Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
28Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
MGK nº VII, 21MAR09 e.`.v.`.

MGK nº VII, 21MAR09 e.`.v.`.

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 2,338|Likes:
Published by Jan Varel
Del archivo.-

Mon, Mar 23, 2009 at 7:44 PM
Revista MGK nº 7.-

MGK 7º

Notre Reine de Barbelith

Tradición y Mutación Ontológica
(Almorzando con Rubén Pilares Villa)

Afrika-Korps

El Tantra del Buda Solar
(Babalón, Therión y el Opus IXº)

El Aprendiz

Des-Ordenado el Servicio
(Instrucciones básicas para zaZen)

Palabras finales

Sub Umbra Alarum Tuarum Sancta Sophiae,

J.V.
Del archivo.-

Mon, Mar 23, 2009 at 7:44 PM
Revista MGK nº 7.-

MGK 7º

Notre Reine de Barbelith

Tradición y Mutación Ontológica
(Almorzando con Rubén Pilares Villa)

Afrika-Korps

El Tantra del Buda Solar
(Babalón, Therión y el Opus IXº)

El Aprendiz

Des-Ordenado el Servicio
(Instrucciones básicas para zaZen)

Palabras finales

Sub Umbra Alarum Tuarum Sancta Sophiae,

J.V.

More info:

Published by: Jan Varel on Mar 24, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2014

pdf

text

original

 
 
Magicka
mgk 7,
1
in 0º
¡
 ,
2
in 18°50’
º
 , Anno IVxvii
 ____________ Ediciones 418
L
T
D
U
 
 
 Notre Reine de Barbelith
“(…) no deis ninguna ley, como el legislador, para que no seáis atenazados por ella”.
E
VANGELIO DE
M
ARÍA
 
La más dispar colección de singularidades nos aúna bajo la
M
, la
G
y la
; por ello, antela heterogeneidad zoológica de nuestros conventículos, valdría preguntar… ¿acaso pudiendo ser rastreado su principal origen y fuerza motriz en la convención o en lanaturaleza? Somos los hijos de nuestras voliciones o los bastardos del capricho, la prostituta de
םיהלא
o el sacerdote de la
הפילק
, libres o esclavos, ¿servidumbre odesperdicio? Procuremos alimentar el ego con una dieta rica en perspectivas.Como bien se ha dicho ya en recurrentes ocasiones, las Sagradas Escrituras contienen pasajes tan oscuros como esclarecedores. Así, volviendo a hacer gala de la fórmulaOmpedha, en los Suttas del ignoto linaje Devadatta se hace referencia a las trampas delSendero y a cómo el Tathágata coqueteaba con ellas para enseñar lo que no fueaprendido. Esto último se ha dado en llamar historia y leyenda oficial. Veamos, losllamados a nacer por vez primera son conocidos como almas hambrientas ó hijos delabismo, debiendo construir su identidad, muchas veces a fuerza de reafirmarla sobre sussemejantes. Por otra parte, aquellos que procuran desvelar su identidad en un procesoconocido por el nombre de anamnesis. Presumiendo que todos los buscadores realmentelo son, están aquellos que beben de los pantanos de la marginalidad y los que beben delas fuentes incontenidas. Hasta aquí la doctrina del Buda Tenno.A pedido de nuestros más fieles lectores, fieles en tanto honorables y honorables entanto políglotos, hemos procurado ofrecer algunas de las llaves que permitirían encender cada una de nuestras letras en el corazón de los humildes y sinceros trotamundos, asabida cuenta de que seguimos postergando los porqués de la desaparición de losnúmeros I y II de la
MGK 
. Pero antes de continuar, diremos a modo de advertencia que
 
 toda línea dirigida a sus ojos es fruto del matrimonio entre los sucesos vividos y lasintenciones olvidadas. El privilegio de constatar los vericuetos de cada edición se cobraen el riesgo de ser objeto de un deseo que no puede saberse puro o impuro. Este es unriesgo que, no obstante, asumimos cada día de nuestras vidas en las más variadascircunstancias. Esta publicación -y es importante reiterarlo- se escribe por sí sola.Ahora bien, valdrá más una editorial por alusiva que por cautelosa y jamás por rendirsedesnuda a la sinusoide de los ánimos desorbitados. Así pues, comenzaremos afirmandoque, por lo general, la animosidad religiosa popular es fácilmente satisfecha por unaexplicación tan convincente como improbable. Más que un sentimiento puro dereligación media una desesperación por entender o soportar la realidad. Existe, noobstante, lo que hemos llamado Awen ó Afflatus, lo que no se contenta hasta noencaminarse o bien, lo que no se explica sino por la sangre derramada. Cada uno es loque debe ser. Algunos tendrán que reproducir la tendencia, otros interpretarán undescuidado séquito de crucifijos, lunas, hexagramas, etcéteras; y otros a los amantes, alos niños envejecidos o a los adultos enniñecidos. Parece un error muy comúndiscriminar jerarquías, pero ninguna categoría representa más o menos que sucompañera. Cada una aglomera fenómenos singulares de un proceso de anamnesismicrocósmico que por supuesto tiene su contraparte a escala macrocósmica. De esto yase ha hablado también en “Respuesta a Job” y en “Fenomenología del Espíritu”, postulando la redención de traumas o alienaciones celestes, hablemos ya de la
Geschichte
o de una
θεραπε
α
.Un problema de sustancial dimensión puede advertirse cuando se mixturan lasintenciones de los primeros nacidos, quienes tienen un propósito específico como parcelas racionales en el tantra del universo. Cuando la identidad pareciera excitarse enlas aspiraciones supernas, sin mayor raíz o estirpe que la apariencia, i.e. cuando elaspirante pueril desea no más que usufructuar por semejanza, a sabida cuenta de que noes posible usufructuar nada, entonces termina por configurarse lo que hoy entendemos por mundillo esotérico, donde la diferencia entre bípedo y übermensch se reduce algrado de insinceridad con que el presunto iniciado despliega tanto verbo como laurel,sino ya obsecuencia o todo lo contrario, una ponzoñosa infalibilidad papal. Quizás estesea un buen momento para aclarar que cuando hablamos del Sendero bien podríamosestar o no hablando en un contexto usualmente referido como esotérico. Es sabido quelos mejores alquimistas no se encuentran en los laboratorios de la R.R. y la A.C.Alcanzar la inmortalidad puede equiparse a la predisposición quirúrgica de laconsciencia, la implacable gimnosofía reclamada por nuestro karma ancestral. Si laconsciencia posee brazos fuertes para remar, entonces no habrá ola que pueda distraerlaen aquella tempestad lunar de la cual todos hemos sido víctimas. Es decir, entrenar elcuerpo para caminar, levitar, atravesar muros, viajar al pasado, al futuro, a Jerusalén, a Nibiru, a dónde sea, cómo y cuándo sea, definitivamente es un prerrequisito ineludible para que, ya decidido el último aliento, pueda uno al momento adecuado elegir laordalía que mejor exorcizaría su i-gnorancia. Es decir, aquél cuyo propósito ha sido pautado antes de nacer, obra conforme al
םלוע
 
ןוקית
, sellando sus grietas (
Weltgebäude
),uniendo los restos de su pasado y conjugando su mañana o su presente, i.e. vashermeticum o escudo AT. Es también un error muy común sentirnos poco más que unrecipiente. La autenticidad o la sinceridad lleva a describir un principio de originalidad,que en determinado momento se reconoce como una ordalía exclusiva a nuestracoyuntura encarnada, pero que luego se redescubre saneado el único pecado, la

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->