Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Villamediana

Villamediana

Ratings: (0)|Views: 47 |Likes:
Gregorio Cabello Porras. Universidad de Almería. Anotaciones para alumnos de Siglo de Oro.
Gregorio Cabello Porras. Universidad de Almería. Anotaciones para alumnos de Siglo de Oro.

More info:

Published by: Antonio García Megía on Mar 25, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial No-derivs

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/18/2013

pdf

text

original

 
Gregorio Cabello Porras – Universidad de Almería - 2
Villamediana
 
J.M. Rozas, en su edición de las
Obras
de Villamediana
1
incluye el soneto «Como lasimple mariposa vuela» y alude en sus anotaciones a su posible pertenencia a la cadenatemática iniciada con el soneto CXLI de Petrarca
2
:Como la simple mariposa vuela,que tornos y peligros multiplicahasta que alas y vida sacrificaen lo piramidal de la candela,así del tiempo advierte la cautelauna pasión de desengaños rica,y su inadvertimiento calificalas injurias que busca y no recela.De semejante impulso que el alado,cándido, aunque lascivo pensamiento,a morir me conduce mi cuidado,y me voy por mis pasos al tormentosin que se deba al mal solicitadolos umbrales pisar del escarmiento
3
.J.M. Rozas, en su intento de ordenación del mundo poético del Conde, insertó estesoneto en el apartado que denomina como «Cancionero blanco», su «Primer mundo»
4
,simbolizado en la figura de lcaro, y a propósito de su integración en la serie poética de lostreinta primeros sonetos de los
 Amorosos
, observa como son "ya técnicamente seguros,pero en conjunto nada gongorinos y ceñidos todavía al citado petraquismo del siglo XVI.Hay que colocarlos, pues, entre la poesía petrarquista juvenil y los sonetos italianos ygongorinos"
5
.Creo acertada la inclusión del soneto en la órbita petrarquesca, tal como intentarédemostrar, por sus conexiones con la rima CXLI de Petrarca. Villamediana, en esaaspiración enervante hacia la luz que constituye su universo poético amoroso, se identificaaquí con la mariposa, conforme al
topos
frecuentado entre los petrarquistas españoles. Másadelante analizaré como la apropiación que realiza Villamediana del
topos
posee una seriede peculiaridades. Me centraré por ahora en la vertiente que se ajusta al paradigma creado
1
Villamediana,
Obras
, ed. J.M. Rozas, Madrid, Castalia, 1980
2
.
2
En las anotaciones: "La comparación del alto y brillante amor, muerte para el enamorado, con lamariposa viene de Petrarca
Come talora al caldo tempo sole / semplicetta farfalla
... (
Cancionero
, CXLI). Sonintermediarios posibles para el Conde varios petrarquistas españoles, Hurtado, Cetina, Herrera. La relaciónentre la mariposa e Icaro es norrnal en el psicologismo de estos poetas".
3
Soneto 22,
Obras
, p. 98.
4
"Introducción" a
Obras
, pp. 21-25.
5
 
 Ibid 
, p. 19.
 
Gregorio Cabello Porras – Universidad de Almería - 3
por Petrarca.Como viene siendo habitual en las distintas versiones del motivo, conexionado conel «semplicetta farfalla» del original, el Conde trae a colación su «simple mariposa» delverso 1, que da lugar, en la aplicación posterior del símil al pensamiento del poeta, aladjetivo «cándido» del verso 10. Permanece igualmente la fatalidad del vuelo del insectohacia la luz que le abrasará, pero este rasgo sólo es aplicable al animal. El poeta se desvíadel paradigma en la poetización de la propia tendencia direccional de su caso. Aquí elamor ya no es una fuerza exterior y «fatal», ya que se identifica con la propia voluntad delpoeta. Sin embargo, la mediación del «pensamiento» y el recurso a un petrarquismo"essenziale che finisce per coincidere il più sovente con gli accenti chiusi ed austeri dellapoesia tradizionale" y que se manifiesta en "le perzonificazioni metafisiche che al di là ditutto un secolo di Rinascimento riflettono il mondo assorto ed inmoto dei vecchicanzoniericortesi: i
cuidados
, i
desengaños
, l'
escarmiento
e gli
engaños
, il
miedo
e la
voluntad 
"
6
, determinan que la presencia en Villamediana de la rebelión barroca del «yo»agónico y desgarrado que puede afirmarse en Quevedo
7
posea un matiz diferencial:"Villamediana resta quasi sempre freddamente intellettualistico, mentre in Quevedo i tonipassionali e sentimentali si alternano tumultuosamente a spunti di platonismorinascentista"
8
.Sí queda asumida y potenciada la valencia de temeridad, ya desde el segundo ver-so, «que tornos y peligros multiplica», asimilable a la trayectoria icariana. La soluciónbarroca del
topos
conlleva, sin embargo, un distanciamiento de Petrarca. El conflicto entrela razón y la voluntad («che 'l fren de la ragion Amor non prezza, / e chi discerne è vinto dachi vòle») deviene aquí autoconocimiento, experiencia
9
, «cautela», «desengaños», y comoresultante, en su acepción positiva o negativa, el «escarmiento».Reencontrando a Petrarca, muerte y amor confluyen en una interacción recíproca ydeterminista. En el poeta toscano,e so ch'i' ne morrò veracemente,ché mia vertú non pò contra l'affanno;En Villamediana,a morir me conduce mi cuidado
6
J. Scudieri Ruggieri, "Vita segreta e poesia del conte di Villamediana",
Studi in honore di Angelo Monteverdi
, Módena, 1959, pp. 738-739.
7
Cf. E. Orozco Díaz, "Lo visual y lo pictórico en el arte de Quevedo",
 Introducción al Barroco
Il,pp. 150 ss., sobre "el obsesivo pensar en la vida como muerte que comienza al nacer", y su plasmación en"expresiones que significan o connotan lo negro sombrío" del alma humana, en la que los efectos de sombra,oscuridad y tinieblas contrastan vivamente con otros aspectos visuales como sus luminosos retratos enrespuesta a la tradición petrarquista. He atendido a esta dualidad como desgarrón afectivo en "La elegíafúnebre en Soto de Rojas",
 Revista de Literatura
, XLIX (1987), pp. 453-472.
8
J. Scudieri Ruggieri,
loc. cit.
, p. 739, nota 85.
9
En el caso de Villamediana existiría una transgresión y un incumplimiento de la pragmáticavivencial que perfila J.A. Maravall,
 La cultura del barroco
, Barcelona, Ariel, 1975, pp. 136-137, donde serefiere al "conocimiento de sí mismo, afirmación que parece responder a un socratismo tradicional -tal comose dio en el cristianismo medieval-, pero que ahora cobra un carácter táctico y eficaz, según el cual no se vaen busca de una verdad última, sino de reglas tácticas que permiten al que las alcance adecuarse a lascircunstancias de la realidad entre las que se mueve (...). «Saber vivir es hoy el verdadero saber», advierteGracián, lo que equivale a postular un saber, no en tanto que contemplación de un ser sustancial, esto es, noen tanto que conocimiento último de tipo esencial del ser de una cosa, sino entendido como un saber práctico,válido en tanto que se sirve de él un sujeto que vive".

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->