Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La tecnología educativa no nace con el uso de la computadora en el aula

La tecnología educativa no nace con el uso de la computadora en el aula

Ratings: (0)|Views: 15|Likes:
Published by comando

More info:

Published by: comando on Apr 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/25/2013

pdf

text

original

 
La tecnología educativa no nace con el uso de la computadora en el aula. Unamirada nostálgica al uso del pizarrón y la tiza nos permite reencontrar latrascendencia de la tarea docente y la convicción de que no hay recurso, poreficiente que sea, que reemplace la mirada, la voz y los sueños de losmaestros.
 
Siempre vieron mi fondo negro. Alguien sugirió que si me pintaban de verde, la vistade los alumnos estaría más descansada. Tal vez. Las tizas me recorrieron siemprehasta lo que la altura de los docentes lo permitía.De tantos cálculos combinados y análisis sintácticos escritos en mi piel rugosa quedasólo el polvo blanco que el borrador dejaba caer en cada cambio de hora. El maestroque se atrevía a dibujarme un paisaje, con todos los detalles y las tizas de color de quedisponía, encendía siempre los ojos de los más chicos.Ecuaciones, abecedarios y reglas ortográficas. Poesías, oraciones unimembres ycuadros sinópticos. La tabla del 7, las regiones geográficas y los problemas de regla detres simple. Cada hora un tatuaje distinto sobre mi piel rugosa. Fecha y fechas.Números de ejercicios y "Hoy es un día nublado" con la cara aburrida de un sol casitapado por un nubarrón gordo.
 
Siempre listo y en silencio. ¿Quién más que yo supo la intimidad de cada clase?Alumnos preferidos y denigrados. Preguntas curiosas. Gestos casi heroicos en elejercicio de la docencia. Pero también vi alumnos humillados y muchos llantos en unrincón escondido de¡ aula. Risas. Promesas de un año lectivo intenso y aprovechado almáximo. Objetivos perfectamente logrados. Otros años vi los mismos ejercicios de¡año anterior copiados de la misma carpeta didáctica con la misma cara deaburrimiento.Muchachas jóvenes ensayaron sus letras de maestra con pulso tembloroso y animado ala vez. Buscaban la caligrafía que sólo les daba mi amplia superficie. "¿Por qué todoslos maestros tienen la misma letra en los pizarrones?", preguntó alguna vez un petisode flequillo rebelde sin lograr una respuesta convincente de su maestra. Yo tampoco latenía.
 
¿Debo decir que mi nombre proviene de una familia de prosapia relacionada con lageología? ¿La geología? Sí, señor.
 
Algunos dicen que la palabra pizarra proviene del latín fissus: hendido, abierto y otroscomentan que viene del vasco (pizarri).Atribuyen la primera etimología al hecho de que las pizarras suelen encontrarse ensuelos trastornados donde forman capas que alternan, en general, con lechos de gres.Encierran con frecuencia gran cantidad de restos orgánicos fósiles. Resisten alaplastamiento, a los agentes atmosféricos, al fuego de los humos ácidos, al airemarino.A fines del siglo pasado el Diccionario Enciclopédico Hispano Americano de Literatura,Artes y ciencias, editado en Barcelona en 1894, decía que la pizarra, entre otras variasacepciones era un "trozo de este tipo de roca oscura algo pulimentado, de formarectangular y ordinariamente con marco de madera, en que se escribe o dibuja conyeso o lápiz blanco".

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->