Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Juan M. Escudero Muñoz (2013).Asuntos clave y pendientes para mejorarla educación

Juan M. Escudero Muñoz (2013).Asuntos clave y pendientes para mejorarla educación

Ratings: (0)|Views: 1,303|Likes:

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/30/2014

pdf

text

original

 
 1
Asuntos clave y pendientes para mejorarla educación
Juan M. Escudero Muñoz.
 (Universidad de Murcia. GI- EIE
)
Esta contribución a las Jornadas ADEME está organizada en tres partes. La primera ofreceuna somera caracterización de la LOMCE, la segunda propone un par de referentesconceptuales con los que, en la tercera, se justifican, analizan y valoran algunos asuntosrelevantes y pendientes en nuestro sistema educativo que habrían de ser considerados y fortalecidos.
1.- Los recortes y el anteproyecto LOMCE, un contexto de riesgo para laeducación.
Hasta la fecha solo habíamos visto por encima las orejas del lobo del neoliberalismo y laideología mercantil impactando sobre la educación en nuestro país. Ahora vamos a tener eldudoso honor de asistir a su despliegue con descaro, tanto en los discursos que lo justificancomo en las políticas a través de las cuales se va a desplegar. Coincide, por lo demás, y estohace que la reforma anunciada en la LOMCE sea todavía más grave, con un ataque de granrepercusión en contra de conquistas sociales alcanzadas en un país con un Estado del bienestar aún tímido e insuficiente (Navarro, 2006). De manera que lo que se habíaconquistado está siendo puesto patas arriba utilizando la crisis como pretexto y, eneducación, se van a acometer además cambios que, sumados a los recortes de recursosmateriales y humanos, trastocarán otros aspectos todavía más cruciales si cabe.La aplicación de la ideología y las políticas neoliberales y mercantiles más duras estánentrando de la mano de dos coaliciones combinadas. Una, los fuertes impactos de la crisisfinanciera aderezada a nuestro estilo que, desde 2010, se han ido concretando en recortesde recursos financieros y de personal, en la alteración de las condiciones del trabajodocente, la ampliación de la ratio o la eliminación de programas de educacióncompensatoria entre otros aspectos (Imbernón, 2012). Dos, el lanzamiento de otra reformaeducativa más, pero con la peculiaridad de que esta trae consigo un ataque sin precedentesal sentido y la razón de ser de la educación. Se ha hecho bien patente en el espíritumercantil, planteado sin disimulo alguno en los primeros borradores del anteproyecto y luego tamizado sutilmente, pero no más que para cubrir las formas, en la versión dediciembre. En realidad ese mismo espíritu y letra se hacen trasparentes en la fiebre por laelevación de los resultados de que se hace gala, en las evaluaciones externas y lamarginación del alumnado con dificultades. Igualmente, en el regreso a un currículo escolar
 
 2
aún más academicista, disciplinar y fragmentado que el vigente. Es sintomática laocultación de las competencias básicas de la LOE (2006) y la desatención a losacuerdos de la UE al respecto, volviendo en materia de enseñanza y aprendizajesescolares a la LOCE (2002) que no llegó a aplicarse.Es significativo, asimismo, el olvido de la Educación Infantil y, en general, de la enseñanza-aprendizaje y los docentes (priman los resultados y se pasan por alto los procesos y hastalos inputs, primando los resultados sea como sea). También es revelador el modelo decentros y gestión de los mismos planteado bajo la batuta de directores con más poder,dispuestos a competir por los resultados y clientela, liberados por fin del lastre de laparticipación de las familias y otros agentes, relegado
s a la condición de “electoresinformados”
, con mayor capacidad de elección y mejoras manifiestas de la enseñanzaconcertada y privada en detrimento de la pública.
1
  Aunque sabemos que los recortes sociales no se deben en exclusiva a
“exigencias”
externasineludibles, en menor medida lo son los cambios escolares en perspectiva. Nadie desdefuera ha urgido la reforma educativa que se está cociendo. Nadie ha exigido unneoliberalismo reformista tan burdo como el que representa. Ningún poder exterior,tampoco, exigía una confrontación entre identidades como la provocada, ni las decisionesorganizativas, curriculares y privatizadoras que se contemplan en el anteproyecto. Muchomenos, la decisión de abrazar una política educativa nacional-católica al gusto y demandade la Conferencia episcopal más tridentina, llegándose, otra vez, a enfrentar la formaciónreligiosa y cristiana con la formación ético-cívica.La previsible LOMCE, en un momento histórico muy peculiar y turbulento como es elactual, precipita sobre la educación, por una parte, tendencias internacionales de duro corteneoliberal (excelencia y elevación de los niveles de rendimiento, fiebre por la evaluaciónexterna como mecanismo de control, expulsión de los que no valen, estímulo a la elecciónde centros por las familias pudientes, desprecio y culpa del alumnado que no rinde segúnlos criterios establecidos, rendición de cuentas hacia abajo, énfasis en directores con poder y competitivos, privatización y mercado escolar)
2
. Por otra, recentralización del podersobre el currículo, la enseñanza y la evaluación y establecimiento de alianzas, bien
1
En cuatro breves artículos, publicados en La Opinión (Murcia, 8, 15, 22 de diciembre pasadoy 5 de enero), desarrollé algo más estas cuestiones. Es sintomático, en relación con los nuevos poderes asignados a los directores, que las Asociaciones de Directores locales hayanmanifestado que no desean las nuevas competencias asignadas.
2
Cualquiera que desee rastrear alguno de sus referentes más en línea de ligar educación,mercado laboral y competitividad, puede consultar Commision Skills American Workforce(2006)www.skillscommission.org ),escrito y divulgado con gran resonancia durante el  gobierno Bush.
 
