Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
0Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
aportaciones_de_la_psicologia_conductual_a_la_educacion.pdf

aportaciones_de_la_psicologia_conductual_a_la_educacion.pdf

Ratings: (0)|Views: 26|Likes:
Published by reyes_m87

More info:

Published by: reyes_m87 on Apr 08, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

04/08/2013

pdf

text

original

 
15
    S    i   n    é   c   t    i   c   a     2    5
   a   g   o   s   t   o   2   0   0   4  –   e   n   e   r   o   d   e   2   0   0   5
M
A P A S
 Aportaciones de lapsicología conductuala la educación
 A 
DRIANA 
G
ONZÁLEZ
Z
EPEDA 
*
U
na de las peculiaridades de la psicología conductual es su incuestionable tradición expe-rimental evidenciada en un inconmensurablebagaje de estudios de investigación aplicada,relacionados con los hallazgos previos obteni-dos en la investigación básica encaminada a es-clarecer las condiciones en las cuales ocurre ono la adquisición, el mantenimiento y la gene-ralización de conductas. Este hecho ha propi-ciado la generación de valiosos conocimientossobre dos temas de valor fundamental para la educación: el aprendizaje y el desarrollo. De aquí que resulte ineludible que desde esta perspecti-va teórica, la psicología aún continúe brindan-do valiosas aportaciones a la educación.Desde la perspectiva conductual la situaciónde enseñanza es concebida como algo estructu-rado susceptible de ser guiado por los princi-pios del condicionamiento operante,
1
dado quees un contexto en el que se busca que el indivi-duo adquiera un amplio repertorio conductualque se traduzca en una ventaja para él, para sufutura adaptación a las diversas exigencias so-ciales. Conforme este supuesto básico surgió loque se ha denominado
enseñanza programada 
,una de las principales contribuciones del conduc-tismo al ámbito educativo, principalmente enlos niveles primario y secundario. Otras contri-buciones de esta perspectiva teórica al terrenoeducacional pueden vislumbrarse en dos áreasespecíficas: en la educación especial y la educa-ción superior.En el presente trabajo se describirán breve-mente las peculiaridades de la enseñanza progra-mada y se mencionarán algunas de las principalesaportaciones de la perspectiva conductual en lasdos áreas antes señaladas. Complementariamentese señalan algunos límites y alcances de esta perspectiva teórica.
Enseñanza programada 
Boada y Cols señalan que una de las más gran-des contribuciones del conductismo al ámbitoeducativo es lo que se ha denominado
enseñan-za programada,
2
sistema pedagógico ampliamen-te desarrollado por uno de los principales re-presentantes de esta corriente sicológica: BurrusFrederick Skinner.Desde la perspectiva de Skinner la enseñan-za tradicional tiene ciertas deficiencias que obs-taculizan el aprendizaje. Una de ellas es que pro-vee al estudiante más de consecuencias aversivasque positivas. Otras fallas frecuentes son la secuenciación de los materiales de instrucción y la instrucción colectiva. El reconocimiento deestas fallas propició que Skinnner planteará una serie de consideraciones aceptadas durante lasdécadas de los años 60 y 70 del siglo pasado,con el rubro de
enseñanza programada 
. Dichasconsideraciones pueden resumirse en cinco pun-tos básicos:Se debe contar con una definición operativa del aprendizaje, lo que implica la formula-
* Licenciada en psicología por la 
UNAM 
, con estudios en la maestría de Ciencias del Com- portamiento en el Centro de Estudios e Investigaciones enComportamiento, de la Uni-versidad de Guadalajara. Ac-tualmente labora en el Depar-tamento de Salud, Psicología y Comunidad del 
ITESO 
.
 
