Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
OTRA VUELTA DE TUERCA. Análisis completo de la obra

OTRA VUELTA DE TUERCA. Análisis completo de la obra

Ratings: (0)|Views: 10,283 |Likes:
Published by profedeleng

More info:

Published by: profedeleng on Mar 05, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/03/2013

pdf

text

original

 
OTRA VUELTA DE TUERCA (THE TURN OF THE SCREW)
Otra vuelta de tuerca
es una novela del escritor estadounidenseHenry James y es considerada la mejor obra gótica de fantasmas delsiglo XIX. La obra fue publicada inicialmente por capítulos en la revistaCollier's Weekly, cuyo editor quería aumentar su tirada y encargó en1897 a un autor conocido, Henry James, la creación de una historia defantasmas en doce partes. La obra fue publicada en 1898 como libro ypronto adquirió una gran popularidad. Su gran valor narrativo se debe alas múltiples interpretaciones que podemos hacer de ella, especialmenteen lo que tiene que ver con el análisis de la naturaleza del mal dentro delrelato.Se sabe que fue el arzobispo de Canterbury quien le contó aHenry James la historia de los dos niños poseídos por el espíritu de dosantiguos sirvientes, origen más tarde de su magistral relato. El escritor conservó la historia, pero introduciendo un personaje, el de la institutrizcontratada por el tutor de los niños para velar por su educación, a travésdel cual Henry James trascenderá el simple relato de aparecidos o larelación clínica de una enfermedad mental para llevar su obra al terrenode lo extraordinario.
ARGUMENTO
Un grupo de conocidos se hallan reunidos ante el fuego contando historias de terror. Uno de loscontertulios afirma poseer un manuscrito en el que una conocida suya relata un terrible suceso vividopor ella. Los presentes le instan a que lo lea:Una joven de origen humilde pero de buena educación va a Londres para responder a unanuncio en el que se solicita una institutriz. El hombre que la entrevista, el tío de los niños a los que va aenseñar, impone unas extrañas condiciones; la más destacada es que él no debe ser molestado.La joven queda fascinada por el encanto de su «amo», del que se enamora platónicamente,aunque ella apenas lo reconoce. Sus ensueños se llenan de esforzadas acciones que finalmente sonreconocidas y estimadas por ese caballero.Con estas ideas en la cabeza y ciertas dudas sobre las raras cláusulas de su contrato, se poneen camino hacia la mansión de Bly, donde viven los niños. Allí todo parece responder a la idílica visión que ella se ha forjado sobre sus tareas: el ama dellaves es amable, la casa es casi un romántico castillo, sus pupilos son como ángeles. Pero a poco quenos fijemos en las palabras de la narradora descubrimos que hay algo extraño en todo. Tanta dulzura esantinatural; en el ama de llaves hay un temor escondido y la casa parece el domicilio de sus antiguosmoradores.Pronto surgen pruebas de que no todo marcha tan bien. El niño, Miles, ha sido expulsado delcolegio; su hermana, Flora, a veces parece hipócrita y la institutriz comienza a tener visiones, o así locree ella.Su esforzado sentido del deber le impone la tarea de proteger a sus alumnos de ese poder maligno que cree haber percibido.Comienza a investigar sobre el origen de las figuras con las que se encuentra cada vez másfrecuentemente y averigua que se trata de un antiguo amigo de su amo y de la institutriz anterior. Alparecer ambos mantuvieron un oscuro romance y pretendieron dominar a los niños, pero los dosmurieron en circunstancias extrañas y quizá ahora intenten recobrar lo que fue suyo.Nadie confirma directamente las visiones de la narradora, pero ella encuentra que el ama dellaves, la señora Grose, no tiene ninguna duda de lo que cuenta y está firmemente convencida de quelos niños mantienen un intenso contacto con los seres del más allá.La joven ofrece todo su amor a los pequeños, en los que cada día encuentra nuevas puebras desu carácter maligno, y se enfrenta como puede a sus visiones (¿o al poder de su propia mente?) perotodo es inútil.Miles acaba muerto en sus brazos: ¿cuál fue la causa de la muerte? Esa pregunta ha deresponderla el lector, al igual que otras muchas que surgen a lo largo de la trama. La más importante detodas es quizás quiénes son realmente los fantasmas y qué representan.Pareja de apariencia fantasmal: por un lado, aluden claramente a la presencia de losobrenatural, pero, por otro, su misma vaguedad, y su parecido con viejas fotografías, permite pensar que en realidad esos personajes misteriosos no son sino recuerdos o imaginaciones de los propiospersonajes.
1
 
