Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Naturaleza Del Poscolonialismo

Naturaleza Del Poscolonialismo

Ratings: (0)|Views: 19 |Likes:

More info:

Published by: Espacio De Politología Sociología Uce on Mar 16, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/30/2013

pdf

text

original

 
,.
Naturaleza delposcolonialismo:del eurocentrismo alglobocentrismb
Fernando Coronil
2
R
esulta so~""",.,dente,particularmente desdelaexperiencia latinoamericana,queel creciente campo acamico deestudios postcoloniales enloscentrosmetropolitanos sehayadestacado sicamente portrabajos sobreel colonialismonorte-europeo enAsiay Africa: A pesar dequelacolonización europea en lasAméricas involucró aEspaña, Portugal, Francia, HolandaeInglaterra y fipa-metros parasuexpansión posterior enAsiayAfrica, éstaaparece lodeunama-neratangencial enel campo deestudios postcoloniales. Latinoamérica y el Cari~be, como objetos deestudioycomofuentesdeconocimiento sobreel (post) colo-nialismo, están ausentes uocupan unlugarmarginal ensusdebates ytextos cen-trales. Estaexclusión también haconllevado unanotableausencia del imperialis-moenJos estudios postcoloniales, asuntocentral paralospensadores latinoameri-canos, quienes desde laindependencia enel siglo diecinueve han prestado espe-cial atención alasfonnas persistentesdesometimiento imperial postcolonial. ¿Es-
1.Una versión anterior de este trabajo fuepresentada enel panel organizado por Edgardo Lander para el CongresoInternacional deSociología deMontreal. Quíero agradecerle por anímarme apresentar este trabajo y por tener lapa-ciencia de permitirme transformarlo. También quiero agradecer al grupo deestudios sobre colonialismo de la Uni.versidad deNew York en Binghamton donde presenuna versión deeste trabajo. Mis sentidas gracias alos miem-bros de mi seminario de postgrado, laGlobaliZllción y el Occidentalismo, invierno 1999, por sus utiles comentarlossobre este trabajo y por las interesantes discusiones durante lodo el semestre. Agradezco enormemente los comen-tarios detallados de Genese Sodikoff, Elizabeth Feny y María Gonzlllez. Gracias también aJulie Skurski por susagudas obselVaciones. Latraducción del original en inglés fuerealizada por Eleonorll García Larralde.2. Profesor de antropología ehistoria, Departamento de Antropología, Universidad de Michigan.
87
.
'1
 
,~
Fernando Coronil
n relacionadas entre sí estas dos ausencias, lade las Américas
y
ladel imperia-lismo? Ambos silencios dicen mucho sobre las politicas del conocimiento occiden-tal einvitan aexplorar lamanera como lateoría se difunde y adiscernir mo seestablecen nuevas modalidades decolonización del conocimiento "endiferentes re-giones
y
disciplinas acamicas. En este articulo no quiero explicar este silencia-miento de las Américas, sino más bien confrontarlo atras de una discusión so-bre I~stransformaciones del capitalismo al inicio de un nuevo milenio.En sus confesiones San Agustfn sugirió que es s610al final de lavida que unopuede aprehender su significado. El discurso de moda acerca del fin de la
Histo.
ria, del socialismo, hasta del capitalismo -o al menos la anunciada de~apariciónde su conocida forma industrial y el nacimiento de una era post-industrial basadaen la informática
y
en ladesmaterialización de laproducción- sugiere que el nue-vo milenio está generando fantasías inspiradas en una creencia similar. Coinci-diendo con el fin del socialismo como alternativa real de futuro, o al menos conladesaparición del socialismo realmente existente en muchos países, el orden ca-pitalista aparece en el nuevo milenio como la única forma de sociedad viable ypor lo tanto como el horizonte posible para sueilos de realización personal y es-peranzas de redención colectivas.De todas estas fantasías milenarias, el discurso sobre la globalización de lasinstituciones financieras y corporaciones transnacionales evoca con una fuerzaparticularmente seductiva el advenimiento deuna nueva era. Su imagen de laglo-balización trae a mente el sueilo de una hUf!lanidad no dividida entre Oriente yOccidente, Norte y Sur, Europa y sus Otros, ricos
y
pobres. Como si estuvieseanimada por un deseo milenario de borrar las cicatrices de un pasado conflictivoo de lograr que la historia alcance un fin armonioso,. este discurso promueve lacreencia de que las distintas historias, geografias y culturas que han dividido a lahumanidad están siendo unidas en el cálido abrazo de la globalización, entendi-do éste como un proceso progresivo de integración planetaria
 J
Esde más decir que los discursos sobre la globalización son múltiples ydistan mucho de ser homogéneos. Los relatos más matizados impugnan la ima-gen estereotipada de laemergencia de una aldea global popularizada por las cor-poracii::mes, los Estados metropolitanos
y
los medios de comunicación. Estas ver-siones alternativas sugieren que laglobalización no es un fenómeno nuevo, sinomás bien la manifestación intensificada de un viejo proceso de comercio trans-continental, de expansión capitalista, colonización, migraciones mundiales e in.tercambios transculturales. De igual manera sugieren que su actual modalidadneoliberal polariza, excluye y diferencia, aun cuando genera algunas configura-ciones de integración translocal y de homogeneización cultural. Para sus críticos,
3. Losmedios decomunicación han servido devíaprincipal para losdiscursos celebratorios delaglobalizacíón. des-de los anuncios corporativos hasta las canciones. Esta tendencia gaadeptos con la expansión delas corporacio-.nes multinacionales de los años sesenta y se intensificon el derrumbe del mundo socialista y laconsiguiente he..gemonlo del neoliberalismo.
88
"
 
