Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Julian Assange

Julian Assange

Ratings: (0)|Views: 778|Likes:
Published by seniales

More info:

Published by: seniales on Feb 25, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/26/2013

pdf

text

original

 
26
TIEMPO ARGENTINO
|
ARGENTINA
| año 3 | 1002 | |
omingo 24 e febrero
de 2013
D
esde su lugar de asilo en laembajada ecuatoariana enLondres, Julián Assange fueentrevistado por un equipode la Televisión Pública. Lo que siguees la transcripción de la entrevista. 
Brieger: –Recientemente recibió elpremio Yoko Ono y en 2009 le die-ron el de Amnistía Internacional.Creo que estas distinciones tienendistinto significado. ¿Qué piensausted al respecto?
 Assange: –El premio de Amnistía In-ternacional es interesante. La posiciónde los grupos de derechos humanos fi-nanciados por occidente es tanto bue-na como mala. Es decir, hacen tareaspositivas con los países que no estánaliados con occidente, pero lo que ha-cen con los países que sí están aliadoscon occidente es terrible. AmnistíaInternacional debe ser repudiada. Noha reconocido a Bradley Manning, el joven agente de inteligencia militaracusado por proporcionarnos mate-rial, como preso político. Se niegan areconocerlo como preso político, y esoes vergonzoso.
B: –Pero le dieron un premio en2009...
 A: –Bueno, pero eso fue porque estába-mos publicando información sobre lasmuertes en Kenia, donde 500 personasfueron asesinadas por la policía y fueocultado.
B: –¿Y qué opina sobre el nuevo pre-mio, el Yoko Ono?
 A: –Pienso que esta mujer es un tesoro viviente. Esto sucedió en Nueva York hace poco, había alrededor de 150 per-sonas presentes y fue una señal muy positiva para nuestra batalla judicialcontra la Fiscalía de los Estados Uni-dos, una importante declaración polí-tica por parte de Yoko Ono.
B: –Usted habló de Bradley Man-ning, quien está acusado de entre-gar información al enemigo, perono de revelar crímenes de guerra...¿correcto?
 A: –Hay una serie de cargos de los quese lo acusa. El más grave de ellos escomunicarse con el enemigo. ¿Qué eslo que esto significa? Ese es el nombreformal de la acusación, pero lo que ale-gan no es que él se comunicó con elenemigo, con Irán o Al Qaeda, lo quequieren es imponer una nueva inter-pretación diseñada para eliminar com-pletamente la cobertura de los mediossobre asuntos de seguridad nacionalen los Estados Unidos. Están diciendoque cada vez que alguien que trabajaen el gobierno se comunica con losmedios se está comunicando con elenemigo, porque si la información espublicada luego en los periódicos, enInternet, el enemigo puede leerla. Porlo tanto, equivale a dar información alenemigo, que es un delito punible conpena de muerte.
B: –Pero usted habla mucho de él,¿por qué? ¿Lo considera tan impor-tante?
 A: –Es el preso político más destacadode Norteamérica en este momento.Ha estado en prisión preventiva mástiempo que ningún otro oficial en lahistoria de las fuerzas armadas de losEstados Unidos. Es el caso de mayorrelevancia en la historia de las fuerzasarmadas de ese país. La acusación ensu contra es que proporcionó informa-ción interna del Pentágono que ayudóa cambiar al mundo. No hay ningunaacusación de que haya hecho esto acambio de dinero o por ninguna otramotivación que tratar de exponer losabusos y esclarecer la historia.
B: –Usted siempre sostiene que latecnología no es neutral, pero en es-te caso él usó la tecnología para un buen fin, y usted mismo también lautilizó para otro buen fin. Entonces,¿se puede juzgar a la tecnología sinhablar de política a la vez?
