Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
23Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Schumacher - una economía humana

Schumacher - una economía humana

Ratings:

4.67

(3)
|Views: 2,786|Likes:
Published by Pedro Rosales
Breve descripción de la tesis de Schumacher
Breve descripción de la tesis de Schumacher

More info:

Published by: Pedro Rosales on Feb 19, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/02/2013

pdf

text

original

 
U
 NIVERSIDAD
A
LEJANDRO
 
DE
H
UMBOLDT
F
ACULTAD
 
DE
C
IENCIAS
E
CONÓMICAS
 
Y
S
OCIALES
E
SCUELA
 
DE
C
OMERCIO
I
 NTERNACIONAL
Material de Lectura para
C
OMERCIO
I
NTERNACIONAL
III
Profesor: Pedro J. Rosales
SCHUMACHER: U
NA
 
ECONOMÍA
 
HUMANA
 
“Los seres humanos poseen tanto manos como cerebros y no hay nada que disfruten másque ser creativos y útilmente productivos, brindar un servicio y actuar en concordancia consus impulsos éticos. Lamentablemente, la tecnología moderna frustra en forma creciente lasatisfacción de esas tres necesidades básicas”.- E. F. Schumacher Los budistas consideran que el trabajo tiene tres objetivos: proveer un camino paraque la persona utilice y desarrolle sus facultades, ayudarla a trascender su egocentrismo alunirse a otros en un atarea común y producir bienes y servicios necesarios para laexistencia.Ernest Friedrich Schumacher un estudiante del budismo, era también un economistacuya preocupación fundamental fue la calidad de vida humana.Como estudiante de econoa en Rodhes, cuyo consejero económico de laComisión Británica del Control de la Alemania de la posguerra, y como principaleconomista y jefe de planeamiento del directorio del Carbón de Inglaterra durante veinteaños, Schumacher tenía toda la experiencia y la inteligencia para vérselas con políticaseconómicas. Sin embargo, pese a sus abrumadoras credenciales y su refinada educacióncientífica, Schumacher no temió considerar que el espíritu y la conciencia, los objetivoséticos y el sentido de la vida son igualmente importantes para la teoría económica.En febrero de 1974 fue publicado su libro Lo pequeño es hermoso. En él,Schumacher dijo lo que muchos ya sabíamos pero que aún precisábamos escuchar: quenuestra felicidad nada tiene que ver con el producto bruto interno. Que preocuparnos sólo por la producción de bienes materiales y no por la gente es actuar motivados por la codicia.Y que cuando vivimos en un mundo motivado por la codicia, todos perdemos.Desde entonces su nombre y sus ideas aparecen en casi todas las propuestas para la Nueva Era. Fue el primer occidental preocupado seriamente por ese aspecto de laespiritualidad.La teoría económica de Schumacher había comenzado a desarrollarse en 1955,cuando fue invitado a Birmania y otros países en desarrollo para asistir a sus dirigentes adecidir qué clase de ayuda podía darles Occidente. Schumacher pronto pudo descubrir que,1
 
en realidad, sólo había un tipo de ayuda, que requería la sustitución de herramientas primitivas por inmensas maquinarias y tecnologías.“Pero las naciones en desarrollo no tenían la base industrial que necesitaban paraapoyar tales sistemas tecnológicamente avanzados”, reflexionó, “lo cual significa que esta'respuesta' que tratamos de forzar a través de sus gargantas no es repuesta. Para quefuncione esta alta tecnología que les damos necesitan realizar una tremenda inversión decapital –del que carecen- en combustibles, fertilizantes, pesticidas, repuestos, programas deentrenamiento, una maquinaria complicada, casi inexistente en tales países. Si estos deseanaquellos sistemas y equipos de alta tecnología –nosotros les enseñamos a desearlos- sólohabrá un lugar del que puedan conseguir tales cosas: de nosotros, a los precios que nosotrosfijemos. Como puede verse, no estamos ofreciendo ninguna solución a las naciones endesarrollo. Simplemente les mostramos cómo cambiar una forma de esclavitud por otra”.Schumacher percibió que lo que los países verdaderamente podían utilizar era una“tecnología intermedia”, que diseñara herramientas, máquinas en pequeña escala, ymétodos de producción, a la medida de los países que la usarían, una tecnología que aun personas analfabetas pudieran comprender y manejar a nivel de un aldea.En 1965, Schumacher fundó el Grupo de desarrollo de Tecnología Intermedia(ITDG) en Londres. Su objetivo fue “facilitar el flujo de información práctica sobre estastecnologías, llevar a cabo investigaciones originales sobre nuevos métodos y herramientasy, en algunos casos, encarar la manufactura de equipos de tecnología intermedia (T.I.)”. Por ejemplo, uno de los casos que encaró el Grupo fue el de una compañía en Zambia quequería una máquina que hiciera envases de huevos. Cuando le pidieron a una compañíaeuropea que se la diseñara, lo único que consiguieron fue una propuesta para construir unamáquina inmensa que confeccionaría millones de envases de huevos por mes. “Ello estabamucho más allá de las necesidades o recursos de Zambia” dijo Schumacher, “de modo quenosotros diseñamos una mini-planta empaquetadora. Que es lo que la compañía de Zambiarealmente necesitaba; y pronto nuestra pequeña planta fue pedida por otros países del tercer Mundo; y después por España y Canadá y hasta los Estados Unidos. Esta y otrasexperiencias similares nos enseñaron que las así llamadas “naciones desarrolladas” precisanasistencia para reducir la escala de sus tecnologías tanto como los países emergentes precisan asistencia para aumentar esa escala”.Mientras vivía en Birmania, Schumacher estudió en una escuela budista. “por  primera vez” dijo, “advertí que uno no encuentra la claridad en la mente, sino en elcorazón. Y el corazón no nos hablará a menos que seamos capaces de silenciarnos y deliberarnos de amos como la envidia y la codicia. Pero si lograos hacerlo, descubriremos, enla quietud que sobreviene, ráfagas de sabiduría que no pueden adquirirse de ninguna otramanera. Comenzaremos a ver las cosas como realmente son. A esto los budistas lo llamanvipassana. Pues bien: yo no afirmo haber obtenido vipassana, pero volví de Birmania conuna perspectiva diferente. Y al comienzo, al ver mi vida bajo esta nueva luz, me sentí muyinfeliz. Todo lo que había estado haciendo hasta entonces carecía de sentido. Pero luego medi cuenta de que la vida debe continuar y de que yo de a aplicar mis nuevosconocimientos a lo que era el trabajo de mi vida. Y luché por esto, dando conferencias yescribiendo ensayos, que eventualmente fueron compilados en Lo pequeño es hermoso. De2
 
