Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Alejandro Dumas (Hijo) - La Dama Palida -

Alejandro Dumas (Hijo) - La Dama Palida -

Ratings: (0)|Views: 131|Likes:
Published by acechacortinas

More info:

Published by: acechacortinas on Mar 22, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

02/04/2014

pdf

text

original

 
 La dama pálidaAlejandro Dumas
 
 Soy polaca, nacida en Sandomir, vale deciren un país donde las leyendas se tornan artí-culos de fe, donde creemos en las tradicionesde familia como y -acaso más que- en elEvangelio. No hay castillo entre nosotros queno tenga su espectro, ni una cabaña que notenga su genio familiar. En la casa del ricocomo en la del pobre, en el castillo como enla cabaña, se reconoce el principio amigo y elprincipio enemigo.A veces estos dos principios entran en lu-cha y se combaten. Entonces se escuchanruidos tan misteriosos en los corredores, ru-gidos tan horrendos en las antiguas torres,sacudidas tan formidables en las murallas,que los habitantes huyen de la cabaña comodel castillo, y aldeanos y nobles corren a laiglesia en procura de la cruz bendita o de lassantas reliquias, únicos resguardos contra losdemonios que nos atormentan. Pero otrosdos principios más terribles aún, más furiosose implacables, se encuentren allí enfrentados:la tiranía y la libertad.
 
Había venido a encerrarse en nuestro cas-tillo con la intención de sepultarse bajo susruinas. Mientras no temía nada por él, tem-blaba por mí. Y en efecto, para él era únicoriesgo la muerte, porque estaba segurísimode no caer vivo en manos del enemigo; peroa mí me amenazaba la esclavitud, el des-honor, la vergüenza. Mi padre escogió diezEl año 1825 vio empeñarse entre Rusia yPolonia una de esas luchas en las cuales cre-yérase agotada toda la sangre de un pueblo,como a menudo se agota la sangre de unafamilia entera. Mi padre y mis dos hermanos,rebelados contra el nuevo zar, habían ido aalinearse bajo la bandera de la independenciapolaca, postrada siempre, siempre renacida.Un día supe que mi hermano menor habíasido muerto; otro día me anunciaron que mihermano mayor estaba mortalmente herido;y por fin, después de una jornada angustiosa,durante la cual yo había escuchado aterrori-zada el tronar siempre más cercano del ca-ñón, vi llegar a mi padre con un centenar desoldados de a caballo, residuo de tres milhombres que él comandaba.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->