 A: –No, no se puede. Se debe vincu-lar con la política. Por supuesto queuno siempre puede concentrarse enla parte material de un hecho, perotodo tiene un contexto político. Quie-nes nos dedicamos a la tecnología o alas ciencias siempre debemos observarqué es lo que pasará con los frutos denuestro trabajo, y debemos asegurar-nos que se utilicen de una forma quesea coherente con nuestros valores.
B: –No le voy a pedir que se definaa usted mismo, pero algunas perso-nas sostienen que usted es un hac-ker, otros dicen que es un activista,otros que es un periodista, y me dala sensación de que usted es todasesas cosas y ninguna de ellas. ¿Quépiensa sobre esto?
 A: –Creo que lo más interesante seríapreguntarse por qué se está debatien-do esto por empezar.
B: –Sí, exactamente, ¿por qué?
 A: –Bueno, por la misma razón porla cual se debatió si el waterboarding(ahogamiento simulado) era una for-ma de tortura o no.
B: –Buena pregunta.
 A: –¿Por qué se debatió eso? La defini-ción previa era que el waterboardingsiempre era una forma de tortura, peroluego se puso en debate. La respuestaes muy simple, y es que las definicio-nes tienen consecuencias. Entonces, ladefinición de si soy un periodista o notiene consecuencias. Y los enemigosde esta organización querían vernosrodeados y encarcelados. A ellos lesgustaría decir que no somos editoresni periodistas, porque eso les permiteposicionarse mejor a nivel legal y, loque es más importante, políticamen-te les permite separarnos del resto dela prensa, de otros editores. El primerpaso para atacar a alguien es aislarlo y luego destruirlo sin tener que preocu-parte por la reacción de sus aliados.
B: –El año pasado, Victoria Nuland,del Departamento de Estado de losEstados Unidos, dijo que usted ibaa enfrentarse a la justicia en Sueciapor algo que no tenía nada que vercon WikiLeaks. Un periodista le pre-guntó si quería revisar lo que habíadicho porque de lo contrario la gen-te de WikiLeaks iba a lanzarse sobreella, a lo que Nuland dijo “Graciaspor protegerme, Matt”. Yo me pre-gunto, ¿están trabajando juntos eneste caso?
 A: –Lo que sucede con las corporacio-nes de medios de todo el mundo, quees muy evidente en los Estados Unidos,es que una vez que alcanzan cierto ta-maño y madurez, se les da un lugar enla mesa de negociaciones del poder.Es decir, una corporación mediáticapuede hacerte tambalear iniciándoteuna campaña en contra. Por eso todosquieren tener a los medios a su favor, y para eso invitan a los propietarios,los editores y los periodistas a vincu-larse socialmente con ellos y les danconcesiones. Entonces, después de untiempo, las organizaciones mediáticaspoderosas dejan de sentir que estánsimplemente apoyando a las institu-ciones más poderosas del país y co-mienzan a verse a sí mismas como par-te de la familia del poder, como partedel mismo establishment. Y lamenta-blemente esto parece ser inevitable. Laúnica forma de evitarlo es mediantela competencia entre grupos mediá-ticos y una constante renovación, yaque después de un tiempo desarrollanmucho poder y se ven corrompidaspor dicho poder.
B: –También hay otra gran diferen-cia. Estos grupos eran parte de laguerra, por ejemplo el
 New York Ti-mes
apoyó la guerra, tenía periodis-tas incrustados, y usted en cambiodice a menudo que ayudó a detenerla guerra.
 A: –Sí, en ese contexto, lo que hicieron
The New York Times
,
CNN 
The Observer 
 en Londres con la guerra de Irak es latraición más grande al periodismo,porque el principio ético número unoen el periodismo debe ser la veracidad,
ARG
Para comunicarse con esta sección:
argentina@tiempoargentino.com.ar 
 
