombre esun ente social, un elemento que forma partede la sociedad. Así, la ecología centra suinterés sobre los intercambios materiales que
 
Copyright © 2008 de los autores. Publicado bajo licencia de RedibecURL: http://www.redibec.org/IVO/rev7_01.pdfToledo 2008. Revista Iberoamericana de Economía Ecológica Vol. 7: 1-26
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
 __________________________________________________________________________________________
ISSN 13902776 REVISTA DE LA RED IBEROAMERICANA DE ECONOMÍA ECOLÓGICA2 los seres humanos realizan con el universonatural (sus sistemas, conjuntos, procesos oelementos), mientras que la economía lohace sobre aquellos intercambios que loshombres realizan entre ellos mismos más alláde la esfera de lo biológico.Sin embargo, ambos aspectos delintercambio material que a la luz de estosenfoques aparecen como separados, sehallan indisolublemente ligados el uno con elotro en el plano concreto del proceso por elcual los hombres producen y reproducen suscondiciones materiales, es decir en elmetabolismo existente entre la sociedad y lanaturaleza y, más específicamente, en el actode apropiación por el cual el proceso generaldel metabolismo se inicia (véase secciónsiguiente). Visualizada a través de la historia,tal conjunción es más tangible en aquellassociedades con incipiente desarrollo de susfuerzas productivas y es menos visible,aunque no inexistente, bajo las condicionesde las modernas sociedades de carácterindustrial.No obstante lo anterior, existen muy pocosintentos rigurosos para construir enfoques,métodos y marcos conceptuales que permitanel análisis ecológico y económico delfenómeno de apropiación, pues si bien ese noha sido ignorado en las principales obras dela economía ecológica, su tratamiento ha sidogeneral y ambiguo.Por otro lado, el fenómeno de apropiación hasido investigado de manera arbitraria y parcialpor antropólogos y ecólogos humanos de unlado y por economistas rurales o agrícolas delotro, cada uno de los cuales arriba aesquemas reduccionistas del fenómeno,alimentando lo que Naredo (1999:47) hallamado un “diálogo de sordos” entreecólogos y economistas. Si los primerospecan de ingenuos al querer reducir elproceso económico a intercambios deenergía, los segundos no hacen otra cosacuando ignoran la dimensión ecológica delfenómeno o lo reducen a una variable, tanfantasmagórica como etérea, comúnmentellamada “tierra”, “recursos naturales”, “stocksnaturales” o simplemente “recursos”.La realidad, al presentarse como un
continuum 
donde un cierto material transitasin dificultad alguna de los circuitos de lonatural a los circuitos de lo social oeconómico, crea la ilusión de que es factibleaplicar un solo tipo de análisis que incluya oenglobe a ambas dimensiones. Todos losintentos, explícitos o implícitos, por lograr una"teoría unitaria" del proceso de apropiaciónhan fallado porque pretenden reducir laeconomía a la ecología o viceversa, o porqueintentan fundirlas sin reconocer la existenciade dos niveles de análisis. Así por ejemplo,los intentos por expresar el intercambioeconómico en términos de flujos de energíafallan dado que no existe una equivalenciainmediata entre valores ecológicos y valoreseconómicos. Por ejemplo, la connotaciónecológica de energía humana no esautomática y directamente traducible a laconnotación económica de cantidad detrabajo empleada en la apropiación, dado quela primera lo hace abstrayendo al productorde por ejemplo su contexto social o histórico yconsiderándolo solamente como una especiebiológica, es decir, como parte de unecosistema, en tanto que la segunda lovaloriza como trabajo humano indiferenciado,es decir, como fuerza de trabajo de lasociedad. “No es el gasto individual de trabajoel que crea el valor, sino solamente el gastode trabajo reconocido como socialmentenecesario por el mercado” (Mandel 1969:314).De esta forma todo el análisis energético (la“obsesión calorífica” como le llamó Moran,1990:17) tan en boga entre los antropólogos yecólogos humanos en la década de lossetenta y los ochenta del siglo pasado(Giampietro 2004:210-211), que mideesfuerzos y rendimientos en términos dekilocalorías, no puede ser adecuado mas queen aquellas situaciones en donde todo loproducido es consumido por la propia unidadque los produce (economías naturales o desubsistencia); véase por ejemplo Rappaport(1971). En condiciones de mayorcomplejidad, aparecen ya en la escenacategorías económicas cualitativamentediferentes como la fuerza de trabajo, queaunque puede ser expresada como energía
 
