Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
diseño curricular para inicial 2008

diseño curricular para inicial 2008

Ratings: (0)|Views: 26 |Likes:
Published by Marcos F. Beltrame

More info:

Published by: Marcos F. Beltrame on Feb 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/05/2013

pdf

text

original

 
Dirección General de Cultura y EducaciónDiseño curricular para la educación inicial / Dirección General deCultura y Educación ; coordinado por Elisa Spakowsky. - 1a ed. - LaPlata : Dir. General de Cultura y Educación de la Provincia de BuenosAires, 2008.252 p. ; 28x20 cm.ISBN 978-987-1266-24-11. Diseño Curricular. 2. Educación Inicial. I. Spakowsky, Elisa, coord. II.Título CDD 372.21
Edición y diseño
Dirección de Producción de Contenidos
©
 
2008, Dirección General de Cultura y EducaciónSubsecretaría de EducaciónCalle 13 entre 56 y 57 (1900) La PlataProvincia de Buenos Aires
ISBN 978-987-1266-24-1
Hecho el depósito que marca la Ley N° 11.723
dir_contenidos@ed.gba.gov.ar
 
Diseño Curricular para la Educación Inicial | Formación Personal y Social |
51
O
 RIENTACIONES
 
 DIDÁCTICAS
“La socialización de los niños y la formación de su identidad individual y social están presentes entodos los momentos de la vida cotidiana de las instituciones. Sin embargo, en el Nivel Inicial resultamuy difícil identificar momentos para abordar estos temas por fuera del desarrollo mismo de lasdistintas propuestas didácticas. En las salas se desarrollan actividades que plantean contradicciones,deliberaciones y múltiples aprendizajes sociales. […] Todas éstas son oportunidades que el docenteaprovechará para realizar intervenciones que ayuden a incorporar pautas sociales y al mismo tiemponormas del funcionamiento grupal y de la institución.“Todas las áreas del currículum pueden encontrar propuestas de trabajo en este sentido, resolviendoel abordaje formativo de las situaciones que tienen lugar en forma continua y permanente durantela tarea escolar. Asimismo, pueden formularse proyectos específicos (por ejemplo, los vinculados alcuidado del medio ambiente
7
y el cuidado de los animales y las plantas, o bien aquellos cuyo recortehabilite experiencias de construcción de la identidad) que tengan como propósito prioritario laformación personal y social.“Este Diseño Curricular no pretende abarcar todas las orientaciones para la tarea diaria, ya que eldocente debe intervenir y planificar los modos como, a lo largo de la propuesta anual, ir retomandoel abordaje de la construcción de identidad en forma constante, sistemática y consciente de laimportancia que cobra en la primera infancia”.
8
 L
AS
 
 PALABRAS
 
COMPARTIDAS
“La tarea cotidiana del Jardín ofrece numerosas oportunidades para que los niños ejerciten prácticassociales de iniciación en la ciudadanía. Pueden, por ejemplo, deliberar sobre algunas normas de lasala, proponer alternativas para un proyecto compartido o asumir roles de responsabilidad frente algrupo. Se trata de experiencias ya frecuentes en muchas escuelas, que vale la pena multiplicar, pro-fundizar y enriquecer.“Un foco de contradicciones se presenta entre los modos de comunicación […]”y los valores que sedicen sustentar en “la convivencia escolar. En el Nivel Inicial, el adoctrinamiento suele estar máspresente de lo que se reconoce, en la voz de docentes que toman posición explícita sobre todoslos aspectos de la vida social, a veces en tono jovial y simpático, pero no menos moralista que losdiscursos clásicos. Como contrapartida, en intentos de evitar esta imposición verbal, otros docentesabren el diálogo para que los niños intercambien sus ideas y juicios, pero incluyen variadas formasde manipulación para llegar a lo que los adultos ya tenían previsto con anterioridad. En tal sentido,una precaución fundamental es evitar toda forma de participación simulada:
9
si se les reconocela posibilidad de discutir una norma o formular una propuesta, su resolución tiene que tenerse encuenta. Por el contrario, hay normas y tareas que no están en manos de los niños, pues forman partede reglamentos más amplios o de legislación nacional o internacional (como Los derechos del niño).En estos casos, las normas se comunican y se fundamentan ante los niños, pero no es conveniente‘hacer como que’ las discuten, cuando ya están resueltas de antemano.
7
Ver el apartado “El ambiente natural y social” en este Diseño Curricular.
8
DGCyE,
Diseño Curricular para la Educación Inicial 
, 2007, Resolución 3161/07.
9
Sirvent, María Teresa, “Estilos participativos: ¿Sueños o realidades?”, en
Revista Argentina de Educación
, año III nº5. Buenos Aires, Asociación de Graduados en Ciencias de la Educación, 1984.
 