Entreita
 Julian Assange
El fundador de WikiLeaks alerta sobre los peligros de los monopoliosinformativos, destaca el creciente poder del bloque de paíseslatinoamericanos y denuncia los mecanismos que utiliza el gobierno delos Estados Unidos para manipular la información que circula en Internet.
"Google y Facebook
 
son usados para hacer inteligencia
"
 
Creo que lo que hacen losingleses con el tema de lasMalvinas no es la formacorrecta de proceder, esuna actitud arrogante.Siempre se puedeentablar un diálogo.
»
Pero Brieger y Aejanro Kaanew 
Desde Londres
 
omingo 24 e febrero
de 2013 | |
ARGENTINA
| año 3 | 1002 |
TIEMPO ARGENTINO
27
 y ellos mintieron.
B: –Sí, mintieron.
 A: –Y fue una mentira con consecuen-cias. Cientos de miles de personas fue-ron asesinadas y desplazadas.
B: –Nadie lo acusa a usted de habermentido.
 A: –No.
B: –Eso es un punto a su favor.
 A: –En toda nuestra historia editorialno tenemos ni una sola acusación dehaber publicado algo que no fuera ver-dad. Eso nos convierte en el medio conmejor reputación del mundo.
B: –Y siguen mintiendo tambiénsobre usted.
 A: –Bueno, esta es una de las razones.Si no podés atacar a alguien basándoteen el contenido, ¿qué te queda? Tenésque atacarlo personalmente, cuestio-nar de dónde proviene su financia-ción, etc. Y eso es lo que hacen connosotros.
B: –¿Sabía antes de todo lo que suce-dió en el Reino Unido que muchospaíses de Latinoamérica lo apoya-rían?
 A: –Nos sorprendimos bastante, pero ya habíamos visto esa clase de apoyopor parte de Latinoamérica. Ya lo ha-bíamos visto por parte de Ecuador,cuando se publicó un libro sobre loscables de WikiLeaks escrito por San-tiago O’Donnell, que había sido publi-cado antes en Argentina, ArgenLeaks,también se publicó Wiki Media Leaksen Latinoamérica, tenemos grandescolaboradores en Brasil...
B: –¿Fue consciente de que esta in-formación iba a ser tan importantepara Latinoamérica?
 A: –Yo sabía que mi plan con Wiki-Leaks era abarcar todo el mundo.Es muy difícil, técnicamente y legal-mente, operar WikiLeaks, no podéshacerlo para un solo país. Sabíamosque íbamos a afectar a casi todos lospaíses. Pero creo que ha pasado algomuy interesante en Latinoamérica, lamayoría de las personas lo reconocen,especialmente a lo largo de los últimos10 años. Hay un nuevo vigor y unanueva independencia política de losestados latinoamericanos, a partir delgradual alejamiento de los gobiernosdictatoriales y de la corrupción quese instaló en las instituciones en esasépocas. Es muy alentador verlo en lapráctica, en un sentido muy concreto,que es la razón por la cual estoy aquí,en esta embajada, en lugar de estaren cualquier otra embajada. El Nuevopresidente de Túnez, Moncef Marzuki,me ofreció asilo político en Túnez.
B: –Él también fue un activista porlos derechos humanos.
 A: –En efecto, estuvo preso bajo elrégimen de Ben Alí, un hombre muy respetable... Y no acepté su oferta,porque Túnez está solo, no es partede un bloque. Tiene a Arabia Saudita y a otros estados de la región que nole brindan demasiado apoyo porqueen su mayoría son marionetas de losEstados Unidos. Pero Ecuador tiene elapoyo del resto de Latinoamérica, y los abogados del Ministerio de Relacio-nes Exteriores y del Commonwealth lehabían aconsejado a William Hagueque no lo haga. Pero había presión delos Estados Unido. Es una actitud dearrogancia suprema, la arrogancia depensar que semejante medida seríaaceptada. Y por supuesto que diplo-máticos británicos de todo el mundopensaron que sus embajadas correríanla misma suerte. Por eso se detuvo.
B: –¿Qué están haciendo ahora? ¿Só-lo permanecer afuera y observar?
 A: –Desde que ingresé aquí, durantelos últimos siete meses, ha habido unequipo de vigilancia afuera en todomomento. Según el alcalde de Lon-dres, Boris Johnson, están gastandodoce mil libras por día sólo por el des-pliegue policial.
B: –¿En qué estado se encuentra ac-tualmente la investigación? ¿A dón-de se dirige? Porque escuché que elFBI estuvo interrogando a personasen Islandia.
