Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
“Bajo la bandera negra” de Justus F. Wittkop

“Bajo la bandera negra” de Justus F. Wittkop

Ratings: (0)|Views: 25 |Likes:



La joven generación rusa, de los años sesenta, para la que Turgenev ha acuñado el concepto de «Nihilistas», escandalizaba tanto por su comportamiento como por sus opiniones extremistas incluso a muchos de los intelectuales de la oposición. Herzen, por ejemplo, se negaba a ver sus herederos espirituales en aquella juventud estudiantil de «allure canaille» que rechazaba las convenciones y la moral usual.

Bakunin, sin embargo, admira esta juventud y su fanatismo, su abnegación por la causa de la revolución rusa. En 1867 había escrito ya a Herzen desde Italia lo siguiente: «No, Herzen, puedes decir lo que quieras, pero estos pioneros de la nueva justicia y de la nueva vida rusa -por más torpes que sean y todo lo descuidos que quieran mostrarse- parecen estar muy por encima de esos muertos vivientes de buena compostura que te son queridos. (…) Una vez más, Herzen; no te hagas viejo y no maldigas a los jóvenes. Búrlate de ellos si se lo merecen, pero inclínate lleno de respeto ante su digno proceder, ante su afán, su heroísmo y su sacrificio»



La joven generación rusa, de los años sesenta, para la que Turgenev ha acuñado el concepto de «Nihilistas», escandalizaba tanto por su comportamiento como por sus opiniones extremistas incluso a muchos de los intelectuales de la oposición. Herzen, por ejemplo, se negaba a ver sus herederos espirituales en aquella juventud estudiantil de «allure canaille» que rechazaba las convenciones y la moral usual.

Bakunin, sin embargo, admira esta juventud y su fanatismo, su abnegación por la causa de la revolución rusa. En 1867 había escrito ya a Herzen desde Italia lo siguiente: «No, Herzen, puedes decir lo que quieras, pero estos pioneros de la nueva justicia y de la nueva vida rusa -por más torpes que sean y todo lo descuidos que quieran mostrarse- parecen estar muy por encima de esos muertos vivientes de buena compostura que te son queridos. (…) Una vez más, Herzen; no te hagas viejo y no maldigas a los jóvenes. Búrlate de ellos si se lo merecen, pero inclínate lleno de respeto ante su digno proceder, ante su afán, su heroísmo y su sacrificio»

More info:

Published by: Kolectivo Conciencia Libertaria on Feb 06, 2013
Copyright:Public Domain

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/14/2014

pdf

text

original

 
Bajo la bandera negra” de Justus F. Wittkop5
 
BAJO LA BANDERA NEGRA
*
(HECHOS Y FIGURAS DEL ANARQUISMO)
Justus F. Wittkop
CAPÍTULO IEL CONCEPTO DE SOCIEDAD SIN COACCIÓN
«El hombre es bueno» El anarquismo se basa en esta convicción y a partir de ella extrae susargumentaciones: si el hombre es bueno, no se necesita violencia para mantenerlo en el caminorecto, cosa por la que se han esforzado siempre las instituciones estatales (policía, tribunales,leyes, gobiernos e iglesias) con sus medios de coacción, y mediante la cual, además, justificansu existencia. El hombre tiene derecho a la libertad sin restricciones. Puesto que es autónomosolamente una adhesión voluntaria puede obligarle a algo. Sin embargo las instancias coactivasno quieren renunciar a la fuerza que se han arrogado. De aquí surgen todas las opresiones,injusticias, crímenes y sufrimientos sociales. Por eso el hombre debe liberarse de sí mismo, esdecir, debe desencadenar la revolución; no la revolución política, que lo único que hace essustituir una dominación por otra, sino una revolución mucho más amplia que destruya todas lasformas anteriores que han conducido a los hombres en un desarrollo unilateral a las actualessituaciones de dependencia; una revolución que traiga consigo la liberación de todas lascoacciones económicas y políticas, puesto que esta libertad puede ser el único estadoapropiado. Por esta razón todo lo que acelere su estabilidad debe favorecer, mientras que ha deser destruido, por el contrario, todo lo que se oponga o le obstruya el camino.Esta profesión de fe del anarquismo, reducida a la fórmula más simple, contiene ya la paradojade que aspira alcanzar el estado final de ausencia total de violencia con ayuda de la misma, sibien hay que tener en cuenta también que había tendencias anarquistas que rechazaban todaforma de violencia. Precisamente el anarquismo no conoce dogmas. Teóricamente todos losanarquistas coincidían tan solo en defenderse frente a toda violencia estatal, y sobre todo frentea toda dictadura, aun (en realidad dictadura de los dirigentes del partido)Los anarquistas sienten una profunda desconfianza por los partidos políticos. Ven en ellosúnicamente un medio para el ejercicio de la dominación, por lo cual se abstienen generalmentede votar en las elecciones. Por lo tanto, renuncia a representaciones en los parlamentos, que ensu opinión constituyen solamente posiciones de poder ajenas a la base y alcanzadas a costa delos electores; jamás se han constituido en un partido puesto que no quiere dominar ni ser dominados. Ciertamente entre ellos constituyeron grupos y asociaciones hasta llegar a lasconfederaciones anarcosindicalistas, pero el principio supremo siguió siendo tiempo la igualdady la solidaridad entre sus miembros. Incluso una personalidad tan carismática como Bakunin,por ejemplo, uno de los fundadores del anarquismo revolucionario, no fue considerado nuncacomo un jefe de los socialistas libertarios de llamada confederación del Jura, sino tan sólo como
I´ami Michel 
, como un amigo.Cuando en el último cuarto del siglo pasado se produjo una serie de espectaculares atentados,las prefecturas de la policía de los estados europeos sospecharon, muy equivocadamente, la
*
Digitalización KCL. Traducción: Miguel Ángel Granada.
Unter der schwarzen fahne
es el título original.
 
