Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Fallo Sobrado

Fallo Sobrado

Ratings: (0)|Views: 129 |Likes:
Published by maclorena

More info:

Published by: maclorena on Mar 18, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/22/2013

pdf

text

original

 
///En la ciudad de La Plata, Capital de la Provincia de Buenos Aires, eld¡aú18úúdel mes de marzo del año dos mil trece, reunidos los señores Jueces delTribunal en lo Criminal 1, doctores GUILLERMO LABOMBARDA, SAMUEL ARTUROSARAVI PAZ y LIDIA FABIANA MORO, con el objeto de dictar el veredictoconforme las normas del artículo 371 del Código Procesal Penal, en causa 218/3044 seguida a ALBERTO OSCAR SOBRADO por los delitos de ENRIQUECIMIENTOILICITO y FALSEDAD IDEOLOGICA DE INSTRUMENTO PUBLICO, practicado elcorrespondiente sorteo del que resultó que en la votación debía observarse elsiguiente orden: LABOMBARDA-SARAVI PAZ-MORO, el Tribunal resuelve plantear yvotar las siguientes:CUESTIONESCuestión Primera: ¨Está probada la existencia de los hechos en suexteriorización material y en qué‚ términos?LA CUESTION PLANTEADA el Señor Juez Dr. Guillermo Labombarda dijo:Hecho n° 1: La Fiscalía de Juicio consideró legalmente acreditado conformeprueba del debate que para el período correspondiente al año 2000, endeclaración jurada prestada por ante el Escribano General de Gobierno,Sobrado omitió intencionalmente insertar las cuentas con depósitos en elexterior por un monto que ascendía en ese entonces al menos a los U$S532.000. Subsumió la acción típica descrita en el art 293 primer párrafo delCódigo Penal al considerar el carácter público del documento.Anticipo que el documento sobre el que -según la Fiscalía- se ha asentado lafalsedad típica, no constituye un "instrumento público". Ello pues, segúndecreto 711/81, modificado por el 3233/90 -reglamentario de la ley 9624/80-, laintervención del funcionario público -en la especie el Escribano General deGobierno- se limitó a recibir la declaración jurada, dejando constancia enacta acerca de la entrega de la misma y extendiendo el testimoniocorrespondiente al interesado para su presentación ante la Dirección delPersonal (Conforme GORDILLO, Agustín "Tratado de Derecho Administrativo", T° 3,editorial Fundación de Derecho Administrativo, Edición 2000, p g. VII-9 "infine").En el mismo sentido se ha expedido la jurisprudencia sosteniendo que "...lainserción de un dato falso en una declaración jurada no constituye el delitode falsedad ideológica, puesto que sólo sobre aquello que el documento pruebacon efectos jurídicamente propios de un documento público puede considerarse lafalsedad ideológica punible. En consecuencia, si se pretendiera encontrar unafalsedad documental en instrumentos públicos en tales declaraciones juradas,sólo podría considerarse valedera la hipótesis con respecto a los datoscertificados por funcionarios públicos, el resto del formulario, nocertificado en realidad por funcionario alguno, únicamente tiene categoría deinstrumento privado" (fallo aportado en su alegato por el Sr. Defensor Dr.Citterio, dictado por la Cámara Nacional en lo Criminal y CorreccionalFederal, Sala 2°, 27/12/1995. En el mismo sentido Sala del mismoorganismo, 23/3/85, en "C¢digo Penal de la Nación...anotados conjurisprudencia", Romero Villanueva, Ed. Abeledo Perrot, 4°. Edición, 2010,p g. 1185, p rr. 49).En el "sub judice" las aserciones del notario vinculadas a la identidad delpresentante y la fecha cierta de esta presentación, son algunas de lasconstancias que adquieren car cter de instrumento público -el notario da fe deello-. El caso de las vinculadas con la descripción del estado patrimonial delpresentante, tiene carácter de instrumento privado -sólo el otorgante conoce yresponde por lo que declara-.Al presentar la declaración jurada patrimonial, Sobrado formalizó elinstrumento "sin reato alguno y de la manera que estimó más conveniente para susintereses", rasgo esencial de los instrumentos privados, conf. Llambías en"Tratado de Derecho Civil, Parte General", T. II, Editorial Lexis Nexis(Abeledo Perrot), edición 2007, p g. 346.Por lo demás "Los instrumentos públicos sólo hacen plena fe con respecto a loshechos que el Oficial Público anuncia como cumplidos por él mismo, o que hanpasado en su presencia; en cuanto a las manifestaciones que hacen las partes,no gozan de ese valor probatorio, porque el escribano solamente da fe que ellasse efectuaron, no de su sinceridad.", SCJBA, Ac. 36894, S 24/3/1987 y Ac.85232, S 1/10/2003.Consecuentemente la conducta achacada al encausado Alberto Oscar Sobrado no
 
