Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Lecturas-de-SOCIOLOGÍA-DE-LAS-ORGANIZACIONES

Lecturas-de-SOCIOLOGÍA-DE-LAS-ORGANIZACIONES

Ratings: (0)|Views: 24|Likes:

More info:

Categories:Types, Maps
Published by: Jorge Alejandro Léon Sanchez on Mar 08, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/14/2014

pdf

text

original

 
 
SOCIOLOGÍADE LASORGANIZACIONES
Lecturas para uso en clase
De uso exclusivo para los estudiantes de la asignatura
Mariano Fdez. Enguita
Universidad de SalamancaDpto. de Sociología
 
Organizaciones y Mercados
Herbert A. Simon
 
 Tomado de
Journal of Economic Perspectives
, Volumen 5 Número 2, Primavera 1991, Página 25-44. Traduccion de GuilllermoRamírez Hernández
 En la teoría económica clásica y neoclásica, los mercados están al centro del escenario; y losactores en estos mercados son los trabajadores, los consumidores (en algunas ocasiones,combinados dentro de las familias), las empresas, los propietarios de recursos, los gobiernos yquizá algunos otros. En los libros de texto neoclásicos, en el mundo de la economía en unmundo de transacciones, y estas transacciones comúnmente involucran el intercambio debienes, servicios, y/o dinero, en las que ambas partes de la negociación encuentran ventaja alalcanzar estos objetivos. Se considera que junto con el consumo, el trabajo y el tiempo libreson importantes componentes de las funciones de utilidad de las familias. Por su parte, lasutilidades, se supone, son el objetivo fundamental de las empresas y de sus propietarios.La definición de las partes que participan en estas transacciones requiere de una descripciónmínima. Sin embargo, tan pronto como las empresas son concebidas para ser mas que unsimple engranaje en la red de transacciones al convertirse en productoras (transformadoras de“factores” en productos), surgen dificultades y preguntas importantes para la teoría. Así, unagran parte del comportamiento del sistema tiene lugar dentro de la propia empresa y noconsiste solamente en intercambios comerciales; ya que salvo contados casos, la mayoría delos “actores” en las economías modernas son los empleados, los cuales no utilizan su tiempocomerciando si lo hacen (por ejemplo, si son agentes vendedores o compradores) se da por asentado que comercian como agentes de una empresa en lugar de que lo hagan para suspropios intereses, lo cual sería muy diferente.Aquí surge las preguntas: ¿porqué existen las empresas?; ¿porqué todos los actores no semanejan como contratistas independientes?; ¿porqué la mayoría de ellos participan concontratos laborales, vendiendo su trabajo por un salario?. ¿Qué determina la toma o compra dedecisiones de las empresas, y establece los límites entre ellas y los mercados?. ¿Cuandocorrespondería que dos actividades dominantes dependieran de una sola empresa y cuando semanejarían por contratos separados?.Un segundo grupo de interrogantes, cuestiona: ¿como son motivados los trabajadores de lasempresas para que trabajen por la maximización de las utilidades de la empresa? ¿qué ventajaobtiene con esto? ¿como se concilian sus funciones de utilidad con las de la empresa?. En lafunción de utilidad del empleado, usualmente se asume que el trabajo pasa de tener utilidadnegativa y ocio (incluyendo la pereza y la indiferencia al trabajo) a tener utilidad positiva¿porque los empleados, frecuentemente, trabajan duro?.La respuesta (neoclásica) simple a la cuestión motivacional se deriva del contrato laboral, bajoel cual los empleados maximizan sus utilidades aceptando la autoridad de la empresa; esto es,estando de acuerdo en aceptar las ordenes provenientes de aquellos encargados de maximizarlas utilidades. Pero esta respuesta induce a unanueva pregunta de, como el contrato laboral es reforzado por el empresario; en particular, en loque se refiere a ¿cómo se induce a los empleados a trabajar más que el mínimo, y quizá hastacon iniciativa y entusiasmo? ¿Porqué los empleados deberían intentar maximizar las utilidadesde sus respectivas empresas cuando toman las decisiones que le son delegadas?.Estas preguntas acerca de la esfera de acción de la actividad y la operación de las empresashan producido una sólida estructura industrial, y una rama de ésta, algunas veces denominada“la nueva economía institucional” que trata de explicar, cuando las actividades se llevarán através del mercado y cuando se llevaran a cabo dentro de las propias empresas, y tambiéntrata de explicar cómo es posible que las empresas operen eficientemente. En la literatura de la“nueva economía institucional”, las dos ideas que juegan un papel importante en las
 
