Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sin embargo vivimos. (Pablo Ortega)

Sin embargo vivimos. (Pablo Ortega)

Ratings: (0)|Views: 447|Likes:
Published by Paralelo_40
un grito de protesta por la triple tergiversación falsaria que tuvo lugar durante los años de la 2ª Restauración monárquica: la de la Historia o los hechos como fueron; la de las correspondientes razones y, la de una generación que vivió y pensó como tuvo que vivir y pensar.
un grito de protesta por la triple tergiversación falsaria que tuvo lugar durante los años de la 2ª Restauración monárquica: la de la Historia o los hechos como fueron; la de las correspondientes razones y, la de una generación que vivió y pensó como tuvo que vivir y pensar.

More info:

Published by: Paralelo_40 on Feb 23, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/20/2013

pdf

text

original

 
 
 
- 1 -
Pablo Ortega nació en Madrid, rodeado de libros, en 1926, y en un hogar en el epicentro dela peripecia española.Inicia sus primeros estudios en el Instituto Escuela, en el cual permanece hasta elcomienzo de la guerra. Durante todo ese período, plenamente infantil, incorpora ya en supropia vida el problema de España, a través de sus vivencias de uno y otro signo.Sañudamente perseguida su familia materna, recorre aislado de sus padres, en los primerosmeses del drama, diversos refugios circunstanciales en el Madrid rojo, hasta su ingreso en laLegación de Panamá. En 1 937 sale con los suyos de ella y, tras una corta estancia en unpueblo de Valencia, llega a París. Posteriormente pasa a zona nacional, donde verá el final dela guerra en Sevilla.Prosigue sus estudios, ya en Madrid, hasta acabar el bachillerato, en el Areneros de losPP. Jesuítas. Tras cursar dos años de Ciencias Exactas, obtiene la licenciatura en CienciasEconómicas en la Facultad de San Bernardo. Inmediatamente, su formación humanista y aúnliteraria, le lleva a la dirección de la revista De Economía, y después, a la Revista de EconomíaPolítica, así como al semanario Desarrollo. Su vida profesional pasó por los viejos Sindicatos,los gabinetes de estudio de Presidencia del Gobierno y del Ministerio de Agricultura. Apartadode la Administración en 1972, saltó a la empresa privada, en la vertiente financiera. Es autor denumerosos trabajos de investigación sobre muy diversas materias, y de cientos de artículospublicados en revistas especializadas, incluso extranjeras, y en la prensa diaria.Tiene el lector en sus manos una obra comprometida y contra corriente. Se trata, en efecto,de un grito de protesta por la triple tergiversación falsaria que está teniendo lugar: la de laHistoria o los hechos como fueron; la de las correspondientes razones y, por último, la de unageneración que vivió y pensó como tuvo que vivir y pensar.Podría decirse, así, que estamos ante la biografía de una mente, desplegada ya desde eltiempo ido. Es decir, no sólo frente a una sucesión de hechos plena y ásperamente vividos,sino además, y quizá sobre todo, a una implacable disección crítica y racionalizada del propioyo, del sistema de creencias y esquemas doctrinales del autor. Todo ello, engarzado en latremenda peripecia de la reciente Historia de España: la guerra y sus antecedentes; la paz deFranco; y la subsiguiente transición política, empeñada en hacer tabla rasa de la verdad. Enuna peripecia—ha de señalarse— asumida en la primera línea de fuego por el autor, por razóndel entorno en que nació, vivió y vive. A caballo entre la España tradicional y la Españaintelectual y progresista.Hay melancolía a chorros, dureza y sangre en la obra, una y otras convertidas encategoría, a través de las situaciones narradas, tremendas situaciones a veces. Hay dolor antiguo y presente de esa España que sigue siendo problema.Va a encontrar, además, el lector bastantes asperezas en el texto. Si sabe bucear, sinembargo, hallará una profunda vena soterrada de ternura y comprensión frente a todo, menosla falsedad.Y un absoluto realismo y sinceridad a veces incómoda. No hay en la obra la menor dosisde invención. Hasta los nombres de casi todos sus personajes son o fueron reales, con sóloalguna excepción, justificada para el autor, en su pretensión de no incurrir en exhibicionismospersonales y quedarse, solo, en la categoría irrenunciable, en el dato que fue de verdad.COLECCIÓN NOVELA n°3A Olga, simplemente mi mujer 
 
- 2 -
—Hay una consigna del Partido sobre el control del pasado. Repítela, Winston, por favor.—El que controla el pasado controla el futuro; y el que controla el presente controla elpasado —repitió Winston, obediente.—El que controla el presente controla el pasado —dijo O'Brien moviendo la cabeza conlenta aprobación—. ¿Y crees tú, Winston, que el pasado existe verdaderamente?GEORGE ORWELL: «1984»

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
jgarcialetrado liked this
jgarcialetrado liked this
Eliyahu Alcan liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->