16
    S    i   n    é   c   t    i   c   a     2    5
   a   g   o   s   t   o   2   0   0   4  –   e   n   e   r   o   2   0   0   5
M
A P A S
ción de objetivos educativos en términos con-cretos conductuales.Según el principio de “aproximaciones suce-sivas”, las tareas deben plantearse subdividi-das en sus más elementales partes para quepuedan ser aprendidas.En el contexto educativo debe recurrirse a la 
objetividad 
, de tal forma que cada 
ítem
de todoprograma académico debe exigir del estudian-te una respuesta observable.Recurrir al recurso de motivadores intrínse-cos (reforzadores sociales, básicamente), loque implica proveer al estudiante de retroa-limentación inmediata sobre cada realiza-ción.Reconocer que cada escolar sigue su propioritmo de aprendizaje.Cabe señalar que las consideraciones anterioresno sólo han sustentado lo efectuado con escola-res de los niveles primaria, secundaria e inclusomedia superior sino que además han constituidola base sobre la que operan los actuales progra-mas “tutoriales” empleados para la habilitaciónen el manejo de programas computacionales.Desde mi perspectiva particular, fortalecida por una fervorosa simpatía por el enfoqueconductual, se considera que estos supuestostienen valiosas implicaciones que permiten re-batir el sucinto uso del término “deshuma-nizante”, para calificar con una palabra elconductismo. Para ejemplificar lo anterior bas-ta con considerar sólo uno de los cinco puntosbásicos antes descritos, específicamente el últi-mo, que alude al reconocimiento de que
“ 
cada escolar
 
sigue su propio ritmo de aprendizaje”.Este punto evidencia que desde la perspectiva conductual cada caso es único y que, por tanto,habrá casos para los que se podrán emplear es-trategias de enseñanza sumamente similares,pero habrá otros que requerirán un esfuerzo adi-cional: la identificación de las condiciones queobstaculizan la adquisición de lo que se busca enseñar-entrenar, así como de aquellas que porlas peculiaridades del caso pueden fungir comofacilitadores de dicha adquisición. Este esfuerzoadicional implica por sí mismo “atenciónpersonalizada”, lo cual, ¿acaso no es antagónicode una deshumanización?
 Aportacionesa la educación especial
El interés de la psicología conductual por losprocesos de adquisición y el mantenimiento denuevos repertorios conductuales propició su in-cursión en el área de la educación especial. Alhacerlo le brindó valiosas aportaciones no sólosobre teorías generales del aprendizaje y el de-sarrollo sino también respecto a técnicasinstruccionales para el trabajo con niños condiversos requerimientos especiales de enseñan-za por presentar retardo en su desarrollo.
3
 Al considerar las aportaciones de la primera clase (teóricas), resaltan las valiosas aportacio-nes de Bijou respecto a su concepción de
retardoen el desarrollo
,
4
como un problema funcional,y la consideración de los factores disposicionalesen el análisis conductual del desarrollo huma-no. Esta concepción conlleva varias implicacionesque determinan la manera de abordar, tanto teó-rica como metodológicamente, casos que en la literatura tradicional se denominan autismo,
5
problemas de lenguaje,
6
socialización,
7
apren-dizaje,
8
e hipoacusia, entre otros.
9
Considerando lo explicado por Ribes
10
y porMacotela y Romay,
11
algunas de estas impli-caciones son:1.La consideración del término
retardo
como
descriptivo
, mas no explicativo; lo que impli-ca que al hacer uso de dicho término sólo sereconoce que un individuo presenta un dé-ficit conductual relativo a los parámetros denormalidad de un grupo social de referencia.2.La clarificación de los pasos que se seguiránal enfrentar un caso de
retardo
, los cuales son:3.Identificación de los repertorios existenteshasta ese momento en el individuo (cabe se-ñalar que una importante contribución deMacotela y Romay para efectuar este paso esel diseño del
Inventario de habilidades bási-cas 
,
12
el cual constituye un modelo diagnós-tico-prescriptivo muy aceptado, y por tanto
El interés de la  psicología conductual por los  procesos de adquisición y el mantenimiento de nuevos repertorios conductuales  propició suincursión en el área de la educación especial 
 