modo que no me propuse cambiar la teoría económica. Me propuse hallar las respuestas alas preguntas metafísicas que me perturbaban. Lo pequeño es hermoso fue sólo uno de losresultados de esa búsqueda personal”.También fue en Birmania donde Schumacher descubrió que el ingreso per cápita ylas estadísticas pueden ser totalmente engañosas cuando se usan para evaluar la calidad devida cotidiana. Birmania tenía un ingreso anual per cápita de $50 dólares en 1955; noobstante Schumacher halló gente que vivía feliz, que comía y vestía bien, que vivía enhermosas casas apropiadas para el clima de su país. Sin ningún instrumento para ahorrar tiempo, esta gente tenía de ocio en abundancia. Las vidas sencillas y elegantes de los birmanos contrastaban drásticamente con la teoría occidental de que “más es mejor”.Schumacher advirtió que la vida en los EE.UU. y en Alemania estaba llena de presiones yagitación, mientras que Inglaterra en ese momento estaría más o menos en el medio, un poco de subdesarrollada y otro poco sobre desarrollada, y se dio cuanta de que él se sentíamás confortable en Inglaterra. Todo esto le dio la idea de formular una primera Ley de laEconomía: “La cantidad de ocio real de que puede disfrutar una sociedad tiende a estar en proporción inversa a la cantidad de maquinaria que emplee”.En Lo pequeño es hermoso, Schumacher señaló también la diferencia entre laeconomía moderna y la budista. En la primera, un economista se acostumbra medir elestándar de vida por la cantidad de consumo anual, con la premisa de que quien másconsume vive mejor que quien consume menos.Por otro lado, un economista budista consideraría que el consumo es un simplemedio de bienestar, y se propondría el objetivo de maximizar el bienestar mientras seminimiza el consumo. En tanto el economista moderno considera al trabajo apenas un malnecesario, el budista consideraría al trabajo un vehículo fundamental para formar el carácter de las personas, tonel añadido de que el budismo cree que la purificación del carácter es laesencia de la civilización.“Marx tea razón cuando dijo, hace 150 os: 'Tengan cuidado, porque siconstruyen demasiadas máquinas útiles, pronto aparecerán demasiadas personas inútiles”,señaló Schumacher, para referirse a la teoría de que “más en mejor”. Hoy todo se ha vueltodemasiado complejo y –tal como Marx pudo anticipar- esta complejidad y sofistificaciónnos ha vuelto inútiles, nos distrae, nos llena de tensión, empequeñece nuestras mentes, noshace tan aburridos y especializados que ya no tenemos siquiera tiempo para ser un pocomás sabios.De alguna manera hemos “avanzado” hacia el infierno. Tenemos sociedades ricas enrecursos pero pobres en objetivos, y creo que vale la pena cambiar esta situación. Unatecnología más amable, una tecnología con rostro humano, puede retomar el control deltrabajo que hoy tienen las máquinas y ponerlo de nuevo en las manos del trabajador común.Se trata sólo de devolver una escala humana a nuestra sociedad, de que la gente de una vezse ha cargo de su propio destino. Se trata de derrocar la máquina por el bien de laherramienta. Como dijera Gandhi, no necesitamos producción en masas, sino producción acargo de las masas.3

Activity (23)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
ejgarciacabral liked this
Pablo Tosi liked this
kdgonzales added this note
no descarga el archivo
Pablo Carrillo liked this
kdgonzales liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->