Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Familia, Pobreza y Bienestar

Familia, Pobreza y Bienestar

Ratings: (0)|Views: 9 |Likes:
Published by Francisco Estrada

More info:

Published by: Francisco Estrada on Mar 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/02/2013

pdf

text

original

 
Temas de la agenda Pública 
Soledad Herrera / ViViana SalinaS / eduardo Valenzuela
Instituto de Sociología
 Año
 
6
 
 / 
 
N
o
 
44
 
 / 
 
julio 2011
Familia, pobreza y bienestar enChile: un análisis empírico de lasrelaciones entre estructura familiary bienestar
ISSN 0718-9745
 
Fm, pb y bst  Ch: áss mpíc  s cs tstct fm y bst
1
Soledad Herrera / ViViana SalinaS / eduardo Valenzuela
Isi  Scig
itccó
 Una literatura muy amplia reconoce la importancia de la amilia y de algunos aspectos de ella, en la produccióndel bienestar económico y psicosocial. La dierencia en-tre pobres y no pobres depende típicamente de actorescomo la edad, la educación alcanzada y la disponibili-dad de empleo, pero también ciertos aspectos de la es-tructura amiliar deben ser tomados en cuenta. Algunasinvestigaciones muestran que los cambios recientes enla estructura amiliar han contribuido a aumentar la po- breza (Cancian & Reed, 2009), e incluso que la pobre-za –al menos en contextos de alto desarrollo donde la escolaridad y el empleo emenino han hecho progresosdenitivos– se explica cada vez más por determinantesrelacionados con la amilia (Novak, 1987). La ausencia ola inestabilidad del matrimonio y el crecimiento de ho-gares sin una pareja estable, especialmente de aquellosencabezados por mujeres solas, ha sido el cambio quemás ha llamado la atención. El dato que ha encendidoesta alarma es el crecimiento acelerado de los hogarescon madres solas con hijos y la evidente posición de des-ventaja en que quedan estos hogares respecto de aque-llos que contienen una pareja estable.En este estudio se analizará la relación entre estructura amiliar y bienestar de las amilias chilenas en diversosámbitos y a partir de distintas uentes de datos. En pri-mer lugar, se analizará la vinculación entre la situaciónconyugal de los jees de núcleos amiliares, la presencia de hijos y la especialización de unciones económicasrespecto del nivel de ingresos de las amilias, a partir dedatos de la Encuesta CASEN 2009. En segundo lugar,también con datos de dicha encuesta, se examinará la asociación entre situación conyugal y presencia de hi- jos sobre el bienestar ísico (o estado de salud) de los jees de núcleos, bajo el supuesto que dicha condiciónde salud aecta el bienestar de todos los miembros de la amilia a cargo. Un tercer aspecto del bienestar amiliar en que se proundizará es el impacto de la estructura amiliar en términos educacionales y en las posibilida-des de conductas de riesgo de los menores. Se utilizarándatos de rendimiento escolar a partir del SIMCE 2009, y de propensión a la deserción escolar y uso abusivo dealcohol y drogas a partir de datos de la Encuesta CO-NACE 2001-2009. La importancia de este tercer puntoradica en que se ha comprobado que las condicionesde socialización y de escolaridad predicen el bienestar uturo de las subsiguientes generaciones.
atcts
Matrimonio y bienestar económico
La investigación acerca de la relación entre dierentes ti- pos de estructuras amiliares y el bienestar de sus miem- bros, tanto adultos como niños, apuntan a una ciertgradiente de bienestar. Las amilias en que la pareja 
1 Estudio nanciado por Larraín Vial. Trabajo presentado en el seminario “Familia y Políticas Públicas” organizado por el Centro de Políticas Públicas UC, el 17 de mayo de 2010 y comentado por Osvaldo Larrañaga, Rosita Cahmi y Eugenio Tironi.1
Pontificia Universidad Católica de Chile
 
