Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Carta a Mi Yerno Evangelico

Carta a Mi Yerno Evangelico

Ratings: (0)|Views: 4 |Likes:
Published by valenmiguel
Voy a tomarme el atrevimiento de exponerte porqué mi esposo y yo desearíamos entregarte a nuestra hija en la Iglesia Católica.
Al mismo tiempo,para que nos permitas explicarte por qué no es lo mismo la Iglesia Católica que cualquiera otra
Voy a tomarme el atrevimiento de exponerte porqué mi esposo y yo desearíamos entregarte a nuestra hija en la Iglesia Católica.
Al mismo tiempo,para que nos permitas explicarte por qué no es lo mismo la Iglesia Católica que cualquiera otra

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: valenmiguel on Mar 20, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/27/2014

pdf

text

original

 
 Autor: defiendetufe.org
 
| Fuente: defiendetufe.org
 
Carta a mi yerno evangélico
voy a tomarme el atrevimiento de exponerte porqué mi esposo y yo
desearíamos entregarte a nuestra hija en la Iglesia Católica. Al mismo tiempo,para que nos permitas explicarte por qué no es lo mismo la Iglesia Católica que
cualquiera otra” 
 
Dios te bendiga
. Antes que todo, quiero agradecer tu franquezaal expresar tus preferencias y reservas religiosas. Escribir es tanbueno, porque puede uno expresarse con sinceridad y vaciar enel papel lo que está contenido en el corazón y que ya no sequiere mantener ahí. Precisamente esa es la razón por la quetambién he querido hacer lo mismo.Gracias a todo esto que ustedes están viviendo, yo también hesido inquietada a indagar más acerca de mi propia fe cristiana.Te pido perdón por lo tarde de mi respuesta, pero quise hacerlacon mucha calma y asegurarme de no dejar en el tintero lo quedeseaba expresar.Con relación a tu carta, personalmente no me parece que lo que esté enconflicto sea tu religión o tus creencias, sino la actitud que has adoptadoante la posibilidad expresa de que mi Hija se una a ti en el sacramento delmatrimonio por la Iglesia Católica. Aunque no entiendas lo que es unSacramento, sé que conoces que casarse por la Iglesia Católica no obliga alcónyuge no-católico a cambiar de iglesia ni de religión; tu
no pierdes nada
(el compromiso solamente consiste en aceptar que los hijos procreados entreustedes sean educados en la fé católica).Por otro lado, de no casarse por la Iglesia Católica, Mi Hija
Si pierde el poderparticipar del sacramento de la eucaristía (Comunión) y de lareconciliación (confesión).
Ojalá algún día pudieras comprender nuestra fe(aunque no te convirtieras a ella), para que jamás seas piedra de tropiezo enel camino de alguien. Si Mi Hija no es obstáculo en tu salvación, ¿porquéinsistes en serlo en el de ella? Ella, que no profesa tu doctrina, participacontigo sin inconvenientes de un culto no-católico; sin embargo, tú jamás hashecho lo mismo con ella de acompañarla a la Santa Eucaristía. No entiendo.
Date cuenta, querido mío, que tu sigues tu conciencia de querer seguir tutradición pentecostal y ella también quisiera hacer lo propio de seguir elEvangelio completo dado por Jesucristo. Las diferencias de fe entrenosotras y tú no son reconciliables, lamentablemente.
Y aunque personalmente conozco una pareja de credo mixto casada por laIglesia Católica, son personas de mucha madurez emocional y espiritual. Loque yo veo en ustedes, es que: (1) Mi Hija, católica sólo de tradición,desconociendo a fondo su propia fe y deseando ardientemente aprenderla, nodesea imposición de nadie sobre el tema en este momento, y (2) Tú con unaidea prejuiciada sobre nuestra fe, tan equivocado que no me parece que vayaa ser posible cambiarte el chip de programación (a menos que sea un trabajodirecto del Espíritu Santo).
Carta a miyernoevangélico
 
