Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cuenca Matanza-Riachuelo (Página, Oct2006)

Cuenca Matanza-Riachuelo (Página, Oct2006)

Ratings: (0)|Views: 30|Likes:
Published by Hildorien

More info:

Published by: Hildorien on Mar 10, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2014

pdf

text

original

 
Página/12 (23 de octubre de 2006)
Guerra declarada en el Riachuelo
El plan oficial de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo estableció la erradicación de diez empresas químicasdel Docke, por el riesgo que representan. Pero al menos dos ya anunciaron que resistirán la decisión. Ambas operanen terrenos de la provincia.
Por Pedro Lipcovich
Se inició el primer round en el combate por el saneamiento del Riachuelo: por lo menos dosde las diez empresas de almacenamiento químico de Dock Sud, cuya relocalización dispuso laSecretaría de Ambiente de la Nación, se niegan a ser trasladadas. Estas firmas operan enterrenos propiedad de la provincia de Buenos Aires, cedidos mediante permisos de usorevocables. La Secretaría explica que el almacenamiento de sustancias químicas en sitiosvecinos a empresas petroleras “implica el riesgo de un Chernobyl” y, de acuerdo con elgobierno bonaerense y el municipio de Avellaneda, definió un Plan de Acción que implicarelocalizar las “quimiqueras” en un plazo que vence en julio del 2007. El plan ofrecefacilidades para ubicar las empresas en puertos donde no planteen riesgo ambiental ypromete ayuda para resolver la situación laboral de sus empleados (no serían más de 60 o70); lo que no incluye son aportes económicos del Estado a las empresas. Las dos que seniegan anunciaron que “acudiremos a la Justicia y pediremos una audiencia con el presidentede la Nación”.
En paralelo con el conflicto de fondo, se suscitó otro que Florencia Roitstein –subsecretaria de DesarrolloSustentable de la Nación– consideró “simbólico” y narró así: “El miércoles 11, fuimos a recorrer la zonade Dock Sud; íbamos en un auto sin identificación de la Secretaría: ante la terminal de la empresaTagsa, la calle estaba obstruida por una valla que no permitía pasar. Estaban impidiendo el paso en la víapública, algo increíble. Había personal de seguridad de Tagsa que nos patoteó: nos sacaban fotos, nostiraban un camión encima del auto para que nos corriéramos. Nosotros llamamos a escribanos para quedejaran constancia de los hechos. Después, ellos retiraron las barreras”. Roitstein consideró lo sucedidocomo “un hecho simbólico de la impunidad con que estas empresas vienen actuando en Dock Sud;hacen lo que quieren”. Luego, la empresa bloqueó nuevamente la calle, ante lo cual, según una fuentede la Secretaría de Ambiente, “la Prefectura hizo una denuncia penal por usurpación del espacio público”.Más allá de todo simbolismo, “unas mil familias viven en el polo petroquímico de Dock Sur, queconsideramos como zona en emergencia – destacó Roitstein–: en ninguna parte del mundo haydepósitos de sustancias químicas al lado de plantas petroleras. El mayor peligro es el de una explosión,que sería una especie de Chernobyl. El riesgo no proviene sólo de las sustancias químicas sino de que esuna zona de muy difícil acceso para el socorro y la evacuación. Por eso no hay otra posibilidad querelocalizar”.Hay dos hechos que debieran facilitar el traslado de los depósitos de productos químicos: “A diferenciade las empresas petroleras de Dock Sud, que dan empleo a muchas personas y que son propietarias delos terrenos donde operan, las diez ‘quimiqueras’ dan trabajo a sólo unas 60 o 70 empleados, y losterrenos donde actúan son propiedad del Estado provincial. Estas empresas sólo tienen permisos de uso,la mayoría vencidos o renovados automáticamente, que son revocables sin aviso por la autoridad depuerto, dependiente del Ministerio de Producción de la provincia de Buenos Aires. Esta situación precariales ha permitido a contar con puertos propios a orillas del río mediante una inversión mínima, queademás en algunos casos ni siquiera cumplen”, contó la subsecretaria.La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el gobierno de la provincia de BuenosAires y el municipio de Avellaneda acordaron el Plan de Acción Conjunta para la Adecuación Ambientaldel Polo Petroquímico Dock Sud, que requiere “la erradicación de la actividad que desarrollan lasempresas químicas” y su “relocalización dentro del territorio de la provincia de Buenos Aires”, con “reconversión tecnológica a las mejores prácticas de almacenamiento y distribución en el nuevo sitio”. ElPlan también ofrece “asistencia técnica a las empresas, durante la relocalización y conversión”. Roitsteinexplicó que “las ayudaremos a encontrar otros lugares para localizarse y a acelerar los procedimientosde autorización en los puertos”, pero subrayó que “la inversión necesaria para estos trasladoscorresponde a las empresas: el Estado no se hará cargo de ningún aporte. Sí nos hemos ocupado degarantizar a los empleados que no se quedarán sin fuentes de trabajo”. Y señaló que “esto no esnegociable. Hemos invitado a las empresas a presentar sus propios proyectos para que la relocalizaciónsea lo menos traumática”.Las diez “quimiqueras” son: Tagsa, Orvol, Solvay Indupa, Antivari, Pamsa, Materia Hermanos, VDB,Seatank, Tenaco y Dow Química. Según Roitstein, “Dow Chemical manifestó su disposición a irse, yatenían pensado hacerlo; con otras siete estamos trabajando y la mayoría ya presentaron borradores deplanes de relocalización. Pero hay dos que se niegan a retirarse: Tagsa, que es noruega, y Orvol,argentina”.Según datos aportados por Débora Giorgi, ministra de Producción bonaerense, “la firma Orvol tienefijado un canon de 6816 pesos mensuales por un predio de 13.200 metros cuadrados, y acumuló unadeuda de 105 mil pesos. Tagsa tiene permiso sobre un predio de 77 mil metros cuadrados y acumulóuna deuda de 171 mil pesos. Los demás depósitos químicos de Dock Sud no registran deuda”.
 
