Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Marco Legal en Salud Sexual en Argentina.

Marco Legal en Salud Sexual en Argentina.

Ratings: (0)|Views: 16 |Likes:
Published by recjose
Breve reseña de la Salud Sexual y Reproductiva en la República Argentina. Donde se
abordan en profundidad las Leyes Nacionales 23798 “Ley Nacional de SIDA, la Ley Nacional 25.673, la Ley Nacional 26.130 y la Ley Nacional 26.150, leyes que dan forma a la salud sexual, planteando su definición, objetivos y su ámbito aplicación.

Recabarren Bertomeu, J. A. (2012). Marco legal en salud sexual en Argentina. Revista Ciencias de la Salud, 1, 89-96.
Breve reseña de la Salud Sexual y Reproductiva en la República Argentina. Donde se
abordan en profundidad las Leyes Nacionales 23798 “Ley Nacional de SIDA, la Ley Nacional 25.673, la Ley Nacional 26.130 y la Ley Nacional 26.150, leyes que dan forma a la salud sexual, planteando su definición, objetivos y su ámbito aplicación.

Recabarren Bertomeu, J. A. (2012). Marco legal en salud sexual en Argentina. Revista Ciencias de la Salud, 1, 89-96.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: recjose on Mar 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/19/2014

pdf

text

original

 
 
Revista Ciencias de la Salud
 
89
 Vacío alrededor del cual se da el trayecto de lapulsión que culmina en el hacer-se cuando lograuna respuesta fantasmática. En éste recorridose incorporan, en algunas ocasiones, los tatuajesen la sociedad actual.
Bibliografía 
 Díaz, G. (1999) «Pubertad y después, Pubertad: dis
-continuidad necesaria». En «Bordes... un límite en la
 formalización», 1ª Ed. Ediciones Homo Sapiens. Rosa
-rio. Argentina.
 Freud, S. (1905) «Tres Ensayos de Teoría Sexual», T.V, OC. Buenos Aires: Amorrortu. 1979 Lacan, J. (1962-1963) El Seminario N° 10 «.La An
- gustia». Editorial Paidos. Buenos Aires. Argentina.
2004 Lacan, J. (1987) El Seminario 11. «Los cuatro
conceptos fundamentales en Psicoanálisis». Editorial  Paidos. Buenos Aires. Argentina.
 Lacan, J. (1956-1957) El Seminario N° 4 «La rela
-
ción de Objeto». Anagrama. Editorial Paidos. Buenos Aires .Argentina. 1994 Lacan, J. (1977) «Psicoanálisis. Radiofonía y Televi
-
 sión».Anagrama Barcelona. España. Lacan J. (1971-1948) Escritos 1 «Agresividad en
 psicoanálisis». Sigloveintiuno Editores. Buenos Aires.
 Argentina. p. 97  Le Gauffey, G. (1998). «El lazo especular» Ed. Edelp.
 Buenos Aires. Argentina.
Wainsztein S. y Millán E. (2000) «Adolescencia: Una
lectura psicoanalítica». El megáfono Ediciones. Buenos Aires. Argentina.
Gutton P. (1993), «Lo puberal». Paidós. Buenos Ai
-res. Argentina.
 Hartmann, A. (2000), «Adolescencia: una ocasión para el psicoanálisis». Miño y Davila Editores. Madrid.
 Buenos Aires. Argentina.
Marco legal en Salud Sexual en Argentina.
Recabarren Bertomeu, José Antonio.
Resumen
Según la OPS, la salud sexual es definidacomo la experiencia del proceso permanente deconsecución de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad. Porlo tanto al concebir a la salud, debemos conside-rar también el ámbito de la salud sexual.En Argentina, desde mitad del siglo pasadola salud sexual ingresó a un periodo donde fuecobrando cada vez mayor importancia, que hastaese momento fue de carácter pasivo. Proceso quecomienza con el predominio de ideas pronata-lista, la consideración de la mujer a través de sufunción reproductora, y la venta de métodos an-ticonceptivos y actividades de control de natali-dad. Sin embargo, esto último fue rápidamentecoartado por parte del gobierno peronista en elaño 1974, reafirmado posteriormente por la dic-tadura militar a través de un decreto que prohi-bia estas actividades. Al retornar la democracia, comienza en Ar-gentina un proceso donde los derechos sexuales y reproductivos comienzan a tener mayor rele- vancia, comenzando por la derogación de decre-tos restrictivos, y la adhesión a pactos interna-cionales, que años más tarde cobrarían carácterconstitucional a partir de la Reforma de la Cons-titución de la República Argentina, continuandoen la actualidad con la sanción de leyes vincula-das a la promoción de la salud sexual.En la presente investigación se abordarán enprofundidad las Leyes Nacionales 23798 “Ley Nacional de SIDA, la Ley Nacional 25.673, la Ley Nacional 26.130 y la Ley Nacional 26.150, leyesque dan forma a la salud sexual, planteando sudefinición, objetivos y su ámbito aplicación.
 