puede ser subsumida en la figura que pretende la acusadora, resultando atípicapor imprevisión legal conforme armónica interpretación de los arts. 292 primerpárrafo y 293 del Código Penal.En tal sentido siguiendo al maestro SOLER "la falsedad ideológica solamente espunible cuando se produce en instrumentos públicos propiamente dichos. Ningúndocumento privado, incluso los documentos equiparados del art. 297, se encuentracomprendido en esta disposición". Ello es así porque "los instrumentos públicosson los únicos dotados de fe pública en el sentido de valor legalmente prefijadomediante signos establecidos o mediante órganos jurídicamente encargados de darautenticidad, de manera que el delito consiste en introducir en un documentode forma abierta o atípica hechos falsos concernientes a los que esa clase dedocumentos públicos están destinados a probar por mismos. El sujeto sesirve de los medios de autenticidad oficiales para hacer aparecer comooficialmente garantizada la prueba de un hecho. Ningún documento privadoenvuelve ni puede envolver una garantía de este tipo." ("Derecho PenalArgentino", Editorial TEA, edición 1970, reimpresión 1978, p g. 348 y stes.).Concordando con la doctrina citada, Aguirre Obarrio, en DALESSIO, "CódigoPenal Comentado y Anotado", editorial La ley, edición 2004, p g 984.En el mismo sentido CREUS sostiene que "...la falsedad ideológica sólo esposible en los documentos públicos, ya que son los únicos dotados de fepública respeto de los hechos en ellos referidos como ocurridos ante elfedatario y, por tanto, oponibles "erga omnes", a diferencia de losdocumentos privados, que sólo son oponibles a las partes que los hansuscripto." (Derecho Penal, Parte Especial, Editorial Astrea, edición 2010, T.2, p g. 482.)Como consecuencia de lo hasta aquí expuesto, la conducta de que se trataatribuida a Alberto Oscar Sobrado como hecho 1 es atípica, por lo quedeviene su libre absolución.b) Hecho n° 2: En lo pertinente, entendió la Fiscalía de Juicio que de laprueba incorporada, producida y debatida en la audiencia oral y públicacelebrada, surge legalmente acreditado -y así lo expuso en su alegato- que:"una persona de sexo masculino, mientras se desempeñaba como funcionariopolicial de la provincia de Buenos Aires, verificó un notable incrementopatrimonial detectado a través de cuentas radicadas en el exterior, paracuya apertura ocultó su condición de funcionario policial manifestando serempresario y rentista. Oportunamente requerido por la autoridad competente paraque justifique tal incremento patrimonial, no logró justificar el ingreso asu patrimonio de un monto que ascendería aproximadamente entre los 530.000 alos 970.000 dólares.".-Tengo para que el principio de congruencia impone interpretar que elperíodo consignado como "mientras se desempeñaba como funcionario policial"debe entenderse limitado por aquél que se establece en la requisitoria decitación a juicio (fs. 562/566vta.), vale decir, "mientras se desempeñaba enlas máximas instancias jerárquicas de la Fuerza Policial" provincial; calidadadquirida por el agente cuando por resolución n° 11.116, n° 14 O.D. n° 13 del 10de febrero de 1999 obtuvo el grado de Comisario Inspector (Comando). Así surgede su legajo personal 012869, fs. 487 de la IPP 188.633.-La Acusadora calificó el hecho consignado precedentemente, como constitutivodel delito de enriquecimiento ilícito, conforme artículo 268 (2) del CódigoPenal, atribuyendo su autoría al aquí juzgado Alberto Oscar Sobrado.-Sin embargo, entiendo que del exhaustivo análisis de la prueba colectada yteniendo en cuenta en el caso la incompletividad de la producida, no surgeacreditada con el grado de certeza que un pronunciamiento condenatoriorequiere la materialidad enrostrada.-Paso a su análisis, comenzando por considerarla de fundamental importancia,por la declaración prestada por el acusado Sobrado en oportunidad delartículo 308 del Código Procesal Penal obrante a fs. 350/370. Allí, enextensísimo y pormenorizado relato prestado el 13 de octubre de 2005 -destacola fecha atento el prolongado lapso transcurrido y lo que luego diré‚ alrespecto- Sobrado dió las explicaciones que consideró pertinentes paraacreditar "la existencia de un patrimonio precedente que resulta origen delerróneamente determinado como objeto de investigación", conforme lo dijo.-No es del caso reproducir el larguísimo relato, mas si consignar detallesaportados en aras de validar el -a criterio de la acusadora- "injustificado"
 
