Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Eliphas Levi La Ciencia de Hermes

Eliphas Levi La Ciencia de Hermes

Ratings: (0)|Views: 9|Likes:
Published by Cristian Calderon

More info:

Published by: Cristian Calderon on Feb 05, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/06/2014

pdf

text

original

 
Eliphas Levi
La Ciencia de Hermes
 
La Revelación de los Supremos Secretos
 
INTRODUCCIÓN*
Las transcendentales ciencias de la Cábala y de la magia garantizan alhombre un excepcional, exacto y eficiente poder práctico, y debemoscondenarlas como inútiles y engañosas si ellas no aportan dichas garantías.Juzgar a los doctores de la ley por sus obras, dijo el Gran Señor, y la reglaes infalible. ¡Si deseas que crea en lo que conoces, enséñame lo que haces!Para poder sublevar al hombre hacia la emancipación moral, Dios seesconde de Él mismo, y en cierto sentido, el gobierno del mundo se entregaa Él. Él abandona Su existencia para ser divino a través de las grandezas yarmonías de la Naturaleza, así pues, el hombre puede perfeccionarse progresivamente si continuamente amplía la idea que concibe de suCreador.El hombre, únicamente conoce a Dios a través de los nombres que le da aeste Ser de seres, y únicamente le distingue por las representaciones que élintenta trazar. Así pues, el hombre es en cierto modo el creador de Él, por el cual él ha sido creado. El hombre cree ser 
 
la imagen de Dios, y por elhecho de ampliar indefinidamente su propio reflejo, cree que está perfilando en un espacio infinito, la sombra de Alguien que resulta ser incorpóreo, sin sombra y sin límite.CREAR A DIOS, REALIZAR NUESTRA PROPIA CREACIÓN,HACERNOS A NOSOTROS MISMOS INDEPENDIENTES,INFRANQUEABLES, E INMORTALES. Ciertamente, en este punto nosencontramos con un programa más imprudente que el sueño de Prometeo.---------------------------------
(*) Eliphas Levi, en un comentario afirma que la iniciación alquimica está indicada enuna carta dirigida al Barón Spedalieri: "Yo poseo el más curioso MSS. del ArteHermético, y ahora conozco todos los misterios de la Ciencia
de Hermes
desde sus principios. He visto cómo se producía el secreto del fuego, he visto cómo los dosespermas metálicos se formaban a sí mismos: el blanco, que es como el mercurio, y elrojo, que es un aceite viscoso, como el azufre líquido. Yo
se
que el oro puede producirse, pero creedme que yo nunca lo he hecho. El oro es el símbolo del trabajo ydel intercambio entre los hombres; no ha sido manufacturado, ha sido obtenido; ycualquiera que hiciera uso de otro oro en el comercio, seria ante mis ojos un merofabricante de monedas, el más cobarde porque, seguro de la impunidad, al ser su oro puro, su fraude sería descubierto sólo con su secreto, el conocimiento del cual signifi-caría la ruina universal. Así pues, es justo que la existencia de este secreto sea denegada, para que nadie pueda buscarlo. El hombre debe ser elevado por una especie de moral pontificada para llegar a conocerlo y nunca abusar de él. El secreto corresponde a la producción química de lo binario en el Reino de los metales. De una sustancia se creandos, y de estas dos substancias otra, que de ninguna manera se parece a la primera".
 
Su base es atrevida y poco piadosa, su intención es tan ambigua que roza lalocura. Sin embargo, se trata de un programa paradójico únicamente en suforma, ya que se presta a una interpretación falsa y sacrílega. Por una parte,es perfectamente razonable y su completa realización está garantizada por la ciencia de sus adeptos. El hombre, de hecho, crea a un Dios conforme su propia inteligencia y bondad; el Dios que él adora es siempre su propioretrato magnificado. Concebir lo Absoluto en la bondad y la justiciasignifica que uno mismo sea más justo y bondadoso. La calidad intelectualy moral son riqueza; y de hecho, son las más grandes de todas las riquezas.Estas deben ser adquiridas con trabajo duro y lucha. La desigualdad deaptitudes y los casos de niños que nacen con una organización más perfectaque otros, deberá tenerse en cuenta, pero debemos pensar en talesorganismos como el resultado de una labor más avanzada de la Naturaleza,y que los niños, tan bien dotados, las han adquirido, si no por sus esfuerzosindividuales, por la unión de los esfuerzos de los seres humanos que, con suexistencia, están conectados. Se trata de un secreto de la Naturaleza, la queno hace nada por casualidad. La posesión de más facultades intelectuales,así como de dinero y tierras, constituye un imprescriptible derecho detransmisión y herencia.Sí, el hombre ha sido llamado para terminar el trabajo de su Creador, ycada uno de los momentos que él emplea en mejorarse o en dañarse esdecisivo para la eternidad. La adquisición de una invariable mente honrada,y una invariable voluntad justa, es lo que le hace vivir una vida eterna, yaque nada sobrevive a la injusticia y al error excepto la miseria de sudesorden. Entender que lo correcto es desearlo y, en el campo de la justicia,desear es realizar. Por esta razón el Evangelio nos dice que los hombresserán juzgados de acuerdo con sus obras. Nuestras obras nos transformanen lo que somos hasta tal punto que nuestros cuerpos reciben, a través denuestros hábitos una modificación y, a veces, un completo cambio deapariencia. Una forma adquirida o impuesta llega a ser una o providencia ouna fatalidad para toda nuestra existencia. Esas estrafalarias figuras con lascuales los egipcios dotaron a sus símbolos humanos de divinidad,representan las formas fatales. Typhon, con su boca de cocodrilo, estácondenado a devorar incesantemente para saciar su panza de hipopótamo.Así pues, está condenado, por su voracidad y fealdad, a la eternadestrucción.El hombre puede destruir sus facultades por negligencia o abuso. Puedecrear, por sí mismo, nuevas facultades a través del buen uso de estas, queha recibido de la Naturaleza. Se dice frecuentemente que el afecto no tieneque ser impuesto, que la fe no es posible para todos, que el carácter no se puede transformar, pero todas estas afirmaciones son únicamente ciertas

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->