Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
126772604-PROPUESTAsolucionCONFLICTO-FAP130213

126772604-PROPUESTAsolucionCONFLICTO-FAP130213

Ratings: (0)|Views: 149 |Likes:
Published by Frente Amplio Uacm

More info:

Published by: Frente Amplio Uacm on Feb 23, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/07/2013

pdf

text

original

 
 
1
PROPUESTA PARA SUPERAR EL ACTUAL CONFLICTO Y RESCATAR EL FUTURO DE LA UACM
 
Quienes conformamos la Universidad Autónoma de la Ciudad de México sabemos la gravedad de la situación que éstaenfrenta. Se abrieron los planteles, pero el conflicto no ha terminado y no es fácil visualizar una vía de solución. Ello hacecomprensible que en la comunidad se haya propagado la sensación de que el futuro de la Universidad se desmorona antenuestros ojos. En tanto universitarios, consideramos nuestro deber proponer una ruta para dar viabilidad a la UACM. Nobasta con formular soluciones en lo inmediato y circunstancial: requerimos propuestas para recuperar el futuro de launiversidad.
Nuestra circunstancia: ingobernabilidad universitaria
 La crisis de la UACM es pública y notoria. Baste considerar como ejemplo la existencia de dos Consejos Universitarios.
Cada uno se proclama como “el Consejo Universitario auténtico, legal y legítimo” y niega a su c
ontraparte; cada Consejoofrece argumentos para tratar de demostrar que le asiste la razón jurídica y que el otro Consejo no tiene el atributo de lalegalidad.El hecho es que ambos Consejos Universitarios han tomado decisiones y aprobado instrumentos normativos quese ostentan como si gozaran de validez general en la universidad. En algunos casos estas decisiones son contradictoriasentre sí, lo que genera incertidumbre entre estudiantes, profesores y trabajadores. En lo que sí han coincidido los dosconsejos es en priorizar la aprobación de instrumentos jurídicos de carácter punitivo, con el claro propósito de aplicarlos asus adversarios.Tal afán punitivo puede verse en que un consejo universitario ha aprobado las llamadas
Disposiciones generalesobligatorias para los estudiantes, el personal académico y el personal administrativo técnico y manual, integrantes de laUniversidad Autónoma de la Ciudad de México
, que contiene normas contrarias a los derechos ciudadanos yuniversitarios, y ha instalado una comisión de honor y justicia que atenderá las faltas a dichas
Disposiciones
. El otroConsejo Universitario ha iniciado el procedimiento para la revocación del mandato de la Rectora y, es previsible, de otrosfuncionarios de la Universidad, así como para nombrar a otro rector o rectora. Es probable que pronto tengamos, ademásde dos Consejos Universitarios, dos rectores, que necesariamente entrarán en disputa. También es previsible la aplicaciónde las mencionadas
Disposiciones
a algunos universitarios, con las correspondientes sanciones que pueden llegar a laexpulsión de estudiantes o a la pérdida de la relación laboral de profesores o trabajadores. De esta manera, el conflictoentrará en una nueva fase y, una vez más, nuestra universidad será vulnerable ante quienes proponen su extinción.Más allá de la discusión sobre la legalidad de la existencia de ambos Consejos Universitarios, las decisiones quehan tomado son ilegítimas pues fueron aprobadas sólo por aproximadamente la mitad de los consejeros que, de acuerdocon el Estatuto General Orgánico, debe tener el Consejo Universitario. El Consejo Universitario es el máximo órgano degobierno de la Universidad, pero también es el más importante órgano de representación de la comunidad universitaria.Ninguno de los dos Consejos representa al conjunto de la comunidad. Por ello sus decisiones carecen de legitimidad.Encima, derivado de lo expuesto párrafos atrás, la conducción de la Universidad se ha vuelto inevitablemente errática eincoherente. La figura de máximo órgano de gobierno ha sido borrada por la vía de los hechos.
 
 
2
En síntesis, la actual situación de la Universidad es insostenible y se caracteriza por el conflicto y laingobernabilidad. Nadie ignora que el Artículo Tercero Constitucional, en su fracción séptima, señala:
"Las universidades y las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas".
Esto muestra que la autonomía universitaria, en los casos en que se le concede a unainstitución, implica la facultad y la responsabilidad de que las universidades se gobiernen a sí mismas. En la UACM laautonomía es en la práctica inexistente, pues en los hechos prevalece una situación de ingobernabilidad. Esto pone demanifiesto que la UACM no está cumpliendo con la responsabilidad legal de autogobernarse que se le ha encomendadopor ley.La ruta que nos ha conducido a la actual situación ya no es transitable: la viabilidad y el futuro de la institución seestán desvaneciendo con persistencia. Un mínimo de madurez reclama reconocer la naturaleza extrema de nuestracircunstancia.
¿Cómo enfrentar la crisis y reencauzar a la Universidad hacia un futuro viable?
 La destitución de la actual Rectora no es una medida que por sí misma resuelva la ingobernabilidad. Lo deseable es quetodos los consejeros universitarios lleguen a un acuerdo que les permita sesionar en un solo Consejo Universitario y así darfin a la absurda existencia de dos consejos confrontados. Sin embargo, el nivel de polarización del conflicto no permite seroptimistas con respecto a que esta posibilidad se realice. Por el contrario, lo previsible es el escalamiento y la agudizacióndel conflicto. Otra opción sería que todos los consejeros universitarios renunciaran a sus cargos, lo que obligaría a efectuarun proceso para elegir un nuevo y único Consejo Universitario; de esta manera la resolución del conflicto se decidiría porel voto de la comunidad universitaria. Pero tampoco hay indicadores de que esta alternativa pueda avanzar, pues ambasfacciones están inmersas en una confrontación que sólo busca la derrota del adversario.Entonces, ¿qué hacer para superar la ingobernabilidad que impera en la UACM y dar pasos hacia la recuperaciónde la normalidad institucional?A lo largo del conflicto básicamente han sido dos las corrientes de opinión visibles. No obstante, la Universidad esmucho más diversa y compleja que lo que representan dichas corrientes. Ante todo, partamos de que cualquier propuestade solución debe ser necesariamente incluyente. Llamamos a rechazar la exclusión. A ninguna corriente de opinión debeimpedírsele el derecho de expresar libremente su opinión ni de participar activamente en la edificación del futuro de laUniversidad.Por todo lo anterior, proponemos un periodo de excepción en el gobierno de la universidad, acotadotemporalmente a un máximo de dos años, para que durante ese tiempo se construyan las condiciones que permitanrecuperar la normalidad institucional y el ejercicio real de la autonomía universitaria. Las medidas a tomar serían lassiguientes:1)
 
Que se realicen los cambios pertinentes a la Ley de la UACM para que cesen transitoriamente en sus funcioneslos órganos de gobierno de la universidad, en particular la Rectoría y el Consejo Universitario.2)
 
Que el Jefe de Gobierno designe a un rector o rectora interino, con facultades para administrar la universidad yemitir normas provisionales pero efectivas, es decir, que todos los universitarios deberemos acatar.3)
 
Que se nombre un consejo consultivo integrado por representantes de las diversas corrientes de opinión de laUniversidad.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->