Bajo la bandera negra” de Justus F. Wittkop6
 
existencia de una organización internacional. Se trataba en todos los caso de acciones departidarios aislados de la an-arquia
1
que no retrocedían ante el auto-sacrificio y el crimen en prode su fe impregnada de mística política. Con su «propaganda por el hecho» ha sido causacontinua de titulares periodísticos a los largo de varias décadas. Sin embargo tras estoshombres perseguidos por ideas y representaciones obsesivas se hallan los teóricos delanarquismo, cuyos programas político-económicos y sociales presentan un muestrario demodelos del pensamiento libertario y no necesitan albergar ningún temor, por lo menos enmuchos puntos, ante una comprobación sería, sin prejuicios a la aberración terrorista y a pesar de todos sus utópicos objetivos.Es cierto que bajo la palabra anarquismo se agrupan ideas contradictorias, pues no existe ladoctrina anarquista. Las vías hacia la sociedad libre de dominación se presentan a los distintosteóricos de manera muy diferente. Todos ellos continúan un remoto sueño filosófico, cuyashuellas ha seguido más de un historiador hasta la antigüedad. Max Nettlau, cronista alemán delanarquismo, ha escrito un libro sobre lo que él llama la
primavera del anarquismo 
desde elfilósofo alejandrino Karpócrates (siglo II a.C.) hasta el italiano Carlo Pisacane -caudillo de loscuerpos francos que escribió un
Ensayo sobre la revolución 
y cayó en la lucha durante elRisorgimiento italiano- pasando por Rebelais (1495-1553), Nattlau examina la historia espiritualde europea en busca de los orígenes del pensamiento libertario. Lógicamente el siglo XVIII,época en que se comenzó a tomar conciencia de los problemas sociológicos, fue pródigo en«construcción sobre el tablero» de sociedad futuras libres de coacción.
3
Baste con mencionar aquí únicamente el libro de Morelly
Naufrage des iles flottantes, ou Basiliade du célébre pilpae 
(1755): sin leyes, sin instituciones, sin propiedad; las vida se desarrolla allí como entre losmiembros de una familia primitiva asombrosamente armónica, gobernada por una especie dede rey-padre carente de medio de poder debido a que rige como supuesto natural unaunanimidad basada en la razón. De esta perspectiva idílica toma su colorido la confortantevisión del futuro del varón Von Knigge (1752-1796), conocido prácticamente por su libro
Sobre el trato con los hombres,
libro mal citado a menudo y escrito para la emancipación de laburguesía.«Príncipes y naciones desaparecerán de la tierra sin violencia; el género humano llegará a ser algún día una familia y el mundo la morada de los hombres racionales (…) Cada padre defamilia será algún día, como antaño Abraham y los patriarcas, el sacerdote y el señor absolutade la misma, y la razón el único código de la humanidad».
4
No es necesario mencionar todaslas utopías sociales elaboradas durante la ilustración. Las representaciones de un mundo sin ladominación del hombre por el hombre se hicieron más concretas tras la caída de la teocracia,es decir, tras el desmoronamiento de la sanción divina de la dominación. Pero cuando la fiebrede libertad de la revolución francesa sólo produjo una dominación nueva y más dura, cuando enla época burguesa la explotación del hombre por el hombre adoptó nueva formas espantosas,diferentes pensadores intentaron trasformar el viejo sueño en postulados políticos, económicosy sociales. Únicamente podían inspirarse en el arsenal de ideas de la filosofía de la Ilustración.En el fondo el anarquismo asume de nuevo la consigna que la revolución burguesa habíautilizado y más tarde traicionado: libertad (su exigencia suprema), Igualdad (Eliminacióndefinitiva de toda clase de tutela autoritaria), Fraternidad (profundizada hasta la solidaridad).
1
Ausencia de dominación.
2
Max Nattlau, Vorfrühling der Anarchie (Primavera del anarquismo), Berlín, 1925.
3
Id. Nettlau y K. M. Michel: «Herrschaftsfreie Institutionen» (Instituciones libertarias)
4
A. V. Knigge, Nachtrag von reiteren Originalschirifen welchen die illuminantensekte (…) betreffen (Apéndice denuevos escritos originales referente a la secta de los iluminados), Munich, 1787
 
