Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Historia del Diseño Grafico - Phillip Meggs

Historia del Diseño Grafico - Phillip Meggs

Ratings: (0)|Views: 150 |Likes:

More info:

Categories:Types, Maps
Published by: Agustina Istebot Oholeguy on Mar 03, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/11/2014

pdf

text

original

 
Contenido
Prólogo
vii
Prólogo a la pimera edición
ix
Prólogo a la edición en castellano
xi
 Agradecimientos
xiii
Parte IPrólogo al diso gfico
El mensaje visual desde la prehistoriahasta la Edad Media
1La invención de la escritura42Alfabetos183La aportación asiática314Los manuscritos iluminados42
Parte IIEl renacimiento gráfico
Orígenes de la tipografía y el diseñopara impresión europeos
5La llegada a Europa de la impresn646El libro ilustrado alemán787El diseño gráfico renacentista948Una época de genio tipográfico117
Parte IIIEl puente al siglo
XX
La revolución industrial:El impacto de la tecnología industrialsobre las comunicaciones visuales
9El diseño gráfico y la revolución industrial13410El movimiento de Artes y Oficios16511El Art Nouveau19012La nesis del diseño del siglo xx221
Parte IVEl movimiento Modernoen Estados Unidos
El diseño gráfico en la primeramitad del siglo
XX
13La influencia del arte moderno24814El modernismo pictórico26915Un nuevo lenguaje de la forma28716La Bauhaus y la Nueva Tipografía31017El movimiento Modernoen Estados Unidos336
Parte VLa era de la información
El diseño gráfico en la aldea global
18El Estilo Tipográfico Internacional35619La Escuela de Nueva York37420La identidad corporativay los sistemas visuales39921La imagen posmoderno42422Los puntos de vista nacionalesen un diálogo mundial44723El diseño posmodernista46624La revolucn digital y s al488
Epílogo
531
Bibliografía
533
Créditos de las ilustraciones
553
Índice
557
 