 3
documentadas en otros contextos (Apple, 1997), entre los sectores neoliberales mástecnocráticos, las clases medias y altas y el poder religioso fáctico, aquí católico.
Es de notar igualmente la reencarnación del espíritu “vuelta a lo básico”,
hechopatente en los contenidos del currículo que se privilegian y en los que se marginan, unpunto claro de alineamiento con los criterios rectores establecidos, hace unos años, en elInforme USA citado en la referencia a pié de página número dos.Las ideas que circulan por el anteproyecto respecto al talento, tratan las capacidades de losestudiantes como si de realidades incólumes se tratara. Van de la mano con una obsesiónpor cazar, etiquetar y segregar a quienes no pueden o no quieren estudiar; por unaconcepción del currículo como un camino de espinas donde la supervivencia depende básicamente del esfuerzo personal; de un afán regulador por el control administrativo de laescuela pública (la concertada y privada merecen confianza, aquella, vigilancia y competitividad). Son razones suficientes para que la propuesta de LOMCE hayadesencadenado alarmas en la educación y críticas rotundas en las calles, las redes y endiversos colectivos. A pesar de reclamar para sensatez, vocación práctica, nada de ideología y menos decontroversias políticas como las que, según sus artífices, caracterizaron a otras reformasprecedentes, nadie que lea, incluso por encima, los presupuestos y las medidascontempladas, podrá estar de acuerdo con tales presunciones. Tampoco son de recibo los
avales que la LOMCE remite a “buenas reformas” que están llevándose a cabo en otros
países: sus artífices se han limitado interesadamente a seleccionar sólo aquello que cuadracon sus intereses y objetivos.
3
 Las retóricas mejor sonantes que el anteproyecto ha introducido en su versión de diciembre(habla, por fin, del sentido social de la educción, hasta de justicia y equidad, y se haeliminado el párrafo tan burdamente mercantilista que aparecía en otras anteriores)quedan reducidas a jergas hueras en las propuestas más concretas a las que se ha hecho unamención somera más arriba. De varias de ellas se ocupan otras aportaciones a estasJornadas ADEME. Ante la provocación social y educativa que supone el anteproyecto, unaparte de la ciudadanía ha respondido con los medios de repulsa y denuncia a su alcance,con manifestaciones y despliegue de todo género de críticas circulando por las redessociales: h
ay videos, algunos titulados “
L
ecciones para Wert”, que vale la pena ver. Pero
,
 3
Como muestra de lo que se dice, por ejemplo en relación con el fracaso escolar, puedecomprobarse que las medidas al respecto contravienen las recomendaciones de la OCDE (2007). Sólidas aportaciones como la Darling Hammond (2011) o la de Hargreaves y Shirley(2012) ofrecen análisis y propuestas fundadas que la LOMCE contradice. Nada de buenosavales externos pues, sino referentes neoliberales de los más duros y obsoletos.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->