explicaciones son: los costos de “operación” y la “oportunidad” (por ejemplo, Williamson 1975,1985).Algunas explicaciones son expresadas en términos de “asimetría de la información” o“información incompleta” (Ross, 1973: Stiglitz, 1974). En otros trabajos estos temas sonclasificados bajo la teoría de operación, la cual trata el contrato laboral como un contratoóptimo entre el director y los agentes, y estudia como los convenios por contrato puedenresolver la falta de responsabilidad ante el trabajo y otros problemas motivacionales.La idea, detrás de estas ideas, es que una explicación adecuada de un fenómeno económicose reduciría a, la maximización de el comportamiento de las partes que están comprometidasen el contrato, dadas las circunstancias que rodean a la transacción. Los términos del contratoestarían influenciados por el acceso de las partes a la información por los costos denegociación, y por las posibles oportunidades de hacer trampa. El acceso a la información, loscostos de negociación y las oportunidades de trampa son a menudo tratadas como variablesexógenas que por sí solas no necesitan ser explicadas. Se ha observado que hasta losneoclásicos introducen una clase de racionalidad limitada dentro de el comportamiento, con laexogeneidad de los límites de la racionalidad permitiendo que la teoría permanezca dentro deel mágico dominio de la maximización de los beneficios y las utilidades.Una característica fundamental de las nuevas economías institucionales es que ellasconservan el carácter central de los mercados y de los intercambios. Todo el fenómeno esexplicado transladandolos dentro (o derivándolos) del mercado de transacciones, basado encontratos negociados; por ejemplo, cuando los empresarios se convierten en “Directores” y losempleados en “agentes”. Aún cuando la nueva economía institucional es totalmente compatiblecon la conservadora teoría neoclásica, ésta, hace que se multiplique el número de supuestosauxiliares exógenos necesarios para que funcione la teoría. Por ejemplo, para explicar lapresencia o ausencia de ciertos tipos de contratos de seguros, el riesgo moral es consideradocomo un factor importante: se asume que lo incompleto de los contratos se deriva del hecho deque la información es incompleta ó distribuida asimétricamente entre las partes del contrato.dado que tales ideas son introducidas comúnmente de manera casual dentro del análisis, sinningún fundamento empírico excepto un llamado a la introspección y al sentido común,mecanismos de esta clase han proliferado en la literatura proporcionándole un sabor muy
ad hoc 
.En general, la nueva economía institucional, en gran parte, no han derivado, del trabajoempírico de las organizaciones y de la toma de decisiones, la formulación de sus supuestosauxiliares; (para introducirse en esta lectura ver March y Simon, 1958; Cyert y March, 1963;Kornai, 1971; Simon, 1979). No obstante, esto es propiamente subversivo de la teoríaneoclásica en cuanto a que sugiere un programa completo de microeconomía empírica quedebe ser desarrollado para estimar los parámetros exógenos y probar la teoría empíricamente.Hasta que esa investigación se lleve a cabo (y se tomen en cuenta la existencia de la literaturade organizaciones y toma de decisiones), la nueva economía institucional y sus concernientesaproximaciones son actos de fe o tal vez de devoción.
La ubicuidad de las organizaciones
Un visitante mítico de Marte, que no tiene ninguna información de la centralidad de losmercados y de los contratos, podría encontrar a la nueva economía institucional bastanteasombrosa. Supongamos que ello (-el visitante - evadiré la pregunta de su sexo) se aproximadel espacio hacia la tierra, equipado con un telescopio que revela las estructuras sociales; dice,que las empresas se revelan a sí mismas, como sólidas áreas verdes con débiles contornosinteriores señalando las divisiones y los departamentos. Las transacciones comerciales semuestran como líneas rojas conectando empresas y formando redes en los espacios entreellas. También dentro de las empresas (y tal vez entre ellas), el visitante ve líneas azul pálido,que son líneas de autoridad que unen a los jefes con los diferentes niveles de trabajadores. Siel visitante mira más cuidadosamente el escenario de abajo, él podrá observar dividida a unade las masas verdes, como una empresa despojada de una de sus divisiones, o podría

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->