Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Lima la Nuestra

Lima la Nuestra

Ratings: (0)|Views: 3 |Likes:
He apreciado con interés las campañas que muchos grupos de motivación privada siguen a favor de Lima. Entre ellos están Salvemos Lima, Lima Antigua, Lima Linda y Lima la Única. Sus preocupaciones son sinceras y han logrado algunas victorias. No obstante, como se puede apreciar en las imágenes que difunden en las redes sociales, tienden a simplificar la totalidad de la ciudad a las pocas manzanas que ocupa el centro de Lima. Sus esfuerzos además se enfocan en la conservación de edificios laicos y religiosos que acumulan una antigüedad considerable. Quizá estas acciones se explican por qué buscan preservar la historia física de la ciudad, pero pueden ser interpretadas a la vez como una vocación por idealizar el pasado. Recordemos que no es difícil resbalar en una tara semejante a la de la “arcadia colonial”, la que fue advertida y descrita por Sebastián Salazar Bondy en su ensayo Lima, la horrible.

No es mi propósito desdeñar la labor de amigos, conocidos y otras personas de buena voluntad que trabajan gratuitamente en pos de una ciudad mejor. Sin embargo el problema de Lima va más allá del tópico arquitectónico. Se requiere de un camino hacia la integración que tal vez deba pasar primero por una idea de pertenencia. Ciñéndome a esta lógica, lo que continúa es una propuesta para entender con nuevos ojos la “limeñidad”.
He apreciado con interés las campañas que muchos grupos de motivación privada siguen a favor de Lima. Entre ellos están Salvemos Lima, Lima Antigua, Lima Linda y Lima la Única. Sus preocupaciones son sinceras y han logrado algunas victorias. No obstante, como se puede apreciar en las imágenes que difunden en las redes sociales, tienden a simplificar la totalidad de la ciudad a las pocas manzanas que ocupa el centro de Lima. Sus esfuerzos además se enfocan en la conservación de edificios laicos y religiosos que acumulan una antigüedad considerable. Quizá estas acciones se explican por qué buscan preservar la historia física de la ciudad, pero pueden ser interpretadas a la vez como una vocación por idealizar el pasado. Recordemos que no es difícil resbalar en una tara semejante a la de la “arcadia colonial”, la que fue advertida y descrita por Sebastián Salazar Bondy en su ensayo Lima, la horrible.

No es mi propósito desdeñar la labor de amigos, conocidos y otras personas de buena voluntad que trabajan gratuitamente en pos de una ciudad mejor. Sin embargo el problema de Lima va más allá del tópico arquitectónico. Se requiere de un camino hacia la integración que tal vez deba pasar primero por una idea de pertenencia. Ciñéndome a esta lógica, lo que continúa es una propuesta para entender con nuevos ojos la “limeñidad”.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Jorge Yeshayahu Gonzales-Lara on Mar 04, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/07/2014

pdf

text

original

 
Comentario Editorial
 
Excelente ensayo sobre Lima y nOsOtRoS. Lima es su gente y sudesarrollo urbanístico le da su identidad por los cambios generados enel tiempo las generaciones y las épocas. Música, Gastronomías, ObrasMonumentales, Museos, las Calles, Solares y Callejones de la vieja Lima.La simbiosis del criollismo, la música andina, regional, afro-peruana,generaciones al ritmo de rock en español, la salsa, la cumbia, regatón yraperos latinos. Nosotros hacemos la ciudad: LIMA y Nosotros en laexcelente pluma del escritor, Julio Martin.
 
Los limeños son todos los que siente de la ciudad de Lima su espaciode convivencia, trabajo, educación y construyen un espacio de identidadcon la ciudad. Lima es una ciudad conformada por una diversidad de
 
culturas locales, regionales que confluyen en Lima como ciudad capital ysus barrios. El barrio de Barranco y la nostalgia del Puente de losSuspiros, Los Barrios Altos el viejo criollismo, sus plazuelitas, sus Iglesias.Lima la nostalgia de sus viejas casonas, solares, callejones, wuariques decomida local y regional, el tradicional restaurante Cordano, dondegeneraciones han compartir su tradicional menú-gastronómico. El Rímac,los recuerdos de la música negra, el bajo el puente y sus callesempedradas. La Victoria sus penas afro-peruana, la plazuela MancoCapac, la calles de los repuestos para carros, Villa El Salvador y suheroína Elena Moyano, el programa de Vaso de Leche, un barrio dondeconvive una diversidad de música regionales un espacio de convivencia,música, arte, y gastronomía. Cada barrio tiene algo que contar ycompartir. Eso es Lima y su gente.
 Jorge Yeshayahu Gonzales-LaraSociólogo MA, CASAC-TLa Diaspora Peruana
 – 
New York  New York, March 03, 2013.
Lima, la Nuestra
 
