Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cayetano Santos Godino

Cayetano Santos Godino

Ratings: (0)|Views: 19 |Likes:
Published by sirun79
El Petiso Orejudo
El Petiso Orejudo

More info:

Published by: sirun79 on Mar 03, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/15/2013

pdf

text

original

 
 1
CAYETANO
 
SANTOS
 
GODINO
“EL
 
PETISO
 
OREJUDO”
En 1912 en Buenos Aires, un criminal de rara alevosía aterra a losporteños: se trata de Cayetano Santos Godino, que mata niños con singularcrueldad.Cayetano Santos Godino (a) “El petiso orejudo” ha sido el primer casoregistrado por la criminología argentina al cual se le aplica el
labeling
de
asesinoserial
. El total de homicidios que se le adjudican es de cuatro, además de por lomenos siete tentativas; en todos los casos se trató de menores de corta edad.Fue condenado y enviado a cumplir su sentencia en la cárcel de Ushuaia. Allí leoperaron sus
orejas aladas
, con la convicción de que en ellas podía encontrarsela causa de su maldad.La plena vigencia del
positivismo
de Cesare Lombroso, en la criminologíade la época, tuvo influencia capital en el caso. “El petiso orejudo” falleció en1944. Aunque la causa de la pelea a la cual algunos atribuyen su muerte noquedó totalmente clara,
folkloricamente
fue relacionada con un acto particular.Godino habría matado a dos pequeños gatos, uno negro y otro atigrado, queotros presos habían adoptado como mascotas; los estranguló con un cordón quehabía conseguido en el penal, arrojándolos luego a la cacerola de la comidadurante una
ranchada
.“Sin embargo, la leyenda popular cuenta que Cayetano murió tras la palizaque le dieron sus compañeros cuando mató al (o los) gatito mascota de la cárcel.Sabemos por la fecha de una nota de Caras y Caretas que esto nunca pudo serposible, ya que este hecho ocurrió en 1933, once años antes de la muerte deGodino. Sí es probable que, en realidad la hemorragia interna haya sidoproducida por heridas tras una confusa pelea con los otros presos y no por elproceso ulceroso como reza la historia oficial, y por lo tanto, muchos cronistasrelacionen la muerte con la historia de los gatitos. Dice Vallejos que hastaentonces, había sido maltratado y con frecuencia violentado sexualmente.Sobrellevó los días largos y repetidos de la cárcel, sin amigos, sin visitas y sin
 
 2
cartas. Las crónicas de los diarios de la época ni siquiera hacen mención a sumuerte. Solo Crítica del 17 de noviembre le dedicó parte de una página alasesinato de Godino; aunque les habían pasado mal el dato: creyeron que elPetiso había muerto el 16. Contreras, Leonel; “La Leyenda del Petiso Orejudo”,Buenos Aires, Ediciones Turísticas de Mario S. Blanchik, 2003.Fue hallado sin vida en su celda, la nº 90, el 15 de noviembre de 1944. Y sellevó tras él la curiosidad de su sórdida historia... quedaron el mito, el paradigmay unas preguntas que tal vez hoy tengan una adecuada respuesta. ¿Eraimputable? ¿Debía ser recluido en una prisión para delincuentes comunes?¿Cuál fue el origen de su peligrosidad? Consecuentemente... ¿se hizo justicia?Los macabros hechos ocurrieron en un territorio delimitado por los barriosde Parque Patricios, Villa Soldati y el bajo Flores; se trataba de una zonasemipoblada, de casas quintas, para
week end
de algunos de los más pudientesde Buenos Aires y, al mismo tiempo, para humildes familias trabajadoras.La tranquilidad propia de aquellos
cotos
de descanso, de principios de1900, fue sacudida de pronto por una noticia aparecida en los diarios. “LaPrensa” del 4 de diciembre de 1912 aludía al asesinato de un niño de tres años:“Un hecho salvaje”. Y la nota: “La policía de la Sección 34ª está empeñadadesde la mañana anterior en el esclarecimiento de un crimen bárbaro...” (HéctorGambini,
La historia de un adolescente que no podía parar de matar 
, diario“Clarín”, 1999).Es que mientras Jesualdo Giordano, de tres años, jugaba con otros chicosfrente a la finca de Progreso 2185 (actualmente Pedro Echagüe) desapareció.Su padre buscó por toda la zona del barrio. Al recorrer la zona, se cruzó con unadolescente frente a la quinta de
Moreno
: “¿No viste a un chico que llevabanene chiquito, que se perdió?, le preguntó. “No señor, ¿por qué no va a lacomisaría?”, aconsejó el adolescente, amable, de baja estatura y
orejas aladas
.El hombre se dirigió a la comisaría y mas tarde continuó la búsqueda en elbaldío, que realmente fue la quinta perteneciente al doctor (perito) FranciscoPascasio Moreno, donde actualmente se encuentra el Colegio Bernasconi. Allí se encontraba el cadáver, oculto, detrás de unas chapas, maderas en desuso y
 
 3
escombros. Tenía trece vueltas de cordón alrededor del cuello. Y un clavointroducido a golpes en la sien izquierda.Esa misma noche, el subcomisario Miguel Peyre de la Dirección deInvestigaciones, de la entonces Policía de la Capital, ordenó vigilarlosecretamente, por los oficiales Torres y Santillán, pues ya tenía sospechas deGodino, ello iba a ser motivado por los testimonios y otros antecedentes.Ocurre que el un oficial de la Seccional 34 lo había observadoentreteniéndose, quitándole la cabeza a unos patitos vivos, que quedaron a sumerced en una laguna formada en el barrio por un desnivel del terreno, ante laimpotente vista de su madre. Uno a uno, les retorcía el cogote, hasta arrancarlela cabeza, que luego arrojaba al agua y el cuerpito a un costado.Un antecedente similar había tenido en su hogar cuando fue hallada unacaja debajo de su cama con pajaritos muertos.La crueldad hacia animales es reconocida como una de las característicasdel trastorno de personalidad anti-social (DSM-IV, CIE-10), la psicopatía, y otrostrastornos de la conducta que pueden llegar a poner en peligro también a loshumanos. Precisamente, con el fin de atajar este círculo de violencia, desde1970 el FBI. utiliza para su programa VICAP (Violent Criminal ApprehensionProgram), desarrollado Robert K. Ressler, la crueldad con animales como unode los signos importantes a la hora de elaborar perfiles de criminales violentos.Muchos asesinos en serie y de masas empezaron su escalada violentatorturando animales, especialmente gatos y perros. En el estudio de asesinosmúltiples convictos que ya hemos mencionado, el 46 % declaro haber torturadoanimales durante su adolescencia. Es por ello que la crueldad hacia animalesdebe ser tratada con muchísimo cuidado y requiere de programas de vigilancia. Jeffrey Dahmer que confehaber asesinado, desmembrado y, en algunos,casos, cometido actos de canibalismo con diez y siete varones. De niño,empalaba perros y clavaba estacas a gatos en su jardín. Albert De Salvo, aquien nos referimos en este mismo capitulo, cuando era joven, atrapaba gatos yperros en jaulas y se divertía lanzándoles flechas a través de las rejas.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->