Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
P. 1
Guibourg_Ghigliani_y_Guarinoni_-_IPC_._Cap_3 para búsquedas

Guibourg_Ghigliani_y_Guarinoni_-_IPC_._Cap_3 para búsquedas

Ratings: (0)|Views: 154 |Likes:

More info:

Published by: Tortilla Pro Letaria on Apr 06, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/13/2014

pdf

text

original

 
RICARDO GUIBOURG, ALEJANDRO GHIGLIANIY ROCARDO GUARINONI
Epistemología de la Física
1º C 2012
unidad 2
 
LA CIENCIA
3.1. El conocimiento científico
La lectura de los capítulos anteriores (se supone que) nos ha provisto deciertas herramientas básicas para acometer el estudio de las ciencias. Esta-mos en guardia contra las trampas del lenguaje. Disponemos (al menosprácticamente) de una teoría del conocimiento, de modo que estimamosque
hay
proposiciones cuya verdad puede conocerse. Conocemos algunasteorías de la verdad, por lo que estamos en condiciones de decidir quéqueremos decir cuando afirmamos que cierta proposición es
verdadera.
He-mos distinguido el conocimiento de la mera creencia; establecimos las con-diciones constitutivas del conocimiento (o, si lo preferimos, las característi-cas definitorias que integran la designación de "conocimiento") y examina-mos las fuentes, de disímil contabilidad, de las que podemos extraerlo.De acuerdo, pues, con todo eso, conocemos el número telefónico denuestros amigos y la demostración del teorema de Tales; sabemos de quécolor era el caballo blanco de San Martín y de qué modo se dividen las lu-las; no ignoramos la sensación que nos produce oír un tango de Gardel, pe-ro tampoco ignoramos que el derecho penal argentino reprime el homicidiocon prisión o reclusión de ocho a veinticinco años. Se trata en todos los ca-sos de conocimientos genuinos, adecuadamente fundados en fuentes con-fiables, al menos para cada uno de nosotros.En efecto, los números de teléfono nos han sido comunicados por sustitulares
(autoridad)
y comprobados al llamar a ellos con resultado positivo
(experiencia
); el teorema de Tales puede ser demostrado a partir de losaxiomas de la geometría euclidiana
(razonamiento)
; dado por supuesto queSan Martín tenía un caballo blanco, su color no pudo ser otro que ése
(
razo
-
namiento
); lo que sentimos al escuchar "Mi Buenos Aires querido" es
apre-
ciable por simple introspección (
experiencia
); el proceso de cariocinesis apa-rece en cualquier texto elemental de biología
(autoridad),
pero puede serobservado en el microscopio
(experiencia).
Por último, la sanción del homi-
137
 
cidio aparece en el Código Penal, que podemos consultar a voluntad
(expe-riencia),
o en cualquier tratado sobre derecho penal
(autoridad)
1
.
Ahora bien, algunos de estos conocimientos (el del teorema de Tales oel de la cariocinesis, por ejemplo) se consideran
científicos.
¿Qué significaesto? ¿Qué características poseen los conocimientos científicos, tales queotros conocimientos igualmente genuinos carezcan de ellas? Diversos auto-res
2
, principalmente desde la óptica de las ciencias naturales, han buscadoestablecer las diferencias entre el conocimiento científico y el no científico(al que llaman a veces, no sin alguna altivez,
precientífico).
Para los fines denuestro estudio, podemos resumir las características del conocimientocientífico en tres cualidades: el conocimiento científico
es general, social ylegal.
Examinemos un poco cada una de ellas.
3.1.1. Conocimiento general
Nuestro amigo Héctor vive en Buenos Aires y tiene tres hijos. Otroamigo, Santiago, es bajo de estatura, y su mujer tiene ojos claros. Un terce-ro, Eduardo, es filósofo y no tiene dinero. Supongamos que cada uno de es-tos datos es exacto y ha sido debidamente comprobado. ¿Podemos de-sarrollar alguna ciencia a partir de ellos? ¿Podemos insertarlos útilmente enel contexto de alguna ciencia?Probablemente, no. Se trata de conocimientos útiles para nuestra vidacotidiana, pero no de conocimientos
científicos.
Distinta sería la situación siconociésemos una multitud de casos semejantes, que nos permitieran afir-mar, por ejemplo, que los porteños tienden a tener tres hijos, o que loshombres bajos prefieren casarse con mujeres de ojos claros, o que los filó-sofos no se enriquecen fácilmente. Si estas proposiciones fueran verdade-ras (y no está dicho que al menos alguna de ellas no lo sea), podrían formarparte de algún estudio sociológico y llegar a constituir proposiciones cientí-ficas. Pero ninguna de ellas puede afirmarse a partir de un caso individual,ni de unos pocos casos coincidentes. A la sociología le importan un bledo
1
A propósito de este ejemplo, conviene distinguir entre autoridad
prescriptiva
y autoridadd
escriptiva.
 Laautoridad prescriptiva, o normativa, es el atributo de quien puede dictar normas, en
tan-
to la autoridad descriptiva es la de quien está en condiciones de transmitirnos información confiable.Esta última constituye una fuente de conocimiento (fuente derivada y no siempre segura: ver párrafo2.6. punto d.). La autoridad prescriptiva es una fuente de
normas,
que a su vez pueden ser conocidas di-rectamente (por experiencia) o a través de su descripción por terceros (autoridad). El Código Penal no
afirma
que un delito será reprimido de tal o cual forma: lo
dispone,
haciendo con ello un uso directivodel lenguaje (ver párrafo 1.5.1. punto b.). Un tratado de derecho penal, en cambio, está redactado en unmetalenguaje descriptivo (párrafo 1.2.3.1.).
138

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->