Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Denise Dresser - Foro México Ante La Crisis 2009

Denise Dresser - Foro México Ante La Crisis 2009

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 59|Likes:

More info:

Published by: alvaro.guevara.correo8824 on Feb 19, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC or read online from Scribd
See more
See less

12/18/2011

 
Foro: México ante la crisis: ¿Qué hacer para crecer?
Jueves 29 de enero de 2009
La doctora del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Denise Dresser:
Gracias. Es un gran placer estar aquí como académica, como ciudadana,como mujer, lamentablemente la única invitada a este foro.xico es un país privilegiado. Tiene una ubicacn geogficaextraordinaria y cuenta con grandes riquezas naturales. Está pobladopor millones de personas talentosas y trabajadoras. Pero a pesar de ellola pregunta perenne sigue siendo: ¿Por qué no crecemos a la velocidadque podríamos y deberíamos? ¿Por qué seguimos discutiendo este temaaño tras año, foro tras foro?Aventuro algunas respuestas y les pediría que me acompañaran en unejercicio intelectual recordando aquel famoso libro de madame Calderónde la Barca, llamado La vida en México, escrito en el siglo XVII, en el cualintenta describir las principales características del país.Si madame Calderón de la Barca escribiera su famoso libro hoy tendríaque cambiarle el tulo a Oligopolilandia porque desde el primermomento en el que pisara el país se enfrentaría a los síntomas de unaeconomía política disfuncional que la crisis tan sólo agrava.Aterrizaría en uno de los aeropuertos más caros del mundo, se veríaasediada por maleteros que controlan el servicio, tomaría un taxi de unacompañía que se ha autodecretado un aumento del 30 por ciento, anteel pasmo de las autoridades y si tuviera que cargar gasolina, podríahacerlo tan sólo en Pemex.En el hotel habría 75 por ciento de probabilidades de que consumierauna tortilla vendida por un solo distribuidor; y si se enfermara delestómago y necesitara ir a una farmacia descubriría que las medicinasahí cuestan más que en muchas partes del mundo. Y si le hablara a suesposo de larga distancia para quejarse de la situación pagaría entre lastarifas s elevadas de la OCDE. Y si prendiera la televisión paradistraerse ante el mal rato, descubriría que sólo existen dos cadenas.Para entender la situación en la que se encuentra tendría que recordar loque dijo Guillermo Ortiz hace unos as: "no hemos creado lascondiciones para que los recursos se usen de manera eficiente", otendría que leer el libro Good Capitalism, Bad Capitalism, que explica por
 
qué algunos países prosperan y otros se estancan; por qué algunospromueven la equidad y otros no logran hacerlo.La respuesta se halla en la mezcla correcta de Estado y mercado; deregulación e innovación. Y hoy México es un ejemplo clásico de lo que elpremio Nobel de Econoa, Joseph E. Stiglitz, llama "una malaencarnación del capitalismo", el capitalismo de cuate,
honey capitalism
,el capitalismo de mplices, el capitalismo que no se basa en lacompetencia o en la innovación, sino en su obstaculización.Ese andamiaje de privilegios y de posiciones dominantes y nudossindicales en sectores cruciales para el desarrollo de cualquier país, yMéxico no es la excepción.¿Cuáles son esos sectores? Telecomunicaciones, servicios financieros,transporte, energía. Nudos que aprisionan a la economía y la vuelvenineficiente. Una mezcla de capitalismo de Estado y capitalismooligárquico.Hoy México, inmerso en esta crisis, está aún lejos de acceder a esecapitalismo exitoso, dinámico, democrático, donde el Estado no protegeprivilegios, no defiende cotos, no elige ganadores, no permite laperpetuación de un pequeño grupo de oligarcas con el poder de vetarlas reformas que los perjudican. Ese capitalismo abierto donde lasautoridades crean condiciones para los mercados abiertos, competitivos,innovadores que proveen mejores productos a precios más baratos paralos consumidores, para los ciudadanos. Y hoy México, lamentablemente, carga con los resultados de esfuerzosfallidos por modernizar esta economía durante los últimos 20 años. Lasreformas de los ochenta y noventa entraron la privatización, laliberalización comercial, pero esas reformas no produjeron una economíadinámica de mercado, con regulación gubernamental eficaz, capaz decrear mercados funcionales y competitivos, porque en vez detransparencia y reglas claras prevaleció la discrecionalidad entre losempresarios que se beneficiaron de las privatizaciones y los funcionariosdel gobierno encargados de regularlos.Las declaraciones de Agustín Carstens, el martes pasado, en torno a lanecesidad de combatir los monopolios en telefonía son bienvenidas.Lamentablemente se dan 18 años tarde y ahí están los resultados: unaeconomía que no crece lo suficiente; una elite empresarial que nocompite lo suficiente, un modelo económico que concentra la riqueza ydistribuye mal la que hay.xico esatrapado por una red intrincada de privilegios y vetosempresariales y posiciones dominantes que inhiben un terreno más
 
nivelado de juego. Una red que opera a base de favores y concesiones yprotección regulatoria que el gobierno ofrece y los miembros de lacúpula empresarial de este país exigen para invertir.¿Quién? Alguien como el duo de una distribuidora de maíz o elconcesionario de una carretera privada o el comprador de un bancorescatado por el Fobaproa o el principal accionista de Telmex o eloperador de un Afore.Estos actores capturan rentas a través de la explotación o lamanipulacn del entorno económico en vez de generar gananciaslegítimas a través de la innovación y la creación de riqueza. Y los consumidores, los ciudadanos de México contribuyen a la fortunade los rentistas cada vez que pagan la cuenta telefónica, la conexión aInternet, la cuota en la carretera, la tortilla a un precio fijo, la comisiónde las Afore, la comisión por una tarjeta de crédito; ejemplo tras ejemplode rentas extraídas a través de la manipulación de los mercados. Y elrentismo acentúa la desigualdad, produce costos sociales, disminuye laproductividad, aumenta los costos de transacción en una economía quepara competir globalmente necesita disminuirlos. Y para extraer esas rentas, esos jugadores dominantes, han erigido altasbarreras de entrada a nuevos jugadores, creando así cuellos de botellaque inhiben el crecimiento de xico en un mundo cada vez sglobalizado, y la concentración de la riqueza y el poder económico enesos jugadores dominantes ¿en qué se traduce? En ventajas injustas, encaptura regulatoria, en políticas blicas que favorecen interesesparticulares. Pero, peor aún, convierte a los representantes del interéspúblico, a muchos de los diputados y los senadores sentados aquí, enempleados de los intereses atrincherados. Convierte al gobierno enempleado de las personas más poderosas del ps y lleva a lassiguientes preguntas: ¿Quién gobierna en xico, el Senado de laRepública o Ricardo Salinas Pliego, cuando logra controlar los vericuetosdel proceso legislativo, como lo hizo en el tema de los corresponsalesbancarios? ¿Quién gobierna en México, la Secretaría de Comunicacionesy Transportes o UNEFON, la Comisión Nacional Bancaria o los bancos quese rehusan a cumplir con las obligaciones de transparencia que la ley lesexige? ¿Quién gobierna en México, la Secretaría de Educación Pública oElba Esther Gordillo, la Comisión Federal de Competencia o Carlos Slim,Pemex o Carlos Romero Deschamps, ustedes o una serie de interesesque no logran contener? Porque ante los vacíos de autoridad y la capturaregulatoria y las decisiones de política pública que benefician a unaminoría, la respuesta parece obvia.México padece lo que algunos llaman "un Estado dentro del Estado", o loque otros denominan "una economía sin un gobierno capaz de regularla

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->