Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Heidegger, Martin. El concepto de tiempo en la ciencia histórica

Heidegger, Martin. El concepto de tiempo en la ciencia histórica

Ratings: (0)|Views: 0|Likes:
Published by sabaneta

More info:

Published by: sabaneta on Mar 18, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2013

pdf

text

original

 
EL CONCEPTO DE TIEMPO EN LACIENCIA HISTÓRICA
 MARTIN HEIDEGGER 
Traducción de Elbio Caletti
 
 El tiempo es lo que cambia .y, se diversifica: la eternidad se mantiene simple” 
Meister Eckhart (357) Desde hace algunos años se ha despertado en la filosofía científica un cierto “impulsometafísico”. El permanecer en la mera teoría del conocimiento parece no ser más suficiente. La perseverancia en problemas de la teoría del conocimiento, surgidos de una fundada y enérgicaconciencia de la necesidad y valor de la crítica, no permite que las preguntas últimas, queconstituyen la finalidad de la filosofía, alcancen su sentido inmanente. De ahí la a veces oculta y aveces abiertamente manifiesta tendencia a la metafísica. Se deberá interpretar esto como unacomprensión más profunda de la filosofía y sus problemas y ver aquí la voluntad de poderío de lafilosofía, por supuesto que no de poderío en el sentido de la violencia intelectual de la llamada
concepción del mundo científica-natural”.
En la ciencia y la filosofía moderna la conciencia crítica está demasiado despierta como paraque aquella pretenda adueñarse de nuestra cultura con injustificadas y mal fundadas pretensiones de poder; está tan viva que junto al reconocimiento de lo indispensable de una última fundamentaciónmetafísica (la
hypothesis
platónica), dedica sin embargo siempre una parte principal de su fuerza ala resolución de problemas de la teoría del conocimiento es decir, en un sentido más amplío, a laresolución de problemas lógicos. Pues es cierto que hay un gran número de problemas de naturalezagnoseológica que aguardan una solución, por fructífera que haya sido la investigación en losúltimos decenios precisamente en este campo. Las ciencias de la naturaleza, como las cienciaculturales, se han vuelto problemáticas con respecto a su estructura lógica, y justamente sudelimitación rigurosa unas de otras, y la justificación lógica de su independencia, es uno de losresultados principales de esta investigación. A pesar de esto hay, aún suficientes problemas particulares que requieren ser solucionados antes de que pueda ser emprendida la extensa tareafutura de (358) una teoría de la ciencia general. Un problema particular semejante será el objeto dela siguiente investigación. Pueden ser anticipadas algunas indicaciones generales sobre ciencia yteoría de la ciencia, para que la finalidad y el carácter propio de tales investigaciones esté presente
 
en todo momento.La ciencia es una conexión de conocimientos teóricos fundados y ordenados según principios. Los conocimientos se formulan en juicios; estos juicios son verdaderos, valen, y precisamente tiene valor en un sentido estricto, no el
acto
de juicio que el investigador particular formula al obtener el conocimiento, sino el
sentido
del juicio, su contenido. Cada ciencia, concebidaen la idea de su perfección, es una conexión en sí subsistente, de sentidos que tienen validez. Lasciencias particulares concretas, como hechos culturales, condicionadas culturalmente no estánnunca acabadas, sino siempre en camino, en la búsqueda de la verdad. La forma y modo como seencuentran los conocimientos en las ciencias particulares, es decir el método de la investigación,está determinado por el objeto de la ciencia respectiva, y por los puntos de vista bajo los cuales éstalos considera. Los métodos de investigación de las diferentes ciencias trabajan con ciertosconceptos fundamentales cuya estructura lógica tiene que tener en cuenta la teoría de la ciencia. El planteamiento gnoseológico conduce fuera de las ciencias particulares, al ámbito de los últimoselementos básicos de la lógica, las categorías. Pero en el investigador de las ciencias particularessurge cilmente la impresn de la obviedad, y por lo tanto la infecundidad, de talesinvestigaciones gnoseológicas. Pero esto sólo en la medida en que él espera de tales investigacionesalgo
objetivamente nuevo
para
su
dominio científico particular, Esto ellas no lo pueden hacer (359) porque se mueven en una dimensión enteramente nueva. Por eso le resultan al investigador de lasciencias particulares únicamente significativas cuando él se excede de sus límites como tal, yfilosofa.El poner de relieve los fundamentos lógicos de los métodos de investigación en las ciencias particulares es por lo tanto un asunto de la lógica como doctrina de la ciencia. Pero ésta no puedeser desarrollada en su totalidad en la presente investigación, antes bien se toma una determinadacategoría particular (elemento fundamental lógico) -el concepto de tiempo- y se aclara su estructura.A1 final se mostrará que aquí se plantea como problema un concepto central, desde cuya soluciónse verá claro el carácter total lógico de las ciencias particulares que utilizan este concepto. Ahora se plantea el problema de cual es el camino más seguro que podemos tomar para llegar alreconocimiento do la estructura lógica del concepto de tiempo de la ciencia histórica. Si hablamosde una especial estructura lógica de este concepto de tiempo, queremos decir con esto que sucontenido esdeterminado de modo peculiar por muy determinados elementos categorialesúltimos. Se trata de hacer visible esta determinación del concepto de “tiempo en general” comoconcepto de “
tiempo histórico”.
Esta determinación estará dada por el hecho de que la cienciahistórica utiliza el concepto de tiempo de acuerdo con sus tareas. La estructura del concepto detiempo de la historia la podremos por lo tanto reconocer a partir de su fundación en la cienciahistórica. Esta función particular, a su ves, se debe hacer comprensible a partir do la finalidad (
 Ziel 
)de la ciencia histórica. Tomamos por consiguiente, para la solución de nuestro problema de lacaracterística lógica del concepto de tiempo en la ciencia histórica, el camino de la finalidad de laciencia histórica, y a través de la función de allí resultante del concepto de tiempo, llegamos hasta laestructura de este concepto. El problema se puede formular entonces, en pocas palabras, así: ¿Quéestructura tiene que tener el concepto de tiempo en la ciencia histórica para poder entrar en funcióncomo concepto de tiempo de acuerdo con la finalidad de esta ciencia? No se supone pues de ningúnmodo una determinada teoría filosófica de la ciencia histórica, investigándose qué estructura delconcepto de tiempo armoniza (360) con ella, sino que partimos de la ciencia histórica como un
 factum
estudiamos la función
real 
del concepto de tiempo en ella, y determinamos de allí suestructura lógica. Cuando lleguemos a la solución de este problema así formulado, entonces debeser posible, en caso de que hayamos reconocido al concepto de tiempo de la ciencia histórica comouno de sus conceptos centrales, convenir en general sobre la estructura lógica de la historia comociencia.La particularidad de la estructura del concepto de tiempo en la ciencia histórica se pondrá derelieve sin duda tanto más nítidamente cuanto más se pueda destacar de una estructura de tiempoconformada de otra manera. Para hacer posible esto, antes del cumplimiento de nuestra tarea propia,
 