 A: –Bueno, es difícil para algunas per-sonas imaginarse la proporción de lainvestigación, pero es la más grandeque ha tenido lugar en los Estados Uni-dos desde el 9/11. Están involucradosmás de una docena de organismos gu-bernamentales, esto incluye a la CIA,el Departamento de Estado, el FBI, elMinisterio de Justicia. Hay un Gran Jurado trabajando en el caso desdemediados de 2010. En Alexandria, Vir-ginia, están obligando a personas a tes-tificar y están tomando como pruebamateriales de Google, Facebook y MyS-pace. Están enviando agentes del FBIal exterior. Trascendió el caso de ochoagentes del FBI que volaron ilegalmen-te a Islandia y operaron sin la autori-zación del gobierno islandés, llevandopersonas de Islandia a Washington pa-ra interrogarlas. Es una investigaciónenorme, pero confío en que no va adetener a WikiLeaks. ¿Por qué estoy tan seguro? Porque vemos el nivel deapoyo político que tenemos, inclusodentro de los Estados Unidos tenemosun 40% de la población a nuestro favor,según sondeos de
 Reuters
.
–B: Su madre fue citada por periódi-cos australianos confirmando queusted se postulará como candidatoa senador. ¿Es cierto?
–A: Sí, es cierto.
–B: ¿Por qué?
–A: Originalmente empezó comouna forma de asegurarnos de que eltema de la persecución de WikiLeakspor parte del gobierno de los Estados Unidos estuviera en la agenda políticade Australia. Ahí es donde pensamosque tal vez podíamos obtener el 4% delos votos. Es importante que duranteel período previo a las elecciones eneso es algo extremadamente impor-tante. Si nos remontáramos 15 añosal pasado, ¿hubiera confiado en queel Ecuador podía soportar esta bata-lla? No, no hubiera confiado en ello,porque no tenía el apoyo de sus países vecinos, y ahora lo tiene.
B: –¿Piensa que esto también fueimportante cuando la policía britá-nica quiso ingresar a la embajada y muchas instituciones latinoameri-canas debatieron este tema como bloque?
 A: –Sí, fue importante. Es difícil es-timar o describir cabalmente la im-portancia que tuvo. La embajada fuerodeada a las 3 de la mañana, con po-licías escalando las paredes con sogas,era una amenaza directa del Reino Unido de ingresar a la embajada. Sinembargo, se pueden ver declaracionesde William Hague diciendo “No, no,nunca amenazamos con ingresar a laembajada; simplemente estábamosmostrándole a Ecuador cuáles eranlas diversas opciones legales”. Este esun gesto británico muy típico. La ame-naza era no reconocer a la embajada.Cuando William Hague dijo “Nuncaamenazamos con ingresar a la em-bajada” estaba diciendo la verdad. Laamenaza era que iban a dejar instantá-neamente de reconocer a la embajada y luego iban a ingresar.
B: –¿Qué cree que detuvo a la policíade ingresar a la embajada?
 A: –En la prensa de Londres salió que
el hombre de la hora
A los 41 años, el polémico JulianAssange representa ese otro usoque se puede hacer de la web co-mo instrumento de transparencia,La fundación de Wikileaks, en 2006,fue la coronación de la idea de quela red es un buen canal para develarlos secretos de organizaciones po-co amigas de la publicidad. Fue así que salieron a la luz centenares demiles de archivos de las invasionesestadounidensea a Irak y Afganis-tán y luego sobre comunicacionesdel Departamento de Estado consus embajadores. A pesar de lasacusaciones y sospechas sobre elverdadero propósito de Assange, fueimplicado por la justicia de Sueciade haber abusado de dos mujeres,una de ellas vinculada a la oposicióncubana. Assange denuncia que esuna artimaña para llevarlo a prisióny luego extraditarlo a Estados Uni-dos, donde podría ser condenadoa muerte por traición a la patria. El19 de junio de 2012se refugió en laembajada de Ecuador en Londres ypidió asilo a Rafael Correa. Ahoraespera que Gran Bretaña le de elsalvoconducto para salir del país.
El lANzAMIENTO dE su NuEvO lIBRO
"Trata sobre la libertad en el futuro deInternet y el cambio geopolítico que haprovocado la vigilancia transnacionalmasiva. Esto es algo equivalente a laescalada armamentista", explica Assange.
 