Prólogo
L
a primera edición de la
Historia del diseño gráfico
fue descritapor Philip B. Meggs como un intento de «escribir una crónicade la evolución del diseño gráfico» y como «el diario personalde descubrimiento del autor, compilado a lo largo de una décadade investigación». En ediciones posteriores, la investigación abarca-ría más de treinta años y llegaría a ser cada vez más completa y per-feccionada.Se pueden emplear varios métodos para analizar la evolución deldiseño gráfico: examinar las características visuales del diseño, teneren cuenta sus ramificaciones económicas, averiguar las conexionesque establece con su público y, por último, rastrear el impacto de latecnología. Aunque los aspectos visuales del diseño gráfico son im-portantes, evidentemente, también deberíamos mencionar la filoso-fía de los diseñadores, las consecuencias que tiene su trabajo en elpúblico y el significado de las formas y sus relaciones sintácticas.Losmétodos convencionales de la investigación en la historia delarte suelen ser inadecuados para encarar la historia relativamentefresca y compleja del diseño gráfico. Concentrarnos exclusivamenteen determinados diseñadores y en sus obras fundamentales o colo-carlos sistemáticamente en escuelas o movimientos no satisface deltodo nuestros objetivos. Los nuevos avances a menudo han sidoalentados por los cambios tecnológicos, como la invención de los ti-pos móviles o de la litografía, y el intercambio creativo entre losdiseñadores también ha contribuido, sobre todo en la actualidad,con la web como medio de comunicación.Era inevitable que, al seleccionar las imágenes, tuviéramos encuenta mis gustos personales y los de Philip Meggs, aunque procu-ramos respetar todo lo que estuviera más allá de nuestras propiaspreferencias estéticas. Lo ideal era basar las selecciones en la clari-dad con que se presentaran las ideas, los conceptos de diseño odeterminadas formas gráficas, por más que otros ejemplos se con-siderasen de mejor calidad. También se tuvieron en cuenta los in-convenientes para conseguir los derechos de publicación o las re-producciones fotográficas adecuadas, aparte de que algunos tra-bajos simplemente no llegaron a tiempo para encajar en el calen-dario de producción del libro.Si bien en la historia del diseño ha habido momentos en los queha surgido una visión colectiva que no se puede atribuir a un solodiseñador, también ha habido individuos que, sin duda, hanseguido adelante por otro camino, con formas tipográficas y expre-sivas nuevas y métodos originales para presentar la información.Unobjetivo de la
Historia del diseño gráfico
ha sido documentar lainnovación en este terreno y hablar de los diseñadores que haninfluido en su evolución permanente. Tratar de señalar a diseñado-res trascendentales, sobre todo en las dos últimas décadas, ha sidoun desafío interesante y, cuando digo «trascendentales», me refieroa aquellos que no sólo han hecho una obra magnífica, sino quetambién han contribuido de forma significativa a la evolución deeste terreno. Qué es lo que distingue a un maestro de sus colegastalentosos es una cuestión desconcertante y difícil de resolver, almismo tiempo. Uno tiene que tener un punto de vista estéticocaracterístico, un vocabulario visual que se reconozca de inmediatoy un método único que trascienda el proceso de resolución de pro-blemas. Seguro que nos hemos saltado algunos, pero nos hemosesforzado mucho por no excluir a nadie. La historia ha juzgado pornosotros a los grandes maestros del pasado —las ideas innovadorasy los logros de estos diseñadores han superado la prueba del tiempoy nos siguen enseñando y motivando aún hoy—, pero el diseño grá-fico de la última década es un terreno más complejo, con un campode juego mucho más parejo. Además, los límites entre las distintasdisciplinas visuales se han vuelto cada vez más borrosos y las atribu-ciones, más complejas. Sobre todo durante el último siglo, la mayo-ría de los diseñadores habrán producido centenares y hasta miles depublicaciones en empresas con rotación de colegas y personal enprácticas en la plantilla. Estos diseños son producto de una cantidadde personas y el mérito de una obra no siempre se puede atribuir acada uno de los que han participado en ella.El festín visual que supone el diseño gráfico se vuelve más abun-dante a medida que pasa el tiempo. Ofrecer una versión definitivadel diseño gráfico contemporáneo siempre será una tarea enojosa,ya que es inevitable que este capítulo no tenga fin. Ya lo escribióen 1924 el filósofo R. G. Collingwood: «La historia contemporáneacoloca al escritor en una situación incómoda, no sólo porque sabedemasiado, sino también porque lo que sabe no ha sido asimilado,es demasiado inconexo y está demasiado atomizado. Sólo despuésde una reflexión minuciosa y prolongada comenzamos a saber loque era esencial y lo que era importante, a comprender por quéocurrieron las cosas como ocurrieron y a escribir historia, en lugarde periódicos.»La mayoría de las obras incluidas en la
Historia del diseño gráfico
de Meggs representan apenas una fracción minúscula de lo produ-cido en una época determinada. Casi todas las imágenes de estelibro representan o bien escuelas, movimientos, estilos o bien enfo-ques individuales y son pocas las piezas que muestran el logrosupremo de algún diseñador. En un estudio como este, sólo se pue-de presentar la obra de los diseñadores en una etapa determinada
 
