Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Moleskin e

Moleskin e

Ratings: (0)|Views: 122 |Likes:

More info:

Published by: Héctor Hernández Montecinos on Apr 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/08/2013

pdf

text

original

 
 
IM
OLESKINE
 
------
 
Hoy son las fiestas patrias en México y viajo en bus desde el DF haciaComala. Pienso que este país es demasiado humano. Voy en el últimoasiento junto al baño. Digo humano en todas sus acepciones posibles.Le mando un mensaje de texto a Lobo. Boy, voy. Es de noche. Lahumanidad parece estar durmiendo.La ciudad es enorme pero poco a poco empieza a contraerse. Laarquitectura se derrumba en silencio y sin escombros. Los grandesedificios y los parques. Las cientos de personas se hacen invisibles ytodo esto desde una ventana sucia de un bus que quiere pareceravión. Las luces de la ciudad son los ojos de los que comienzan asoñar. Pero no. Acá nadie sueña.Las metrópolis y las catedrales han quedado atrás. También unaparte de mi historia. Por eso voy escribiendo. No quiero olvidarmeque lo olvidé. Eso está bien. Unas cuantas noches de mala gana y ya.Mañana en la mañana amaneceré en otra ciudad. Seré otro.Temprano me darán instrucciones para comenzar. Traigo sobre mispiernas el par de cámaras con las que trabajaré. Pesan.Son las 3:14 y no puedo dormir. Lo bueno es que no va nadie a milado. El efecto del vidrio hace que vea dos lunas. Es lo mejor de esteviaje. Me cambio de lugar para comprobar que es una ilusión óptica.En realidad quisiera que no. Dos lunas. Una para mí y otra para Lobo.La última vez que lo vi fue hace un par de años. Era hermoso. Nosbesamos en un parque y caminamos de la mano. Llevábamos untequila que nos robamos por ahí. Hablábamos de arte pero de esearte que es la excusa para hablar de cualquier otra cosa. Me contóque escribía y yo de las fotos. Le tomé un par. Creo que nunca más lasencontré. Las borré cuando nos peleamos.El bus se detuvo hace un rato. No sabía si aquí debía bajarme. Lepregunté a una mujer si esto era Comala pero no me respondió.Avancé hacia el conductor y me dijo que sí. Fui por mis bolsos. Por finhabía llegado. Tenía la dirección del hotel y cogí un taxi. El hombreque conducía se parecía a mi padre. Le pregunté su nombre. Sellamaba igual que él.
 
El hotel se llama Reina Isabel. Hay un oso disecado en la entrada y unenorme candelabro colgando del techo. Un chico toma mis cosas y medice que lo siga. Mi habitación es la 805. Me gusta. El patio parece uncentro de rehabilitación. En medio de su inmensa alberca hay unaridícula y simpática palmera de plástico. También un gimnasio en elúltimo piso. La gente circula a paso lento. Realmente parecenenfermos y sonríen.El chico se estira para alcanzar a prender el televisor. Mira el baño.Acomoda la almohada. Mueve mis bolsos. Sube y baja losinterruptores. Estira unas arrugas de la cama. Abre y cierra lasventanas. Enciende el aire acondicionado. Cambia los canales. Meenseña las toallas. Me indica que para hablar con la recepciónmarque el #9. Me pregunta de qué país soy: Hace tiempo para que ledé dinero. Pienso que el tiempo es oro.El control remoto no funciona. Control es una palabra que no megusta. Está saturada de cámaras gramaticales. Me refiero a es
as ‘o’.De antenas intervenidas. La ‘t’ y la ‘l’. De armas. La ‘n’
 
y la ‘r’. La ‘c’ es
 un grillete. Todos estamos controlados. Me pregunto qué pasaría siun día nos dicen que no había sistema y éramos nosotros mismosnuestro propio sistema de control. (Borrar esta nota).Me desnudo. Me arrojo sobre la cama. Estiro mis huesos hasta quetruenen. Me llega un mensaje de Lobo. A las ocho pasa por mi hotel.Abro un libro que traje del DF. Comienzo a leer y enmarco un párrafoque me servirá de cita para algo. No sé qué.
Walter Benjamin lo definió como el efecto provocado por laexperiencia urbana, la repetición de sensaciones extremas y vertiginosas parecidas a los aparadores de un centro comercial, lareproducción de imágenes fotográficas o la experiencia intermitentedel zapping de las imágenes en pantalla.Full Zone (Pantallas y avenidas).
Carlos Ramírez Vuelvas
 
Insisto con el control remoto. Saco las baterías y las vuelvo a poner.Las aprieto con el dedo. Que se froten y enciendan. Ya funciona. Mesirvo un vaso de agua. Meo. Miro la carta para ver qué pediré dedesayuno al rato. Me cubro con la sábana. Me acurruco. Me hagobolita. Asomo una mano de la cama y apunto hacia el televisor.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->