 by Julio Martín Meza Díaz  on Saturday, March 2, 2013 at 1:51pm ·
Apuntes sobre una ciudad
de
todos[1]
 Por Julio Meza Díaz (*)He apreciado con interés las campañas que muchos grupos de motivación privada siguena favor de Lima. Entre ellos están
Salvemos Lima
,
 Lima Antigua
,
 Lima Linda
y
 Lima la Única
.Sus preocupaciones son sinceras y han logrado algunas victorias. No obstante, como se puedeapreciar en las imágenes que difunden en las redes sociales, tienden a simplificar la totalidad dela ciudad a las pocas manzanas que ocupa el centro de Lima. Sus esfuerzos además se enfocan en
 
la conservación de edificios laicos y religiosos que acumulan una antigüedad considerable. Quizáestas acciones se explican por qué buscan preservar la historia física de la ciudad, pero puedenser interpretadas a la vez como una vocación por idealizar el pasado. Recordemos que no es
difícil resbalar en una tara semejante a la de la “arcadia colonial”, la que fue advertida y descrita
 por Sebastián Salazar Bondy en su ensayo
 Lima, la horrible
. No es mi propósito desdeñar la labor de amigos, conocidos y otras personas de buenavoluntad que trabajan gratuitamente en pos de una ciudad mejor. Sin embargo el problema deLima va más allá del tópico arquitectónico. Se requiere de un camino hacia la integración que talvez deba pasar primero por una idea de pertenencia. Ciñéndome a esta lógica, lo que continúa es
una propuesta para entender con nuevos ojos la “limeñidad”.
 
¿Limeños? ¿Quiénes?
 
Según Alfredo Bryce Echenique, “un limeño
auténtico, hoy, ya no existe; debe ser el 4%de la población. Han caído en desuso. Están recluidos, con una gran dificultad para estar y ser enla ciudad de Lima. El limeño nuevo es ese ser detestable, agresivo, generalmente provinciano,que ha entrado por la violencia a la ciudad, por la puerta falsa y quiere salir por la puerta
 principal”.[2] Dejando de lado por un momento la lamentable carga peyorativa de las palabras deBryce, me pregunto qué diferencia a un “limeño auténtico” de uno “nuevo”. ¿Que los
 primerostienen más ascendentes nacidos en Lima? Basta subir a una azotea y contemplar la ciudad paradarse cuenta que, gracias a las migraciones y el
desborde popular 
que describió Matos Mar, la
definición aristocrática de la “limeñidad” ha sido superada
hace tiempo.
Quizá si se emplea las características de Bryce para separar a los “limeños auténticos” delos “nuevos” podamos hallar algunas certezas. Se supone que estos últimos son “detestables,agresivos, provincianos y violentos”. Debido a
su actitud no es injustificado describir a Brycecon algunos de esos mismos calificativos. En consecuencia, ¿el autor de
Un mundo para Julius
es un “limeños auténtico” o uno “nuevo”?
 Queda claro que adoptar formas convencionales para identificar a los limeños es ridículo.En una ciudad atravesada por clubes departamentales de las demás regiones del país, quemuestra y ya tiene arraiga costumbres de los andes, del altiplano y de la selva, y que en laactualidad recibe una fuerte migración extranjera sobre todo de ciudadanos chinos, colombianos
y españoles, ¿cómo se puede especificar la “limeñidad” empleando una suerte de cedazo?
¿Acaso esto no conlleva en su interior un tufo de arbitrariedad (y, por ende, de injusticia)?Concuerdo con los que afirman que la diversidad es la bandera de esta ciudad. Sinembargo creo que a esta idea habría que añadirle un nuevo contenido. Recordemos las palabras
de Charles Taylor, filósofo canadiense: “unirse en el mutuo reconocimiento de la diferencia
 
 – 
esdecir, del valor igual de identidades diferentes
 – 
requiere que compartamos algo más que lacreencia en este principio; hemos de compartir también ciertas normas de valor en las que lasidentidades en cuestión se demuestran iguales. Debe existir cierto acuerdo fundamental sobre elvalor, o de otro modo el principio formal de la igualdad estará vacío y constituirá una
impostura”.[3]
 ¿Qué es eso más que nos debería unir?
¿Solo para socios?
 

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->