Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Proceso y Democracia, p. Calamandrei

Proceso y Democracia, p. Calamandrei

Ratings: (0)|Views: 547 |Likes:
Published by Jorge Mata Aguilar

More info:

Published by: Jorge Mata Aguilar on Feb 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/04/2014

pdf

text

original

 
1
PROCESO Y DEMOCRACIA.
PIERO CALAMANDREI.
Héctor Fix Zamudio, traductor, EJEA, Buenos Aires, 1960.
Resumen, citas y notas por el Lic. Jorge Mata Aguilar, para uso personal y académico.
I. Derecho Procesal y costumbre judicial.1. Fundamento racional de las normas de derecho procesal.
En sustancia, el derecho procesal, civil o penal, no es sino un método (y laciencia procesal una metodología) impuesta por la autoridad para llegar a la justicia; un método de razonamiento, prefijado y ordenado por la ley, que laspartes y los jueces deben seguir etapa por etapa, de acuerdo con una sucesiónpreestablecida y una coordinación dialéctica, con el fin de obtener una
sentencia justa; y el proceso no es sino una “operación” conducida seg
ún estemétodo. Las reglas del derecho procesal, mirándolas contra la luz, no son enesencia otra cosa que máximas de lógica, de buen sentido y de habilidadtécnica traducidas en reglas obligatorias.
2. Necesidad de que el proceso
desemboque siempre en una decisión, auncuando no sea suficiente la lógica común.Es verdad que el derecho procesal constituye sustancialmente una técnica delbuen razonar en juicio, pero por otra parte esta técnica es impuestaobligatoriamente y vigilada por el Estado. En virtud de que ese procedimientotécnico constituye la realización de la función más solemne y más elevada delEstado, de la función con la que el Estado asegura la vida pacífica de lasociedad, es decir, la justicia. También la sentencia es obra del razonamiento
humano…pero el Estado asume el monopolio y la responsabilidad de la
resolución judicial, no obstante que proviene del razonamiento humano y, por tanto, la justicia es producto de la razón, pero de una razón oficial, garantizadapor el Estado, por ese motivo, el Estado ha sentido la necesidad de fijar, através de un sistema de reglas obligatorias (el
corpus 
de las cuales constituyeprecisamente el derecho procesal), las fases y los mecanismos de la técnica
 
2
 judicial. No puede permitir que las formas de hacer justicia, que comprometenla autoridad del Estado, sean abandonadas a la improvisación y a la multiformefantasía individual y, por tanto, traduciendo su reglamentación en disposiciones jurídicas uniformes, ha querido asegurar que el método por el cual se cumplecon la justicia, la más augusta de las misiones del Estado, corresponda en todocaso a la razón: una razón de Estado reducida a operaciones obligatorias eiguales para todos. El derecho procesal ha tenido su origen en la necesidad deintervención del Estado, en su calidad de tercero imparcial, para garantizar lalealtad en el combate material, y posteriormente, cuando la lucha armada setransformó en contraste de argumentaciones, la lealtad del contradictorio.
“En el razonamiento judicial la decisión es siempre necesaria…el juez no puede
terminar el proceso en un
non liquet.” 
 
3. La “racionalización del poder” en el proceso.
“tendance a larationalisation du pouvoir” 
Mirkine-Guetzevitc. Desde hace muchos siglos, latransformación de la técnica consuetudinaria en derecho codificado está en
continuo progreso en el campo de las instituciones judiciales…esta ascensióngradual del “procedimiento”, entendido como técnica de la actividad práctica,hasta la “sistemática” del proceso, ciencia de principios r 
acionales. Toda la
historia del proceso, desde las fórmulas del derecho común…hasta llegar a las
codificaciones, constituye sustancialmente la historia de las transformacionesde la práctica judicial en derecho procesal. La causa por la cual estemovimient
o de “racionalización” del poder se inició en el poder jurisdiccionalantes que en los otros poderes del Estado, se explica fácilmente…
la justicia
de los hombres tiene necesidad, no sólo de ser, sino de parecer, justa.”
 
Pero cuando
el juez
desciende del cielo a la tierra, y se observa que también
es un hombre
, para dar crédito a su sentencia es preciso iniciar la búsqueda,en el mecanismo cada vez más preciso del procedimiento, de las garantíasnecesarias para asegurar que
la sentencia constituya
, en todo caso, no elproducto de la arbitrariedad, sino
de la razón
. Razón fue sinónimo de
 justicia…requisitos para vencer en juicio:
“…tener razón, saberla exponer,encontrar quien la entienda y quien la quiera dar…”
proverbio veneciano.Para aceptar sin rebelar 
se el juicio, aunque sea injusto, es necesario…confiar 
en el valor racional del juicio.
 
3
Es una utopía la tentativa de aprisionar la vida política de un país en una rígidaarmadura de normas racionales consignadas en la Constitución. Detrás de losrígidos esquemas de las
constitucionales “racionalizadas”
, continúadesenvolviéndose la vida política de cada pueblo, de acuerdo con su
impulso irracional 
, que se configura sin tomar en consideración recetasconstitucionales predeterminadas.5. Importancia de la c
ostumbre en la práctica judicial. “…el proceso, tal como
está escrito en el Código, no es sino un molde vacío que asume distintas
figuras, al traducirse en la realidad…
lo que modela al proceso, lo que le dasu fisonomía típica, no es la ley procesal, sino la costumbre
que la pone en
práctica…las leyes procesales no son otra cosa que una frágil red a través de
cuyas mallas presiona y a veces desborda la realidad social.Proceso es un concepto propio de la función judicial, pero se puede hablar de
“procedimiento”, también para las funciones legislativas y ejecutiva.“El verdadero secreto para la salvación de los regímenes democráticos radica
en la circunstancia de que
para hacer vivir una democracia
no es suficientela
razón codificada
por los preceptos de una Constitución Democrática, sinoque se requiere que detrás de la Ley Fundamental se encuentre la laboriosa
presencia de las costumbres democráticas
con las que se pretenda y se
sepa traducir, día a día, en una concreta, razonada y razonable realidad.”
 
La imparcialidad como carácter esencial del juez.
El más importante entre
los personajes del proceso, el verdadero protagonista, es el juez…la palabra
resolutiva es la suya; todo lo que ha sido dicho en el curso del debate seresume y se disuelve en su decis
ión…el último acto del rito, es la sentencia.
La sentencia, creación de la conciencia del juez. Reducir la función del juez auna simple actividad de hacer silogismos significa empobrecerla, hacerlaestéril, disecarla. La justicia es algo mejor: es la creación que emana de unaconciencia viva, sensible, vigilante, humana.El peligro mayor que amenaza a los jueces en una democracia, y en general atodos los funcionarios públicos es el
peligro del hábito, de la indiferenciaburocrática, de la irresponsabilidad anónima
. Para el burócrata los hombresdejan de ser personas vivas y se transforman en número, cédulas y fascículos:en un expediente. La decisión, la sentencia es el resultado de una elecciónmoral.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->