Clarín (30 de agosto de 2006)
Según Greenpeace, América Latina está en la mira de laexpansión de la industria papelera
El índice de consumo de papel en el mundo se duplicó, las papeleras buscan instalarseen el cono sur y crece la preocupación de los ambientalistas por el riesgo ambiental:consumo de agua y energía, demanda de tierras para plantaciones y descargascontaminantes.
Mientras especialistas del gobierno y laAsamblea Ambiental de Gualeguaychú trabajanen la redacción del memorial para presentar enla Corte Internacional de Justicia de La Haya,hoyGreenpeace Argentinarealiza lapresentación de su informe "
La escalada de lacelulosa en la región: industria sucia oproducción limpia
". El diagnóstico de la ONGsubraya el desequilibrio entre regiones: ahora
Sudamérica se perfila como granproductora de pasta celulosa para proveera los grandes centros del consumo de papelen el mundo desarrollado
. El objetivo de lainiciativa es estabilizar el consumo global depapel y limitar la expansión de la industria de lacelulosa, detener la enorme demanda ypromover los criterios de Greenpeace para hacerde la industria del papel una actividadsustentable."En el mediano plazo esperamos que nuestrasrecomendaciones sean incorporadas en losproyectos de ley que ya están en el Congreso,también estipulamos plazos para realizarcambios de fácil verificación, claro que estomerece el debate profundo de parte de losdistintos actores. Esa es la idea: abrir eldebate", dice Paula Brufman, coordinadora de lacampaña contra la contaminación deGreenpeace. "Invitamos a la presentación delinforme a todos los actores involucrados:políticos, legisladores, inversores, empresarios,cámaras industriales de la Argentina y Uruguay,integrantes de la asamblea. Esperamos transitarun camino de trabajo público con este informe yver cómo detener el avance de una industriasucia".La llegada de las papeleras que desataron elconflicto en Gualeguaychú forma parte de unatendencia global, que encuentra en Sudaméricael lugar propicio para la expansión. "El índice deconsumo de papel en el mundo ha venidoascendiendo a niveles extraordinarios, y seestima que tal incremento continuará en laspróximas décadas. A comienzos del siglo XXI elconsumo global de papel se calculaba en 300millones de toneladas anuales; en el 2005 esacifra había aumentado a 366; y
se estima quepara el año 2020 alcanzará los 566millones
", plantea el informe. Tradicionalmente,los grandes consumidores eran también losgrandes productores de celulosa. Sin embargo,en los últimos 15 años se han ido definiendoregiones claramente consumidoras de papel ypulpa celulosa, por un lado, y regiones que seperfilan como grandes productoras de pulpacelulosa, por el otro. La división entre centros deconsumo y de producción ha motivado que laindustria de la celulosa se radique en aquellaszonas que presentan las mejores condicionesclimáticas y económicas"Los índices de crecimiento en el consumo deproductos papeleros preocupan a losambientalistas. "Este aumento convierte laindustria de la celulosa en voraz, devastadora delos recursos naturales, tanto por su altoconsumo de agua y energía –entre otrosrecursos– como por la elevada demanda detierras para plantaciones, su presión sobre áreasde bosques nativos y sus descargascontaminantes. Conforme a los parámetros decrecimiento en Argentina y Uruguay, unaproducción anual de 300.000 toneladas necesitade unas 48.000 hectáreas de plantaciones deeucalipto y 70.000 hectáreas de pino, y generadescargas líquidas en un promedio de 9 a 15millones de m
3
". Si el estimado para 2025 es de566 millones de toneladas, es de prever que elimpacto ambiental se duplique.Señala el informe que, debido a las condicionesfavorables, Sudamérica es la región prioritariapara la expansión de las productoras decelulosa. "Concebidas a una escala mucho mayorque las asentadas en el hemisferio Norte,procuran minimizar costos por medio de grandesexplotaciones forestales y de celulosa.Evidentemente,
la gran escala reduce costos,pero también añade riesgos
; no sólo por lospotenciales impactos sobre las grandesextensiones de monocultivos necesarios, sinopor concentrar grandes cantidades de efluentesen un mismo sitio".
Del 9 por ciento de laproducción global en 2005, se prevé queLatinoamérica expanda su producción al 25por ciento para 2010
."En particular,
en Argentina no se verificauna ampliación importante de la capacidadproductiva de celulosa para antes de 2010
;las ampliaciones serán motorizadasprincipalmente por el crecimiento del mercadointerno y en menor medida por lasexportaciones", dice el informe. "Considerandola llegada de capitales chilenos en los últimos

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->