incremento patrimonial que se le atribuye -impreciso, por cierto- en monto queva desde los U$S 530.000 a U$S 970.000.-Así refiere a los depósitos en títulos-valores y/o bonos efectuados en bancosextranjeros y sus transferencias, como también a los intereses devengados porlos mismos, destacando el de la República Oriental del Uruguay, cuenta abiertapor consejo del sector Banca Privada del Scotia Bank Quilmes de CapitalFederal, además del Bank of Nova Scotia Trust Bahamas Ltda. y el Santander RíoBank Grand Cayman. Detalló el "recorrido" de los títulos a partir de lacrisis financiera uruguaya de 2001 pasando a Grand Cayman y Santander deBahamas, entidad esta última que finalmente lo remitió a su sede central enEspaña. Afirmó en consecuencia que "todos los movimientos responden a un mismoorigen, que son las cuentas de Uruguay, pasando por Bahamas y Grand Cayman yculminando en España y en todos los casos títulos, bonos y productosfinancieros, no billetes contantes y sonantes". La secuencia cronológicareferida la acredita la circunstancia que cuando se cierra una cuenta en unbanco, se abre otra inmediatamente en otro, lo que torna inexacto el criterio desuma tenido por el Ministerio Público para concluir en los montos achacados.-Destacó el origen de todo ello en capitales recibidos por herencia, donación yadministración de sus padres, "inversores de los sistemas financierosinstitucionalizados y extra institucionalizados" al igual que el declarante queoperaban en distintas entidades bancarias y financieras, mencionando al menoscatorce en las que compraron, vendieron y/o depositaron aún en cajas deseguridad bonos y títulos. Tal acervo afirmó, es el origen de los capitales quefinalizaron en España y proviene de la actividad de sus padres.-Aclaró también que desde mucho tiempo atrás ejerce la administración dedicho "patrimonio precedente" conforme "amplios poderes de administración ydisposición de bienes irrevocables y con facultades para ejercerlo aún despuésdel fallecimiento de los otorgantes", dados en favor del declarante en sucarácter de único hijo y universal heredero de Camilo Sobrado y CeliaGutiérrez.-Aportó en la oportunidad copia certificada en su autenticidad -el original lotrajo en el debate- de la actuación notarial del 18 de junio de 1991 -verfs. 558/559- en la que consta que "el señor Camilo Sobrado DONA EN FORMAGRATUITA a su único hijo, la suma de dólares estadounidenses cuatrocientossesenta y ocho mil (U$S468.000), en dólares estadounidenses billete efectivo,con más la totalidad de los fondos depositados en el Royal Bank of Canadá...Alberto Oscar Sobrado declara haber recibido el importe mencionadoprecedentemente, con anterioridad a este otorgamiento, otorgando enconsecuencia el m s eficaz recibo por el importe mencionado con m s todos susaccesorios...".-Explicó que su padre Camilo llegó de España en 1949, detallando la extensacantidad de emprendimientos comerciales e inmobiliarios que desplegó en elpaís, en su mayoría en cotizados y céntricos barrios de la Capital Federal yGran Buenos Aires -Avellaneda y La Matanza-. Así refirió la compra de seishoteles, diversos inmuebles, un negocio de compra-venta de materiales ferrosos,un autoservicio, un edificio adquirido por la sociedad "Oriental S.A." queintegró y un restaurante, entre otros, además de la parada de venta de diariosy revistas de Paraguay y Riobamba. No sólo ubicó las propiedades sino que encuanto pudo aportó fechas de compra y ulterior venta, refiriendo inclusouna escribanía actuante.-También su madre Celia Gutiérrez integró su patrimonio con un inmueble en LaMatanza que comercializó en alquiler, como así otro en Capital Federal; ambosvendidos en 1987. Adunó que el 1° de noviembre de 1992 su progenitora "recibió900.000 pesetas en concepto de derechos hereditarios de una porción de tierrasque le pertenecían en España".-Detalló un sinnúmero de operaciones financieras, consignando fechas ycantidades de títulos-valores, cotizaciones, rentas devengadas y gananciasobtenidas a partir de la década del 70, solicitando se requieran los informespertinentes "a los fines de corroborar la exactitud de fechas, porcentajes ymontos".-Explicó que su padre tenía cuentas en el exterior desde hacía más de veinteaños, las que estaban a nombre de sus progenitores y del declarante. Citó lasdel Royal Bank of Canadá vigentes a 1991, detallando identificacionesnuméricas y dirección de la entidad bancaria. Mas no descartó la existencia de

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->