Copyright © 2008 de los autores. Publicado bajo licencia de RedibecURL: http://www.redibec.org/IVO/rev7_01.pdfToledo 2008. Revista Iberoamericana de Economía Ecológica Vol. 7: 1-26
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
 __________________________________________________________________________________________
ISSN 13902776 REVISTA DE LA RED IBEROAMERICANA DE ECONOMÍA ECOLÓGICA3 humana, en la perspectiva de una economíade mercado es medida como la cantidad deesfuerzo social medio.Similarmente, aún los análisis másmeticulosos del fenómeno de apropiaciónrealizados por economistas agrícolas orurales dejan fuera toda la dimensiónecológica al ignorar o soslayar lascondiciones y peculiaridades de losecosistemas (sus componentes, dinámicas yprocesos) que sirven de base material a laapropiación. Este es el caso del marcoconceptual propuesto por Deere y de Janvry(1979) para estudiar los hogares campesinos,o los análisis muy en boga hoy en día deTaylor y colaboradores (Taylor y Adelman2002) a partir de la llamada matriz decontabilidad social (SAM por sus siglas eninglés) que es una adecuación del análisis deinput-output al estudio de hogares ycomunidades rurales.En un intento por remontar las limitacionesanteriores, éste artículo propone y desarrollaun marco conceptual y una metodología conbase en el concepto de metabolismo social, eidentifica las principales variables y factoresque al parecer determinan el proceso deapropiación de la naturaleza. La propuesta sehace en tres etapas: primeramente se explicael abordaje teórico teniendo como eje elconcepto general de metabolismo social,enseguida se construye un marco conceptualque cobra realidad en un modelo de flujos;finalmente se revisan las principales variablesy factores que al parecer entran en juego yque por lo mismo deben ser reconocidos yponderados durante un análisis integral delfenómeno de apropiación.
El metabolismo social
Las sociedades humanas cualesquiera seansus condiciones o niveles de complejidad, noexisten en un vacío ecológico sino queafectan y son afectadas por las dinámicas,ciclos y pulsos de la naturaleza. La naturalezareconocida como aquello que existe y sereproduce independiente de la actividadhumana pero que al mismo tiempo representaun orden superior al de la materia (Rousset1974). Ello supone el reconocimiento de quelos seres humanos organizados en sociedadresponden no solo a fenómenos o procesosde carácter exclusivamente sociales sino queson también afectados por los fenómenos dela naturaleza.Las sociedades humanas producen yreproducen sus condiciones materiales deexistencia a partir de su
metabolismo 
con lanaturaleza, una condición que aparece comopre-social, natural y eterna (Schmidt 1976). Enotras palabras... “El metabolismo entre lanaturaleza y la sociedad es independiente decualquier forma histórica porque aparecepreviamente bajo las condiciones pre-socialeso histórico-naturales de los seres humanos”(Schmidt op.cit). Dicho fenómeno implica elconjunto de procesos por medio de los cualeslos seres humanos organizados en sociedad,independientemente de su situación en elespacio (formación social) y en el tiempo(momento histórico), se
apropian, circulan,transforman, consumen y excretan,
materialesy/o energías provenientes del mundo natural(véase Figura 1). El proceso generalmetabólico se ve entonces representado poresos cinco fenómenos que son teórica yprácticamente distinguibles.Al realizar estas actividades, los sereshumanos consuman dos actos: por un lado"socializan" fracciones o partes de lanaturaleza, y por el otro "naturalizan" a lasociedad al producir y reproducir sus vínculoscon el mundo natural. Asimismo, durante esteproceso general de metabolismo, se generauna situación de
determinación recíproca 
 entre la sociedad y la naturaleza, pues laforma en que los seres humanos seorganizan en sociedad determina la forma enque ellos transforman a la naturaleza, la cuala su vez condiciona la manera como lassociedades se configuran.El resultado de esta doble conceptualización(ecológica de la sociedad y social de lanaturaleza) toma cuerpo en una visióncualitativamente superior de la realidad enrazón de dos hechos. Por un lado, porquederiva de un abordaje que supera elconocimiento parcelado y la habitualseparación entre las ciencias naturales y las

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->