Personajes vivos: la misma indefinición, que nos lleva a reflexionar sobre la naturaleza misma delos hombres, las mujeres e incluso los niños, y sobre las relaciones entre la vida y la muerte, o entre loreal y lo aparente.El tulo alude al intento del narrador de proporcionar a su auditorio una historia sescalofriante que cualquiera que haya oído antes y a la vez hace referencia a la intención del escritor dehacer reflexionar a los lectores sobre los mecanismos que rigen la mente humana, las causas quepueden originar el terror o sobre la validez de las costumbres, convenciones y criterios morales queordenan las relaciones entre las personas.
TÍTULO
La tuerca, junto con el tornillo, sirve para ajustar dos partes mediante el sistema de rosca, hastaun punto deseado. Pero siempre es posible un giro, una rosca más, hasta que se llegue al tope final, allímite. La expresión
otra vuelta de tuerca
es un giro popular y literario para designar esa situación en laque se agrega algo novedoso a lo visto hasta entonces, que se apura un poco más lo que había, que sepresiona un grado más a alguien. El título puede aludir al hecho de que, a medida que se profundiza, ose dan vueltas al texto, la narración podría tener varias interpretaciones: cada lector tiene la puertaabierta para dar siempre una vuelta de tuerca más, distinta a las anteriores, distinta a la de otroslectores. Y el asunto se seguirá ajustando en cada lectura: como se ajustan todas las tuercas, ahorarecordadas a modo de símbolo.
Otra vuelta de tuerca
 
es una historia larga, más corta que una novela tradicional. La escribiódurante un periodo de tiempo en el que creer en fantasmas y en la espiritualidad era muy común enInglaterra y Estados Unidos. La obsesión espiritual había empezado en 1848 cuando las dos jóveneshermanas Fox oyeron inexplicables golpecitos en su habitación. Hicieron preguntas y recibieronrespuestas con golpecitos de lo que ellas y mucha gente atenta al caso creían que era una personamuerta. Por esa época se hicieron muy famosos libros sobre fantasmas (incluso científicos). A pesar delescepticismo hacia los fantasmas y lo paranormal en el siglo XIX, muchos lectores educados creían enfantasmas y en lo espiritual.El crecimiento de la espiritualidad popular en el siglo XIX se debe a la creciente desilusión con lareligión tradicional. Debido a la pérdida de la fe cristiana, mucha gente buscó una nueva forma deentender y aceptar la muerte.El propio H. James dijo que Quint y Miss Jessel no eran fantasmas según había sido entendidoel término a finales de siglo, sino que sus fantasmas eran agentes del diablo, duendes, elfos, diablillos,demonios construidos libremente como los de los viejos juicios por brujería. Antes de la época de James, la mayor parte de la ficción estaba escrita desde el punto de vistadel autor, que describía las acciones de los personajes y decía al lector su significado y sentido (ej. laficción de Dickens o de las hermanas Brontë). La gran contribución de James incluyó su aportación delpunto de vista. Muchos de sus trabajos están caracterizados por una inteligencia central (que es, unpersonaje a través de cuyos ojos el lector ve la historia). El lector, por el contrario, responde no como unespectador objetivo sino como un participante de la historia. Leyendo
Otra vuelta de tuerca
desde elpunto de vista de la Institutriz, el lector tiene un conocimiento limitado y una percepción de los hechosque ocurren en Bly y debe confiar en el juicio de la Institutriz.Otro aspecto significativo de la novela es el uso del personaje confidente. En una novela en laque tenemos un acceso limitado a la mente del personaje principal (como será posible con la apariciónde la técnica de la corriente de conciencia en el siglo XX) el personaje confidente nos dará laoportunidad extra de ver lo que el personaje principal espensando. Así, aprendemos lospensamientos y suposiciones de la Institutriz a través de sus conversaciones con su confidente, Mrs.Grose. No podemos tener la certeza de que la Institutriz dice la verdad a su confidente.En las décadas siguientes a la publicación de la obra, fue aceptado generalmente que laInstitutriz era un personaje benéfico, que lucha contra los malvados fantasmas para proteger a Flora y aMiles. Ente 1919 y 1924, algunas voces aludían a que la obra, más que una historia de fantasmas yniños, era una historia de la problemática mente de la institutriz. En 1934, la teoría de Edmund Wilsoninfluyó mucho: se basó en la teoría de Freud y argumentó que la represión sexual de la institutriz dirigela neurótica imaginación e interpreta los fantasmas. A partir de aquí, el gran debate está en decidir si lainstitutriz está loca o hay fantasmas. El propio James dijo que era un simple y puro cuento de hadas y,por otra parte, sus otras historias de fantasmas no fueron consideradas alucinaciones. La críticafeminista sugiere que nadie pensaría que la institutriz es una histérica sexual que imagina fantasmas siel narrador hubiese sido hombre. Además, Douglas resta autoridad a la institutriz poniendo el énfasis enla inexperiencia y juventud y expresando su desconfianza en la narradora.
2
 