Lo que hicieron
The New York Times
,
CNN
y
TheObserver 
con la guerrade Irak es la traición másgrande al periodismo.Violaron el principio éticode la veracidad, mintieron.
edgardo gÓmez
 sigue en pág. 28
 
28
TIEMPO ARGENTINO
|
ARGENTINA
| año 3 | 1002 | |
omingo 24 e febrero
de 2013
 Australia mantengamos en la agen-da el tema de los abusos del gobiernoaustraliano contra la organización,porque tenemos varios colaboradoresaustralianos. El gobierno australianocanceló mi pasaporte. También estállevando a cabo una investigación queinvolucra a la totalidad del gobierno, y le proporcionó información sobre no-sotros a los Estados Unidos. O sea queestá actuando de una forma indignan-te. Luego, vimos que en Australia elapoyo a nuestros ideales es realmentemuy fuerte. Ha habido tres encuestasde opinión realizadas por el propioequipo de encuestas del gobierno alo largo del último año y medio quehan determinado que tenemos del 25al 27% de la intención de voto, que esigual o mayor que el porcentaje delpropio gobierno.
B: –Tengo entendido que usted tra- bajó mucho ayudando a personassin techo a encontrar una viviendaen Australia. ¿Es parte de su pla-taforma o sólo se presenta a elec-ciones como parte de la batalla de WikiLeaks?
 A: –Esta idea surgió como resultadodel conflicto de WikiLeaks, pero losideales que se ponen en juego aquí tienen que ver con todo. La valentíaes un mecanismo a través del cualtodas las demás virtudes se ponende manifiesto. Si no tenés valentía,no podés luchar por ninguno de tusideales. Pero de la misma manera elconocimiento y la capacidad de hablarpermiten también que todas las demás virtudes existan, porque no se puede...Para ser más concretos, hablemos dederechos, como el derecho a la vida, elmás importante entre todos los dere-chos derivados. Pero ¿cómo sabemosde la existencia del derecho a la vida?Es algo que podríamos discutir, perono podríamos reconocer el derecho ala vida sin el derecho a expresarnos. Lacapacidad de hablar y de tener un dis-curso y de describir el mundo subyacea todos los demás derechos, a todaslas metas que intentamos alcanzar, alas diferentes áreas de la vida política.Si no sabemos lo que está sucediendohacia adentro del poder, la burocraciao las relaciones internacionales entremiembros específicos de un gabineteo un gobierno, no podemos determi-nar de qué forma debería progresarnuestro sistema político, qué cosasdeberíamos apoyar y cuáles no. Creoque esa es probablemente la razónpor la cual tenemos tanto apoyo en Australia, porque no somos un partidocon visión limitada. Sí nos importanel conocimiento, la educación, la li-bertad de información, la libertad deexpresión, la libertad de publicar, peroeso está vinculado con todo.
B: –¿Se puede postular como candi-dato sin vivir allí?
 A: –Es una situación fascinante a nivellegal. Bajo la legislación australiana, sitenés derecho a votar, y los australia-nos que se encuentran en el exteriortienen derecho a votar, también tenésderecho a ser candidato al Senado. Esdecir que sí, puedo postularme para elSenado sin estar en el país.
 Alejandro Kazansew: –Antes deingresar a la embajada, vimos per-sonas apostadas frente al edificioque estaban manifestando su apo- yo hacia usted y sostenían un cartelque decía “No maten al mensajero”. Usted habló de valentía, ¿tiene mie-do ahora?