90
 
Revista Ciencias de la Salud
Contenido.
Para la presente investigación se trabajo em-pleando como metodología el rastreo de fuentesdocumentales, a partir del sitio web Informa-ción Legislativa (www.infoleg.gov.ar), y el sitioLegislación en Salud de la República Argentina(www.leg.msal.gov.ar), como así también la lec-tura de bibliografía referida a la temática de lasalud sexual. Se hizo hincapié en las leyes másinfluyentes de los últimos años en la temática,que ahondan sobre los derechos sexuales y re-productivos, y la promoción de la salud sexual.La salud sexual se define como “un estado debienestar físico, emocional, mental y social re-lacionado con la sexualidad; no es meramentela ausencia de enfermedad, disfunción o debi-lidad. La salud sexual requiere un acercamien-to positivo y respetuoso hacia la sexualidad y lasrelaciones sexuales, así como la posibilidad deobtener placer y experiencias sexuales seguras,libres de coerción, discriminación y violencia.Para que la salud sexual se logre y se mantengalos derechos sexuales de todas las personas de-ben ser respetados, protegidos y cumplidos.”(OMS, 2006).Por su parte la Organización Panamericana dela Salud, ha definido a la salud sexual como “laexperiencia del proceso permanente de consecu-ción de bienestar físico, psicológico y sociocultu-ral relacionado con la sexualidad”(OPS, 2000).El derecho a la salud, tal como lo promuevenlos derechos humanos, va a implicar también elderecho a la salud sexual. Por ello, cuando ha-blamos de salud, también debemos considerar alámbito de la sexualidad y la reproducción.Los derechos sexuales y reproductivos en Argentina pasaron por diferentes altibajos.Partiendo por consideraciones hasta entoncesconsideradas “radicales” para la época, dondenuestro país se mostraba al mundo comprome-tido con la salud sexual, pasando posteriormentepor momentos donde el estado limitada y prohi-bía el acceso a los mismos, hasta llegar a la ac-tualidad donde pareciera que nos encontramosen un verdadero auge de los Derechos Sexuales y Reproductivos, y con ello la Salud sexual y lastemáticas relacionadas.Este primer punto que se resalta, refiere con-cretamente a los abortos no punibles, contem-plado en el artículo 86, párrafo segundo, inciso 1 y 2, del Código Penal de la Nación. El cual fueresancionado en el año 1921 por el Congreso dela Nación. Artículo que menciona que la reali-zación de un aborto no va a ser motivo de pena,cuando “se ha hecho con el fin de evitar un pe-ligro para la vida o la salud de la madre y si estepeligro no puede ser evitado por otros medios”(inc. 1); o si “el embarazo proviene de una vio-lación o de un atentado al pudor cometido sobreuna mujer idiota o demente”. En este caso, elconsentimiento de su representante legal debe-rá ser requerido para el aborto (inc. 2). A pesar de la sanción de este artículo a prin-cipios del siglo pasado, los derechos reproduc-tivos en Argentina estuvieron teñidos por la nodelimitación entre políticas sanitarias y políti-cas demográficas, salud y control poblacional.En este sentido, las ideas pronatalistas fuerondefendidas, rechazando el derecho a tomar unapropia decisión sobre la procreación. En 1949existió un auge del natalismo, donde la mater-nidad y la función reproductora femenina eranconsiderados “aportes patrióticos” (Lubertino,1996).La información vinculada a la función sexualde la época, estaba en relación a las enferme-dades de transmisión sexual, llamadas en eseentonces enfermedades “venéreas” y existían,en el ámbito de la salud pública, los “Dispensa-rios de Enfermedades Venéreas”. Por su parte,empresas que comercializaba toallas higiénicas,concurrían a las escuelas de mujeres para expli-car el empleo de las mismas. Hasta mediados delos años ’60 esto era todo lo que se hacía en ma-teria de educación sexual. No había una inten-cionalidad de parte de las autoridades sanitariasni educativas de realizar actividades sobre la sa-lud y educación sexual. A fines de la década 1960 e inicios de los ‘70,con los programas de planificación familiar,surgió el interés por la educación sexual, cen-trándose esta en el uso adecuado de los métodosanticonceptivos. Sin embargo, se pudo demos-trar posteriormente, que la simple explicacióndel uso de estos no era suficiente, ya que aun asísurgían defectos en el su uso.
 
