Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
15Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Scorpio city-Mario Mendoza.pdf

Scorpio city-Mario Mendoza.pdf

Ratings:

1.0

(1)
|Views: 5,438 |Likes:

More info:

Published by: Lukas Mendoza Cristancho on Feb 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/21/2014

pdf

text

original

 
 El Daimón de Scorpio le conduce a encontrarse con algo
 
terrorífico, oscuro y destructor.
 
Liz
Green
 
[...] ciudad reflexión de la furia, ciudad del  fracaso ansiado, ciudad en tempestad de cúpulas,ciudad abrevadero de las fauces rígidas del hermanoempapado de sed y costras, ciudad tejida en la amnesia,resurrección de infancias, encarnación de pluma,ciudad perra, ciudad famélica, suntuosa villa, ciudad lepra y cólera hundida, ciudad. Tuna incandescente. Aguila sin alas. Serpiente de estrellas. Aquí nos tocó.Qué le vamos a hacer. En la región más transparentedel aire.
C
ARLOS
F
UENTES
 
 Aquí podemos reinar... Y mejor reinar en el infierno que servir en los cielos.
J
OHN
M
ILTON
 Quizás sólo sea posible escribir sobre ciertas cosascuando ya apenas pueden herirnos y hemos dejado de soñar con ellas, cuando estamos tan lejos, en el espacio y en el tiempo, que casi daría igual que no hubieran
 A
 NTONIO
 M 
UÑOZ 
 M 
OLINA
 
 
 
9
 
1.
 
LOS CRIMENES
El inspector Leonardo Sinisterra descendió de la patrulla conmovimientos lentos, cautelosos, y su mirada felina recorriócon agilidad la calle y las casas vecinas. Prendió un Pielroja y,atravesando el grupo de curiosos, se internó en el callejón. Latarde soleada y transparente contrastaba con la escena de lamujer en ropa interior asesinada al fondo, frente a un saucemarchito, Sinisterra llegó hasta el cadáver y notó las formasperfectas y torneadas de la víctima. Le calculó veintiséis oveintisiete años. Cuando los muchachos de la patrulla le die-ron la vuelta, Sinisterra quedó ensimismado viendo los ojosalmendrados, los labios protuberantes, el cabello ensortijado yrevuelto en una maraña salvaje. La cuchillada le había abiertola garganta prácticamente de lado a lado. El inspector tuvo lasensación de estar contemplando una muñeca rota, una baila-rina quebrada en una vitrina de juguetes.
Mierda
dijo en voz baja
, otra puta asesinada.
 
 
Con el pie izquierdo aplastó la colilla contra el piso y revisóalrededor del cadáver en busca de alguna pista. Nada. El
quinto crimen en un mes y el asesino no dejaba rastro. Pre-guntó con voz seca, distante:
 
¿Cómo se llamaba, cabo?
 
María Ortega.
 
Caía la tarde. Sinisterra ordenó a los muchachos regresara la comisaría después del levantamiento de cadáver. Sedespidió y decidió volver a su departamento solo, a pie.Caminó por la Carrera Séptima hasta la Avenida Jiménez,atravesando la Bogotá tradicional ahora inundada de comer-cios y almacenes, y luego bajó al sector de San Victorino. Elolor del mercado, las telas, los corredores internos llenos debaratijas y comerciantes al acecho, todo ese maremágnumde cuerpos y objetos lo reconfortó. Siempre había sido así.Bastaba que entrara allí y se perdiera en el laberinto de pasi-llos y largas galerías para que cualquier sentimiento depre-sivo desapareciera. No sabía por qué, pero el viejo mercado

Activity (15)

You've already reviewed this. Edit your review.
juandcpc liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Siete Artes liked this
Cristian Ska liked this
Cristian Ska liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->