2
Soledad Herrera / VIVIana SalInaS / eduardo Valenzuela FamIlIa, pobreza y bIeneStar en CHIle: un análISIS empírICo de laS relaCIoneS entre eStruCtura FamIlIar y bIeneStar
está casada orecen mayores opciones de bienestar a susmiembros que aquellas que se constituyen en torno a la convivencia o las amilias uniparentales (por lo generalmadres solteras) (Bianchi & Casper, 2000). Estas die-rencias se pueden explicar por causalidad o selectividad(McLeod & Kaiser, 2004; Smock & Gupta, 2002). En el primer caso, se presume que algo hay en la experiencia del matrimonio que contribuye al bienestar de adultos y niños, que no está presente en otros arreglos amilia-res como la convivencia (causalidad), asociándose, por ejemplo, el matrimonio a mayor productividad laboral(Qian
et al 
., 2005). En el segundo, se observa que quie-nes se casan tienden a alcanzar un mayor logro educati-vo, mayor ingreso y mejor salud mental que quienes nose casan, lo que indica que el matrimonio es selectivo;es decir, son esas características, y no el estado civil lasresponsables del bienestar, de manera tal que quienes secasan habrían tenido un bienestar más alto aún si hubie-ran permanecido solteros (Liaw & Brooksgunn, 1994;Lichter 
et al 
., 2006; Liebroer & Dourleijn, 2006; Man-ning, 2002; Manning & Brown, 2006; Osborne, 2005;Smock & Gupta, 2002).Desde el punto de vista económico, la importancia bási-ca del matrimonio consiste en que aumenta la probabi-lidad de constituir hogares con doble ingreso. La com- binación de ingresos produce economías de escala (losgastos de vivienda por ejemplo), lo que permite disponer de presupuestos más holgados y abiertos. Se ha estima-do –para Estados Unidos– que un hogar con hombre ymujer que trabajan jornada completa todo el año por elsalario mínimo, con dos niños a su cargo, queda deniti-vamente uera de la línea de la pobreza. Esta explicaciónunciona mejor en contextos en que la mujer participa crecientemente del mercado de trabajo y lo hace por más horas. Incluso en escenarios en que la mujer notrabaja o lo hace por pocas horas en el momento en quenacen los hijos, hay evidencia que el matrimonio reducela pobreza emenina (Crane
et al 
., 2008). Según cálculosrealizados con datos norteamericanos, el matrimonio podría sacar de la pobreza a alrededor del 65% de lasmadres solas que no trabajan al momento de concebir a su primer hijo y al 70% de las madres que trabajan tiempo parcial.El matrimonio es benecioso para la economía de los hogares, incluso cuando el hombre es el sostenedor eco-nómico y la mujer dueña de casa. Este tipo de arreglotambién es virtuoso en términos de bienestar, sobretodo porque permite contar con servicios de apoyo do-méstico no pagados, pero también porque aumenta la capacidad de trabajo y de obtener ingresos de quien tra- baja (generalmente el hombre que cuenta con ventajassalariales) permitiendo hacer horas extraordinarias, por ejemplo. Otra de las ventajas que usualmente se mencio-nan en los hogares con parejas casadas son las mayoresoportunidades de contar con soporte amiliar (donacio-nes, atención y contactos). El matrimonio produce redessociales de apoyo más robustas y largas que se vuelvenmuchas veces indispensables para sortear momentos de penuria y crisis económica (Amato & Maynard, 2007).En principio la convivencia también combina dos uen-tes de ingreso, aunque hay evidencia que la adminis-tración de las nanzas amiliares es menos solidaria enamilias de convivientes que de casados (Blumstein &Schwartz, 1983; Rinduss & VandenHeuvel, 1990). Elsupuesto que los dos miembros de la pareja contribu- yen con ingresos no necesariamente aplica en todos losarreglos amiliares, pues en muchos casos el desempleocrónico es más recuente entre quienes no están casa-dos. Por otra parte, si los dos miembros de la pareja nocontribuyen con recursos nancieros, casarse podría agregar una carga al hogar más que aumentar los ingre-sos (Manning & Brown, 2006).Los hogares uniparentales se encuentran en clara des-ventaja económica. La ausencia de una pareja estable puede deberse a la decisión de tener hijos uera del ma-trimonio o a rupturas dentro de un matrimonio (o con-vivencia) preexistente. La maternidad extraconyugal escaracterística entre adolescentes y jóvenes, y en general,la precocidad materna está muy asociada con pobreza  ya sea como causa o consecuencia, algo que se exacerba cuando se produce uera de los marcos de una pareja estable. Enrentar anticipadamente la maternidad sin elapoyo de una pareja limita, por lo general, las oportuni-dades educacionales y laborales de estas mujeres (Sigle-Rushton & McLanahan, 2002). Existe la imagen que la maternidad extraconyugal se produce entre adolescen-tes que se han embarazado casualmente, al margen deuna relación estable o con parejas que carecen de em- pleo, que presentan problemas de abuso de alcohol ydrogas o que tienen antecedentes o pronóstico de abusomarital. Muchos estudios muestran, sin embargo, que la mayor parte de la maternidad extraconyugal se produceen parejas jóvenes que cohabitan (o que tienen un com- promiso amoroso que desean mantener) y que el padreinvolucrado no se encuentra incapacitado laboralmen-te ni presenta trastornos conductuales de importancia (Crane
et al 
., 2008). La posibilidad de “casarse bien”(
healthy marriage 
 ) está abierta para una proporción muy

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->