Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Politica y Educacion Completo

Politica y Educacion Completo

Ratings: (0)|Views: 114 |Likes:
Published by docentesdelsur1711

More info:

Published by: docentesdelsur1711 on Feb 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

06/02/2011

 
 
 
 LA ALFABETIZACIÓN COMO ELEMENTO DEFORMACIÓN DE LA CIUDADANÍA
 
“Éste es el tema sobre el cual me propusieron los or-ganizadores de este encuentro que se realiza aquí yahora.
 
Es interesante observar el modo en que se combinan sere reelacionan los términos de la frase, en que laconjunción come que equivale a
en cuanto, en calidad de,
establece una relación operacional entre
alfabetización
y
 formación de la ciudadanía.
Es verdad que el bloque
elemento de formación
ameniza un poco la significaciónde la fuerza que en cierto modo se atribuye a laalfabetización en el cuerpo de la frase. Sería más fuerteaún si dijésemos "la alfabetización como formación de
 
la ciudadanía", o "la alfabetización como formadora dela ciudadanía".
 
Por otra parte se hace necesario, en este ejercicio
 
recordar que ciudadano significa individuo que gozade los derechos políticos de un Estado. Y laciudadanía tiene que ver con la compromiso deciudadano, es decir con el uso de los derechos y elderecho a tener deberes de ciudadano.
 
Buscar la inteligencia de la frase significa, de he-cho, indagar acerca de los límites de la alfabetiza-ción como práctica capaz degenerar en los alfabeti-zandos la asunción de la ciudadanía o no. Implicapensar también en los obstáculos con los que nosenfrentamos en la práctica, sobre los cuales, o sobrealgunos de los cuales, espero hablar más adelante.
 
[50]
 
LA ALFABETIZACIÓN COMO FORMACIÓN... 51
 
Considerando que la alfabetización de adultos,por importante que sea, es un capítulo de la prácticaeducativa, mi indagación se orienta en el sentido della comprensión de los límites de la práctica educativa,que incluye la práctica de la alfabetización, así cómotos obstáculos antes mencionados.
 
La primera afirmación que debo hacer es que no haypráctica, no importa en qué dominio, que no tengaciertos límites. La práctica que es social e histórica, aunen su dimensión individua, se da en un cierto contextotemporal y espacial y no en la intimidad de la cabeza-delas personas Por eso el voluntarismo es idealista porquese basa precisamente en la comprensión ingenua de que lapráctica y su eficacia dependen únicamente del sujeto,
 
de su voluntad y de su valor. Y, por otro lado, por eso elespontaneísmo es irresponsable, porque implica laanulación del intelectual como organizador, nonecesariamente autoritario, pero al fin y al caboorganizador de espacios para los cuales su intervención es.indispensable. Así, voluntarismo y espontaneísmotienen ambos su falsedad en el menosprecio de loslímites. El primero no respeta los límites porque para élsólo hay uno, el " de la voluntad del voluntar y esta. En elsegundo el intelectual no interviene, no orienta, se cruzade brazos. La acción casi se entrega a sí misma, es másbien alboroto, algazara.
 
En este sentido, voluntarismo y espontaneísmo seconstituyen como obstáculos para la práctica educativaprogresista.
 
La comprensión de los límites de la práctica edu-cativa requiere indiscutiblemente la claridad políticade los educadores en relación con su proyecto. Re-quiere que el educador asuma la politicidad de su
 
LA ALFABETIZACIÓN COMO FORMACIÓN… 52
 
LA ALFABETIZACIÓN COMO FORMACIÓN… 53
 
práctica. No basta con decir que la educación es unacto político, igual que no basta con decir que el actopolítico es también educativo. Es preciso asumirrealmente la politicidad de la educación. No puedopensarme progresista si entiendo el espacio de la es cuelacomo algo neutro qué tiene poco o casi nada que ver conla lucha de clases, donde los alumnos son vistos sólocomo aprendices de ciertos objetos de conocimiento a los
 
que presto un poder mágico. No puedo reconocer loslímites de la práctica educativo-política en que tomoparte si no sé, si no tengo claro contra quién y en favorde quién practico. El en favor de quién practico mesitúa en determinado ángulo, que es de clase, en quediviso contra quién practico y, necesariamente por quépractico, es decir el sueño mismo, el tipo de sociedaden cuya invención me gustaría participar.
 
La comprensión crítica de los límites de la prácticatiene que ver con el problema
del poder,
que es declase, y por eso mismo tiene que ver con la cuestión dela lucha y el conflicto de las clases. Comprender el pesoque tiene la lucha de clases en una terminada sociedades indispensable para la demarcación de los espacios ylos contenidos de la educación históricamenteposibles, es decir los límites de la práctica políticoeducativa. Trabajar en educación popular durante el
 
régimen militarPor ejemplo: una cosa es trabajar en alfabetización yeducación de adultos en el Brasil en la fase de fines delos años cincuenta y comienzos de los sesenta y otratrabajar en educación popular durante el régimenmilitar.Una cosa era trabajar en la fase del régimenpopulista, que por su propia ambigüedad en unmomento contenía a las masas populares y en
 
otro las traía a las calles y a las plazas, lo que terminaba porenseñarles a salir a las calles, por su propia cuenta, y otra lo eratrabajar en plena dictadura militar con las masas reprimidas,silenciadas y asustadas. Pretender obtener en el segundomomento lo que se obtuvo en el primero con la aplicaciónde determinada metodología revela falta de comprensiónhistórica, desconocimiento de la noción de límite. Unacosa era trabajar en el comienzo mismo de la dictadura
 
militar y otra en los años setenta// Una cosa era hacereducación popular en el Chile del gobierno de Allende, otraes hacerla hoy, en la dictadura. Una cosa era trabajar en zonas
 
populares durante el régimen de Somoza en Nicaragua, y otraes trabajar hoy con el pueblo adueñándose de su historia.
 
 
Lo que quiero decir es que una misma comprensión de lapráctica educativa, una misma metodología de trabajo no
 
operan necesariamente en forma idéntica en contextosdiferentes. La intervención es histórica, es cultural , espolítica. Por eso insisto en que las experiencias no sepueden trasplantar y es preciso reinventarlas. En otraspalabras, debo descubrir, en función de mi conocimiento lomás riguroso posible de la realidad, cómo aplicar de formadiferente un mismo principio válido, desde el punto de vistade mi opción política.
 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->