 A: –Es una situación mucho mejorque la de estar en prisión rodeado deacosadores. Obviamente, tiene ciertasdificultades prácticas. Por ejemplo, co-mo usted decía, para entrar aquí hay que atravesar una barrera policial, esdecir que no puedo ver a ninguno demis allegados o fuentes o a ningúnmiembro de mi equipo, que se ve-ría perjudicado. Tampoco puedo ir aalgunos países que ciertas personasno pueden abandonar. Por ejemplo,al joven Aaron Swartz, un activistade los Estados Unidos, se le prohibióabandonar Estados Unidos, y yo teníaprohibido abandonar el arresto domi-ciliario, con lo cual no podía reunirmecon él. Es decir que hay ciertos proble-mas prácticos, pero por otro lado estasituación es fácil de entender a niveldramático: un activista famoso atra-pado en una embajada en el corazónde Londres, que rechaza el trasladoseguro, está rodeado por la policía...Es muy visual, y es fácil decir “Ok, hay cierta tensión dramática entre poderesque empujan hacia un lado y hacia elotro”. Eso crea una ventana por la cualpodemos observar los problemas rea-les que enfrenta la organización, comoesta enorme investigación por parte delos Estados Unidos, como el bloqueobancario que se está construyendofinancieramente en torno a nuestraorganización, de la misma forma queEstados Unidos ha construido un cercoeconómico en torno a Cuba.
K: –¿Se arrepiente de algo de lo queha hecho?
 A: –Todo el tiempo, esperoPorque siuno no se arrepiente de poder haberhecho algo un poco mejor, de formaun poco más eficiente, más refinada,quiere decir que ya no está aprendien-do nada.
K: –Respecto de Argentina, el Rei-no Unido y las Islas Malvinas, ¿quépiensa sobre este tema tan impor-tante para Argentina?
 A: –Bueno, vi lo que sucedió reciente-mente con el Ministro de RelacionesExteriores, William Hague, que dijoque se niega a iniciar un diálogo sobreel tema con la Argentina y estableciótodo tipo de precondiciones. Creo queesa no es la forma correcta de proce-der, es una actitud arrogante. Siemprese puede entablar un diálogo, no esdifícil.
B: –¿Ya vio esto?
 A: –¡Lo estoy viendo ahora!
B: –Acaba de ser publicado por laembajada argentina aquí…
 A: –En términos de diálogo, ese es elproblema con los suecos, se niegan aentablar un diálogo, se niegan a hablarconmigo, se niegan a hablar con losecuatorianos, se niegan a venir a estaembajada. El gobierno de los Estados Unidos se niega a hablar de su inves-tigación. Admiten la existencia de lainvestigación, pero se niegan a hablarde ella.
K: –¿Tiene algún deseo?
 A: –Tengo muchos deseos, pero tengoentendido desde la temprana infanciaque si uno habla de los deseos no sehacen realidad.
B: –Y tiene un nuevo libro.
 A: –Tengo un nuevo libro.
B: –¿Nos lo puede mostrar? ¿De quése trata?
 A: –Trata sobre la libertad en el futurode Internet y es un libro que consideromuy importante. Trata esencialmen-te sobre un nuevo cambio geopolíticoque está teniendo lugar, que es el de la vigilancia transnacional masiva. Estoes algo más o menos equivalente entérminos geopolíticos a la escaladaarmamentista o la invención de lasarmas nucleares. Todos estamos fami-liarizados con las formas básicas de vigilancia a los activistas, ¿no? comoque sigan a alguien o le intervengan elteléfono. La interceptación estratégicaconsiste en interceptar todas las comu-nicaciones de un país o incluso de uncontinente y almacenarla e indexarlapermanentemente. Eso es lo que estásucediendo con Latinoamérica. Todaslas telecomunicaciones que los estadoslatinoamericanos tienen con Europa,con China, con el Sudeste de Asia, con Australia, pasan a través de Estados Unidos. Entonces el resultado es queEstados Unidos puede interceptar di-chas comunicaciones muy fácilmentee informarse sobre la estructura másdetallada de la sociedad latinoamerica-na, sus políticos, sus líderes empresa-riales, sus transacciones económicas.