 
Revista Ciencias de la Salud
 
91
 Ante esto, los directivos de los diferen-tes programas, quienes se encontraban bajo lapromoción de la Federación Internacional dePlanificación Familiar, crearon dentro de susprogramas departamentos de “Información y Educación”, con el fin de realizar actividades,campañas educativas y material informativo. Deesta manera, en el año 1968 se funda en nues-tro país la “Asociación Argentina de ProtecciónFamiliar” (AAPF), la cual desde sus comienzostuvo un departamento dedicado a la Información y Educación Responsable (Aller Atucha, 2005).Por estos tiempos, también aparecen los pri-meros centros de información y servicios parael control de la natalidad. Sin embargo, el go-bierno peronista en 1974, ya bajo las órdenes deIsabel Martínez de Perón, estableció por mediodel decreto Nº 659 limitar la venta de anticon-ceptivos, y prohibir el desarrollo de actividadesde control de la natalidad, bajo el pretexto de queestos programas y servicios no se adecuaban almodo de vida de los argentinos, y que desalenta-ban la consolidación de la unidad familiar, des-naturalizando la fundamental función maternal.Decreto que fue apoyado posteriormente por elrégimen militar durante la dictadura por el de-creto Nº 3938 de 1977 y el decreto Nº 3998 de1978, denominado “Política de población” (Lu-bertino, 1996; Ramos, et al., 2001). A partir del advenimiento del gobierno de-mocrático en 1983 en la República Argentina, sedio lugar a una “salida del silencio” (Pecheny y Petracci, 2006), donde los derechos reproduc-tivos pasaron a ser concebidos como derechoshumanos y de política de salud, tendencia quepermanece en el presente.De este modo, la Argentina adhirió a tratadosinternacionales a los cuales se les otorgó jerar-quía constitucional, a partir de la Reforma de laConstitución de la Nación Argentina, llevada acabo en el año 1994, entre los que se destacan:La Declaración Universal de Derechos Hu-manos, (1948); Declaración Americana de losDerechos y Deberes del Hombre (1948); LaConvención Internacional sobre la Eliminaciónde todas las Formas de Discriminación Racial(1965); El Pacto Internacional de Derechos Civi-les y Políticos, y el Pacto Internacional de Dere-chos Económicos, Sociales y Culturales (1966);La Convención Americana sobre DerechosHumanos o Pacto de San José de Costa Rica(1969); La Convención sobre la Eliminación detodas las Formas de Discriminación contra laMujer (CEDAW) (1979); La Convención sobrelos Derechos del Niño (1989): La ConferenciaInternacional sobre Población y Desarrollo (ElCairo, 1994); La Cumbre Mundial sobre De-sarrollo Social (Copenhague, 1995). La Cuar-ta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Pekín,1995); y La Cumbre Mundial a favor de la In-fancia (Estados Unidos, 2002) (Chaves, Di Leo,Schwarz, 2008).La Reforma de la Constitución en 1994 nosolo posibilitó y exhortó el cumplimiento de di-chos tratados, si no que también fue un punto departida para la sanción de nuevas leyes referidasa la temática.En este sentido, en las últimas décadas, se hanpromulgado en Argentina leyes que comienzan aregular la Salud Sexual, la Educación Sexual, LaUnión Civil entre parejas del mismo sexo, entreotras. Expresadas en las Leyes Nacionales: Ley 23798 “Lucha contra el Síndrome de Inmuno-deficiencia Adquirida (SIDA)” en el año 1990;la Ley 25673 “Ley Nacional de Salud Reproduc-tiva” en el 2003; la Ley 26130 “Régimen para lasintervenciones de contracepción quirúrgica”;la Ley Nacional 26150 “Programa Nacional deEducación Sexual Integral” en el 2006 (las cua-les se ampliarán a continuación); como tambiénla reciente Ley Nacional 22618 “MatrimonioIgualitario” en el 2010; y la Ley Nacional 26485“Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres” regla-mentada en el 2010; Ley Nacional 26743 “Ley deidentidad de género”, sancionada recientemen-te, entre otras. A fines de la presente investigación, se desta-can principalmente la Ley Nacional 23798, la Ley Nacional 25673 y, finalmente, la Ley Nacional26150. La primera declara de interés nacional lalucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, mientras que en las ultimas dos leyesse determina la creación de Programas Naciona-les referidos a la temática.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->