Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
fecal Ninguneado

fecal Ninguneado

Ratings: (0)|Views: 7|Likes:
Published by Xero GL

More info:

Published by: Xero GL on Mar 17, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/14/2009

pdf

text

original

 
17 de marzo de 2009Calderón ninguneadoÁLVARO DELGADO MÉXICO, D.F., 16 de marzo (apro).- Ocurrió en el despacho del secretario deGobernación, Fernando Gómez Mont, en uno de sus más recientes encuentros,caracterizados -todos- por la clandestinidad y que sólo se filtran por un cálculopolítico.Un grupo de empresarios se reunió con Gómez Mont para charlar sobre elpaís, y uno de ellos, Dionisio Garza Medina, presidente y director general delemblemático Grupo Alfa de Monterrey, Nuevo León, después de hacer un reclamo porla exclusión del empresariado en los planes de recuperación económica del gobiernode Felipe Calderón, le hizo un recordatorio al funcionario:- De no haber sido por nosotros en las elecciones de 2006, usted no estaría hoysentado ahí."En la mesa se hizo el silencio total. Ninguno de los pares quería dejar laimpresión de que Garza Medina hablaba por ellos, y menos que era su vocero",describe Joaquín López-Dóriga, quien reveló la reunión en su columna "En Privado",de Milenio diario, el martes 10."El secretario de Gobernación lo miró, pero evitó el choque. Pudo haberlecontestado que sí, como le advirtió, que si López Obrador hubiera ganado laPresidencia en 2006, efectivamente él, Gómez Mont, no estaría sentado en aquellamesa, pero ellos tampoco."Más allá de la justificación que hace López-Dóriga de la falta de gallardía deGómez Mont por callarse la boca ante el recordatorio, y a la amenaza de venganzaque el propio columnista sugiere por haber dejado pasar lo que fue visto como unainsolencia - "pero la anotó. ¡Vaya si la anotó!" -, la imagen descrita sóloratifica el desdén y hasta el desprecio que concita el gobierno que encabezaCalderón.Garza Medina le recordó a Calderón, a través de Gómez Mont, no sólo a quién debesu imposición en la Presidencia de la República -y su propia condición ilegítima-,sino el enojo general que existe por la manifiesta incompetencia del gobierno, queno concita apoyo ni siquiera de todo su partido.Dentro de México, aun con el respaldo de las dos principales televisoras y elgrueso de los medios -comprado por supuesto con presupuesto público-, el gobiernofederal no goza de confianza y un signo inequívoco es la devaluación de más de 50%del peso frente al dólar, cuya explicación no es otra que la falta de credibilidaden un grupo de funcionarios tan ineptos como arrogantes.Por eso los llamados a la unidad que Calderón ha hecho desde que asumió el cargocaen en el vacío. Nadie quiere respaldar un gobierno que lleva al país a ningunaparte.Pero el menosprecio también se manifiesta en el ámbito internacional,como se acreditó con la feria de insolencias en que se convirtió la visita deEstado del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien exhibió a Calderón en dosvías.En una de ellas, desenmascaró la torpeza de la canciller PatriciaEspinosa y del senador panista Gustavo Enrique Madero de imponerle a Sarkozy
 
silencio sobre su compatriota Florence Cassez, que para el talante de ese fulanofue una perla propagandística.En la otra, mostró el contraste entre la defensa de Sarkozy de sucompatriota, con independencia de su culpabilidad, con la indiferencia y auncomplicidad de Calderón ante el asesinato de cuatro mexicanos por tropas delejército de Colombia que invadieron Ecuador y la persecución a la sobrevivienteLucía Morett, hace un año.Pero Calderón aún está en un atolladero: No hay modo de que la ilegalcomisión, que concedió a Francia para examinar el traslado de la francesasentenciada como secuestradora -que evoca además el estilo del impune secretariode Seguridad Pública, Genaro García Luna-, actúe en sentido contrario.Pero si ante Francia el gobierno de Calderón actuó con una torpeza quesólo mengua el prestigio que México solía tener en el ámbito internacional, anteEstados Unidos se trata de ocultar con bravuconerías la subordinación y lasmaniobras intervencionistas.Ya se sabe que Estados Unidos no hace nada sin un objetivo preciso, al contrariodel gobierno de Calderón, que sólo da golpes de ciego, en materia de combate alnarcotráfico y, prácticamente, en lo que sea.El escándalo generado por acciones en Estados Unidos, entre ellas lainclusión del narcotraficante de la derecha panista, Joaquín Guzmán Loera, comomiembro del elenco de multimillonarios del mundo, es sin duda parte de unaestrategia de ese país para sacar raja de México ante un gobierno al que seningunea en todos los ámbitos.La visita a México de Michael Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto deEstados Unidos, quien se entrevistó con los secretarios de Defensa y Marina deMéxico para ofrecerles mayor cooperación "contrainsurgente", y las aseveracionesde Denis Blair, director de Inteligencia Nacional de ese país, en el sentido deque el Estado ha perdido control territorial, se inscriben en esa estrategia.Y la instrucción del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, deinstrumentar en México un plan de negociación con los capos del narcotráfico, comoen Colombia, sólo ratifica que ese plan está en marcha con mayor celeridad yclaridad de lo que se puede pensar.Desde hace tres lustros, con otro demócrata en la Casa Blanca, WilliamClinton, el gobierno de Estados Unidos había planteado a través de William Perry,entonces secretario de Defensa de ese país, que, además del económico y delpolítico, era preciso establecer con México un tercer vínculo: el militar.Y este "tercer vínculo" está en marcha con fines obviamenteintervencionistas y ante un gobierno sin agallas para hacerle frente.Por eso es previsible que ante la próxima visita de Barack Obama yHillary Clinton, Calderón asuma una conducta tan falta de gallardía como la queexhibió Gómez Mont ante Garza Medina y sus otros patrocinadores. ApuntesEra previsible: El segundo perdón del Instituto Federal Electoral (IFE) aTelevisa, que anticipa también el que próximamente se dará a Televisión Azteca,

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->