Bajo la bandera negra” de Justus F. Wittkop7
 
CAPÍTULO II
 
LOS PRIMEROS ANARQUISTAS
 A finales del siglo XVIII la Inglaterra que, dominada por la gran burguesía whing y la oligarquíaterrateniente y sacudida por el miedo a los jacobinos, se levantan en armas contra la Franciarevolucionaria, era ya el primer país en conocer las consecuencias del desarrollo industrial, lossombríos paisajes fabriles, la acumulación de capital y la creciente miseria de las masasproletarias. En esta Inglaterra apareció en el año 1793 un extenso libro con el inofensivo títulode Enquiry concerning political justice and its influence on general virtue and appiness
5
. Suautor, el antiguo clérigo William Godwin (1756-1836), era hijo así mismo de clérigo. Godwinhabía abandonado su ministerio al perder la fe. Influido por la lectura de Helvecio (1685-1755) yD´Holbach (1723-1789), los ateos de la ilustración francesa, se había dedicado al estudio delmaterialismo filosófico. Se ganaba la vida como Hack-writer, es decir, como escritos asalariado.Pero por la noche, sentado en su pupitre, anotaba sus propios pensamientosanticonvencionales. Alegremente confiado, había hecho suya la optimista opinión de laeducabilidad del hombre hacia la razón y de su bondad natural. La razón llevará, en últimainstancia, todo a la perfección en el momento en que se le conceda un lugar en la tierra.«¡Con qué entusiasmo dirigirá su mirada el ilustrado amigo de la humanidad hacia ese tiempodichoso en que haya desaparecido el Estado, esa maquina bárbara que ha llegado a ser laúnica causa permanente de los vicios humanos y contiene en su seno defectos tan temerososque sólo pueden ser eliminados con su completa destrucción!»Según Godwin uno de los obstáculos esenciales en el camino hacia ese tiempo dichoso es elmonopolio creciente de la propiedad causada por el proceso de industrialización: «El monopoliode la propiedad pisotea las facultades de la inteligencia, extingue la chispas del genio y obliga ala inmensa mayoría de la humanidad a hundirse en sórdidas preocupaciones (…) La fuente másabundante de crímenes reside en el hecho de que unos posean en exceso aquello de que otroscarecen en los absoluto. Es verdad que el medio más adecuado para eliminar esos males es elde la razón y no el de la violencia. Pero la tenencia general de nuestro orden imperante aspiraconvencer a la humanidad de la importancia de la razón. La injusticia que los hombres sufrenes sostenida por la fuerza con el objeto de limitar esa injusticia (…) Solamente la riquezapermite a un individuo esperar hacer válido su influjo sobre todas las masas populares sinoposición alguna. Los actuales gobiernos del mundo deben su existencia únicamente a estaforma concreta de distribución del producto social. Siendo así, nada más fácil que precipitar a laguerra a los pueblos organizados de esta manera».
6
 No toda propiedad es reprobable, sino sólo «el tipo de propiedad sobre la que descansa roda lariqueza de la llamada sociedad civilizada y que, al mismo tiempo convierte a la mayor parte dela humanidad en míseros esclavos de una minoría poseedora (…), el sistema de propiedad queda a un hombre la posibilidad de disponer de los productos del trabajo de otro hombre»
7
Estaclase de propiedad debe ser transformada en propiedad común. Una vez haya sucedido esto seharán superfluos el Estado, el gobierno y la justicia, pues habrán cumplido ya su papel.
5
Investigación acerca de la justicia política y su influencia en la virtud y la dicha generales.
6
William Godwin,
Enquiry concerning Political justice and its influence on general Virtue and Happiness,
Londres,1793. Citado según
 Die Frühsozialisten
[Los primeros socialistas], vol. I, Reinbek, 1970.
7
Loc. cit.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->