52
| Dirección General de Cultura y Educación
“En el diálogo colectivo, el docente garantizará que cada niño se apropie de la palabra, que encuentreun lugar en el Jardín para tomar parte de modo concreto y genuino. Es necesario revisar prácticasinstaladas en las que se sugiere que hay otro que ‘da la palabra’. Expresarnos libremente es algoque nos está dado, que nos pertenece y que tenemos derecho a elegir cuándo realizar” pero para locual tiene que haberse otorgado previamente el espacio para ello.
10
“Aún cuando algunos niños nologren expresarse de manera verbal, lo hacen con lenguajes gestuales y con los silencios. Esa ausenciade palabra verbalizada se constituye en un llamado de atención que orientará las propuestas deenseñanza que el docente planifique. El Jardín se constituye en estas ocasiones en una oportunidadde aprendizaje única, confiriéndole al docente una responsabilidad insoslayable. La palabra permitiránombrar y ser nombrados, hablar y ser escuchados. En este sentido, es fundamental que el docenteesté atento a los niños que no logran expresarse de modo verbal, incentivando a que lo hagan, sinpenalizarlos y ‘prestándoles’ su palabra en los casos que considere pertinente. Es necesario propiciarque el otro “tome su palabra” y encuentre interlocutores dispuestos a escucharlo.“Asimismo, es preciso volver sobre la necesidad de mencionar por su nombre a los niños y propiciarque lo mismo hagan los niños entre ellos. Muchas veces los sobrenombres que estigmatizan fomentansentimientos de angustia y de agobio. El docente […] puede advertir las tensiones vinculadas conlas denominaciones, las adjetivaciones y los tonos de comunicación. Su intervención podrá suscitarnuevos modos de nombrarse y de reconocerse, en un trabajo paulatino con claridad de propósitos,que muestre maneras de evocarse que resulten favorables a todos y generen mejor relación entre losque habitan la sala.”
11
 
A
 PRENDER
 
A
 
 ELEGIR
“Una de las prácticas relevantes en el ejercicio de la ciudadanía y en la vida personal es la elecciónde alternativas y cursos de acción: no hay ética sin libertad. Sin embargo, nuestro sistema educativotiene como deuda pendiente la inclusión de esta problemática, pues pocas veces se ofrecenoportunidades de analizar y jerarquizar las alternativas, optar, evaluar posteriormente las decisiones,etc. Frecuentemente, se omiten las oportunidades de elección individual, porque suelen acarrearconflictos y disputas en la cotidianeidad de las salas.
12
Por lo tanto, la intervención del docentepropiciará que los niños encuentren modos adecuados de resolver conflictos, sin que ello impliqueabandonar los propios deseos, necesidades o intereses particulares. Del mismo modo, hay que ayudarpara que comprendan que los deseos de sus compañeros son tan válidos como los propios, y queno pueden ser desvalorizados. Algunas viejas prácticas del Jardín como ‘al que toca, le toca’, nopermiten que se instalen momentos de negociación en el que todos tendrán oportunidad de elegir. Esdeseable que los docentes atiendan los posibles conflictos que surjan entre los niños, reservando susintervenciones para momentos puntuales en los que resulten pertinentes.“Elegir implica también rechazar. Lo que nos interesa estimular es la posibilidad de expresar el des-agrado por algún juego, juguete, por un sabor o por algún libro, por ejemplo, y permitir al niño viven-
10
Por ejemplo, el sentido y la disposición en la rutina escolar de la ronda de intercambio puede ser replanteado si ladocente considera que cada niño tiene derecho de elegir cuando quiere contar “qué hizo” en el ámbito familiar. Eshabitual que las docentes consideren que ya les dieron tiempo para que cuenten, para que hablen al garantizar adiario ese formato; sin embargo no todos desean poner a disposición de los pares sus realidades personales cuan-do se lo imponen. Resignificar este formato, tensionarlo, jerarquizarlo (pensando que no siempre debe ocupar elmismo tiempo o momento de la jornada) o propiciar momentos de diálogo en pequeños grupos, son algunos de losrecursos que los maestros/as pueden considerar.
11
DGCyE,
Diseño Curricular para la Educación Inicial 
, 2007, Resolución 3161/07.
12
Del mismo modo, muchas veces se plantea el uso de caras felices o tristes para expresar lo bueno o malo de uncomportamiento. Estos formatos no hacen sino apoyar la concepción de niños que no saben elegir y que crecentemerosos por el agrado o el desagrado que provocan en el otro.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->