17
    S    i   n    é   c   t    i   c   a     2    5
   a   g   o   s   t   o   2   0   0   4  –   e   n   e   r   o   d   e   2   0   0   5
M
A P A S
utilizado, para el manejo de problemas aso-ciados al retardo en el desarrollo).4.Definición de los repertorios requeridos porel individuo para propiciar su adaptación alcontexto en el que se desenvuelve cotidia-namente.5.Identificación de las variables ambientales y orgánicas que pueden facilitar el desarrollode los repertorios elegidos,
13
así como tam-bién de aquellos comportamientos que obs-taculizan el entrenamiento de los requeridosy que por tanto ameritan ser modificados.
14
6.Evaluación permanente del progreso mostra-do por el individuo a partir del momento enque se interviene para lograr su habilitación.Cabe señalar que al llevar a cabo el primero deestos pasos debe considerarse la presencia y la ausencia de precurrentes para lograr el entrena-miento de otros comportamientos más comple- jos. Ejemplos de esta clase de precurrentes sonlos repertorios de atención.
15
Dicha concepciónsobre el retardo en el desarrollo da como resul-tado el que su pronóstico no sea visto “en forma fatalista por la naturaleza del daño orgánico pre-sente o por la historia social del individuo sino,por el contrario, depende en forma directa delas posibilidades de proporcionar un ambienteque facilite el pleno desarrollo del individuo, elcual hasta el momento presente ha resultadoinadecuado”.
16
De manera complementaria, y potencial-mente alentadora, la concepción conductual delretardo en el desarrollo permite vislumbrar la intervención temprana como una alternativa enaquellos casos en los que, por anomalías bioló-gicas, se pronostica retardo en el desarrollo. Ribesexplica que esto es posible si se reconoce que eneste tipo de anomalía no sólo intervienen facto-res biológicos sino que con ellos convergen as-pectos ambientales que potencializan la condi-ción de discapacidad de un individuo. La intervención temprana se centraría entonces,según lo expuesto por Ribes,
17
en evitar la pre-sencia de: la carencia de reforzadores positivosante comportamientos deseables, el reforzamien-to de conductas indeseables y el empleo inade-cuado de estimulación aversiva. Es así que, des-de la perspectiva conductual, una tarea funda-mental en la educación especial sería el adies-tramiento extendido a paraprofesionales y noprofesionales de las ciencias del comportamien-to (médicos, enfermeras educadoras de mater-nal y preescolar y miembros de la familia), en eluso de técnicas encaminadas a prevenir la pre-sencia de los tres factores mencionados anterior-mente.
18
Entre las técnicas empleadas por profesiona-les conductuales para reforzar comportamien-tos deseables y eliminar los indeseables en ni-ños con requerimientos especiales se encuentran:La 
economía de fichas 
. Procedimiento que ha sido ampliamente utilizado como un siste-ma motivacional para eliminar repertorios in-deseables e incrementar deseables, no sóloen el contexto de terapia sino también en elde rehabilitación.
19
Las diversas variaciones de los procedimien-tos de
modelado
, tales como el graduado, eldirigido, el participante y el encubierto, en-tre otros.
20
La 
instigación de la conducta deseada 
.
21
En nuestro país Florente López Rodríguez in-auguró en 1966 la primera escuela de Educa-ción Especial en Veracruz, la cual operó con la metodología conductual para establecer reper-torios básicos entre sus usuarios.
 Aportacionesa la educación superior 
Las aportaciones del conductismo a la Educa-ción Superior en México pueden ejemplificarse,por mencionar sólo algunos, con los trabajosefectuados por:Fred Keller de Harvard, quien propuso elSistema de Instrucción Programada (
SIP
) quese difundió ampliamente en cursos universi-tarios en la 
UNAM
e incluso en el
ITESO
enlos años setenta, así como en Universidadesdel Brasil. Una de las características del Sis-

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->