B: –¿Explica esto en el libro?
 A: –No sólo hablo de la intercepta-ción sino también de la existencia deempresas como Facebook o Google,empresas basadas en legislación esta-dounidense que recolectan cantida-des enormes de información. Y todosdecimos "Bueno, sí, ¿y qué? Lo buscoen Google", y Google usa nuestra in-formación para publicidades, vendenuestra información para publicida-des, al igual que Facebook, y a noso-tros no nos importa. Pero ese no esel problema, el problema es que estátodo centralizado, que los organismosde inteligencia estadounidenses tie-nen acceso a toda esa información. Nonecesitan órdenes ni autorizaciones judiciales para obtenerla. Y hemos vis-to en nuestro caso y en muchos otroscasos que hubo cientos de miles deintentos de acceso por año que estándocumentados.
K: –¿Habrá una nueva publicaciónde información? Especialmente enLatinoamérica.
 A: –Bueno, cubrimos todo el mundo todos los países de Latinoamérica, sí.
B: –¿Es posible que esto que usteddice sea tan perjudicial? Porquehay muchos gobiernos progresistasen Latinoamérica y aún están ahí:Evo Morales, Rafael Correa, HugoChávez.
 A: –Es un misterio muy interesante.Parte de lo que está pasando es que…aunque la interceptación de las comu-nicaciones latinoamericanas por partede los Estados Unidos tiene lugar des-de hace bastante tiempo, el grado desofisticación de los métodos de inter-ceptación y almacenamiento de estainformación se redobla cada 18 meses, y su costo se duplica en el mismo pe-ríodo. Es desconcertante pensar cómoes que en ese régimen de recoleccióncada vez mayor de inteligencia sobreLatinoamérica logran sobrevivir presi-dentes como Correa, Evo Morales.
B: –Sí, siguen en el poder.
 A: –Bueno, en parte tiene que ver conel desvío de la atención por parte delos Estados Unidos de Latinoaméricaal Medio Oriente y Afganistán. Perohay otra cosa que sucede. Creo que larevolución de las comunicaciones tam-bién está aumentando la velocidad delas comunicaciones. Esto hace que seacelere el ciclo de toma de decisionesen Ecuador, en Argentina. Entonces esposible que hayan interceptado toda lainformación, que sepan cuáles son lasposiciones de cada uno de los actores,cuáles son sus relaciones, pero todocambia tan rápidamente que para elmomento en que los organismos deinteligencia han elaborado un plansobre cómo intervenir, la situación yase ha modificado. Esta tendencia estal vez lo único que nos está salvandode la dominación por parte del Orga-nismo Nacional de Seguridad y otrosgrandes organismos de interceptación.Pero no apostaría que es suficiente, esees el problema.
B: –Muchos jóvenes lo siguen, ¿es
La investigación aWikiLeaks es la másgrande que ha tenidolugar en los EstadosUnidos desde losatentados a las TorresGemelas del 9/11.
 
Hay un nuevo vigor eindependencia política enLatinoamérica, a partir delgradual alejamiento delos gobiernos dictatorialesy de la corrupción que seinstaló en esas épocas.
Bajo ctoia.
Según el alcalde de Londres, Boris Johnson, se gastan 12 mil libras por día sólo en el despliegue policial.
 viene de pág. 27

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->