La crítica moderna acepta la ambigüedad de la obra: casi todos los incidentes pueden ser interpretados para probar la locura de la institutriz y para probar que hay fantasmas. La controversia esirresoluble.En este relato de terror lo que se dice es tan importante como lo que no se dice, sus fantasmasapenas si hacen algo más que «aparecerse» y su malignidad es sólo supuesta por la narradora de lahistoria, pero no por ello la novela es menos inquietante, más bien al contrario. Ya se sabe que lo quese sospecha, lo que no se sabe y apenas si se intuye, es aquello que más escalofríos provoca.
INTERPRETACIONES
La interpretación puede variar de unos lectores a otros:
1.
Supuesto de que los fantasmas existan
.
 A través de la protagonista (sin nombre), yen el contexto histórico, social, literario de la época (s. XIX) da la impresión de que los fantasmasexisten dentro y fuera de ella: ve las apariciones como reales y cree que el resto de los personajes lasven también, pero lo disimulan, y quieren convencerla a ella de que no ven nada.
2.
Supuesto de que los fantasmas no existen
. Para lectores posteriores, y en elcontexto de las sucesivas corrientes literarias, sicológicas..., la lectura sería otra: se puede suponer también que los fantasmas sólo existen dentro de la cabeza de la institutriz: sólo un producto de laimaginación de la mujer. Ella supone de forma equivocada que los niños los ven también, pero noquieren demostrarlo. Como los niños no ven nada, al final resulta que sólo la institutriz sufre lasperturbaciones. Al final de la lectura, quedan en el ambiente unas preguntas: ¿dónde está el mal: en laprotagonista, en el director, en los niños, en los otros habitantes de la casa, en los ya desaparecidos?,¿A quién creer: a la Institutriz, a Grose, a los niños?En la novela de James predominan tres elementos: la ambigüedad, el juego con el punto devista y la profundidad psicológica de los personajes, sobre todo, del personaje desde el cual leemos lahistoria: la Institutriz.
El principio de ambigüedad se manifiesta en la ausencia de un nombre específico para elpersonaje de la Institutriz, lo que le adjetiva cierto carácter incorpóreo, inaprehensible y fantasmal. Ladualidad y la falta de certeza también se halla en la construcción de los personajes de los niñosquienes, aparentemente, son testigos de las apariciones pero las ocultan por complicidad. Finalmente,la historia deja al lector la posibilidad de creer en la existencia de estos fantasmas, al tiempo en queabre la conjetura de que puede tratarse de una afección psico-delirante de la Institutriz.
El juego con el punto de vista se aprecia en el cambio que se hace de tercera persona(Douglas) a la primera persona del manuscrito (la Institutriz); así como por las visiones y percepcionesde los personajes infantiles, en quiénes nunca queda claro si tienen alguna relación con estaspresencias.
Las transformaciones psicológicas que la Institutriz padece, se relacionan con lasapariciones, la relación que entabla con los niños y las informaciones que el ama de llaves (Grose) leproporciona acerca de esta pareja ya difunta.La obra ha sido estudiada desde la corriente literaria y la psicológica
Interpretación literaria
.
Tiene las características de la novela y cuento de terror fantástico. Sus antecedentes están en la novela gótica.
Interpretación psicológica
.
Tiene las características del terror psicológico, en la líneade la corriente psicoanalítica de Freud. Los sucesos contados son en realidad un intento de abordar elanálisis de la psicología de las personas y de la presencia en cada uno del bien y del mal.Interpretación psicoanalítica: la institutriz padece una histeria sexual (desorden que afecta aalgunas mujeres y que está causado por el conflicto entre deseos sexuales naturales y la represión delos ideales sociales victorianos. La institutriz es hija de un clérigo de pueblo, lleva una vida confinada sinla posibilidad de expresar estos sentimientos a un hombre hacia el que siente una atracción consciente.Según los psicoanalistas de la época de James, ese estado está caracterizado por una combinaciónparadójica de frigidez sexual y de intensas preocupaciones sexuales.En la misma nea, algunos interpretan los daños a los otros que pudo causar Miles:contaminación o corrupción sexual. Algunos llegan a deducir encuentros homosexuales concompañeros de clase (resultado de la corrupción de Quint sobre él).Capítulo 5: es el más problemático para interpretar la historia como resultado de la locura de lainstitutriz: esta describe al hombre que acaba de ver y Mrs. Grose reconoce inmediatamente a Quint. Esla primera vez que reconoce la posibilidad de un fantasma puesto que Quint está muerto. Se explicaporque la institutriz ha oído la descripción o la historia de Quint o que Mrs. Grose lo identifique paraenloquecer a la institutriz y vengarse de ella por entrometerse así en su vida. También se explica como
3

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
chacondh liked this
Dominique Prexl liked this
profedeleng liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->