Del eurocentrismo al globocentrismo: lanaturaleza del posc~/onialismo
laglobalización neoliberal esimplosiva envez deexpansiva, conecta centros po-derosos aperiferias subordinadas. Sumododeintegración esfragmentario envezdetotal. Construye similitudes sobre labase deasimetrías. En resumen, unificadividiendo. Envez delareconfortante imagen delaaldeaglobal, ofrecen, desdediferentes perspectivas y con diferentes énfasis, una visión inquietante de unmundo fracturado
y
dividido por nuevas formas dedominación
4
Manteniendo undiálogo conestas fantasías milenarias acerca deunaanno-nía global acomo con los relatos que lasconfrontan, quiero sugerir que laac~tual fasedeglobalización implicaunareconfiguración del orden mundial capita-lista
y
unareorganización concomitante delacartografia geopolftica ycultural delamodernidad. A pesar dequeyotambién mesientoatraído por el deseo deofre-cer una interpretación sobreel capitalismo al final del milenio, explorasuvidanotantó haciendo unrecuento desubiografia desde laperspectiva del presente,como sugiere SanAgustín, sinomásbiendiscerniendo suactual configuración yespeculando acercadesufuturo alaluzdesuoscuro pasado. Estebrevebosque- jo semuy selectivo, parapintar con pinceladas amplias una imagen deladiná-mica actual del capitalismo.Para evocar estaimagen tal como aparecedurante el inicio deunnuevo mi~lenio, establecealgunos vínculos entreel pasado colonial enel queel capitalis~mo evolucionó y el presente imperial dentro del cual laglobalización neoliberalha logrado establecer su predominio. No es necesario decir que asumo ciertosriesgos al hablar del capitalismo ensingular, como si fuera unaentidad homogé-neay delimitada, envez deunproceso complejo queadquiere diversas configu-raciones en distintas áreas. Anteel peligro dediluirlo ensu diversidad, prefierocorrer el riesgo deofrecer loquepuedequenoseamásqueunacaricatura del ca-pitalismo, con laesperanza queal menos nosayudeareconocer suscaracteristi-casesenciales
y
suemergente configuración.A tras deunadiscusión sobre lacambiante relación del capitalismo con lanaturaleza, quiero ofrecer el argumento dequelaglobalización neoliberal impli-caunaredefinición delarelación entreel Occidente ysusotros, loquellevaauncambio del eurocentrismo aloqueaqulllamo "globocentrismo." Enotro articu-lome hereferido al "occidentalismo" como un"conjunto deprácticas represen-tacionales queparticipan enlaproducción deconcepciones del mundo que 1)di-viden loscomponentes del mundo enunidades asiladas; 2) desagregan sushisto-riasderelaciones; 3)convierten ladiferencia enjerarquIa; 4) naturalizan esasre-
4. Es imposible hacer una listade laampllsima y siempre creciente bibliogl'llfia sobre laglobalizaci6n orepresentaracertadamente sus distintos matices y perspectivas. Entre losautores queheusado eneste trabajo y que dealguna uotra manera han interpretado laglobalizaci6n como un fen6meno complejo, aun cuando estén en desacuerdo sobresu novedad o caracterlsticlls. se encuentran los siguientes: Amin (1997; 1998); AppadlU"ai(1996); Anighi (1994);Dussel (1996); üreider (1997); H8IVey(1989); Henwood (1997); Hirst y Thompson (1996); Hoogvelt (1997); Ló-pez Segrem (1998); Massey (1998); Sassen (1998); Robenson (1992); Weiss (1998).
89
, 1
'i

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
Fernando Hdz liked this
gabriela liked this
marxchelo-snm liked this
Elmer liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->