de su carrera y no su evolución global. El lector que busque un aná-lisis más completo de alguno de los aspectos de la historia que pre-sentamos aquí encontrará más referencias en la bibliografía.Nunca se ha pretendido que la
Historia del diseño gráfico
seauna enciclopedia histórica completa, ya que para eso haría faltamucho más que un solo volumen. Por el contrario, hemos tratadode brindar un estudio general de las etapas y los acontecimientosdestacados en la evolución del diseño gráfico. Al decidir qué incluir,hemos tenido en cuenta de qué manera, a lo largo de los siglos,determinadas culturas, movimientos, obras e individuos han afec-tado aquello en lo que se ha convertido hoy el diseño gráfico. Enlaactualidad, el campo del diseño gráfico es mucho más amplio queen el pasado y abarca disciplinas incipientes como la gráfica enmovimiento, la comunicación medioambiental y los nuevos mediosde comunicación. Las limitaciones de espacio nos han impedidohacer un análisis más exhaustivo de estos ámbitos nuevos tan apa-sionantes. Aunque el diseño gráfico está estrechamente vinculadocon la ilustración, la fotografía, la impresión y la tecnología infor-mática, no ha sido posible incluir un estudio amplio de estos cam-pos afines en un solo volumen.Como ocurre en cualquier obra de esta magnitud, en edicionesanteriores se han omitido algunas figuras y algunos temas funda-mentales. Sin embargo, no cabe duda de que lo más urgente eradocumentar los cambios a partir de 1996, la fecha de las imágenesmás recientes que se incluían en la tercera edición. Si bien la estruc-tura de la
Historia del diseño gráfico
de Meggs es esencialmentecronológica, hay casos en los que los períodos se entremezclan y sesuperponen. Se ha invertido el orden del capítulo 2, «Alfabetos»,y el capítulo 3, «La aportación asiática», con respecto a la ediciónanterior para facilitar la fluidez histórica del texto. Dado que esta-ban muy relacionados, los capítulos 9, 10 y 11 de la edición ante-rior se han condensado y combinado en uno solo para dejar espa-cio para material adicional al final del libro.Para la cuarta edición hemos añadido numerosas ilustracionesyse han suprimido algunos textos e ilustraciones para dejar lugarpara el contenido adicional. Muchos diseñadores que merecenfigurar en este libro no se han podido incluir por limitaciones deespacio y quiero expresarles mis disculpas. Aunque nos hemos con-vertido en una cultura más global desde que comenzó la investiga-ción para la
Historia del diseño gráfico
hace más de treinta años,muchas regiones y países han quedado excluidos por los mismosmotivos.William Addison Dwiggins acuñó la expresión «diseño gráfico»en 1922, aunque casi no se usó hasta después de la segunda gue-rra mundial; con anterioridad, a los diseñadores gráficos los llama-ban «artistas comerciales». La profesión ha crecido muchísimo enla segunda mitad del siglo
XX
, durante la cual la tecnología hadesempeñado un papel cada vez más importante. A medida quenos vamos internando en la era digital, el diseño gráfico está expe-rimentando unos cambios impresionantes. Evidentemente, es na-tural que la nueva generación de diseñadores gráficos con ideasprovocadoras cuestione las actuales maneras de percibir y los con-ceptos estéticos establecidos. Cada vez que pensamos que esta-mos a la vanguardia, nos damos cuenta de que tan sólo estamosen el comienzo y que el futuro es una perspectiva abierta.Estamos rodeados constantemente de mensajes visuales y losque perduran han de ser fascinantes visualmente, han de plantearun desafío intelectual y han de ser claramente auténticos. Aunqueel diseño gráfico contemporáneo se define en gran medida porlatecnología, todavía conserva fuertes vínculos con la artesanía ylaestética del pasado. De todos modos, la informática ha incremen-tado la velocidad con la que se resuelven los problemas del diseñográfico y, gracias a ella, los diseñadores trabajan con más eficien-cia. Algunos proyectos que en el pasado habrían llevado semanasen la actualidad se resuelven en cuestión de días. La nueva tecno-logía incluso ha facilitado el proceso de fabricación de libros y car-teles. Internet ha generado un intercambio de ideas entre diseña-dores que no tenía precedentes. La profesión ya no está limitadaalos libros, los carteles y los anuncios, sino que en la actualidadincluye el movimiento y los medios interactivos. A pesar de los apa-sionantes avances en los medios electrónicos, los trabajos impresosconservan la misma vitalidad de siempre. Basta con recorrer unalibrería para ver la gran cantidad de libros bien diseñados que cu-bren las estanterías.El diseño gráfico está bien construido sobre bases históricas fir-mes y la historia desempeña actualmente un papel fundamental enla enseñanza del diseño gráfico. Durante este período de transi-ción, en el que se cuestionan los conceptos tradicionales del diseñográfico, es fundamental que los diseñadores gráficos tengan unconocimiento histórico de su profesión. Somos responsables antenosotros mismos —para evitar la reinvención y el plagio involunta-rio, tenemos que conocer la historia de nuestra profesión— y tam-bién ante el campo en su totalidad, porque, al inspirarnos en el tra-bajo anterior, los diseñadores reconocemos y rendimos homenajeala evolución que, en palabras de Philip Meggs, ha «permitido alos diseñadores lograr una transición gradual desde el diseño rena-centista hasta la época moderna».Desde que fue publicada por primera vez en 1983, la
Historiadel diseño gráfico
ha sido el libro más meticuloso en este campo.Con su perspicacia armoniosa y sus amplios antecedentes históri-cos, ha sido ampliamente aceptado como el libro con más autori-dad y claridad de su género. Ninguna otra obra sobre este temaabarca tanto como esta. Mi propósito es que mantenga esta con-dición y que se siga actualizando y perfeccionando. Después dehaber usado la
Historia del diseño gráfico
como texto en mis cla-ses, ha sido un gran honor para mí que me pidieran que revisaraesta reedición y confío en que esta cuarta edición, con su conte-nido ampliado y sus imágenes nuevas, resulte tan aclaratoria e ins-tructiva como las anteriores, tanto para los estudiantes como paralos profesionales, y que les sirva como una base y un recurso per-manente en este campo fascinante y en constante evolución.
 Alston W. Purvis
viii
Prólogo

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->