debemos encargarnos de examinar una breve característica del concepto de tiempo en la ciencia dela naturaleza, más precisamente en la física. Formulamos entonces el problema referente alconcepto de tiempo de la física también de la misma manera en que lo hicimos con respecto alconcepto del tiempo de la ciencia histórica y preguntamos: ¿Qué estructura tiene que tener elconcepto de tiempo de la física para poder entrar en función como concepto de tiempo de acuerdocon la finalidad de la física? 
I
Se trata por lo tanto en principio de hacer clara la finalidad de la física como ciencia. Lo queresulta más seguro para esto es mostrar la tendencia fundamental de la física, que en el curso de suhistoria desde Galilei hasta el presente ha surgido cada ves más claramente.(361) La filosofía de la naturaleza antigua y medieval[i]procuraba investigar la esenciametafísica de los fenómenos inherentes a la realidad inmediata y sus causas ocultas. En oposición aesta especulación metafísica sobre la naturaleza, la ciencia de Galilei significa
metódicamente
algocompletamente nuevo, Esta pretende ejercer el dominio sobre la diversificación de los fenómenos através de la ley, y su logro (
 Leistung 
) nuevo y particular consiste en
cómo
llega a la ley. Como a partir de este método del conocimiento de la ley se puede ver más claramente la tendenciafundamental de la física, aclararemos este método con un ejemplo clásico: el hallazgo de Galilei dela ley de la caída. La antigua ciencia de la naturaleza hubiese procedido en el problema de la caídade tal modo que a través de la consideración de casos particulares de fenómenos de caída, hubieseintentado extraer lo que fuese común a todos los fenómenos de la caída, para luego desde aquíinferir la esencia de la caída. Galilei no comienza con la consideración de fenómenos de caídaaislados, sino con una suposición en general (hipótesis) que reza: “Los cuerpos caen, privados de susostén, de tal forma que su velocidad aumenta proporcionalmente al tiempo, (v=g.t) es decir que loscuerpos caen con un movimiento uniformemente acelerado. La velocidad al comienzo es 0, lavelocidad final v=g.t. Tomemos la velocidad media g/2.t, entonces tenemos un movimientouniforme; para éste reza la fórmula primitiva e=c.t : el espacio recorrido es igual al producto de lavelocidad por el tiempo. En nuestro caso es c=g/2.t, este valor, sustituido en la fórmula precedenteda por resultado: e=g/2.t
2
. Esta ecuación la prueba Galilei en casos concretos, y es confirmada por ellos. Por lo tanto es válida la antedicha suposición de la que en forma puramente deductiva fueobtenida la ley que más tarde se comprobó experimentalmente. Intencionalmente fue expuesto esteraciocinio en forma más detallada para mostrar que en todo el razonamiento no se trata en ninguna parte de este o aquel objeto determinado, de esta o aquella duración de tiempo, o de éste o aquelespacio de caída. La suposición v g . t que luego a través de la conclusión y a partir del experimentoverificante se vuelve ley, es una suposición general sobre los cuerpos
en general 
.
En este nuevo método reside por lo tanto una doble particularidad: 1-Se afirma unasuposición o hipótesis (
 Annahme
), que permite en general comprender a los fenómenos de undeterminado ámbito -aquí, por lo tanto, a los fenómenos del movimiento. 2-La suposición ohipótesis no afirma de ningún modo una cualidad oculta como la causa explicativa de losfenómenos, sino que contiene relaciones matemáticamente comprensibles, es decir, medibles, entrelos momentos del fenómeno concebidos idealmente. Este modo de formulación del problema queGalilei por primera vez llevó a la práctica conscientemente logra el predominio con el correr deltiempo en las ramas especiales de la Física (Mecánica, Acústica, Doctrina del calor, Óptica,Doctrina del magnetismo y Electricidad). En cada uno de estos campos aspira la física a ecuacionesen las cuales son formuladas relaciones legales muy generales con respecto a los hechos del camporespectivo.Pero la física moderna no se ha quedado aquí. Ha encontrado ya leyes fundamentales que permiten por un lado incluir partes de, la Acústica y de la Doctrina del calor en la Mecánica, y por otro lado incluir a la Óptica, al Magnetismo y a la Teoría radiotérmica en la Doctrina de la

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->