 
 Para un católico que vive auténticamente su fe cristiana, su fuenteprimordial de gracia santificante es la Comunión con Cristo recibiendo sucuerpo y sangre en la santa Misa tal como él la estipuló.(Jn 6,48; Jn 6,54:Lc 22,19: Hech 2,42;1 Cor 10,16-17; 1 Cor 11,23, mas explicación sobretodo ello tu sabes que puedes leerla en www.defiendetufe.org
)Lamentablemente, ni lo entiendes ni te importa pues aunque estés apartandoa tu novia de esa fuente, insistes en encontrar un punto medio sobre estesacramento en cualquier iglesia protestante-pentecostal, cuando eso noexiste. Puedo entender que te aferres a tu posición por querer ser fiel a tudoctrina, pero si con ello no estás comprometiendo tu alma, ¿de qué estamoshablando? Señalas en tu carta por prejuiciar contra los pentecostales y tuanti-catolicismo es mucho más marcado aún.Mira querido yerno, siempre he insistido con Mi Hija que el noviazgo es unaetapa para descubrirse; desviarse de esa fase es dejarse llevar por la pasión,cubriendo los defectos que deben ser identificados, planteados y resueltosdesde el principio.Dices en tu carta que enfatizas en las cosas que ustedes profesan juntos yaque eso los enriquece, pero que las cosas que los separa las dejas a un ladoporque no edifican. Una persona madura, con entendimiento y dirigida por elEspíritu Santo como mencionas que ustedes son, reconocería que en loprimero que tienen que trabajar es con todo aquello que los separa pues, delo contrario, esas mismas cosas los podría DESTRUIR más tarde.Nadie tiene derecho de obligar a nadie a casarse por la iglesia que no quiera,pero como me consta por Mi Hija que has buscado alternativas para evitarque la boda tenga que ser por la nuestra, voy a tomarme el atrevimiento deexponerte
porqué mi esposo y yo desearíamos entregarte a nuestra hija enla Iglesia Católica. Al mismo tiempo, para que nos permitas exponerte porqué no es lo mismo la Iglesia Católica que cualquiera otra:
· Me parece que el fondo de todo esto es que, según tus creencias religiosas,para ti puede haber Cristo sin que tenga que haber una iglesia visible, sin uncuerpo de creyentes constatable a los que podamos señalar para corroborardatos acerca de Él. En otras palabras, (con el mayor de los respetos que memerece un hombre tan inteligente como tú), la dificultad está en unadeficiencia eclesiológica de tu parte. Por eso, cualquiera que oye estaopinión anti eclesiológica (que gusta mucho hoy en día, por lo atractivo quepudiera ser una religión sin criterio fijo de autoridad), se siente atraído porlo sencillo y manejable del argumento "sólo Cristo salva. la Iglesia no importa" . Pero la verdad es que ese argumento no es sino una verdad a medias. Noes que estés completamente equivocado, es que te falta un poco más decamino bíblico por recorrer.
 
·
 Jesucristo fundó una sola Iglesia (en singular).
 y sobre esta piedra edific
aré mi Iglesia“, (Mt 16, 18). Pero no se trata sólo de
que edificara, estableciera o fundara una iglesia nada más, sino de todo elcontenido salvador que ella encierra. Mateo usa la palabra "ekklesía", de laque proviene la nuestra: "iglesia". Mateo traduce también el término hebreo"asamblea", que en el AT se traduce por "congregación", para designar alpueblo elegido por Dios. Cuando Mateo escoge ese término, él designa lacomunidad mesiánica y al usarlo paralelamente con
"Reino de los Cielos",
 indica que la comunidad donde reinará el Hijo de David comenzará ya en latierra como una sociedad organizada. Para interpretar ese texto es necesarioentenderlo en su perspectiva judía de pueblo específico, reino geográfico,asamblea de hombres y mujeres concretos. La asamblea del Antiguo Pacto sere-constituye en Cristo, como un redil junto con los gentiles y de ahí surge elúnico rebaño de Dios (Jn 10, 16): "y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y unpastor".
· Tanto así, que el Nuevo Testamento no repara en reconocer laimportancia de esa Iglesia establecida por el Señor, por ejemplo:
Ø
Los seguidores de Cristo son uno con él (Gal 3, 27-28)Ø La Iglesia es la plenitud de Cristo (Ef 1, 22-23)Ø El Señor comparte su gloria con la Iglesia (¡ !) (Jn 17, 22)Ø A él se le da gloria en la Iglesia (Ef 3, 21)Ø La Iglesia sobrevive a los poderes del infierno (Mt 16, 18)Ø La columna y fundamento de la verdad es la Iglesia (1Tim 3, 15)Ø La Iglesia es el cuerpo de Cristo (1 Co 12, 12-29)Ø Cristo organiza y da cohesión a su cuerpo (Ef 4, 16)Ø La Iglesia es la Esposa de Cristo por ende inseparable de Èl (Ef 5,25;Mt19,5-6)
 Como ves, aquí hay más diferencias entre nosotras y tú de las que yo quisieraadmitir, porque si bien podrías estar de acuerdo con estos elementos deestablecimiento y unidad, tú prefieres enfatizar el aspecto espiritual,invisible, cósmico; pero para nosotras estos aspectos, que son muy ciertos,tienen que tener una constancia física, corroborable, que se pueda afirmarcomo un punto de referencia. Esto significa que la Iglesia es visible. Tieneque serlo para que haya un punto de referencia sobre una misma verdad ynorma de vida para cuando el Señor no esté presente físicamente (Mt 28, 20;

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->